Cover Image
close this bookDIRDN - Informa - Número 11, 1997 (DIRDN)
View the document(introductory text...)
View the documentEditorial - El agua, una cuestión de vida o muerte
Open this folder and view contentsTema de fondo
View the documentSocios del decenio en acción
View the documentMultimedios
View the documentCalendario
Open this folder and view contentsDIRDN global

Editorial - El agua, una cuestión de vida o muerte

La vida en la Tierra comenzó en el agua y, paradójicamente, en la actualidad, los desastres relacionados con el agua son los que causan mayores daños humanos y materiales.

Vivir sin agua...IMPOSIBLE. Morir por falta de agua, ES UNA REALIDAD. Y sin embargo, como sociedad, no hamos podido interiorizar prácticas preventivas contra el desperdicio y la contaminación, causantes por excelencia de la cada vez más temida escasez de tan "preciado líquido". Escasez que contrasta con el aumento en la demanda mundial de este recurso. Solo entre 1990 y 1995, la demanda de agua incrementó siete voces, es decir, más del doble del ritmo del crecimiento demográfico.

Precisamente, la creciente demanda del agua está ocasionando problemas de recursos hídricos en muchos países. Debido a la cantidad de agua que se extrae de muchos ríos, los caudales están disminuyendo en forma alarmante. Y es precisamente en el gran cauce de estas quebradas donde se asientan poblaciones, que son víctimas potenciales de otro tipo de desastres: las inundaciones. Y es que éstas, junto con las sequías, constituyen los dos desastres naturales principales relacionados con el apara.

Las prácticas de desarrollo insostenible son un factor fundamental en el aumento de estos desastres. La erosión causada por la deforestación así como las prácticas agrícolas inapropiadas y la acelerada urbanización no planificada aumentan significativamente el riesgo de inundaciones.

Por su parte, las sequías no se producen simplemente por falta de lluvia. El pastoreo excesivo, la misma deforestación, los sistemas de irrigación inapropiados y el sobre-cultivo conducen a la desertificación y la sequía.

En América Latina y el Caribe, en los últimos seis años, las avalanchas, los deslizamientos y derrumbos causaron gran parte de las muertes registradas por desastres naturales, los cuales están relacionados con eventos de origen hidrometeorológico (huracanes e inundaciones).

A pesar de que no podemos evitar la aparición de estos fenómenos, es posible considerar algunos factores determinantes para mitigar su impacto. No en vano nuestras poblaciones autóctonas se han caracterizado por construir sus viviendas sobre pilotes y por contar con botes listos para ser usados aún en zonas aparentemente secas.

Muchas veces el desconocimiento de la amenaza y la vulnerabilidad así como la cotidianeidad ante el riesgo hacen que el mismo no se visualize como problema. De allí la importancia de la auto-gestión en las comunidades a través de la promoción de la organización comunal, la capacitación, la información, la participación en la toma de decisiones y la realimentación por parte de instituciones públicas y ONGs.

Este año, la Campaña Mundial para la Reducción de Desastres del DIRDN tiene como objetivo primordial el crear conciencia y así fomentar la adopción de compromisos políticos y programáticos, sobre todo en el plano local, para reducir el impacto de los desastres naturales relacionados con el apara. Solo mediante un compromiso político y técnico, y una mayor conciencia pública podremos asegurar el cumplimiento de este objetivo.

Solicitamos a todos nuestros socios enviar informes de actividades planeadas o realizadas en relación con el tema y sus campañas, así como apreciaciones sobre resultados o cambios que hayan tenido a través de las mismas.


La construcción de casas sobre pilotes ayuda a reducir los danos por inundaciones.