Cover Image
close this bookGuía de Protección Ambiental Tomo III: Catálogo de Estándares Ambientales (GTZ/BMZ, 1996, 663 pages)
close this folder5. Sustancias y Grupos de  Sustancias Químicas / Fichero de Sustancias
close this folder5.4 Fichero de sustancias
close this folder5.4.4 Páginas informativas sobre sustancias y grupos de sustancias químicas, ordenadas alfabéticamente
View the documentÁcido 2,4 diclorofenoxiacético
View the documentÁcido 2,4,5-triclorofenoxiacético
View the documentAcroleína
View the documentAldrina
View the documentAntimonio
View the documentArsénico
View the documentAsbesto
View the documentAtracina
View the documentBario
View the documentBenceno
View the documentBerilio
View the documentBifenilos policlorados
View the documentBromo
View the documentBromuro de metilo
View the documentCadmio
View the documentCarbarilo
View the documentCinc
View the documentClordán
View the documentCloro
View the documentClorofenoles
View the documentCloroformo
View the documentCloruro de vinilo
View the documentCobalto
View the documentCobre
View the documentCresoles
View the documentCromo
View the documentDdt
View the documentDiclorvos
View the documentDieldrina
View the documentDinitro-o-cresol
View the documentDióxido de azufre
View the documentDioxinas
View the documentEndosulfán
View the documentEndrina
View the documentEpiclorhidrina
View the documentFenol
View the documentFluoruro de hidrógeno
View the documentFormaldehído
View the documentHexaclorobenceno
View the documentHidrocarburos aromáticos policíclicos
View the documentLindano
View the documentMalatión
View the documentMercurio
View the documentMonóxido de carbono
View the documentNaftaleno
View the documentNaftalenos clorados
View the documentNíquel
View the documentNitrato
View the documentÓxidos de nitrógeno
View the documentOzono
View the documentParaquat
View the documentParatión
View the documentPiridina
View the documentPlomo y sus compuestos inorgánicos
View the documentPlomo: compuestos orgánicos
View the documentSulfuro de hidrógeno
View the documentTalio
View the documentTetracloroeteno
View the documentTolueno
View the document1,1,1 Tricloroetano
View the documentTricloroeteno
View the documentVanadio

Cresoles

DENOMINACIONES

N° CAS: 1319-77-3
Nombre registrado  Cresoles
Nombre químico: o-Cresol, m-cresol, p-cresol;
Sinónimos, nombres comerciales:  orto-cresol,  meta-cresol,  para-cresol, 1,2-cresol, 1,3-cresol, 1,4-cresol,  hidroxitolueno,  metilfenol,  metilhidroxibenceno,  tricresol
Nombre químico (alemán): o-Cresol, o-Kresol, m-Cresol, m-Kresol, p-Cresol, p-Kresol
Nombre químico (francés): o-Crésol, m-Crésol, p-Crésol
Nombre químico (inglés): Cresols
Aspecto general: Líquido o cristales incoloros o parduzcos, de olor parecido al desinfectante Lysol.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C7H8O
Masa molecular relativa: 108,14 g
Densidad: 1,03 g/cm3
Densidad relativa del gas: 3,74
  meta orto para
Punto de ebullición: 203°C 191°C 202°C
Punto de fusión: 11°C 31°C 35°C
Presión de vapor: 0,065 hPa 0,35 hPa 0,06 hPa
Punto de inflamación: 86°C 81°C 86°C
Temperatura de ignición: 560°C 555°C 555°C
Solvólisis: 2% 2% 2% (en agua)
Factores de conversión: 1 ppm = 4,49 mg / m3
  1 mg/m3 = 0.22 ppm


PROCEDIMIENTOS Y APLICACIONES 

Aplicaciones:
Los cresoles se utilizan como desinfectantes, perfumes, agentes conservantes o herbicidas (98%  DNOC,  UCPA). También encuentran aplicación en la industria textil como  agentes de limpieza.

Procedimiento / fabricación:
Los cresoles se obtienen a partir de la hulla o del petróleo y se encuentran en la madera y en otros  materiales biogénicos. Éstos son expulsados hacia el medio ambiente por procesos de combustión en  vehículos automotores y en sistemas de calefacción domésticos (abrasión del asfalto, vaporización de plásticos,  perfumes,  desengrasado de metales, etc.). El denominado "cresol crudo" que se obtiene a partir del aceite pesado de alquitrán de hulla, contiene considerables cantidades de m-cresol y p-cresol.

TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas: DL50 1,35 g/kg, oral (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL50 2,02 g/kg, oral (meta-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL50 1,8 g/kg, oral (para-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
Conejos: DL50 0,8 g/kg, oral (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL50 1,1 g/kg, oral (meta-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL50 1,1 g/kg, oral (para-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
Organismos acuáticos:    
Algas clorofíceas DL0 40 mg/l s.VERSCHUEREN, 1983
Algas cianofíceas DL0 6,8 mg/l s.VERSCHUEREN, 1983
Daphnia (pulgas acuáticas) DL0 16 mg/l (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL0 28 mg/l (meta-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL0 12 mg/l (para-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
Doradillas TLm 49,1-19 mg/l (24-96 h) (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
Carpas TLm 30 mg/l (24 h) (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  TLm 25 mg/l (24 h) (meta-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  TLm 21 mg/l (24 h) (para-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983


Efectos característicos

Seres humanos mamíferos: Los cresoles actúan como antisépticos y corrosivos por descomposición de las albúminas. Se incorporan al organismo a través de la piel y de las mucosas y producen afecciones cutáneas. La parálisis resortiva del sistema nervioso central desemboca en lesiones hepáticas y renales. La asimilación de cantidades pequeñas puede producir desde obnubilación hasta pérdida del conocimiento, intoxicación, delirio y abundante secreción de saliva y transpiración. La intoxicación con cresoles presenta síntomas similares a los del fenol: se forman escaras en la piel, que primero son blancas y luego se tornan de un color pardo negruzco.

Plantas: Inhibe la descomposición de la glucosa.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
Los cresoles se hunden en el agua y se disuelven muy lentamente. Aun estando muy diluidos, forman mezclas cáusticas que resultan tóxicas para los organismos acuáticos. Si los cresoles se infiltran hasta las napas subterráneas, estas aguas se contaminan y ya no pueden utilizarse como agua potable. Debido a que los cresoles se adsorben en los minerales arcillosos, puede producirse una acumulación de estas sustancias en el sedimento.

Aire:
A altas temperaturas se forman mezclas explosivas que son más densas que el aire y se desplazan a lo largo del suelo. Por esta razón, los cresoles no son transportados a las capas superiores de la atmósfera y generalmente son deslavadas del aire y arrastrados hacia el suelo por las precipitaciones. Este efecto puede conducir a la contaminación de las aguas subterráneas en las zonas próximas a los grandes emisores. La gran mayoría de los cresoles sufren descomposición  fotoquímica

Suelo:
Los cresoles son asimilados por las plantas y éstas los degradan (metabolizan). La acumulación de cresoles en el suelo depende del tipo de suelo (adsorción en minerales arcillosos).

Degradación, productos de la descomposición:
Los cresoles se descomponen por acción fotoquímica.

Cadena alimentaria:
(Véanse "FENOLES" y "CLOROFENOLES" en las Páginas Informativas del presente Catálogo)

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/ organismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Aire:              
    RFA L 0,2 mg/m3 MIK val. larga expos. s.BAUM, 1988
    RFA L 0,6 mg/m3 MIK val. corta expos. s.BAUM, 1988
    RDA (L) 0,03 mg/m3   val. corta expos. s.HORN, 1989
    RDA (L) 0,01 mg/m3   val. larga expos. s.HORN, 1989
  Lug. de trab. RFA L 22 mg/m3 MAK   DFG, 1989
  Lug. de trab. RDA (L) 40 mg/m3   val. corta expos. s.HORN, 1989
  Lug. de trab. RDA (L) 20 mg/m3   val. larga expos. s.HORN, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 0,5 mg/m3 PdK   s.SORBE, 1989
  Lug. de trab. EEUU (L) 22 mg/m3 TWA   ACGIH, 1986

NOTA: En Alemania, se encuadra a los cresoles en el grupo „Emisiones - Clase I", de acuerdo con los Lineamientos Técnicos Aire, según los cuales no debe superarse una concentración de 20 mg/m3, con un flujo masivo de 0,1 kg/h o más.

Véanse otros estándares en "FENOLES "

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

En la manipulación de los cresoles se debe evitar el contacto con la piel y mantener la sustancia alejada de fuegos abiertos. Es indispensable una correcta ventilación y el uso de ropa de seguridad. Dada la considerable toxicidad de estas sustancias, conviene reducir su uso en la medida de lo posible.