Cover Image
close this bookGuía de Protección Ambiental Tomo III: Catálogo de Estándares Ambientales (GTZ/BMZ, 1996, 663 pages)
View the document(introduction...)
Open this folder and view contents1. Introducción
Open this folder and view contents2. Instrucciones para el usuario
Open this folder and view contents3. Estándares para intervenciones ambientales
Open this folder and view contents4. Estándares de calidad ambiental
Open this folder and view contents5. Sustancias y Grupos de  Sustancias Químicas / Fichero de Sustancias
Open this folder and view contents6. Derecho ambiental internacional
Open this folder and view contents7. Listas complementarias
View the documentBibliografía y fuentes de referencia
View the documentAbreviaturas
View the documentUnidades de pesos y medidas
View the documentRegistro

(introduction...)

Material auxiliar para la identificación y evaluación de impactos ambientales


Figura

Publicado por:
Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ)

Para juzgar en forma competente en el marco de la cooperación al desarrollo la relevancia ambiental de un proyecto o de planificaciones parciales, como por ejemplo el emplazamiento de un establecimiento industrial, se requieren conocimientos profundizados. Los sesenta capítulos de los tomos I y II de la Guía de protección ambiental ofrecen una visión general de los posibles efectos ambientales y sobre medidas conocidas de protección ambiental proporcionando una valiosa ayuda en la preparación y la evaluación de investigaciones exhaustivas sobre los aspectos ambientales de un proyecto. Cada capítulo puede ser aplicado tanto a la planificación como a la evaluación. Los sectores de actividad seleccionados (planificación suprasectorial, infraestructura, economía agropecuaria, minería y energía, actividades industriales y artesanales) abarcan tanto los campos de acción prioritarios de la política de desarrollo como los de la planificación de desarrollo de los propios países. El tomo III da una visión general de los parámetros relevantes para el medio ambiente y de los valores máximos permitidos (estándares) de diferentes países, y sirve de ayuda especialmente para la evaluación de efectos ambientales concretos. La Guía ha sido elaborada en estrecha colaboración con la Deutsche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit (GTZ) GmbH y con la Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW).

 

Die Deutsche Bibliothek - CIP

Guía de protección ambiental:
Material auxiliar para la identificación y evaluación de impactos ambientales / Ed.: Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ).- [Trad.: A. Schwender / Servicios Lingüísticos de la GTZ]

NE: Deutschland / Bundesminister für Wirtschafltiliche Zusammenarbeit und Entwicklung

Tomo III: Catálogo de Estándares Ambientales - 1995

Todos los derechos reservados.
Copyright de la edición original (c) Deutsche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit (GTZ) GmbH, Eschborn 1995.
Copyright de la edición en español (c) Deutsche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit (GTZ) GmbH, Eschborn 1996

ISBN 3-528-02316-3

1.1 Objetivos y funciones

El Catálogo de Estándares Ambientales (CEA) presenta información sobre "estándares ambientales", con el propósito de aportar criterios que sirvan de apoyo y contribuyan a facilitar el trabajo de evaluar y determinar la magnitud del impacto ambiental de proyectos.

En su versión actual, el presente volumen constituye una fuente de información básica sobre variados estándares específicos, pero aún son pocos los que han sido exhaustivamente descriptos o en los que se encuentre toda la información relacionada con el tema. Por lo tanto, no debe considerarse a este Catálogo como un compendio completo sino tan sólo como un manual en proceso de elaboración. Su estructura permite ampliar tanto el número de secciones de que se compone, como la información contenida en cada una de las secciones existentes. Su concepción modular, la configuración general y la diagramación de cada una de las páginas, permitirán ir completando y actualizando la obra permanentemente.

1.2 Estándares ambientales

El concepto "estándares ambientales" abarca, en un sentido amplio, los parámetros, indicadores y sistemas de clasificación con los que se pueden monitorear los impactos ambientales, describir la calidad del medio ambiente o determinar elementos del mismo; en un sentido más restringido, el término "estándares ambientales" puede interpretarse como:

- parámetros para la formulación de valores límite, valores recomendados u otros valores mensurables relacionados con el medio ambiente.

- los propios valores límite, recomendados u orientados a determinadas funciones (valores límite, recomendados, orientativos, ecotóxicos, etc.)

Los estándares ambientales pueden referirse a cualquiera de las componentes de la compleja trama ecológica y clasificarse como pertenecientes a uno de los siguientes ámbitos:

-  Atmósfera: (capa de aire que rodea la Tierra)
-  Pedosfera/ Litosfera: (corteza terrestre; ámbito de la gestión del suelo)
-  Hidrosfera: (vapores de agua contenidos en la atmósfera y capa de aguas marinas e interiores de la Tierra; ámbito de la gestión hídrica)
-  Biosfera: (ámbito en el que se desarrolla la vida; radio de acción de la flora y fauna)
-  Antroposfera: (ámbito en el que se desarrolla la vida humana; radio de acción del ser humano)

En general, los puntos de partida operativos para la formulación de estándares son el tipo de intervención que sufre el medio ambiente o las demandas que deben satisfacer partes del medio ambiente:

· Clasificación de agentes generadores de impactos

Los estándares relacionados con la liberación/vertido de sustancias tóxicas/ ruido/  calor así como el aprovechamiento de los recursos naturales (impactos sobre el medio ambiente), tratan aquellos efectos que resultan directamente de los proyectos a considerar.

1.  Efluentes líquidos o aguas residuales: Vertido de aguas contaminadas o cargadas con sustancias tóxicas en cuerpos de agua superficiales o subterráneos.

2.  Efluentes térmicamente contaminados: Vertido de aguas calientes en cuerpos de agua superficiales o subterráneos.

3. Emisiones: Expulsión de gases o polvos a la atmósfera; abarca también casos especiales, como emisiones lumínicas, radioactivas, electromagnéticas.

4.  Residuos sólidos: Generación y disposición de material de desecho, material excavado o refulado, fangos de clarificación, escombros, etc.

5. Agentes químicos: Incorporación de sustancias químicas al medio ambiente para lograr fines beneficiosos específicos (por ej.: plaguicidas, abonos, sales antihielo, etc.).

6. Cambios de uso del suelo: Modificación de la cubierta superficial existente o modificación del uso de las tierras.

7. Destape o denudación: Ablación o traslado del manto de suelo biológicamente activo.

8. Intervención en el régimen hídrico: (manejo de caudales) Impacto específico: aprovechamiento de la oferta hídrica.

9. Intervención en el relieve: Modificación de las condiciones topográficas (excavación, nivelación y terraplenado o acumulación de tierra); modificación del paisaje.

10.  Emisiones de ruido: Liberación de ruido (no en ámbitos cerrados)

· Clasificación de componentes de la calidad ambiental

Los estándares relacionados con la calidad ambiental se refieren a elementos y funciones del medio ambiente que están sujetos a la demanda directa del usuario

1. Calidad del aire: Requerimientos referentes a la pureza del aire y otros parámetros a través de, por ejemplo, valores límite de inmisión.

2. Situación climática: Requerimientos con respecto al clima de una zona en particular (topoclima).

3. Situación de  ruido: Requerimientos referentes a la ausencia de ruidos.

4. Oferta hídrica: Demanda de agua (aspecto cuantitativo).

5.  Calidad del agua: Requerimientos con respecto a la potabilidad y condiciones del agua (contenido de sustancias nocivas o indeseables, microorganismos y otros parámetros).

6.  Calidad del suelo: Requerimientos con respecto a las condiciones (físico-químicas y biológicas) del suelo.

7. Áreas aptas para la explotación agropecuaria y forestal: Requerimiento de tierras aptas para la producción de alimentos, madera y otros tipos de biomasa.

8. Funciones especiales de los biotopos: Requerimientos con respecto a las condiciones bioecológicas no tratadas en los puntos 1 a 6.

9. Calidad de los alimentos: Requerimientos con respecto a la higiene y pureza de los alimentos (alimentos libres de sustancias tóxicas o agentes patógenos) con sus cualidades fisiológico-nutricionales intactas.

10. Usos y funciones especiales: Requerimientos con respecto a determinadas condiciones no tratadas en los puntos precedentes, por ejemplo, uso con fines recreativos, condición de área protegida, paisaje.

· Bioindicadores

En relación con la ejecución de estudios ambientales, se plantea el interrogante acerca del peso que se ha de asignar a los bioindicadores. Bajo este concepto se agrupan métodos biológicos (para diferenciarlos de los métodos físico-químicos) muy variados que tienen por objeto registrar las condiciones ambientales. En los ecosistemas acuáticos ya se utilizan bioindicadores en forma operativa, los que han sido incorporados a diversas normas con el objeto de establecer estándares para el agua. En lo que respecta a los otros recursos naturales, existen métodos más o menos estandarizados para registrar la inmisión o carga de contaminantes que los afecta, pero en general se puede afirmar que su aplicación operativa ha encontrado muy poco eco en la práctica alemana. Se espera, sin embargo, que con el desarrollo de sistemas bioindicadores más prácticos, adquieran cada vez más importancia los métodos para registrar estos impactos.

Los bioindicadores necesitan ser calibrados y estandarizados para cada región específica. En especial para los tipos de ecotopo que se hallan en zonas tropicales aún se requiere mucha investigación, elaboración y procesamiento previo antes de poder contar con un conjunto de bioindicadores que pueda considerarse operativos o incluso utilizarse a modo de estándar en estudios ambientales.

· Acerca de la importancia de los estándares

Una tarea primordial en cualquier estudio tendiente a estimar y evaluar la magnitud de los impactos ambientales es, en primera instancia, la determinación anumérica de los efectos ambientales generados por un proyecto y deducir, a partir de ellos, las modificaciones ambientales que pueden esperarse. Sin embargo, sólo se convertirá en una herramienta útil para la toma de decisiones, cuando se asigne valor numérico a estos impactos y modificaciones según su importancia. Las escalas de valores surgirán, en última instancia, de las demandas que los seres humanos planteen al medio ambiente, ya se fundamenten en razones fisiológicas, económicas, éticas o de cualquier otra índole. Estas demandas se plasman, por ejemplo, en los objetivos del programa ambiental del Gobierno Federal de Alemania y son, sintéticamente, los siguientes:

- proteger la salud y el bienestar de la población de los efectos ambientales nocivos generados por acción antrópica.
- conservar y mejorar la capacidad de producción y las posibilidades de aprovechamiento de los recursos naturales.
- preservar la diversidad y la unicidad naturales del mundo animal y vegetal así como las del paisaje.

Una manera de concretar y hacer operativos los objetivos y escalas de valores antes mencionados es la formulación de valores límite y normativos (que de aquí en adelante se denominarán "estándares"). En el pasado (y, con toda seguridad también ocurrirá en el futuro), cada país elegía su propio derrotero para elaborar tales estándares y así existe, actualmente, una variedad inconmensurable de valores límite, normativos, orientativos y recomendados que no sólo difieren (hasta en un factor 1000!) en los valores absolutos, sino también en sus correspondientes condiciones complementarias como lo son las técnicas de medición, áreas y períodos de referencia, procedimientos de promediación, peso previamente asignado, obligatoriedad, etc., por lo que resulta prácticamente imposible establecer una comparación entre ellas.

Esta diversidad tiene su origen no sólo en las dificultades para establecer estándares basados en las ciencias naturales y en la necesidad de conjugar, a tal efecto, los conocimientos científicos, los intereses económicos y políticos, las técnicas disponibles para la medición y el monitoreo, el desarrollo tecnológico, etc., sino que también parte del hecho de que la concepción básica en materia de política ambiental varía de un país a otro (según la toma de conciencia de los problemas que los afectan y el grado de urgencia de los mismos, la manera de enfocar la situación ambiental, el sistema económico y los mecanismos para la toma de decisiones políticas, entre muchos otros factores).

A continuación bosquejaremos sucintamente algunos aspectos problemáticos.

- tomando como ejemplo el cadmio, presentaremos la amplia variedad de estándares posibles y la diferencia cualitativa fundamental entre los estándares para efluentes/emisiones y para inmisiones.

- tomando como ejemplo el "Air Quality Management" presentaremos la posible (y necesaria) aplicación coordinada de diferentes estándares, para alcanzar objetivos cualitativos;

- posibles estrategias políticas para definir estándares para emisiones efluentes.

Estándares específicos para ciertas sustancias (ejemplo: cadmio)

La gran diversidad de estándares imaginables que pueden surgir, incluso en relación con sustancias tóxicas fácilmente reconocibles, será demostrada a través de un metal pesado: el cadmio. La Figura a) presenta un esquema muy simplificado de las vías que puede recorrer el cadmio hasta llegar al receptor humano. Cada una de las flechas representa un punto de partida para una amplia variedad de estándares. Este ejemplo muestra claramente que todos los estándares relacionados con las partes de la compleja trama ecológica (componentes del medio ambiente) afectadas por el contaminante antes de que éste sea asimilado por el receptor, tienen como objetivo garantizar el cumplimiento de estándares específicamente dirigidas al receptor. En consecuencia, pueden derivarse básicamente de sus requerimientos los que, cuando se refieren al ser humano, difieren de un individuo a otro (diferente sensibilidad!) y de un país a otro (p.ej., diferentes hábitos alimentarios). Dado que en la mayoría de los casos la cadena de efectos sólo se conoce en forma fragmentaria, resulta que los estándares se tornan más inseguros a medida que aumenta la "distancia" que los separa del receptor. De ello se deduce que los estándares para efluentes/emisiones adolecen de incertidumbres muchísimo mayores que los estándares que se refieren a la calidad, lo que también explica el hecho de que se definan (o se deben definir) en amplísima medida, según criterios que poco tienen que ver con el impacto del contaminante sobre el receptor.

Estándares para contaminantes que afectan la pureza del aire

Los sistemas más exigentes para la gestión de la calidad del aire tales como por ejemplo los de EE.UU. y de Alemania, aplican (conjuntamente con otras medidas) diversos tipos de estándares mutuamente compatibles, con el objeto de influir sobre las diferentes etapas de los procesos y mecanismos que pueden eventualmente conducir a inmisiones y efectos indeseables.


Figura a): Vías de distribución de la contaminación con cadmio hasta llegar al ser humano

Estos estándares limitan, es decir, regulan lo siguiente:

- la composición de sustancias cuya utilización, de acuerdo con las especificaciones, puede originar emisiones (estándares para productos)

- la construcción y operación de plantas, instalaciones y equipos con el objeto de minimizar las emisiones (estándares para equipos).

- la emisión de contaminantes a la atmósfera, por medio de reglamentos específicamente concebidos para determinadas plantas o para determinadas sustancias (estándares de emisión).

- la concentración de agentes tóxicos en la atmósfera o en las precipitaciones; de este modo se limita indirectamente la asimilación de sustancias tóxicas así como sus efectos sobre determinados grupos receptores (estándares de inmisión; "Ambient Air Quality Standards"). Dado que un agente tóxico en particular puede ejercer diferentes impactos sobre distintos grupos receptores, también pueden existir diferentes estándares para una misma sustancia.

Estrategias políticas para la definición de estándares

La definición de estándares para efluentes/emisiones puede surgir de estrategias muy distintas, lo que conduce a estándares muy diversos para un mismo impacto ambiental y a resultados muy diferentes para la calidad del medio ambiente.

· La mejor tecnología disponible

La definición de estándares se orienta en el estado de desarrollo de la tecnología. Este enfoque exige la máxima protección para el medio ambiente de acuerdo con el grado de evolución tecnológica. Se puede estipular, por ejemplo, que el mejoramiento de la calidad del agua aumente en relación directa con el avance de la tecnología. No se tienen en cuenta aspectos tales como la toxicidad relativa de las sustancias, sus diferentes vías de distribución, ni la capacidad de autodepuración del cuerpo de agua receptor.

De acuerdo con esta manera de encarar la situación existen, por ejemplo en los EE.UU., los siguientes estándares para emisores de efluentes/emisiones industriales:1)

- Estándares para  plantas construidas después de 1977: "Best practicable control technology currently available" (la mejor tecnología de control factible y corrientemente disponible)

- Estándares para plantas construidas después de 1983: "Best available technology economically achievable" (la mejor tecnología disponible económicamente viable)

- Estándares para nuevas fuentes de contaminación: "Best available demonstrated technology" (la mejor tecnología comprobada disponible)

1) GREENWOOD, D.R. et al. (1983): A Handbook of Key Federal Regulations and Criteria for Multimedia Environmental Control. Research Triangle Kust, Research Triangle Park, W.C.

· Estándares uniformes para emisiones/efluentes líquidos

Estos estándares limitan la concentración de contaminantes, por ejemplo en las  aguas residuales, independientemente de la ubicación del emisor.

Los estándares se basan comúnmente en el "potencial contaminante" del efluente y/o en la eficiencia de las tecnologías aceptadas o normalmente utilizadas.

Ventajas: El fácil monitoreo y gestión y, sobre todo, los costos relativamente bajos del control de la contaminación.

Desventajas: No sólo se desestima la carga de tóxicos del efluente y la ubicación de la boca de descarga sino también la capacidad de autodepuración y el grado de contaminación previa del cuerpo de agua superficial.

Establecer estándares uniformes para los emisores puede conducir a que se supere totalmente la capacidad de autodepuración de algunos cuerpos de agua, en tanto se desaprovecha el potencial autodepurante natural de otros.

Tales estándares existen como exigencias legales o como criterios orientativos. Por ejemplo, en Singapur se aplican las "Trade Effluent Regulations", 1976 y el "Water Pollution Control and Drainage Act", 1975.

· Estándares locales para  efluentes líquidos

Con este método, se definen estándares en base a las condiciones locales (lo que no significa, necesariamente, condiciones ambientales) con el objeto de alcanzar, por ejemplo, una determinada calidad de agua.

Ventajas: Estos estándares pueden actualizarse de acuerdo con los últimos descubrimientos y tecnologías; se exige que el nivel de calidad de los efluentes supere al que se requiere para lograr la calidad realmente buscada en el cuerpo de agua receptor.

De este modo, las condiciones geoecológicas y las demandas que se plantean al medio ambiente se respetan más que con cualquier otro método y por eso se lo suele considerar más conveniente que los dos anteriores.

Desventajas: La administración y el monitoreo son más dificultosos, dado que a veces rigen distintos estándares para una industria que para otra. Suelen presentarse severas distorsiones debido a la competencia. Tales estándares se aplican, por ejemplo, en el Reino Unido.

Sin embargo, los diferentes valores numéricos estipulados en los estándares no se explican solamente por la diversidad de estrategias; hay otras diferencias: las que surgen de la aplicación de distintos procedimientos de medición y transmisión de los valores medidos, de las propiedades estadísticas del valor límite (promedios, valores pico, porcentajes), del lugar de la medición, etc.

Una característica común a todos los tipos de estándares es la necesidad de vigilar su cumplimiento. Un estándar solamente tiene sentido cuando es posible determinar si el nivel real de contaminación supera o no alcanza los valores estipulados y en qué medida se desvía de ellos. Pero el resultado de esta vigilancia depende decididamente del sistema de monitoreo elegido, ya que la aplicación de distintos sistemas de monitoreo a una misma situación real puede desembocar en resultados totalmente diferentes.

De lo dicho se deduce que un estándar y el sistema de vigilancia están íntima y recíprocamente vinculados. Esta interrelación es tan estrecha que la definición de un estándar involucra, forzosamente, la definición de los principios o bases para su monitoreo.

Sin embargo, aun cuando dos países aplican estándares idénticos e igualmente bien definidos para una sustancia determinada, no debe concluirse que tales estándares revisten la misma significación en las estrategias para conservar, por ejemplo, la  pureza del aire de ambos países. Será necesario averiguar, además, qué ocurre, por ejemplo, cuando se sobrepasan los valores fijados por el estándar. Aquí ya estamos analizando la filosofía que subyace a los estándares y al concepto mismo de conservación de la pureza del aire. Si, como caso extremo, en un país no se toma medida alguna mientras que en el otro se clausura una fábrica, es evidente que se adjudica a tales estándares una significación completamente distinta, aun cuando los valores fijados en ambos países sean idénticos. Concluir que un país que ha fijado un valor límite bajo para el SO2 persigue una política de conservación de la pureza del aire más estricta que otro país donde el estándar fija un valor numéricamente más alto, es completamente erróneo en tanto y en cuanto no se conozcan y consideren en el análisis todos los aspectos relacionados con la definición de los estándares.

A la luz de estas consideraciones, deberán tenerse en cuenta los siguientes aspectos cuando se interpreten y apliquen estándares:

1. Existe una abundancia casi ilimitada de estándares, por lo que no es factible ni sensato abocarse a coleccionarlos todos, puesto que su volumen abarcaría las dimensiones de una pequeña biblioteca y no por ello se habría avanzado substancialmente hacia la meta. Una recopilación de estándares dentro de un marco lógico y posible sólo constituirá un segmento más o menos arbitrario de una colección de ese tipo.

2. Un estándar no constituye un valor único, ya que para definirlo se requiere una gran cantidad de datos. La comparación de estándares de diferentes países es un trabajo muy laborioso que sólo puede ser ejecutado con prudencia extrema y con los profundos conocimientos técnicos de un especialista. El análisis y la interpretación de los estándares recopilados no puede, en consecuencia, basarse en criterios rigurosamente científicos: deberán interpretarse teniendo en cuenta que la fundamentación de cada uno de los estándares no emerge de los documentos normalmente disponibles y sólo podrá deducirse recurriendo a métodos más propios de la criminalística.

Esto vale en especial para:

- la fundamentación de estándares y la correspondiente evaluación de su validez (es decir, la adecuación de su contenido) así como su transferibilidad a otros países;
- el análisis estadístico de los diversos estándares para un solo agente tóxico, que suelen ser muy diferentes;
- la recomendación de estándares individuales para su aplicación.

Clasificar los estándares según su "bondad" (es decir, según su corrección/ adecuación/fiabilidad) será virtualmente imposible por los motivos ya expuestos.

3. Ni los estándares ambientales recopilados ni su análisis permiten reconocer si las condiciones geoecológicas regionales jugaron un papel importante en su definición y, dado el caso, en qué medida fueron considerados. Se puede afirmar, en cambio, que aquellos países cuyo medio ambiente es más frágil, a menudo aplican valores normativos más altos (es decir, menos estrictos) que aquellos cuyo medio ambiente no lo es tanto. Algunos indicios señalan que lo determinante es más bien el estado el medio ambiente: con una situación ambiental más desfavorable se tienden a fijar estándares más generosos, dado que no sería posible hacer cumplir estándares más estrictos, o sólo podrían imponerse con costos inaceptables. Los países que carecen de industrias químicas o que no cuentan con mecanismos activos de vigilancia, fijarán estándares más severos para el mismo tipo de efluentes/emisiones, dado que su cumplimiento está asegurado sin necesidad de implementar sistemas de vigilancia sofisticados o directamente no se vigila.

4. Por razones científicas fundamentales, nunca deben considerarse los estándares como límites por debajo de los cuales no se producen efectos negativos y por sobre los cuales las consecuencias son catastróficas. Cada estándar contempla, en el mejor de los casos, tan sólo un aspecto (con frecuencia arbitrariamente elegido, que depende de muchos criterios imposibles de objetivar, y que incluso a menudo nada tiene que ver con el área en cuestión) de las relaciones funcionales (muchas veces desconocidas) entre impacto o condición y el daño ocasionado. La utilización de estándares como "criterios sí/no" para la toma de decisiones en el ámbito administrativo o legal (por ejemplo, en relación con el otorgamiento de permisos de comercialización o en juicios de indemnización por daños y perjuicios), no es de ningún modo una presunción y mucho menos una base para sustentar su "corrección" o justificación según criterios científicos propios de las ciencias naturales. Los estándares que no están directamente orientados a los receptores, en especial los estándares sobre efluentes/emisiones, pueden tener tan sólo funciones orientativas para eliminar los aspectos menos importantes de los estudios posteriores (pero los estándares que se refieren a las concentraciones y no a la carga de sustancias tóxicas también resultan absolutamente inapropiados en estos casos).

Utilizar los estándares sin tener en cuenta explícitamente todas las condiciones complementarias que condicionan su validez, conlleva el riesgo de conducir a decisiones inapropiadas.

A menudo es necesario sopesar objetivos ambientales contrarios (por ejemplo, eliminar sustancias tóxicas a través de emisiones o a través de  efluentes líquidos/ aguas servidas) o decidir entre objetivos ambientales y objetivos económicos. En tales casos deben aplicarse criterios y escalas de valores más diferenciados de los que pueden ofrecer los estándares.

5. Los estándares cuantitativos (que permiten en principio efectuar mediciones y un monitoreo objetivo) han sido utilizados hasta ahora, principalmente, para registrar los efectos que ejercen las sustancias contaminantes y tóxicas sobre los recursos naturales; pero no se captan con ellos aquellos otros efectos mucho más trascendentales que resultan de las modificaciones que el ser humano realiza de su entorno, y las consecuencias de estas medidas, no sólo sobre los recursos naturales aprovechables (y con ellos sobre la base de sus actividades económicas), sino también sobre el mundo animal y vegetal.

Resumiendo, se puede afirmar que con el estado actual de los conocimientos científicos y el grado de desarrollo de los estándares, éstos últimos constituyen, en el mejor de los casos, una herramienta que debe utilizarse con precaución extrema en los estudios ambientales. Bajo ningún concepto la decisión de llevar a cabo un proyecto deberá hacerse depender exclusivamente de que se cumplan o no los estándares.

Pero, por otra parte, no puede negarse que los estándares constituyen una ayuda valiosísima para evaluar el estado del medio ambiente, es decir, para evaluar los impactos ambientales resultantes de acciones antrópicas.

1.3 Concepción estructural del Catálogo de Estándares Ambientales (CEA)

El Catálogo de Estándares Ambientales (CEA) obedece a dos principios de ordenamiento:

1. Considerando los puntos de partida que se tomaron para formular los estándares, podemos diferenciarlos en:

· Estándares relacionados con la liberación/vertido/emisión de sustancias tóxicas/ ruido/calor y el aprovechamiento de los recursos naturales (impactos ambientales) (Cap. 3)

· Estándares para la calidad ambiental (Cap. 4)

Se distingue además entre generadores de impactos o de causantes y aspectos de la calidad ambiental (bienes a proteger, sectores ambientales, patrimonio cultural, etc.) (Ver las matrices de situación siguientes)

Matriz de situación: "Estándares para agentes generadores de impactos"

Impactos ambientales producidos por:

1.  Efluentes líquidos o  aguas residuales 6. Cambios de uso del suelo
2. Efluentes térmicamente contaminados 7. Desmonte o denudación
3. Emisiones 8. Intervención en el régimen hídrico
4. Residuos sólidos 9. Intervención en el relieve
5. Agentes químicos 10. Emisiones de ruido
Aquí: Causantes, medidas 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
  Actividad central del proyecto  
Estándares/Impactos relacionados  
Producción agropecuaria  
Producción forestal  
Transporte (vial, ferroviario, fluvial/lacustre/ marítimo, aéreo)  
Suministro municipal de agua potable (Impactos de variada intensidad)
Disposición de residuos domiciliarios  
Industria, fábricas  
Minería, extracción de materia prima  
Obras hidráulicas (riego, drenaje, etc.)  
Otros (por ej.: pesca, construcción de viviendas, telecomunicaciones o drenaje, etc.)  

Matriz de situación "Estándares para la calidad ambiental"

Objetivos, receptores, bienes a proteger:

1. Ser humano 3.  Mundo animal y  vegetal
2. Equilibrio natural 4. Patrimonio cultural y técnico
Demanda de calidad ambiental desde el punto de vista de los receptores 1 2 3 4
Efectos (r) ¬ Demandas
  Estándares / Impactos relacionados
 Calidad del aire  
Situación climática  
Situación de ruido  
Oferta hídrica  
 Calidad del agua (Impactos de variada intensidad/demandas de variado tipo y urgencia)
Calidad del suelo  
Áreas aptas para la explotación  
agropecuaria y forestal  
Biotopos con funciones especiales  
Calidad de los alimentos  
Usos y funciones especiales  

2. Partiendo de las especialidades y fuentes de datos disponibles, es posible definir "campos de información", que se tratarán en forma relativamente independiente para facilitar el procesamiento de todo el cúmulo de información, y que son los siguientes:

· Causantes, medidas y actividades en los proyectos:

(Equipos e instrumentos, instalaciones, medidas de planificación y construcción, estándares referidos al causante)

· Sustancias y grupos de sustancias químicas:

(Sustancias individuales, compuestos y grupos de sustancias claramente definibles a través de métodos químicos)

· Sustancias no específicas:

(Grupos de sustancias no específicas en términos físico-químicos, denominaciones o nombres colectivos que se usan en la planificación ambiental con referencia a ciertos grupos de sustancias)

· Parámetros e indicadores:

(Indicadores, parámetros y magnitudes físicas o ecológicas con excepción de las sustancias y clases de sustancias)

· Recursos naturales:

(Parámetros individuales, estándares o indicadores para determinar la calidad ambiental de los recursos naturales.)

· Receptores y bienes a proteger:

(Parámetros individuales, estándares o indicadores para determinar la calidad ambiental, con referencia a ciertos receptores o bienes a proteger no considerados entre los recursos naturales.)

· Subsectores del medio ambiente, en la planificación técnica:

(Ámbitos parciales en que se divide el medio ambiente, para facilitar la planificación técnica.)

· Usos y funciones:

(Parámetros individuales, estándares o indicadores para determinar la calidad ambiental de ciertas áreas, sus usos y funciones.)

· Derecho Ambiental Internacional:

( Convenios de la CE y  convenios ambientales multilaterales internacionales)

· Normas y criterios:

(Normas y criterios nacionales e internacionales así como métodos para regular los factores que afectan al medio ambiente y determinar la calidad ambiental).

Los campos de información "Sustancias y Grupos de  Sustancias Químicas" y " Derecho Ambiental Internacional" conforman en el CEA secciones especiales. La información se presenta en forma de tablas, resúmenes y "páginas informativas". Ambos principios de organización reflejan los posibles y más importantes temas de consulta, al tiempo que definen el marco para una futura ampliación y actualización.

Para favorecer la claridad, pero también por motivos eminentemente prácticos, no se evitan las repeticiones aunque parezcan redundantes. Así, por ejemplo, el texto correspondiente a las "Estándares de la Comunidad Europea para la protección de los  cuerpos de agua" figura en la parte del Catálogo denominada "Derecho Ambiental Internacional"; los estándares que tratan de las sustancias químicas que afectan al agua figuran nuevamente en la sección del Catálogo denominada "Sustancias y Grupos de Sustancias Químicas". Así, las secciones del Catálogo pueden utilizarse y analizarse como unidades independientes pero constituyen al mismo tiempo fuentes recíprocas de información, ya que parte de sus contenidos son coincidentes.

Otro aspecto importante de la concepción global, es que el CEA es un manual que no sólo presenta informaciones propias, sino que también refiere al lector hacia otras fuentes de información. Como ejemplo típico para tales referencias podemos mencionar catálogos de mercancías peligrosas como por ejemplo HOMMEL ("Derecho Ambiental Internacional" más reciente), listas de especies protegidas como las contenidas en la base de datos de la UICN, compendios de datos químicos (p.ej., IRPTC, 1987; UN-CLP, "Derecho Ambiental Internacional" más reciente) y colecciones de textos legales (p.ej.: BURHENNE, versión más reciente). Algunos ficheros fueron directamente incorporados al CEA y, dado el caso, podrían incorporarse más datos o agregar nuevas secciones y definir nuevos ficheros.

2.1 Secciones

El CEA consta de las siguientes secciones:

- Textos explicativos (Capítulos 1 a 4)
- Las secciones "Sustancias y Grupos de Sustancias Químicas" (Cap. 5), "Derecho Ambiental Internacional" (Capítulo 6) y "Listas suplementarias" (Capítulo 7).

En los capítulos 1 a 4 se presenta fundamentalmente el marco conceptual y se explican condiciones básicas y aspectos particulares de los estándares ambientales. En ella se proporciona un bosquejo estructurado del campo temático global de estos estándares, se brinda información sobre los componentes ambientales que determinan la relevancia ecológica de las actividades relacionadas con proyectos y se mencionan los factores que pueden considerarse como estándares ambientales, es decir, como los parámetros correspondientes.

La sección principal consta de dos campos de información (Ver Capítulo 1.3: "Concepción estructural del CEA"), sobre los que se apoya la faz técnica y que son:

- "Sustancias y Grupos de Sustancias Químicas" y
- "Derecho Ambiental Internacional".

Estas dos secciones están estructuradas de manera similar y convendría aplicar el mismo criterio si se adicionaran otros campos informativos en versiones posteriores. Las primeras páginas contienen las explicaciones específicas; la parte correspondiente al fichero presenta cuadros sinópticos y resúmenes en forma de tablas. A continuación se encuentran las "páginas informativas" con datos detallados sobre temas particulares como, por ejemplo, ciertas sustancias o determinados criterios y convenios. A cada fichero puede accederse, en principio, igual que un diccionario, recurriendo al Índice Alfabético General. Una descripción más precisa de las fuentes que lo sustentan y del ordenamiento técnico, figura en la Introducción correspondiente.

Los títulos de los índices generales son suficientemente explícitos. Se llama especialmente la atención del lector sobre el Índice Alfabético General, ya que éste constituye prácticamente el nexo entre todas las secciones pues brinda, junto con el Índice de Contenidos, la primera vía de acceso al CEA.

2.2 Cómo acceder a determinadas informaciones

La búsqueda de conceptos específicos se realiza a través del Índice Alfabético General (Ver más arriba). La tabla que se da a continuación, explica en qué parte del CEA puede hallarse información más detallada si no se desea hacer una búsqueda por palabras clave. Dado que el fichero "Sustancias y Grupos de Sustancias Químicas" toca los temas fundamentales, se bosqueja la vía de acceso para obtener la información correspondiente (véase la tabla que sigue).

Campos de información y referencias

Información sobre: Consultar/remitirse a:
Causantes, medidas y actividades en los proyectos 1. Índice Alfabético General
2. Clases de medidas/proyectos según normas de la CE para las EIA
Sustancias y grupos de sustancias químicas 1. Ver sección específica del presente Catálogo
2. Ver vía de búsqueda específica
3. Fichero de sustancias
4. Índice Alfabético General
5. Índice de Bibliografía y fuentes de información
Sustancias no específicas Índice Alfabético General
Parámetros e indicadores Índice Alfabético General
Recursos naturales Índice Alfabético General
Receptores y bienes a proteger Índice Alfabético General
Subsectores del medio ambiente (ámbitos en la planificación técnica) Índice Alfabético General
Usos y funciones Índice Alfabético General
Derecho Ambiental Internacional 1. Ver sección específica del presente Catálogo
2. Fichero de Convenios Ambientales
3. Índice de Bibliografía y fuentes de información
4. Índice Alfabético General
Normas y criterios 1. Índice de Bibliografía y fuentes de información
2. Índice de Convenios Ambientales internacionales multilaterales
3. Índice de Convenios Ambientales de la CE
4. Índice Alfabético General

 

Vía de búsqueda para hallar información sobre una sustancia química o un grupo de sustancias

Información buscada: Nombre de una sustancia química o grupo de sustancias

Pregunta Ubicación/referencia
A ¿Contiene el CEA información detallada sobre la sustancia?

1. Índice Alfabético General

· Contiene el nombre más comúnmente usado de la sustancia

  2. Si no se encuentra allí, buscar en el Índice alfabético del Fichero de Sustancias y Grupos de Sustancias Químicas donde figuran, además, los nombres comerciales más conocidos y sus sinónimos

· Contiene nombres de sustancias y remite a:

a) nombre principal bajo el que figura en las páginas informativas

b) nombre principal con que figura en la tabla "Sustancias químicas relevantes para el medio ambiente según leyes y criterios seleccionados" y en el índice del Fichero de Sustancias"

3. Tabla "Sustancias químicas relevantes para el medio ambiente según leyes y criterios seleccionados" y en el Índice del "Fichero de Sustancias"

· Indica, entre otras cosas, si existen para esa sustancia páginas informativas

B ¿Ha sido incluida a la sustancia en las siguientes publicaciones?

·  Directiva de la CEE (versión más reciente)

· Estrategia de protección del suelo del Gobierno (versión más reciente)

· Lineamientos Técnicos Aire de la RFA (versión más reciente)

1. Tabla "Sustancias químicas relevantes para el medio ambiente según leyes y criterios seleccionados" y en el Índice del "Fichero de Sustancias"

· Contiene todas las sustancias que figuran en alguno de los tres reglamentos

C ¿ Está la sustancia contenida en el

· Catálogo de sustancias nocivas para el medio ambiente (versión más reciente)

· Lista de concentraciones máximas en el lugar de trabajo), RFA (MAK, versión más reciente)

1. En la medida en que también es objeto de las reglamentaciones mencionadas en B, figurará en la tabla "Sustancias químicas relevantes para el medio ambiente según leyes y criterios seleccionados" y en el "Fichero de Sustancias"

D ¿No fue posible hallar el nombre de la sustancia o se busca información más detallada o específica?
1. Índice de Bibliografía y fuentes de información (los trabajos normativos más actualizados y completos sobre estándares se destacan en "negrita".

3.1.1 Generalidades

Se designa con el nombre de efluentes líquidos/aguas residuales a las aguas que ingresan a la red cloacal, ya se trate de aguas cuyas características han sido modificadas como consecuencia de su uso domiciliario o industrial, o del agua de lluvia que escurre por superficies consolidadas o pavimentadas. Además, también se denomina "aguas residuales" a las aguas contaminadas por haber sido usadas en actividades agropecuarias y al agua que escurre de áreas de disposición de residuos sólidos.

La toxicidad de las aguas residuales está determinada por las propiedades que (individualmente y en conjunto) pueden modificar la calidad de un cuerpo de agua. Para ello se considera:

- el contenido de determinadas sustancias en el agua (concentración)
- la cantidad de tóxicos vertidos durante un período determinado (carga de contaminantes)
- ciertas propiedades y efectos de las aguas residuales (por ejemplo, consumo de oxígeno)

El vertido de aguas residuales en cuerpos de agua superficiales puede afectar la calidad de estos, es decir, puede contaminar o producir otras modificaciones negativas de las propiedades físicas, químicas y biológicas de sus aguas. Los estándares para efluentes líquidos sirven para el monitoreo de las aguas residuales en las bocas de descarga y tienen por objeto no sólo conservar la calidad del agua para diferentes usos sino también proteger la vida en el medio acuático.

Los estándares existentes que se refieren a sustancias contenidas en las aguas residuales, rigen para:

- efluentes vertidos en redes cloacales, previo paso por instalaciones de clarificación y/o
- efluentes vertidos en cuerpos de agua o en redes cloacales, sin haber pasado por instalaciones de clarificación.

Los estándares para efluentes tienen por objeto, básicamente, lograr que se efectúe el tratamiento previo de las aguas residuales o minimizar su carga de tóxicos antes de que ingresen a los cuerpos de agua.

Las reglamentaciones sobre vertido de aguas residuales, que en general están establecidas en las leyes nacionales para la protección del agua, se apoyan en criterios o condiciones mínimas que deben satisfacer las aguas residuales para su vertido en cuerpos de agua superficiales. Como regla general se exige un tratamiento previo cuando las aguas residuales no tratadas superan con frecuencia y substancialmente un valor de control determinado en la boca de descarga.

A esto se contrapone la limitada exigibilidad y factibilidad de implementar medidas para clarificar los efluentes industriales y las aguas residuales domésticas considerando, por ejemplo, el grado de utilización de las instalaciones de clarificación instaladas, la distancia de conexión con las mismas, la frecuencia de muestreo, etc.

Las reglamentaciones que rigen la composición de las  aguas residuales exigen que no se excedan las concentraciones máximas (mg/l, µg/m3, mmol/m3). En los países industrializados, la definición de estándares se basa en las "reglas de la práctica ingenieril generalmente reconocidas", que se apoyan en determinados procedimientos de clarificación de las aguas residuales y no en las condiciones locales imperantes, es decir, volumen de aguas residuales producidas o capacidad de autodepuración del cuerpo de agua receptor.

Los estándares para efluentes pueden verse modificadas por:

- la finalidad para la cual se usa predominantemente el cuerpo de agua en cuestión,
- la relación volumétrica entre el caudal vertido y caudal del cuerpo de agua receptor,
- las ordenanzas emanadas de las autoridades locales.

Con los procedimientos de medición para determinar los caudales de las aguas residuales y sus contenidos, se registran las sustancias que afectan la calidad de las aguas, ya sea por el volumen de carga de contaminantes o por su toxicidad específica. Además de limitar la suma total de sustancias a través de parámetros acumulativos (sustancias degradables, DBO5 o demanda biológica de oxígeno, DQO o demanda química de oxígeno, toxicidad para peces), también deben registrarse separadamente aquellas sustancias o grupos de sustancias especialmente tóxicas (como, por ejemplo, metales disueltos, compuestos orgánicos halogenados, compuestos fosforados o compuestos del estaño,  sustancias carcinógenas, etc.). Fundamentalmente, debe hacerse una clara distinción entre los estándares cualitativos generales (prohibiciones o limitaciones para el vertido) y los estándares referidos a parámetros.

3.1.2 Actividades en los proyectos

1. Producción agropecuaria

En la producción agropecuaria se generan aguas residuales como consecuencia de la producción de forraje, carne y leche. Las aguas residuales específicamente agropecuarias comprenden:

-  abonos líquidos (licuame),
-  agua escurrida de silos,
-  suero lácteo,
- residuos provenientes de la  cría de animales,
- efluentes de áreas regadas.

2. Transporte

Como focos emisores más importantes de  aguas residuales de este grupo de causantes, se pueden mencionar los vertidos directos, resultantes de la construcción y operación de las distintas vías de tránsito, así como las sustancias contaminantes arrastradas por las aguas pluviales.

3. Aguas residuales domiciliarias

Bajo este nombre se agrupan las aguas servidas provenientes de conjuntos habitacionales, comunas y ciudades, que son recolectadas y evacuadas en forma conjunta a través de redes de cloacas o canales. Estos efluentes provienen básicamente de:

- casas de familia
- viviendas colectivas (edificios de departamentos), hoteles, hospitales/sanatorios, oficinas administrativas, etc.
- instalaciones para la incineración de residuos
- pequeñas industrias
- escurrimiento superficial
- rellenos sanitarios

y pueden llegar al cuerpo de agua receptor directamente o después de haber sido sometidos a un tratamiento.

Las  aguas residuales domiciliarias se caracterizan no sólo por las considerables fluctuaciones de caudal y composición (aguas fecales, del lavado de ropa, de la higiene personal, del lavado de vajilla), sino también por fluctuaciones temporales (momentos en que se vierte el agua servida). Las aguas residuales domiciliarias están cargadas de sustancias enturbiantes, partículas en suspensión y lodos, coloides y otras sustancias disueltas como orina, sales y detergentes. Estas sustancias contienen partículas consumidoras de oxígeno, que se descomponen con mucha facilidad y por tal motivo, cuando falta el oxígeno, entran fácilmente en putrefacción.

La evacuación de las aguas servidas comunales puede efectuarse a través de redes independientes o mixtas. Cuando las redes son independientes, las aguas residuales y el escurrimiento pluvial fluyen por diferentes canales mientras que en el sistema mixto, ambos flujos se mezclan y se evacuan en forma conjunta. Según la frecuencia, duración y caudal de agua caída, puede ocurrir que durante las precipitaciones, al aumentar el escurrimiento, una parte de las aguas residuales llegue a los cuerpos de agua sin haber pasado previamente por las instalaciones de clarificación. Las sustancias que durante la época de estiaje se habían depositado en las tuberías y canales, vuelven a movilizarse como consecuencia de la mayor fuerza de arrastre de los grandes caudales y pueden alcanzar así concentraciones muy superiores a la concentración inicial. Los sistemas independientes también pueden llevar al cuerpo de agua receptor considerables cargas de tóxicos arrastrados por el agua pluvial.

El análisis de estándares muestra que en muchos países la descarga directa de las aguas servidas domiciliarias a cuerpos de agua está prohibida o sólo puede efectuarse con autorización previa. Tales estándares cualitativos rigen, predominantemente, en la mayoría de los países que han sancionado leyes para la protección de sus aguas. A modo de ejemplo, puede recurrirse a las directivas de la CE, (remítase el lector a la sección correspondiente del presente Catálogo).

4. Suministro de  energía eléctrica

En el caso de efluentes de las  usinas eléctricas, nos referiremos, esencialmente, al agua de refrigeración contaminada con biocidas. Estas sustancias se utilizan para destruir las algas y crustáceos contenidas en el agua que circula por los circuitos de refrigeración. Los principales biocidas son el cloro y los compuestos clorados (Ver Fichero de Sustancias)

5. Industrias

Pertenecen a los efluentes industriales las  aguas contaminadas que han sido utilizadas como materia prima, disolvente, medio de transporte, para limpieza y fines sanitarios.

Los efluentes industriales

- tienen a menudo una composición determinada en la que predominan ciertos grupos de sustancias químicas;

- contienen sustancias inhibidoras, tóxicas o no degradables;

- sufren fuertes fluctuaciones en lo que respecta a su composición y concentración;

- contienen sustancias que pueden ser (por la actividad bacteriana, por ejemplo) fuentes primarias o secundarias de emanaciones fétidas.

A raíz de las propiedades mencionadas, se suele clasificar a los  efluentes industriales en:

- efluentes que pueden ser vertidos en la red cloacal o en el cuerpo de agua sin rebajar y sin tratamiento previo;

- efluentes que solo pueden ser vertidos en la red cloacal o en el cuerpo de agua después de haber sido previamente rebajados y/o tratados;

- efluentes que no deben ser vertidos (ni en la red cloacal ni en cuerpos de agua).

Los estándares para el vertido de aguas industriales se indican directamente o deberán ser derivados indirectamente a partir de las condiciones locales, de otros estándares dados para la rama industrial específica o para otra rama industrial.

6. Minería/recuperación de materia prima

Los aguas residuales típicas de la minería son, principalmente, las aguas de infiltración contaminadas y los efluentes resultantes de la extracción o recuperación de materias primas (el procesamiento posterior, está comprendido en el título "Industrias"). El carácter nocivo de tales aguas se debe, sobre todo, a las altas concentraciones de sustancias específicas (por ejemplo, arsénico, plomo, cinc, mercurio).

3.2 Contaminación térmica

La  contaminación térmica de cuerpos de agua superficiales se origina, fundamentalmente, por el vertido de aguas a alta temperatura provenientes de circuitos de refrigeración y de procesos de plantas industriales y usinas eléctricas.

El vertido de aguas a altas temperaturas perturba las condiciones térmicas naturales de los cuerpos de agua y afecta adversamente la calidad del agua y las condiciones de vida de la fauna y flora acuáticas. Las consecuencias del incremento de la temperatura alrededor de las bocas de descarga son, entre otras, las siguientes:

- disminuye el contenido de oxígeno disuelto (ya que la solubilidad del oxígeno se reduce a medida que aumenta la temperatura y la demanda de oxígeno aumenta a raíz de una mayor actividad metabólica de los organismos);

- se perjudican algunos organismos y se desplaza el rango de especies;

- disminuye la capacidad de autodepuración del cuerpo de agua superficial, es decir, se corre el riesgo de menoscabar este proceso.

La observancia de los estándares para el vertido de aguas térmicamente contaminadas a cuerpos de agua no es, por lo general, legalmente exigible; pero estos estándares pueden ser la base para la tramitación de autorizaciones (como ocurre en Alemania).

Entre los principales estándares relacionadas con la contaminación térmica específica para ciertas industrias, se cuentan los siguientes:

- valores límite para la temperatura de las aguas que se van a verter en los cuerpos de agua (en °C);

- valores límite para el rango máximo de calentamiento, las pérdidas por evaporación, la cantidad máxima de oxígeno disuelto;

- valores límite para la temperatura del cuerpo de agua superficial.

En estos últimos, se trata de valores de inmisión o estándares de calidad ambiental (ver Capítulo 4). El aumento de temperatura permisible para un cuerpo de agua indica si en él aún pueden permitirse vertidos adicionales de aguas térmicamente contaminadas. Los parámetros que se refieren al vertido de aguas calientes, generalmente están contenidos en los criterios relacionados con el agua (Ver fichero de Convenios ambientales de la CE).

Para poder evaluar los perjuicios que sufre un cuerpo de agua por incorporación de calor y traducirlos a valores en los efluentes, es necesario tomar e interrelacionar una serie de datos como los siguientes:

- volumen y temperatura del agua de refrigeración descargada;

- temperatura natural del cuerpo de agua y temperatura en el momento de la medición (como valor orientativo puede utilizarse el promedio de temperaturas máximas de varios años o, en su defecto, el valor anual más desfavorable (valor de verano) según las condiciones meteorológicas y de escurrimiento locales);

- caudal durante el año hidrológico;

- DBO / DQO;

- presencia de flora y fauna acuáticas; función del biotopo.

Mediante cálculos es posible hacer pronósticos de temperatura en el cuerpo de agua receptor para diferentes caudales, distintas épocas del año, condiciones meteorológicas y descargas de agua caliente. De esta manera se puede determinar la capacidad en su conjunto de absorción de calor de un cuerpo de agua receptor en su conjunto o la de ciertos tramos/sectores del mismo (plan de carga térmica). Hacer un cálculo del perfil de temperaturas es una tarea sumamente laboriosa. No se dispone aún de estándares para las distintas actividades específicas de los proyectos.

3.3.1 Generalidades

Las emisiones de sustancias gaseosas y polvos son generados directa o indirectamente por casi todas las actividades humanas. Debe distinguirse entre:

- emisiones concentradas,
- emisiones difusas,
- polos levantados por el viento y
- emisiones accidentales.

Los proyectos relacionados con fábricas e industrias pueden generar considerables cantidades de emisiones, según el tipo de material que se trabaja, los métodos de procesamiento elegidos y las medidas implementadas para reducir las emisiones. También deben considerarse las emisiones que afectan a las personas en el lugar de trabajo.

En las actividades agropecuarias, por ejemplo, se originan emisiones de gases y/o polvos por el uso de abonos o durante el laboreo del suelo. Las instalaciones de infraestructura ya generan considerables cantidades de emisiones durante la etapa de levantamiento de las obras por las actividades constructivas mismas; y durante la fase de explotación, por la utilización de las instalaciones. En el caso de proyectos de minería y extracción de materia prima, se generan polvos predominantemente por beneficio a cielo abierto, pero también por la carga y descarga de los productos intermedios o por acción del viento que levanta polvillo de los vaciaderos de escombros. Finalmente debe tenerse en cuenta que los asentamientos urbanos, las actividades domésticas y las pequeñas empresas suelen ser, muy a menudo, fuentes de emisión primarias.

Cuando existen estándares de emisión, éstos en general no son definidos en función de la necesidad de proteger al medio ambiente o a la naturaleza, sino según la factibilidad técnica (práctica ingenieril generalmente reconocida, estado de evolución de la técnica) y de las posibilidades de exigir su observancia por parte del sector económico o industrial involucrado (situación económica). Constituyen, por lo tanto, compromisos a nivel político y técnico.

La medición de las emisiones es un proceso complejo que depende de muchas condiciones complementarias. Las principales dificultades residen en el hecho de que la mayoría de las emisiones son de naturaleza difusa y pueden provenir de equipos no encapsulados en talleres y fábricas, de polvo levantado por el viento en los vaciaderos de escombros, etc. Cuando es posible concentrar las emisiones atrapándolas bajo cubiertas, con sistemas de extractores o chimeneas, se facilita la tarea de medición como ocurre, por ejemplo, en las instalaciones blindadas de las fábricas de aluminio o en las chimeneas de los sistemas de calefacción. Las emisiones son de muy distinta naturaleza y por este motivo el trabajo de medición se incrementa en proporción directa con el número de contaminantes a determinar. Cuando se miden los valores de emisión, es fundamental tener en cuenta el estado de las instalaciones y las condiciones ambientales (temperatura, condiciones del viento).

Las técnicas de medición mismas son laboriosas y se están perfeccionando día a día. Las condiciones para la toma de muestras y ciertas influencias perturbadoras afectan considerablemente los resultados de la medición. Las técnicas de medición y los procedimientos recomendados para captar las emisiones de gases y polvos pueden consultarse en diferentes fuentes: cada una describe los procedimientos de medición y los instrumentos de medición a utilizar (Lineamientos Técnicos Aire de la RFA y directivas de la CE). En las publicaciones de la OMS (1990) hallará el lector resúmenes de los métodos que se aplican a nivel internacional.

El nexo entre la emisión y inmisión (deposición) es el cálculo de la difusión y permite determinar/pronosticar cuantitativamente la probable inmisión (deposición), en base a la relación causal existente, desde la emisión hasta la inmisión (deposición) o a partir del modelado de estos fenómenos. Existen diferentes métodos para efectuar el cálculo de la difusión, los que a su vez se basan en diferentes modelos matemáticos. Entre las condiciones complementarias que deben tenerse en cuenta e incorporar a los modelos, se encuentran las siguientes:

- distribución física (espacial) de los focos de emisión,
- cambios temporales de la cantidad y composición de las emisiones,
- condiciones de difusión, así como sus variaciones espaciales y temporales,
- procesos físico-químicos en la atmósfera,
- efectos de deposición, (tamaño de partículas, precipitación).

Las especificaciones para los programas de medición de las emisiones/inmisiones, los instrumentos a utilizar con ese fin y los métodos a aplicar en el procesamiento de los datos son muy estrictos e incluso pueden llegar a recomendar los instrumentos apropiados. En determinados tipos de plantas se exige un monitoreo continuo de las emisiones. En ciertos casos, especialmente en el marco de tramitaciones de autorización, se imponen exigencias más severas aún.

Las emisiones de gases y polvos se reconocen como generadoras de impactos ambientales y, en consecuencia, se están redoblando los esfuerzos para reducirlas. El primer paso consiste, en principio, en la elaboración de criterios que establezcan estándares de emisión para aquellos focos que han sido reconocidos como fuentes primarias de emisión.

Generalmente se establece un plazo para la observancia de estos criterios, transcurrido el cual las autoridades responsables del control y vigilancia pueden exigir su cumplimiento a través de medidas coercitivas.

Las ramas industriales afectadas pueden ajustarse a estos criterios ya sea modificando sus técnicas de procesamiento o aplicando medidas para reducir las emisiones. La industria que desarrolla equipos para el control de emisiones se basa en los recursos técnicos disponibles y en las normas legales en vigencia y puede ofrecer soluciones adecuadas en la mayoría de los casos.

La evolución de las tecnologías para la reducción de emisiones es permanente y se va adaptando continuamente a los nuevos conocimientos. En la medida en que las técnicas lo permiten y resulta deseable, se combinan las medidas de control de las emanaciones con recuperación del material y de la  energía. Los valores límite de emisión se fijan, en la mayoría de los casos, para sustancias o grupos de sustancias individuales que emanan de plantas o emplazamientos determinados.

Los estándares para emisiones se indican como valores límite de masa (mg/m3) para  emisiones gaseosas, como expulsión de  gases tóxicos por unidad de tiempo (kg/h o g/h), o como factores de emisión en función de la masa de los productos fabricados o procesados (kg/t o g/t). No se deben enrarecer las emisiones gaseosas por incorporación de cantidades suplementarias de aire con el objeto de cumplir con los estándares establecidos. En casos aislados, también se dan los estándares de emisión en forma graduada como concentraciones de masa (por ejemplo, 75 mg/m3 a razón de 3 kg/h o más), según el flujo masivo de la sustancia en cuestión.

No se tienen en cuenta las condiciones geoecológicas cuando se definen los valores límite para emisiones; éstos se fijan, por el contrario, según las posibilidades que brindan las técnicas de producción imperantes y el estado de evolución de la tecnología (reglas técnicas comúnmente reconocidas). Sólo en las propuestas para futuros estándares, se consideran posibles mejoras para los procesos de fabricación. Algunos estados consideran las condiciones geoecológicas y meteorológicas así como los niveles de contaminación preexistentes, y lo hacen a través de la creación de zonas protegidas, es decir, zonas de contaminación controlada, en las que deberán regir, por ejemplo, valores límite más bajos cuando se presentan condiciones especiales. Para la instalación de nuevos emprendimientos, la mayoría de los países fija límites más severos (sin reglamentos de transición) que para los antiguos.

La puesta en vigor de estándares para las emisiones también se refleja en la economía; por ejemplo, puede afectar el resultado técnico-económico de toda una rama de la industria o fomentar el surgimiento de un mercado totalmente nuevo de productos para la protección del medio ambiente. Por regla general, cuando los legisladores formulan nuevos estándares, tienen en cuenta si es posible exigir su observancia desde el punto de vista económico-comercial (para toda una rama de la industria, no para una fábrica en particular). En aquellos países en los que no funcionan los órganos de monitoreo y control, puede ocurrir que se instituyan valores límite de prevención y en algunos casos, que se formulen estándares de emisión inadecuados copiados de otros países. Los efectos acumulativos de las emisiones y las condiciones geoecológicas dadas se utilizan para la formulación de valores límite para conservar la pureza del aire o como límites de inmisión, para exigir su cumplimiento.

3.3.2 Actividades en los proyectos

En el ámbito agropecuario se originan emisiones como resultado del laboreo mecánico del suelo (polvo), la aplicación de abonos, plaguicidas y materia fecal animal (amoníaco).

Por otra parte, la cría de ganado y los arrozales anegados generan metano. Prácticas como la quema de vegetación produce la emisión de óxido nitroso, entre otros. La aplicación de abonos y materia fecal se limita, por la fisiología vegetal, a determinados períodos del año. Lo mismo ocurre con el uso de plaguicidas de los que también pueden emanar gases o desprenderse partículas.

Si bien todas las prácticas mencionadas así como las cantidades de producto a emplear han sido objeto de distintas recomendaciones, no existen restricciones en forma de valores límite para las emisiones.

Otras medidas, como por ejemplo la quema de malezas en los campos o en los taludes se limitan, en algunos países, a determinadas épocas del año; en otros países están absolutamente prohibidas. Esto se hace no sólo para no producir emisiones sino, fundamentalmente, para proteger a la fauna menor.

La cría de ganado, en especial la cría intensiva, es particularmente propensa a producir emanaciones de olor desagradable. No se han fijado valores máximos para estas emisiones, pero se exige guardar una distancia mínima entre los establos y las propiedades vecinas para proteger a los habitantes de los malos olores. Se permite el almacenamiento de licuame o de estiércol líquido, siempre que se guarden en contenedores cerrados o en excavaciones hechas a tal fin. El estiércol sólido, en cambio, se deja por lo general, a cielo abierto.

Las emisiones provenientes de la explotación agropecuaria, generalmente son mezclas de diferentes sustancias que por sus características escapan, en su mayoría a los alcances de los instrumentos de medición.

1. Transporte (vial, ferroviario, por agua, por aire)

Cuando se analizan las emisiones producidas por las redes viales, debe distinguirse entre la fase constructiva y la de uso.

En la etapa de construcción se producen cantidades considerables de emisiones de gas o polvo por acción de las pesadas máquinas y vehículos así como por el necesario movimiento de tierra. En las grandes obras también se producen emisiones por el movimiento (depósito y retiro) de los materiales que se van utilizando. No existen estándares para las emisiones en este ámbito.

Los estándares se refieren más bien a los medios de transporte propiamente dichos (vehículos, aeronaves, etc.) y su observancia puede estar contemplada en la autorización general para su operación bajo ciertas condiciones atmosféricas (por ejemplo, autorización para viajar cuando hay smog, ordenanzas con respecto al smog).

Los valores límite relacionados con los vehículos son objeto de debate permanente en los países industrializados (países fabricantes de vehículos) y las más diversas organizaciones (por ejemplo: los fabricantes de automóviles, la industria petrolera, las asociaciones para la protección del medio ambiente, los gobiernos) intentan hacer valer sus influencias cuando se trata de definir estándares y los plazos de puesta en vigencia de los mismos. El resultado es, finalmente, un compromiso entre la factibilidad técnica y la exigibilidad económica. La observancia de los valores límite para vehículos que transitan por las rutas se cumple parcialmente en los países industrializados gracias al control al que se someten regularmente los vehículos. Los procedimientos de medición desarrollados a tal fin están normalizados, en algunos casos, a nivel internacional y son relativamente sencillos y rápidos de ejecutar.

2. Disposición municipal de residuos sólidos y de aguas residuales

Durante el proceso de disposición de desechos sólidos y evacuación de las  aguas residuales urbanas, especialmente cuando las cantidades a eliminar son grandes, pueden generarse emisiones de gas y de polvo. Tanto los residuos domiciliarios como los industriales contribuyen a la generación de emisiones. Los focos de emisión más importantes son los rellenos sanitarios (depósitos de desechos), los incineradores de residuos, las instalaciones para la producción de compost y las plantas de tratamiento de para la clarificación de las aguas (digestores).

Cuando la disposición de residuos está instrumentada de manera organizada, generalmente se utilizan los residuos sólidos para hacer rellenos sanitarios o se los quema, aprovechando a veces el calor que produce esta combustión. En los rellenos sanitarios se suelen presentar problemas de emanaciones fétidas, parte de los desechos son dispersados por acción del viento y se genera "gas de los basurales". Si existen sistemas de recolección, tratamiento y eliminación de las aguas residuales, también pueden surgir problemas por emanaciones fétidas, especialmente durante las etapas de tratamiento químico/biológico de los líquidos cloacales.

Respecto de la emisión de sustancias gaseosas y polvos, sólo existen en los países industrializados valores límite para los incineradores de residuos. Estos valores límite se basan en la composición extremadamente heterogénea de los residuos sólidos y en los tóxicos relacionados que son expulsados por las chimeneas. La gama de valores límite prefijados se va ampliando permanentemente, a medida que evolucionan las posibilidades de detección y los descubrimientos científicos sobre los impactos que ejercen determinadas sustancias o grupos de sustancias sobre el medio ambiente. A esto se suma que, debido al mismo proceso de pirólisis, pueden generarse nuevas sustancias o grupos de sustancias. La formulación de valores límite se guía por el estado de evolución tecnológica para la reducción de emisiones, que progresa constantemente. Otros esfuerzos tienden a evitar el ingreso de ciertas sustancias a los rellenos sanitarios e incineradores de residuos.

3. Suministro de energía eléctrica

Las instalaciones para el suministro de energía eléctrica son las usinas, que transforman combustible sólido, líquido o gaseoso en calor y/o fluido eléctrico. La composición de las emisiones que son lanzadas a la atmósfera por las usinas depende, en gran medida, del tipo y composición del combustible utilizado. Además de los principales productos de la combustión, como lo son el CO2 y el H2O, también aparecen como contaminantes atmosféricos los siguientes: CO, SO2, NO, NO2, metales pesados e hidrocarburos residuales por combustión incompleta, entre otros. Los  combustibles  sólidos y líquidos generan, adicionalmente, partículas muy finas de hollín, compuestos halogenados y SO2. Sin embargo, el tipo de combustible no es el único factor que influye sobre la cantidad y tipo de emisiones resultantes: el tipo de construcción y el modo de operación de las instalaciones también ejercen su efecto y por este motivo se fijan los estándares para las emisiones según el estado de las instalaciones y la capacidad.

La magnitud absoluta de los valores límite se basa en el contenido de sustancias tóxicas de los combustibles y en el estado de evolución de la tecnología de control de emisiones y de combustión. Los valores límite de las emisiones pueden estar graduados, además, de acuerdo con la capacidad térmica de las usinas. Las emisiones también pueden reducirse a través de un cambio de combustible, utilizando combustibles pobres en sustancias tóxicas o sometiéndolos a un procesamiento previo. Otra posibilidad consiste en optimizar la conducción de los procesos en el establecimiento y reducir así la emisión de gases producto de la incineración. Entre las medidas de reducción más importantes se destacan los tratamientos para capturar los polvos, desulfuración de los gases de combustión y la eliminación del nitrógeno. Como bases fundamentales para los estándares, pueden analizarse las sustancias que figuran en los Lineamientos Técnicos Aire de la RFA (ver Fichero de Sustancias).

4. Industrias/fábricas

El campo de actividades de las fábricas e industrias es sumamente amplio. Por este motivo, tanto la cantidad como la composición de las emisiones de gases y polvos que estas actividades generan dependen en forma directa de las técnicas de procesamiento aplicadas y de la materia prima y sustancias auxiliares utilizadas.

En diferentes países se han introducido en particular estándares para SO2 ó NOx y para componentes que contienen polvo o compuestos ácidos. En el caso de los polvos, estos valores se refieren especialmente a los polvos que contienen metales pesados y metales no ferrosos. Además, también se han fijado valores límite para la emisión de diversas sustancias nocivas y de olor desagradable.

Las emisiones se originan fundamentalmente durante el procesamiento mecánico expuesto y en las transformaciones termoquímicas realizadas en recipientes abiertos. Los estándares se orientan hacia el estado de evolución de las tecnologías de procesamiento, producción y reducción de emisiones. En Alemania se aplican las normas de la Asociación Alemana de Ingenieros (VDI) y DIN. Se sabe que en algunos países existe una brecha muy grande entre los estándares estipulados y la medida en que éstos se cumplen. También en las fábricas e industrias pueden adoptarse los criterios para las sustancias contempladas en los Lineamientos Técnicos Aire de la RFA (ver Fichero de Sustancias), donde figuran las sustancias más importantes relacionadas con emisiones industriales.

5. Minería/extracción de materia prima

Las emisiones potenciales de polvo y gas que pueden afectar al medio ambiente, son producidas por:

- explotación (polvos, liberación de gases),
- transporte,
- preparación, procesamiento y preprocesamiento,
- depósitos de materiales y escombros (polvos arrastrados por efecto del viento, emanaciones gaseosas).

Las etapas primarias en la minería y extracción de materia prima no están, en general, reglamentadas por valores límite. Las regulaciones existentes se refieren a medidas de protección para evitar accidentes de trabajo y a la seguridad laboral en las instalaciones. En la medida en que existen estándares, éstos se refieren a las emisiones resultantes de las etapas de procesamiento subsiguientes y a los métodos de transporte o movimiento de material. Se orientan por el estado de la técnica de despolvoramiento y blindaje, así como en la concentración del gas natural. Como estándares cualitativos importantes se pueden mencionar las coberturas en general, con las que se procura limitar, por ejemplo, el desprendimiento de polvo por acción del viento durante el transporte y movimiento de material en las escombreras, o las medidas tendientes a recuperar o recultivar la cubierta vegetal.

3.4 Residuos sólidos

Los  residuos sólidos se pueden clasificar como "sustancias o grupos de sustancias químicas" como así también, en gran parte, como "sustancias no específicas", nombre con el que se designan a aquellas sustancias, grupos de sustancias, productos, ingredientes activos y desechos que no pueden ser inequívocamente identificados. En los Lineamientos Técnicos sobre Residuos Sólidos de la RFA (del 10.04.90) se presenta información sobre disposición para más de 300 residuos que requieren una supervisión especial. En este contexto, se remite al lector especialmente a los convenios internacionales que se refieren a la disposición y transporte de desechos. El análisis de estándares revela que en ninguna de las actividades de los proyectos (fundamentalmente, las que se relacionan con la explotación agropecuaria, disposición de residuos urbanos, provisión de  energía eléctrica, industrias/fábricas, minería/extracción de materia prima) se reglamenta, mediante estándares cuantitativos, el volumen de los desechos que se "generan". Se trata, más bien, de reducir el volumen de residuos a través de ciertas medidas para su aprovechamiento como, por ejemplo, reciclado obligatorio, sistemas de depósito reembolsable, compromiso de reaceptación por parte de los fabricantes de los productos al terminar su vida útil, etc. Estrictos controles durante la producción, acopio, utilización, transporte y disposición de residuos tienen por objeto prevenir riesgos potenciales para la salud, especialmente en el caso de sustancias o materiales de  desecho peligrosos, asegurando al mismo tiempo la protección del medio ambiente de impactos negativos.

En lo que se refiere a las actividades en los proyectos, merecen destacarse especialmente las ordenanzas o valores orientativos, que se refieren a:

a) Actividades agropecuarias

- almacenamiento de estiércol y licuame,
- disposición de desechos resultantes de la cría masiva de animales,
- diseminación de fangos de clarificación en áreas cultivadas,
- distribución de estiércol y licuame sobre tierras de cultivo.

b) Residuos sólidos urbanos

- frecuencia y tipo de recolección, recolección obligatoria (disposición comunal y municipal con fuerza de ley),
- ordenanzas sobre procedimientos (criterios para la disposición en forma de rellenos sanitarios),
- ordenanzas sobre reciclado obligatorio,
- disposición discriminada de residuos de variado tipo.

c) Industrias/fábricas

- obligación de llevar registros de determinados tipos de desechos sólidos y de desechos provenientes de ciertas instalaciones (en Alemania: Ley sobre desechos y ordenanzas administrativas)
- diversos reciclados obligatorios.

3.5 Agentes químicos

Se designa con el nombre de agentes químicos a productos químicos tales como plaguicidas, abonos, reguladores del crecimiento, sales antihielo y otros, que se incorporan al medio ambiente con fines específicos, especialmente en la agricultura y silvicultura para mejorar o modificar las condiciones de crecimiento y desarrollo de las plantas y luchar contra las plagas. En el ámbito vial, se utilizan herbicidas para eliminar la vegetación al borde de los caminos y rutas, y a lo largo de las vías.

Para la protección química de las plantas se recurre a sustancias activas con el fin de eliminar, entre otros, a parásitos de las plantas de cultivo y optimizar así sus condiciones de crecimiento y desarrollo; sin embargo, el uso de tales sustancias para fines distintos a los de su campo de aplicación específico, puede dar por resultado efectos adversos sobre las aguas superficiales y subterráneas, los animales y plantas así como la calidad del suelo. Cabe destacar el rol particularmente significativo que juega la gran persistencia de numerosas sustancias tanto en el suelo como en el agua, así como los efectos tóxicos aún desconocidos, que pueden originarse por procesos aditivos y sinergéticos.

Existen estándares cuantitativos para  plaguicidas, abonos y reguladores de crecimiento, en forma de recomendaciones y reglamentos que contemplan los siguientes aspectos:

- ámbito de aplicación (cultivos, plagas),
- forma de aplicación (gránulos, emulsión, polvos),
- ocasión en que se aplica (por ejemplo, a partir de un determinado umbral económico),
- tiempo de espera (antes de su cosecha o consumo).

Los fabricantes indican las restricciones correspondientes, en general para sustancias específicas (ver Fichero de Sustancias), cumpliendo instrucciones de las autoridades (por ejemplo: del Centro Federal de Investigaciones Biológicas para Agricultura y Silvicultura, en la República Federal de Alemania o de la Secretaría de Salud y Bienestar Social, en México).

Las recomendaciones de uso para los abonos dependen, fundamentalmente, de los factores que determinan la producción. Si bien no se asigna importancia a la necesidad de adecuar dichos productos a las condiciones geoecológicas dadas, comienzan a vislumbrarse algunos esfuerzos en ese sentido. En los climas tropicales, por ejemplo, incluso incrementando la utilización de abonos se dan factores limitantes que fijan, forzosamente, la posible producción agrícola a un nivel considerablemente más bajo que el de áreas de cultivo similares en zonas subtropicales.

Las recomendaciones sobre reglas de aplicación de plaguicidas y tiempo de espera una vez aplicados estos productos se basan en aspectos toxicológicos de las cantidades residuales máximas legalmente permitidas. Sin embargo, este tipo de exigencia sólo se aplica a alimentos de origen vegetal destinados al consumo humano y no a forrajes. En algunos casos, se han producido perjuicios parcialmente irreparables por efectos combinados (no considerados) de numerosas sustancias, que sólo pueden ser sometidas a una recalificación gradual.

La posibilidad de hacer observar las reglas de aplicación se ve limitada por diversos factores:

- problemas lingüísticos (de interpretación),
- aspectos financieros,
- problemas de aceptación,
- problemas de capacitación,
- posibilidades de monitoreo.

El Código de Conducta de la FAO (como un ejemplo de estándares de comportamiento) trata de mejorar esta situación.

3.6.1 Generalidades

En este manual se entiende por cambios de uso del suelo la:

- intensificación,
- extensificación y
- transformación

del uso del suelo, así como las modificaciones de la cubierta vegetal relacionadas con estos cambios.

Las modificaciones de la intensidad de uso se producen, en primera instancia, en el ámbito agrícola y forestal, con el objeto de ampliar las áreas de producción o bien para incrementar el rendimiento de las áreas disponibles para la agricultura y silvicultura. Otras medidas relacionadas con casos individuales de modificación de la intensidad de explotación como lo son, por ejemplo, el uso de abonos y plaguicidas, y la aplicación de medidas de riego o drenaje, serán tratados en los capítulos correspondientes.

La modificación de la cubierta vegetal puede traer aparejadas consecuencias negativas para:

- la aptitud de los suelos (por ejemplo, la erosión, la compactación, el deslavado de nutrientes),

- la superficie utilizable para agricultura y silvicultura (por ejemplo, la disminución de las áreas de bosques, la estepificación, la expansión de superficies denudadas, la desertificación),

- las condiciones de vida para la flora y fauna (por ejemplo, la modificación y la destrucción de biotopos),

- las condiciones climáticas (por ejemplo, la modificación de la velocidad del viento o de la tasa de contaminación) y

- las condiciones del régimen hídrico (por ejemplo, cambios en la tasa de recarga del acuífero, condiciones de escorrentía).

Los estándares para la intervención en la vegetación, es decir, para modificar la intensidad de aprovechamiento, pueden darse como exigencias o prohibiciones de uso o como recomendaciones/criterios para formas de explotación agropecuaria específicas para determinados sitios y regiones, las que no responden solamente a intereses económicos de corto plazo sino que también procuran conservar y mejorar:

- la aptitud a largo plazo de los recursos naturales económicamente relevantes (en especial el suelo y las existencias de agua potable) y

- las funciones ecológicas de las superficies (en especial lo referente a clima, régimen hídrico, mundo animal y vegetal),

para lograr así la combinación óptima o deseable de usos para los suelos de una región (estructura de usos)

Al conjunto de exigencias o prohibiciones de uso pertenecen valores límite tales como los que tratan:

- el establecimiento de zonas protegidas (áreas para reserva y protección de las aguas, reservas naturales, bosques de acceso restringido, etc. en los que no se permiten determinados usos o modificaciones de su uso),

- los compromisos de explotación (por ejemplo, respetar determinada forma de construcción, mantener la explotación agrícola),

- las ordenanzas para limitar el desbroce de los bosques sólo puede ser desbrozada una cuota determinada del área boscosa (tales reglamentaciones existen, por ejemplo, en Uruguay y en Brasil) y

- la obligatoriedad de recabar autorización para transformar tierras boscosas en tierras de cultivo o pastoreo, y viceversa (por ejemplo, en algunos laender de la República Federal de Alemania).

Todas estas prohibiciones y exigencias para el uso de la tierra tienen en común que dependen en gran medida de las condiciones geoecológicas regionales y locales y que, por ello, no pueden ser sencillamente copiadas para otras regiones o países. Sin embargo, esto no se aplica a los principios metodológicos, ecológicos y de planificación en los que todas ellas se basan.

Otros cambios en el uso del suelo se deben, ante todo, a procesos de urbanización (asentamientos humanos, infraestructura, establecimientos fabriles, etc.) o a la modificación de determinadas funciones (áreas protegidas, derechos de usufructo o explotación, etc.).

3.6.2 Actividades en los proyectos

1. Actividades agropecuarias

Con el objeto de incrementar la producción (especialmente en aquellas zonas donde las cosechas son entre medianas y escasas), la actividad agropecuaria genera modificaciones en la intensidad de explotación, a través de:

- la habilitación y ampliación de áreas de cultivo;
- la transformación de bosques, pastizales y matorrales en campos de cultivo;
- el cambio del tipo de explotación (de intensivo a extensivo y viceversa);
- la ganadería.

Los estándares deben encararse de modo tal que las regulaciones y recomendaciones que se elaboren para cambiar la intensidad de uso, es decir, para lograr una forma de explotación óptima desde el punto de vista ecológico y económico de las áreas que se desee aprovechar, respeten las condiciones geoecológicas y económicas locales y regionales. Las recomendaciones para el aprovechamiento elaboradas por muchos organismos agropecuarios nacionales o regionales, se orientan por regla general por intereses económicos y, por lo tanto, su utilidad para la realización de estudios ambientales es limitada. No obstante, en los últimos tiempos, los enfoques ecológicos están siendo incorporados a algunas formas de explotación agropecuaria y forestal (especialmente en ciertos proyectos piloto).

2. Actividades forestales

Las intervenciones que parten del aprovechamiento forestal son las siguientes:

- tala, explotación por calveros,
- repoblación forestal,
- intensificación de sistemas de manejo de recursos forestales,
- plantación de especies arbóreas exóticas.

Como valores límite pueden recurrirse a recomendaciones y criterios para el aprovechamiento de bosques, según las condiciones locales específicas, por ejemplo, bajo la forma de:

- autorizaciones para el desbroce (que deberán hacerse depender de la repoblación forestal),
- cuotas para la tala / reforestación,
- rotación en épocas fijas,
- recomendaciones para la selección de especies arbóreas apropiadas.

3. Otros aspectos específicos de un proyecto

Otros aspectos son la transformación de usos del suelo y las modificaciones concomitantes es decir, la eliminación de la cubierta vegetal y, en un sentido más amplio, también el cambio de función. Tales situaciones se presentan, en general, como resultado de planes de construcción o medidas administrativas (por ejemplo, la designación de áreas protegidas, áreas para fines especiales, etc.).

Las construcciones y distintas formas de cambio de uso pueden, según su tipo y magnitud, resultar en un significativo detrimento de la calidad ambiental, ya que pueden afectar los recursos hídricos, el microclima, la situación de los biotopos y, de este modo, la oferta de áreas aptas para la explotación agropecuaria y forestal.

3.7 Denudación del terreno

La denudación del terreno es la excavación y remoción de suelos, proceso que acompaña a todas las obras de construcción. La excavación en gran escala se realiza especialmente en relación con la extracción de materia prima a cielo abierto en yacimientos superficiales (como los de cantos rodados, carbón, bauxita, etc.), y en la construcción de caminos. La erosión no será tratada aquí, puesto que se la debe considerar como un efecto (ver Capítulo 5).

Tanto la excavación y la remoción de masas de tierra durante la explotación de yacimientos a cielo abierto, como el relleno o terraplenado (por ejemplo, en las obras viales) suelen realizarse sin tener en cuenta la aptitud de uso ni las funciones del suelo en lo que concierne a la vegetación y al régimen hídrico local.

En general no se han definido estándares directamente relacionadas con el suelo, dado que en la mayoría de los países no existen funcionarios en el Ejecutivo responsables del suelo como recurso escaso que se destruye con facilidad. Cuando existe alguna autoridad competente, la "conservación del suelo" es objeto de reglamentos relacionados con el uso del suelo (ver capítulo anterior). Son dignas de destacar algunas regulaciones o criterios que tienen por objeto proteger el suelo fértil (el humus) para evitar que sea cubierto por edificación u otras estructuras

En Alemania se está preparando actualmente una ley de protección del suelo (Bodenschutzgesetz). Esta ley constituirá la base para los Lineamientos Técnicos Suelo (TA-Boden), en los que se fijarán estándares obligatorios para el suelo y en los que se dará especial énfasis a la prevención y lucha contra riesgos.

3.8 Intervención en el régimen hídrico

El concepto de "intervención en el régimen hídrico" designa a las medidas de índole constructiva que afectan a las aguas pluviales en lo que concierne a su cantidad y distribución espacial y temporal. Tales intervenciones están relacionadas con prácticamente todas las actividades económicas y pertenecen a este rubro las siguientes:

- riego y drenaje,
- extracción e introducción de agua de/en cuerpos de agua superficiales y subterráneos,
- modificación del flujo en cursos de agua superficiales por medidas para la protección de márgenes, rectificación de cauce, etc.,
- creación de cuerpos de agua superficiales como embalses, reservas ictícolas, canales, etc.

Según las condiciones geoecológicas y el uso del suelo local, la modificación del régimen hídrico por las medidas antes mencionadas puede dar por resultado determinados impactos en:

- la situación climática (temperatura, humedad y vientos),

- la calidad de las aguas subterráneas y superficiales (dilución, degradación y acumulación de sustancias contaminantes)

- la calidad del suelo y disponibilidad de áreas aptas para la explotación agropecuaria y forestal (profundidad a que se encuentra la capa freática, degradación del suelo)

- las condiciones de vida para el mundo vegetal y animal, terrestre y acuático y con ello también para los agentes patógenos.

Estándares para una intervención autorizada, permisible o sustentable en el régimen hídrico desde el punto de vista ecológico, existen sólo como criterios generales para el aprovechamiento de  caudales hídricos (en Alemania, por ejemplo, la Ley del Régimen Hídrico y la Ley Federal de Protección a la Naturaleza). También pueden deducirse sin dificultad de los objetivos generales de la política ambiental, lo mismo que de los principios formulados por la FAO o de determinados convenios ambientales. Todos los usos del agua, es decir, toda intervención en el régimen hídrico, deberá ejecutarse de modo tal que:

- se asegure la posibilidad de uso a largo plazo (es decir, que no se explote hasta su agotamiento) y

- no se afecten más de lo necesario otros usos o demandas de aprovechamiento de los recursos naturales (ver más arriba).

Lo que esto significa para un proyecto concreto en un entorno geoecológico determinado, sólo puede determinarse en cada caso particular, teniendo en cuenta especialmente lo siguiente:

- la precipitación (= oferta hídrica primaria),

- los factores que determinan la forma en que la cantidad de agua precipitada se distribuirá entre evapotranspiración, escurrimiento superficial e infiltración (especialmente el clima, la vegetación, el suelo y las condiciones geohidrológicas),

- las demandas que deben satisfacer los recursos hídricos.

La tramitación de autorizaciones según la legislación de aguas tiene por objeto asegurar que se cumplan los objetivos antes mencionados, pero esto casi nunca ocurre. Merecen mencionarse en especial aquellas normas tendientes a imprimir a las obras hidráulicas o proyectos (de investigación) especiales una orientación ambientalista cada vez más acentuada, con el fin de lograr que las construcciones hidráulicas o el manejo de los recursos acuáticos se hagan con criterio ecológico.

Como posibles estándares se podrían considerar los siguientes:

- máximos volúmenes permisibles de agua a introducir o a extraer, lo que dependerá, dado el caso, de la época del año;

- modificación admisible de la profundidad de la capa freática (valores extremos y periodicidad), en el caso de medidas que la impacten en forma directa;

- caudal de los cauces de evacuación (valores pico y periodicidad), en el caso de medidas tomadas en relación con las construcciones hidráulicas;

- velocidad de la corriente y turbulencia.

En cuanto a las actividades en los proyectos, se destacan especialmente las regulaciones o valores recomendados que se refieren a lo siguiente:

a) Actividades agropecuarias

- riego y drenaje con afectación del nivel freático/del régimen hídrico local.

b) Suministro de agua industrial y de agua potable

- extracción de agua de cuerpos de agua superficiales y subterráneos e
- introducción de aguas residuales o agua de refrigeración en cuerpos de agua superficiales y subterráneos.

c) Minería/recuperación de materia prima

- desagote por bombeo.

d)  Construcciones hidráulicas, entre las que se cuentan:

- creación de lagos de nivel fluctuante en el tramo superior de un río (resultado: aumenta la temperatura del agua, se modifican las condiciones químicas del agua, se producen pérdidas por evaporación e infiltración);

- construcción de un tramo más o menos canalizado en la zona de aguas abajo de una presa (resultado: se interrumpe el intercambio de agua entre las capas freáticas y el cauce superficial);

- retención de agua durante la época de lluvias y, con ello, disminución de las crecidas (y de las inundaciones) en el tramo inferior y erogación de agua durante la época de estiaje, con lo que se incrementan los caudales en el tramo inferior; en ambos casos se modifica el intercambio de agua entre las capas freáticas y el agua fluvial; también se producen modificaciones temporalmente desplazadas de las pérdidas de agua por evaporación;

- creación de áreas de riego (sistemas de riego y grandes superficies anegadas) (resultado: se pierden aguas superficiales disponibles por infiltración, evaporación y evapotranspiración vegetal; por otra parte, sin embargo, se incrementan por infiltración los caudales subterráneos, es decir, se recarga el acuífero);

- consolidación de cursos de agua, para aumentar la velocidad del flujo y prevenir crecidas e inundaciones (resultado: se modifican los cursos de agua, se incrementan las crecidas en el tramo inferior, desciende el nivel freático, etc.).

3.9 Intervención en el relieve

La intervención en el relieve comprende aquellas medidas que, más allá de la capa de suelo, conducen a cambios morfológicos del horizonte C o del cuerpo litológico más profundo, así como el relleno o la acumulación de material que transforman claramente la topografía de un área (paisaje). Estos procesos están acompañados, en todos los casos, por movimiento de tierra, (siempre que no se trate de la disposición de residuos domiciliarios e industriales), es decir, se excava material de un lugar (superficial o subterráneo) y se lo traslada y deposita en otro, generalmente como acumulación de escombros o como material de relleno. No se considera aquí la parte correspondiente a materias primas utilizables que se destinan a un procesamiento posterior o a la utilización directa (por ejemplo, el fosfato crudo). La disposición de este tipo de material excavado no conduce necesariamente a cambios visibles del relieve. La práctica de echarlo al mar o depositarlo en cavernas, si bien también puede revestir gran relevancia ecológica, no será tratada aquí en detalle ya que se trata de casos excepcionales, específicos de ciertas regiones.

La intervención en el relieve puede conducir, según su tipo y magnitud, a perjuicios ecológicos considerables y generar los más diversos impactos. Así puede afectar, por ejemplo, la situación meso y microclimática, la oferta y calidad del agua, la calidad del suelo, la disponibilidad de tierras aptas para la actividad agropecuaria y forestal, así como las condiciones de vida de los biotopos. Las intervenciones de este tipo, si son de gran envergadura, resultan casi siempre irreversibles y producen efectos ecológicos de largo plazo. Las áreas afectadas no podrán ser recuperadas a través de medidas de recultivo, puesto que no es posible reconstruir el ecosistema natural preexistente; sólo se podrán crear de este modo "ecosistemas sustitutos".

Para evaluar el relieve, se recurre, desde el punto de vista ecológico, a los siguientes criterios mensurables:

- altura topográfica,
- pendiente,
- accidentes del relieve,
- grado de maduración,
- exposición.

En el caso de intervenciones subterráneas se recurre a la magnitud que también se utiliza en otras situaciones por motivos exclusivamente técnicos, y que es:

- el volumen de material excavado o movido.

Debido a que las intervenciones en el relieve no ejercen efecto ecológico directo sobre el ser humano (en tanto y en cuanto no estén involucrados depósitos de desechos ni lugares de  disposición de residuos) y puesto que tampoco producen modificaciones de la calidad ambiental químicamente inducidas, no se han fijado estándares relacionados con esta situación, ya que estos generalmente se orientan hacia aspectos toxicológicos.

Con respecto a las actividades en los proyectos, deben mencionarse en especial las siguientes:

a) Transporte

- presas, pasos
- hidrovías (tránsito de embarcaciones)
- obras de ingeniería (puentes, túneles, etc.)

b) Minería/recuperación de materia prima

- beneficio a cielo abierto (en húmedo, en seco),
- beneficio subterráneo,
- disposición del material excavado.

c)  Construcciones hidráulicas

- construcción de sistemas de zanjas,
- rectificación/consolidación de márgenes y lecho,
- construcción de instalaciones portuarias,
- profundización de cuerpos de agua,
- medidas tendientes a la recuperación de tierras (endicados),
- construcción de canales,
- creación de embalses de almacenamiento.

La significación ecológica de la intervención depende de los siguientes factores:

- la magnitud de la intervención,
- el tipo y composición de las rocas denudadas,
- el tamaño del área intervenida,
- las posibilidades de recultivo (considerando todas las condiciones ecológicas naturales),
- la escasez de áreas que cumplan funciones ecológicas semejantes.

Los impactos de la medidas abarcan:

- división del espacio vital o biotopo de la flora y fauna,
- destrucción de la capacidad filtrante del manto superior, lo que significa una amenaza para el agua subterránea,
- cambios climáticos,
- reducción del espacio vital del ser humano y de sus fuentes de subsistencia.

La deposición de material excavado en escombreras generalmente desemboca en una considerable modificación del relieve. Esto, a su vez, trae aparejadas consecuencias ecológicas, las que dependen de los siguientes factores:

- altura del depósito y área cubierta,
- grado de compactación del material depositado,
- índole y composición química del material,
- medidas de recultivo (cubierta verde, etc.),
- medidas para proteger de la erosión.

En la mayoría de los países, los trámites de autorización involucran condiciones para proteger el medio ambiente, que se basan en determinados criterios o normas. No se han establecido aún estándares que reglamenten en un sentido restringido las acciones que afectan al relieve (a menos que involucren directamente otras intervenciones).

3.10 Emisión de ruidos

El ruido se define como el impacto ambiental nocivo producido por sonidos que, según su naturaleza, magnitud o duración, pueden resultar una amenaza para la salud o producir otros efectos adversos. La expresión "emisión de sonidos" involucra a todas las irradiaciones sonoras provenientes de una fuente de sonidos o de un conjunto de fuentes de sonidos (por ejemplo, una calle, una zona industrial).

La emisión de  sonidos no puede ser registrada directamente; para suplir esta deficiencia, se designa como nivel de emisión el nivel de ruido que se obtiene realizando mediciones a una cierta distancia de la fuente de ruido y con técnicas de medición o métodos de cálculo específicos. Para representar las inmisiones a nivel regional, se recurre al nivel de emisión como valor base y se calcula a partir de él la presión sonora en el lugar de inmisión (Ver Cap. 4).

En la evaluación acústica de equipos, máquinas, vehículos o instalaciones, se capta el nivel de emisión de acuerdo con procedimientos de medición específicos, a los efectos de verificar que no se superen determinados valores límite de emisión, por ejemplo, en el marco de tramitaciones de autorización de funcionamiento o de circulación.

Los actuales estándares para las emisiones de sonidos industriales se orientan en todos los casos al estado de evolución de la tecnología; en otras palabras, se trata de valores técnicamente alcanzables por prototipos o unidades de muestra, para satisfacer los requerimientos involucrados en trámites de autorización para su funcionamiento. Estos valores se basan en las reglas generalmente reconocidas de la práctica ingenieril, teniendo en cuenta la relación costo-beneficio. En las instrucciones y regulaciones sancionadas hasta ahora, se establecen en primer lugar valores de emisión graduados según la potencia y el modus operandi de la industria, las que deben cumplirse de inmediato. Luego, una vez evaluados los aspectos técnicos, sanitarios y financieros, se definen valores de emisión más bajos, es decir, más exigentes, los que entrarán en vigencia a partir de una cierta fecha en el futuro. Finalmente se determinarán aquellas máquinas y equipos que deberán satisfacer las mayores exigencias de protección contra  sonido (ver especialmente la parte del catálogo " Derecho Ambiental Internacional"). Prácticamente no se realiza el monitoreo de los niveles de ruido de las rutinas industriales ni el que se produce durante el uso de las instalaciones. Esto puede conducir a emisiones de ruido que superen efectivamente los valores fijados en los estándares y que pueden deberse a modificaciones posteriores, al desgaste o a usos especiales a que se someten a las máquinas o equipos.

4.1 Calidad del aire

La expulsión de sustancias hacia la atmósfera depende de las condiciones en que se realiza la emisión y de las condiciones meteorológicas reinantes, y conduce a un aumento de la concentración de agentes contaminantes en la atmósfera con respecto al nivel básico natural. El ser humano solamente puede influir sobre la capacidad del aire para dispersar, descomponer o depositar las sustancias tóxicas en un ámbito espacial muy pequeño, y esto sólo se logra dentro de límites relativamente estrechos (por ejemplo, factores topoclimáticos).

La inmisión puede definirse en términos de masa de una sustancia en función del volumen de aire contaminado (por ej.: mg/m3). Especialmente cuando se trata de gases, tales estándares se expresan como concentración volumétrica (por ej.: cm3/m3). El material particulado y los polvos se definen como concentración de partículas (por ej.: l/cm3) o, cuando se deposita como precipitado de polvo en forma de "película", se define como masa por unidad de superficie y tiempo (por ej.: g/m2xd).

El Fichero de Sustancias (Capítulo 5) contiene información referente a inmisiones.

4.2 Situación climática

Los cambios climáticos pueden tener diversas causas antropógenas a saber:

- modificación de la cubierta superficial,
- medidas de riego o drenaje,
- intervención en el relieve,
- creación de lagos.

Según la magnitud de las intervenciones y las condiciones locales dadas, sus efectos pueden limitarse al ámbito local (topoclima) o extenderse a ámbitos mayores para ejercer efectos globales.

Los parámetros climáticos fundamentales son los siguientes:

- temperatura y perfil de temperaturas,
- humedad del aire,
- cantidad de precipitación,
- frecuencia de la formación de neblina,
- intensidad y dirección del viento,
- intensidad de la radiación.

Estos cambios se registran especialmente en el topoclima regional, donde se reflejan sus efectos sobre:

- las condiciones de producción agropecuaria (acumulación de aire frío, ecualización de picos de temperatura por acción de espejos de agua, etc.);

- la erosión del suelo por acción del viento (efecto de las pantallas de árboles, que protegen del viento);

- las condiciones de vida de animales y plantas, en especial las de microorganismos y, por ende, las de los agentes patógenos;

- la calidad del aire (diseminación de sustancias tóxicas);

- la salud y el bienestar de la población.

Decidir si un cambio climático es positivo o negativo depende absolutamente de cada situación particular y de la escala de valores aplicada para la evaluación (que deberá definirse en función de los requerimientos a satisfacer por cada uno de los componentes ambientales).

Una valoración de este tipo está siempre relacionada con un (grupo) receptor especifico. No existen estándares en un sentido más restringido; sin embargo, éstos podrían desarrollarse, al menos en forma de exigencias con respecto a condiciones climáticas deseables, tomando como base las condiciones que conducen a los impactos mencionados.

4.3.1 Generalidades

La situación de  ruido se define fundamentalmente como inmisión sonora, entendiéndose por esto la incidencia de sonidos en una región o en un punto de una región.

Los factores que se aplican para evaluar la situación de ruido son, fundamentalmente, las siguientes:

- magnitud del nivel sonoro continuo (medido o calculado como nivel medio durante un cierto tiempo, por ejemplo durante el día o durante la noche),
- altura y cantidad de niveles pico,
- frecuencia de los ruidos,
- intervalos entre emisiones sonoras,
- tipo y cantidad de fuentes o focos sonoros.

Como magnitud para registrar la inmisión de sonidos, se utiliza en general el nivel de presión acústica ponderada y como unidad de medida, el decibel (dB). La presión acústica ponderada se basa en la sensibilidad auditiva del ser humano.

Para poder evaluar adecuadamente las variadas fuentes de ruido y debido a razones legales y técnicas de medición, en los estándares de inmisión para determinadas zonas se suele distinguir entre instalaciones individuales o tipos de aparato (equipo), y entre las siguientes fuentes de ruido:

- industria;
- tránsito: tránsito de vehículos, ferroviario, fluvio-marítimo, aéreo;
- otras instalaciones (por ejemplo: instalaciones recreativas, deportivas, militares, etc.).

El efecto del  ruido sobre el ser humano depende de la constitución física y psíquica real del individuo así como de la actividad que desarrolla (necesidad de concentración, informaciones acústicas y períodos de regeneración) y se manifiesta en forma evidente a través de reacciones físicas y psíquicas.

Cuando se evalúa el grado de molestia que ocasionan los ruidos, se debe tener en cuenta también la aceptación social y cultural de determinados eventos sonoros que es, hasta cierto punto, independiente de magnitud del nivel de los sonidos.

A los efectos de evaluar una situación de ruido real o la que puede resultar como consecuencia de un proyecto o de una obra de construcción, es necesario definir la inmisión sonora.

Para ello se han desarrollado técnicas e medición y de cálculo (por ejemplo, en la República Federal de Alemania, las normas RLS 90, DIN 18005, Ruido 03,04), que permiten calcular los niveles medios de ruido a una distancia determinada de una carretera o bien desde el borde de un área específica, en base a datos específicos sobre dimensiones del área en cuestión, tipo de industria, composición y densidad del tránsito, frecuencia de paso de los trenes, velocidad, condiciones del trazado de vías y rutas, etc.

Con el objeto de evitar que los vecinos se vean excesivamente expuestos al ruido del tráfico aéreo e implementar medidas tendientes a reducir los ruidos, se crearon en Alemania zonas de protección sonora alrededor de aeródromos y aeropuertos, de acuerdo con la Ley sobre ruido de la  aeronavegación (Fluglärmgesetz). Estas zonas rodean áreas donde se superan determinados niveles de ruido (equivalentes a un nivel sonoro permanente) de acuerdo con cálculos realizados teniendo en cuenta la composición del tráfico aéreo, el movimiento de las aeronaves por las calles de carreteo y la ubicación de las pistas de despegue y aterrizaje.

Los estándares de inmisión, es decir, los valores límite para la inmisión, se aplican ya sea en forma general o a zonas pertenecientes a determinadas categorías, para las que se fijan distintos niveles límite según su sensibilidad al  ruido. En Alemania, estas categorías constituyen la base del reglamento de edificación (Baunutzungsverordnung) y se permiten determinados niveles de inmisión de ruido considerados aceptables según el tipo de área.

Al definir los valores sobre los cuales se basan los criterios y reglamentos, se consideraron no sólo las relaciones empíricamente determinadas entre nivel sonoro y molestia, sino también las posibilidades de su observancia en el marco de la planificación edilicia y del tráfico vial locales.

4.3.2 Aspectos referidos específicamente al receptor

1.  Salud humana

Los efectos que el  ruido ejerce sobre el ser humano pueden manifestarse como:

- trastornos auditivos
- impedimento de la comunicación acústica
- activación del sistema nervioso central o vegetativo
- disminución del rendimiento
- molestias

Sin embargo, la magnitud de las molestias no depende exclusivamente del nivel de ruido, sino también de una serie de otros factores (ver más arriba). En general, se puede afirmar que niveles medios nocturnos de 55 dB(A) y niveles medios diurnos de 65 dB(A) representan los límites de aceptabilidad. En zonas pobladas, los niveles de ruido no deberían superar los valores orientativos establecidos por la DIN 18005 y que ascienden a 40 dB(A) de noche y 50 dB(A) de día. Es poco probable que ruidos por debajo de un nivel medio de 35 dB(A) perturben el sueño. (El valor recomendado según los Lineamientos Técnicos Ruido para zonas residenciales en lo que respecta a ruido industrial es: 35 dB(A)). A partir de los 85 dB(A) continuos en el lugares de trabajo habitual, pueden producirse trastornos auditivos. La definición de estándares se orienta tanto en las evidencias objetivas de molestias y trastornos, como también en lo que es factible y financiable desde el punto de vista de la planificación.

2. Conservación de la flora y fauna

Los tipos de efecto que el ruido ejerce sobre el mundo animal son, fundamentalmente, los siguientes:

- En el caso de  sonidos persistentes, se interrumpe la comunicación acústica y esto conduce a cambios en el comportamiento de apareamiento, búsqueda de alimento, señales de advertencia y cuidado de la cría, lo que trae aparejada una modificación de la biocenosis en el ámbito próximo a los focos de emisión

- En el caso de emisiones sonoras aisladas que, en parte no se producen solas sino en compañía de señales ópticas, esto produce reacciones de pánico que, en épocas especiales, como por ejemplo el período de búsqueda de dominios o de crianza, puede desembocar en el abandono definitivo del hábitat y ser una amenaza para la reproducción.

Para poder evaluar los efectos que producen las inmisiones de  ruido, deben analizarse los siguientes factores:

- especie animal,
- tensiones anteriores por ruido (adaptación),
- tipo de ruido (regularmente recurrente, esporádico, etc.),
- perturbaciones visibles del comportamiento,
- proximidad de la fuente de ruido al hábitat.

4.4.1 Generalidades

La oferta aprovechable de agua subterránea y superficial es aquella porción de agua apta para un fin específico, que puede utilizarse de manera económicamente eficiente, que estará disponible a largo plazo y cuyo desvío del circuito natural es ecológicamente aceptable.

Cuando la cantidad de agua extraída del recurso hídrico supera la oferta, muere la vegetación, se secan los arroyos y se agotan las reservas de aguas subterráneas. Surgen situaciones conflictivas cuando se reclaman las aguas para diferentes clases de usos. La extracción de agua subterránea está restringida por la necesidad de contar a largo plazo con suministro de agua potable e industrial y por las demandas de la vegetación y las actividades agropecuarias.

La tasa de recarga del acuífero (volumen de agua que ingresa a las capas subterráneas, por unidad de tiempo y de superficie) depende de condiciones geoecológicas tales como:

- situación geológica (permeabilidad de los estratos, depósitos de agua subterránea),
- distribución de las precipitaciones,
- condiciones del suelo,
- vegetación,
- otros factores climáticos.

y de las intervenciones antropógenas tales como:

- pavimentación y edificación (sellado de suelos)
- destape de áreas de agua subterránea (por ej.: extracción de grava),
- drenaje (por ej.: pozos, canales, construcción de grandes lagos artificiales),
- compactación del suelo (por ej.: por pisoteo del ganado, uso de compactadoras, drenaje),
- modificación de la cubierta vegetal.

Las actividades constructivas son un factor importante que afecta el equilibrio natural, dado que la progresiva impermeabilización del suelo - al cubrir superficies cada vez mayores con edificación - perturba el equilibrio de algunos de los componentes del ciclo del agua: se reduce la infiltración, las aguas se acumulan en los cauces de evacuación (crecidas) y puede incrementarse la evaporación. Lo mismo ocurre por la compactación del suelo como consecuencia de obras de construcción o de un manejo agropecuario inadecuado.

La extracción de grandes volúmenes de agua disminuye los caudales fluviales y esto genera un aumento de la temperatura en el agua, lo que afecta adversamente las condiciones de vida de los organismos acuáticos. La modificación periódica del régimen hídrico a raíz de la recarga de los embalses destruye formas de vida adaptadas a las condiciones anteriores y baja el nivel freático.

4.4.2 Aspectos referidos específicamente al receptor

1.  Salud humana

El aspecto fundamental es satisfacer los requerimientos cuantitativos de agua potable e industrial del ser humano. Este requerimiento depende del estándar de vida, de las costumbres y de la disponibilidad de agua. Esta es la razón por la cual los valores de consumo son tan diferentes.

La demanda de agua potable (en litros) por persona es relativamente fácil de determinar; en cambio, el inventario de la oferta de agua potable existente, tiene diferentes grados de desarrollo de un país a otro. La renovación de los recursos hídricos se apoya en estimaciones más o menos válidas, pero a menudo es incierto hasta qué punto es posible recargar las reservas con agua de la misma calidad.

Los estándares siempre deberían basarse en la cantidad de personas afectadas, respetando la evolución demográfica y el hecho de que la renovación cuantitativa no necesita responder indefectiblemente a las exigencias cualitativas. En principio debe sustentarse el criterio que la provisión segura de agua potable es prioritaria frente a otros demandas de uso.

2. El equilibrio natural

La modificación de la oferta hídrica disponible puede afectar la eficiencia del equilibrio natural. La función del cauce de evacuación como parte de un sistema integral de drenaje, puede verse afectada cuando se modifica su caudal. Un incremento del flujo puede conducir a inundaciones, en tanto que una disminución puede redundar en un menor arrastre de sustancias transportadas.

Pueden presentarse los siguientes efectos negativos:

- deterioro de los sistemas de riego agrícolas,
- perjuicios por sequía y pérdida de cosechas,
- asentamiento diferencial del suelo (modificación del régimen de las aguas subterráneas),
- interrupción del aprovisionamiento de agua.

3. Preservación de la flora y fauna

La disponibilidad de agua es un factor preponderante para el desarrollo y la conservación de una determinada sociedad vegetal. Por eso es que las grandes intervenciones en el régimen hídrico conducen indefectiblemente a modificaciones de la biocenosis causados por:

- cambios de profundidad, especialmente descenso del nivel freático,
- cambios de nivel y de flujo en los cuerpos de aguas superficiales.

Los estándares ambientales deberán ser específicos para cada región y basarse en los requerimientos de las biocenosis y de los diversos organismos que la integran, sobre todo en lo que concierne a:

- profundidad mínima de los cuerpos de agua superficiales,
- profundidad mínima de la capa freática,
- periodicidad de la oferta hídrica,
- caudal mínimo.

4.5.1 Generalidades

La calidad natural de las aguas superficiales y subterráneas se ve influenciada por sustancias que le son aportadas ininterrumpidamente y por la continua variación de los parámetros. El ingreso natural e inducido (por acción antrópica) de sustancias se neutraliza gracias a la capacidad de autodepuración de los cuerpos de agua; ésta se basa en la descomposición de tales sustancias por parte de organismos que se reproducen masivamente en el agua. Sin embargo, este proceso solamente se cumple hasta un cierto límite de contaminación que depende de cada sistema específico; una vez superado este límite, las características del agua pueden cambiar radicalmente.

El concepto " calidad del agua" se define a través de:

- las propiedades naturales de un cuerpo de agua, es decir, los niveles tróficos,
- el uso real o potencial y los requerimientos de calidad concomitantes.

Los impactos químicos y físicos (por ej.: aumentos de temperatura) pueden afectar la calidad del agua en forma tan adversa y persistente, que solamente será posible recuperar la calidad requerida recurriendo a tratamientos especiales.

Dado que los diferentes usos requieren distintos niveles de calidad, se han establecido estándares para usos específicos, en especial los siguientes:

- estándares para agua potable,
- estándares para agua/cuerpos de agua para higiene y natación,
- estándares para agua de riego en la agricultura,
- estándares para proteger la vida de los organismos acuáticos,
- estándares para provisión de agua industrial,
- estándares para abrevaderos.

Para asegurar la calidad del agua en términos generales, es decir, sin considerar un uso específico, se puede definir el estado en que se encuentra un cuerpo de agua a través de:

- la clasificación a que pertenece el cuerpo de agua según su calidad
- sus condiciones térmicas

Se puede recurrir a la clasificación de calidades para definir estándares de inmisión, con el objeto de alcanzar o mantener una determinada clase de calidad a nivel nacional o internacional (ver la sección "Derecho Ambiental Internacional" en el presente Catálogo)

Cuando se divide a un cuerpo de agua según clases de calidad, se considera en primera instancia su carga de materia orgánica, cuya biodegradabilidad está sujeta a condiciones de consumo de oxígeno.

Los cambios graduales de las condiciones biológicas en los cursos de agua, como los que ocurren en el transcurso del proceso de autodepuración, se describen en el sistema sapróbico en el cual las clases de calidad se corresponden con la existencia en las aguas de determinados organismos o combinaciones de organismos característicos. El sistema se basa en la observación de que en aguas contaminadas con sustancias tóxicas se desarrollan otras comunidades de organismos y otras frecuencias de ocurrencia que en las aguas no contaminadas. Si bien el sistema sapróbico (índice de saprobiedad) fue desarrollado para cursos de agua en Europa Central, es posible transferir sus principios a las condiciones reinantes en otras regiones (Refiérase el lector a los criterios de la OMS, de distintos años).

La determinación de la calidad del agua puede realizarse en forma relativamente sencilla, con ayuda de organismos característicos (indicadores) y parámetros químicos fácilmente registrables como lo son la temperatura, el pH, el contenido de oxígeno. En cambio, sólo es posible registrar la presencia de ciertas sustancias especiales (por ej.: los carbohidratos) aplicando métodos de laboratorio, en parte muy laboriosos. Los datos químicos sólo brindan valores aproximados de concentraciones frecuentes. También se está buscando una manera realista de representar el grado de contaminación del agua, con ayuda de parámetros grupales o aditivos (DBO, DQO). Al recurrir a estos parámetros, se simplifican los estudios, puesto que, desde el punto de vista del análisis analítico, es virtualmente imposible registrar toda la gama de posibles combinaciones de contaminantes. Una parte de las sustancias tóxicas serán tratadas en la sección "Sustancias químicas" del presente Catálogo. Los criterios fundamentales de la Comunidad Europea referentes a la calidad del agua y de los cuerpos de agua, con indicación de los parámetros y estándares figuran en la sección de Convenios Ambientales de la Comunidad Europea).

4.5.2 Aspectos referidos específicamente al receptor

1. Calidad del  agua/salud humana

El aprovechamiento de manantiales o cuerpos de agua superficiales y subterráneos para suministrar agua potable a los seres humanos (para consumo y para la higiene personal) está sujeto al cumplimiento de determinadas exigencias de calidad. Son muy pocos los casos en que el agua cruda, en especial la proveniente de cuerpos de agua superficiales, satisface los requerimientos cualitativos. Debido a las sustancias naturalmente contenidas en el agua, la contaminación antrópica y, eventualmente, también a las modificaciones que se producen durante su transporte, necesita ser sometida a un tratamiento.

El objetivo de la potabilización del agua es, por una parte, asegurar la salud humana, considerando el consumo permanente y de por vida, y por la otra, controlar ciertos aspectos sensoriales, como por ejemplo: su sabor, su olor.

Las exigencias de calidad que debe satisfacer el agua que se usa con fines recreativos, tiene por objeto permitir actividades tales como natación, deportes acuáticos, pesca, etc. sin que ello signifique una amenaza para la salud. Además de las normas estéticas que cubren aspectos tales como olor, transparencia, color, etc. también se consideran parámetros que representan amenazas para la salud, especialmente los que emergen de los constituyentes bacteriológicos del agua.

2. Preservación de la  flora y fauna

La modificación de la calidad natural del agua se refleja en los seres vivos de los ecosistemas acuáticos afectados, como por ejemplo, las bacterias, las algas y las plantas acuáticas. La contaminación del agua puede influir sobre las condiciones de vida naturales de manera muy diversa, produciendo:

- cambios en el contenido de oxígeno,
- cambios de temperatura,
- cambios en la oferta de nutrientes,
- efectos tóxicos directos.

Los efectos se evidencian en el comportamiento, la reproducción y la fisiología de los organismos. La resistencia a determinados tóxicos hace pasar a éstos a las próximas etapas en la cadena alimentaria. Los efectos perniciosos pueden alcanzar a organismos individuales o a determinadas especies. A esto se suman posibles efectos por combinación, debido a la presencia de diferentes sustancias.

3. Preservación de la eficiencia del equilibrio natural

El uso permanente - o al menos a largo plazo - del agua trae aparejado simultáneamente un cambio en este recurso natural. Por lo tanto, es necesario asegurar que siga siendo un factor de producción o potencial aprovechable para el ser humano durante el mayor tiempo posible. Los requerimientos de calidad de agua que plantea por una parte el sector agropecuario para satisfacer sus necesidades de riego y por otra parte algunas ramas de la industria, no pueden considerarse estándares ambientales en el verdadero sentido de la palabra, puesto que lo que se evalúa primordialmente en tales casos es la aptitud técnica del agua como materia prima. No obstante, estas calidades pueden tomarse como base para destacar la relevancia de determinados parámetros o sustancias contenidas en el agua (ver los criterios correspondientes publicados por la OMS, especialmente los que se refieren a "environmental engineering" (ingeniería ambiental) - OMS, 1990 y otros).

4.6 Calidad del suelo

El suelo constituye el estrato meteorizado de la corteza terrestre y su desarrollo y madurez dependen de las condiciones geológicas, topográficas, climáticas, hidrológicas y biológicas reinantes. Se denomina calidad del suelo, en un sentido general, a su aptitud para sustentar la vida vegetal, en el sentido de su productividad. Un sinónimo que se utiliza con frecuencia es el concepto "fertilidad del suelo", como medida de la capacidad del suelo para suministrar nutrientes, agua, oxígeno y calor a las plantas.

La naturaleza del suelo no sólo proporciona la base para la producción de alimentos sino que también crea las condiciones necesarias para la producción de toda la fitomasa terrestre, por lo que constituye la base de casi todas las cadenas alimentarias.

Además de cumplir este rol vital para la existencia de las formas de vida superiores, los suelos cumplen una función ecosistémica significativa, ya que funcionan como:

- filtro y trampa de acumulación de tóxicos potenciales,
- ámbito vital para toda la flora y fauna terrestres,
- estrato de transformación y descomposición, en el sistema de circulación de la materia.

Los impactos más importantes pueden clasificarse según su efecto primario, en:

1. Cambios químicos producidos por:

- aplicación de abonos,
- uso de biocidas y
- contaminación, como consecuencia de inmisiones y depósitos de origen antrópico de los tipos más variados (ingreso directo de tóxicos a través de desechos y  residuos sólidos ( rellenos sanitarios o  escombreras) o de efluentes líquidos (aguas residuales, acumulación de material de refulado); ingreso indirecto de tóxicos después de su diseminación por vía aérea, como deposición líquida o sólida ( aerosoles y sustancias arrastradas por las precipitaciones).

2. Cambios físicos producidos por:

- denudación del suelo (eliminación de estratos aislados, excavaciones o nivelaciones),
- modificación de la cubierta vegetal natural (desmonte, explotación forestal)
- laboreo del suelo (explotación agropecuaria, banqueo, construcción de terrazas, etc.)

3. Cambios biológicos producidos por:

- el uso de biocidas y
- la incorporación al suelo de sustancias potencialmente tóxicas.

En general, las modificaciones del régimen hídrico se reflejan directamente en las condiciones químicas, físicas y biológicas del suelo.

Como parámetros del suelo, se utilizan fundamentalmente los siguientes:

- considerando las condiciones físicas: estructura, estabilidad de los agregados, volumen y distribución de poros, composición granulométrica, densidad de las sustancias minerales, densidad de las sustancias orgánica y temperatura del suelo;

- considerando las condiciones químicas: contenido y composición química de las sustancias minerales y orgánicas, acidez, capacidad de intercambio iónico, propiedades redox (óxido-reducción);

- considerando las condiciones biológicas: especie, composición y volumen del edáfono.

El estudio analítico de las condiciones en que se encuentra un suelo, particularmente sus propiedades químicas, así como los mecanismos de reacción y la forma en que éstos actúan en relación con las propiedades químicas, suele presentar dificultades considerables.

Para establecer la calidad de un suelo, además de recurrir a la determinación de la composición química del suelo ya mencionada, se estudian los siguientes parámetros clave:

- composición granulométrica,
- contenido de sustancias orgánicas,
- pH,
- capacidad de intercambio catiónico ,
- saturación de las bases,
- capacidad de ser labrado.

Es necesario tener en cuenta, sin embargo, que a valores iguales no corresponden necesariamente suelos cualitativamente iguales. En este caso solamente pueden formularse estándares recurriendo, además, a clasificaciones de los suelos (que difieren según su finalidad y el criterio aplicado) en los que tenga en cuenta toda la diversidad existente de suelos y sus respectivas condiciones óptimas en cada caso.

Los estándares se refieren a la calidad del suelo en relación con su aptitud para la explotación agropecuaria (evaluación de suelos), al riesgo de erosión y a la deposición de contaminantes. El Fichero de Sustancias contiene información más precisa sobre estándares de calidad del suelo referidos a diferentes sustancias.

4.7 Áreas aptas para la explotación agropecuaria y forestal

Las tierras aptas para la explotación agropecuaria producen la materia prima para la alimentación. La cantidad de tierra necesaria para cubrir la demanda de alimentos básicos por habitante varía según las condiciones geoecológicas (en especial la calidad del suelo, la oferta hídrica y el clima), las costumbres alimenticias y el estado de desarrollo de la tecnología agropecuaria. Esta superficie, que se calcula en base a la densidad de población de una región teniendo en cuenta las condiciones antes mencionadas, se tomará como estándar para determinar la superficie agropecuaria necesaria. Los estándares formulados con este criterio, solo tienen validez regional específica, en razón de los factores de influencia ya descritos.

Las áreas mínimas que se requieren para la explotación forestal se obtienen (sin considerar las funciones ecológicas del bosque) a partir de las demandas de madera de la población, así como de la demanda de todas las demás funciones útiles de un bosque (recreación, plantas medicinales, frutos, etc.). Esta área depende de las condiciones geoecológicas y de las costumbres de vida (por ej. demanda de madera como combustible para calefacción y cocción).

La disponibilidad de áreas aptas para la explotación agropecuaria y forestal, se ve influenciada en particular por los siguientes factores:

- cambio del uso de la tierra: transformación en otros tipos de aprovechamiento (los bosques en tierras de cultivo, las tierras dedicadas a actividades agropecuarias y forestales en asentamientos humanos, carreteras, asentamientos industriales, minería, etc.) y

- deterioro del suelo; destrucción del suelo aprovechable por acción de tóxicos, procesos erosivos, denudación, etc. como consecuencia directa o indirecta de otras actividades económicas o por prácticas agrícolas poco adecuadas a las condiciones locales que no preservan la aptitud del suelo a largo plazo.

Los estándares formulados en el sentido antes mencionado con respecto a la mínima superficie agropecuaria requerida son, en esencia, valores empíricos específicos para cada país y cada región. Esta superficie puede oscilar, según las condiciones previamente enumeradas, entre muchos kilómetros cuadrados (ganadería extensiva), aproximadamente un km cuadrado (cultivo rotativo), una hectárea (por ejemplo en el cultivo de arroz) y superficies incluso más pequeñas (horticultura). En cuanto a la explotación forestal, no se conocen los valores correspondientes.

4.8 Condiciones de los biotopos (funciones especiales de los biotopos)

Este capítulo contiene aspectos referidos a biotopos que no han sido contemplados en los parámetros de calidad ambiental anteriores. La vegetación y la fauna constituyen, según su composición y densidad, una asociación (biocenosis) nacida de la interacción de importantes factores ecológicos individuales, que se ha desarrollado a lo largo de un período prolongado y que ocupa un hábitat cuyos límites están más o menos claramente delimitados (biotopo). Un ecosistema consta de una cantidad indeterminada de biotopos, entre los que existe una cierta interrelación e interdependencia.

Las condiciones para que un biotopo pueda designarse como "intacto" surgen de las demandas que las comunidades vivas plantean al medio ambiente y que necesitan para la conservación de las especies. Sus factores determinantes son, fundamentalmente:

- superficie mínima para el biotopo (área mínima),
- relación o interrelación de las áreas,
- diversidad de especies y estructura (para neutralizar influencias perturbadoras),
- ausencia de perturbaciones activas.

En los últimos años, los estudios científicos han permitido reconocer cadenas de impactos en ecosistemas, la dimensión de las modificaciones generadas por influencias externas y las demandas de especies individuales a su biotopo (especialmente las de ciertas especies fundamentales, como por ejemplo, animales de gran tamaño,  aves, especies protegidas), lo que ha permitido definir "estándares ambientales" referidos a áreas específicas. Básicamente se puede determinar que cada especie (se trate de flora o de fauna) es parte de un biotopo y que en él juega un rol irremplazable. Extraer o alejar a un elemento del biotopo significa no sólo modificar, es decir, perturbar su composición sino también su funcionamiento. Aunque no existen estándares, en un sentido estricto, basados en las condiciones que deben darse en un biotopo a los efectos de preservar su fauna y flora, éstas pueden deducirse para regiones específicas, a partir de las características de los biotopos típicos de la región. No obstante, se está estudiando actualmente un enfoque diferente: el estudio  del circuito de la materia y de la  energía en el biotopo a los efectos de hallar un sustituto significativo. Además de declarar a ciertas regiones "zona protegida" a nivel nacional, puede recurrirse como primer indicador para evaluar si una zona merece ser protegida, a datos sobre la ocurrencia (potencial) de especies protegidas (por ej.: especies en vías de extinción). Cabe mencionar especialmente en este contexto el convenio de Washington sobre comercialización internacional de especies en vías de extinción (remítase el lector a la sección "Derecho Ambiental Internacional" o a la Ley federal alemana sobre conservación de especies ("Bundesartenschutzverordnung in Deutschland"). Las llamadas "listas rojas" solamente se fundamentan en los criterios "especies amenazadas" y "especies raras", pero convendría incorporar también criterios como por ejemplo, utilidad e importancia para el equilibrio natural o también conservación de la diversidad y unicidad de la naturaleza y del paisaje. En general se puede afirmar, que las medidas para proteger a los biotopos deben concretarse tomando como base los requerimientos particulares de las especies, en acuerdos referidos a regiones determinadas.

4.9 Calidad de los alimentos

Existen criterios generales para determinar la calidad de los alimentos y que son, además de las características de calidad externas como peso y tamaño (basadas en estrategias de mercado), „características internas" como la ausencia de sustancias tóxicas, su valor nutricional y su sabor. En relación con los estándares ambientales, pueden utilizarse las sustancias contenidas en los alimentos como medida para la evaluación toxicológica o la admisibilidad de sustancias tóxicas en el ambiente, especialmente cuando se trata de agentes químicos auxiliares de la agricultura. Si bien su relación con los impactos ambientales de determinados proyectos sólo es indirecta, en el caso de estudios ambientales concretos pueden tomarse como base para definir criterios de calidad. Algunos de los estándares existentes pueden hallarse en las páginas informativas del Fichero de Sustancias. Mayores datos sobre la calidad de los alimentos y sobre la problemática de los residuos se hallarán en especial en la ordenanza que regula las cantidades máximas de plaguicidas y aflatoxinas, en el índice de plaguicidas (1990) del Instituto Biológico de Alemania para agronomía y silvicultura y en la "Food Additives Series (diferentes años) de la OMS. Los factores más importantes que influyen sobre el contenido de sustancias tóxicas en los alimentos son los siguientes:

- el contenido (natural o antrópicamente condicionado) de sustancias (tóxicas) en el suelo y en el agua de riego,
- la absorción de sustancias tóxicas contenidas en el aire,
- el uso de plaguicidas y abonos,
- el uso de fármacos en la cría de animales,
- los productos de la conversión biogenética.

Los tóxicos contenidos en el suelo o adheridos a las plantas pueden actuar indirectamente sobre el ser humano a través de la cadena trófica o alimentaria. En base a los posibles procesos acumulativos en la cadena alimentaria y de los efectos que estas sustancias ejercen sobre determinados receptores, puede ocurrir que un alimento contenga una concentración extremadamente perniciosa de tóxicos, sin que esto haya afectado de modo alguno el crecimiento de las plantas productoras.

Sin embargo, en algunos casos dados, pueden ejercer efectos adversos sobre sus posibilidades de reproducción y sobre su resistencia frente a determinadas plagas.

En qué medida la contaminación de un nicho ambiental puede ejercer influencia sobre el contenido de sustancias tóxicas en los alimentos, depende de la tasa de absorción específica de estas sustancias por parte de cada uno de los cultivos (los llamados "factores de transferencia"). Los estándares para los recursos ambientales por regla general no toman en cuenta los procesos de acumulación así como tampoco los fenómenos sinergéticos o específicos para determinados receptores.

5.1 Generalidades

Las leyes, directivas y recomendaciones con orientación ambiental se establecen generalmente en base a los componentes del medio ambiente (por ej.: la Directiva para la protección de las aguas de la Comunidad Europea, el plan para la conservación del suelo de Alemania, los Lineamientos Técnicos para la preservación de la calidad del aire, LT-Aire). Las especificaciones son redactadas por las instituciones u organismos asesores pertinentes (tales como el Ministerio Federal de la Salud, la DVGG o IWRA) y generalmente se refieren a determinadas áreas (soberanas). Considerando que parten de distintos puntos de vista (económicos, geográficos, ecológicos, etc.), las leyes sancionadas abarcan una esfera de influencia limitada en términos del área que cubren. Dadas tales condiciones, no siempre pueden ser transferidas simplemente a otros contextos ecológicos y/o políticos. A modo de ejemplo, considere el lector que las exigencias planteadas respecto de la calidad de las  aguas en climas áridos son completamente diferentes de las que se rigen en Europa Central. Por otra parte, la temperatura que se estipula para los  efluentes ( aguas residuales) a ser vertidos en un cuerpo de agua será mucho menor que en zonas tropicales o subtropicales.

5.2 Notas explicativas sobre el contenido del "Fichero de Sustancias"

La sección del catálogo denominada "Fichero de sustancias" toma reglamentaciones (por ejemplo, sobre cuerpos de agua superficiales) de varios países que generalmente están referenciadas según su aplicación (por ej.: ramo de actividad) y área, y las divide en base a las sustancias específicas, indicando su procedencia y las estipulaciones individuales que las afectan a los fines de su comparación. Esto se hace en niveles en distintos grados de diferenciación, para que esta sección del Catálogo pueda ser de ayuda cuando se deban tomar decisiones, especialmente en situaciones en las cuales:

- no existen estipulaciones para la planificación de la aplicación individual;
- el impacto ecológico de una medida de planificación supera ampliamente las reglamentaciones de uso existentes y, por lo tanto, se impone la necesidad de hacer evaluaciones adicionales;
- se deben verificar reglamentaciones existentes.

Las páginas informativas en el fichero de sustancias no contienen solamente valores límite y/u orientativos oficiales para las diversas sustancias químicas, sino también gran cantidad de criterios de evaluación. Los datos adicionales en las páginas informativas fueron estructurados de modo que se evitara una sección de texto detallada, con notas explicativas, para proporcionar a los usuarios los datos necesarios en forma clara y en los lugares relevantes.

La diversidad de los datos muchas veces obligó a evaluar una amplia variedad de fuentes bibliográficas y el trabajo de investigación involucrado también dio por resultado una serie de fuentes pertinentes, continuamente actualizadas, tales como carpetas de hojas sueltas y manuales. Éstos aparecen en letra negrita en la bibliografía y en la lista de fuentes. A continuación del análisis de los medios de información y fuentes de datos adecuados, la evaluación se basó esencialmente en el material informativo y en los catálogos especializados de la Biblioteca Nacional de Berlín, la Biblioteca del Instituto Federal del Medio Ambiente de Berlín, la Biblioteca de la Universidad Técnica de Berlín y una serie de bibliotecas de facultades de esta Universidad (Ingeniería ambiental, Química, Geografía, Ecología paisajística).

Las páginas informativas abarcan los siguientes bloques de datos (se ofrecen más detalles en las notas explicativas que preceden el fichero de sustancias):

- datos físico-químicos básicos - valores comparativos / de referencia
- procedencia y aplicaciones - evaluación y observaciones
- estándares ambientales  

Las fuentes de datos investigadas aportaron una enorme cantidad de diferentes informaciones de distinta calidad. El marco conceptual del proyecto también permitió que se establecieran puntos de interés, tanto en términos de la selección de sustancias como de la profundidad de la investigación. Por lo tanto, no existió de modo alguno la intención que los temas tratados o las páginas informativas compiladas reflejaran un mismo nivel de detalle.

5.3 Selección de sustancias

Hablando en términos generales, todas las sustancias que se hallan en el medio ambiente - ya sean de origen natural o antrópico - son importantes para el ecosistema y, por lo tanto, relevantes para el medio ambiente. Numerosos autores se han esforzado en compilar y seleccionar sustancias relevantes para el medio ambiente y - de acuerdo con sus diferentes perspectivas - han compuesto listas de sustancias que contienen entre aprox. 100 000 (banco de datos INFUCHS; s.WAGNER, 1989) y 60 sustancias (BUA, 1989), pero la mayoría abarca entre algunos cientos y algunos miles de ítems. BUA (1989) presenta un perfil interesante del problema junto con una serie de listas de sustancias químicas provenientes de otros países.

En el marco de las evaluaciones de impacto ambiental (EIA), todos los cambios materiales antrópicamente inducidos y sus efectos son de interés potencial. La cantidad de sustancias involucradas es, por lo tanto, tan enorme que no será posible, ni siquiera a largo plazo, prepararlas para su utilización práctica en las evaluaciones de impacto ambiental. El Catálogo de Estándares Ambientales establece las siguientes prioridades para la selección de sustancias:

1. De entre los numerosos compuestos existentes, se seleccionaron aquellas sustancias que ya están contempladas en legislaciones. Por una parte, representan el núcleo por el que se deben guiar las EIA, teniendo en cuenta especificaciones precisas; por otra parte, puede partirse de la base de que tales sustancias ya han sido clasificadas por organismos competentes como particularmente riesgosas para el medio ambiente, puesto que en general no se sancionan leyes hasta que la amenaza que emana de una sustancia dada ha sido científicamente probada.

Tanto el número de sustancias contempladas en las legislaciones como los valores límite especificados difieren considerablemente de un país a otro. En comparación con otras legislaciones nacionales, la legislación ambiental alemana es relativamente estricta y progresista. Junto con las estipulaciones de la Comunidad Europea, constituye la base legislativa para la selección de sustancias para este Catálogo. El cuadro general en el fichero de sustancias que lleva por título "Sustancias químicas relevantes para el medio ambiente" se basó en:

- para el componente ambiental "agua", la lista de la Directivas 76/464/CEE,
- para el componente ambiental "suelo", el plan para la conservación del suelo del Gobierno federal alemán y
- para el componente ambiental "aire", los Lineamientos Técnicos sobre preservación de la pureza del Aire (LT-Aire) de la República Federal de Alemania.

La evaluación se realizó de acuerdo con una lista recopilada por WAGNER (1989). Las reglamentaciones reseñadas más arriba contienen 171, 228 Y 280 sustancias, respectivamente. Teniendo en cuenta que las sustancias que se repiten en las distintas reglamentaciones figuran una sola vez en la lista, se obtiene un total de 525 compuestos.

2. Las 525 sustancias contempladas en las legislaciones se complementaron con 6 sustancias más (atracina, bario, carbarilo, fluoruro de hidrógeno, bromuro de metilo y ozono) consideradas relevantes para el medio ambiente, de modo que el listado completo contiene un total de 531 sustancias. Sin embargo, no debe considerarse a esta lista como definitiva ya que está previsto ampliarla. Así, por ejemplo, aún no se ha hecho referencia a nutrientes importantes como lo son los fosfatos y nitritos. Además, la compilación de las páginas informativas reveló un pequeño número de sustancias relevantes que no habían sido tenidas en cuenta hasta la fecha. La lista definitiva abarcará probablemente entre 560 y 570 sustancias.

Cantidad de sustancias y grupos de sustancias. agrupadas según legislaciones y amplias fuentes de datos

  Sustancias reglamentadas o mencionadas
Legislaciones/Fuentes de datos Total de las que se han incluido en el Cuadro 5.4.2 la siguiente cantidad: de las que se han incluido en las páginas informativas (Fichero de Sustancias) la siguiente cantidad:
1. Directiva para la protección del agua en la Comunidad Europea - Lista 1 (1982) 171 171 29
2. Catálogo de sustancias que son una amenaza para el agua (1987) 600
aprox.
180 33
3. Plan de conservación del suelo (1986/87) 228 228 40
4. LT-Aire (1986) 280 280 35
5. Valores MAK (1989) 600
aprox.
205 47
6. Sustancias seleccionadas para el CEA (1990) relevantes para el medio ambiente y que no figuran en 1,3,4 6 6 6
Suma total   531
(contempladas una sola vez)
62

LT-Aire: Lineamientos técnicos sobre la preservación de la pureza del aire, de acuerdo con la Ley federal de control de inmisiones

Valores MAK: Concentraciones máximas en el lugar de trabajo (según DFG, 1989)

Nota: El cuadro "Sustancias químicas relevantes para el medio ambiente, agrupadas según leyes y criterios seleccionados" incluye algunas sustancias que no son tratadas en forma aislada en el Fichero de Sustancias, sino que pueden estar incluidas en un grupo de sustancias cuya página informativa existe en este fichero (por ej.: el acenafteno es un miembro de los hidrocarburos aromáticos policíclicos y la heptacloro-dibenzo-p-dioxina pertenece al grupo de las dioxinas). Así, la información sobre 140 sustancias de esta tabla puede hallarse nuevamente en el fichero. Las páginas en las que se hallarán estas sustancias se encuentran entre paréntesis.

5.4.1 Cuadro: Sustancias químicas relevantes para el medio ambiente, agrupadas según leyes y criterios seleccionados; también lista de páginas informativas del fichero de sustancias

Notas:

El cuadro que se incluye a continuación se basa en:

- la Directiva 76/464/CEE (1982) de la Comunidad Europea sobre la contaminación del  medio  acuático

- el plan para la conservación del suelo del Gobierno federal alemán para el componente ambiental "suelo" (1986/87) y

- los Lineamientos Técnicos sobre la preservación de la pureza del Aire LT-Aire (1986) de la República Federal de Alemania.

Todas las sustancias tratadas por estas legislaciones fueron incorporadas a la lista. Éstas representan la base para la selección de sustancias. También se indica si tales sustancias están contenidas en:

- el catálogo alemán de sustancias que constituyen una amenaza para el agua (1987) y en
- la lista MAK (1989).

La lista MAK y el Catálogo de sustancias que constituyen una amenaza para el agua, suman entre ambas 550 sustancias de las cuales sólo se incorporaron a la lista aquéllas que estaban incluidas en la Directiva de la CE sobre la contaminación del medio acuático y el Plan para la conservación del suelo o los Lineamientos Técnicos sobre la preservación de la pureza del Aire (LT-Aire) de la República Federal de Alemania.

Una agrupación alfabética consistente de las sustancias, en concordancia con las reglas de los nomencladores químicos, como fue utilizada por WAGNER (1989) también resulta apropiada para una compilación de este tamaño, contribuyendo a hacerla más clara y exhaustiva. La importancia de esto se demuestra especialmente por el hecho de que en los encabezamientos de las páginas informativas figuran en algunos casos los nombres más comunes de las sustancias con el objeto de facilitar el manejo del fichero. En el Cuadro siguiente estas designaciones figuran (marcadas con * entre paréntesis) después de los nombres sistemáticos de las sustancias.

Los números que encabezan las distintas columnas significan lo siguiente:

Columna 2 = Directiva 76/464/CEE (1982) de la CE sobre la contaminación del  medio  acuático
Columna 3 = Catálogo de sustancias que constituyen una amenaza para el agua (1987)
Columna 4 = Plan para la conservación del suelo del Gobierno federal alemán (1986/87)
Columna 5 = Lineamientos Técnicos sobre la preservación de la pureza del Aire (1986)
Columna 6 = lista de valores MAK (1989)

Columna "Fichero de sustancias" = página correspondiente en la sección "Sustancias químicas: Fichero de sustancias" de este Catálogo

En su gran mayoría, los datos fueron tomados de WAGNER (1989).

La lista de sustancias del Plan para la conservación del suelo fue confeccionada agrupando las sustancias de acuerdo con la práctica química y su presencia en el medio ambiente. No se consideraron a los radionúclidos (Véase WAGNER, 1989).

Las sustancias están ordenadas alfabéticamente según sus nombres químicos/ sistemáticos.

Los nombres comunes o vulgares que se utilizan normalmente están marcados con un asterisco entre paréntesis (*)

Nombre de la sustancia 2 3 4 5 6
A          
Acenaftileno, 1,1-dihidro (*acenafteno)     x    
Acetaldehído   x   x x
Acetaldehído, cloro (*cloroacetaldehído)       x x
Acético, ácido       x x
Acético, ácido, éster butílico (*n-acetato de butilo)       x x
Acético, ácido, cloro (*ácido cloracético) x     x  
Acético, ácido (4-cloro-2-metilfenoxi) (*MCPA) x        
Acético, ácido (2,4-diclorofenoxi) (*2,4-D) x   x   x
Acético, ácido, éster etilénico (*acetato de vinilo)   x   x x
Acético, ácido, éster etílico (*acetato de etilo)   x   x x
Acético, ácido, éster metílico (*acetato de metilo)   x x x x
Acético, ácido, (2,4,5-triclorofenoxi) (*2,4,5-T) x x x   x
Aluminio         x
Aminobenceno, 2-cloro (*2-cloranilina) x        
Aminobenceno, 3-cloro (*3-cloranilina) x        
Aminobenceno, 2-cloro-4-metil (*2-cloro-4 metilanilina) x        
Aminobenceno, 2-cloro-6-metil (*2-cloro-6-metilanilina) x        
Aminobenceno, 3-cloro-2-metil (*3-cloro-2-metilanilina) x        
Aminobenceno, 3-cloro-4-metil (*3-cloro-4-metilanilina) x        
Aminobenceno, 4-cloro-2-metil (*4-cloro-2-metilanilina) x       x
Aminobenceno, 5-cloro-2-metil (*5-cloro-o-toluidina) x       x
Aminobenceno, ar-clor-ar-metil (*clorotoluidina) x        
Aminobenceno, 4-cloro-2-nitro x        
Aminobenceno, 2-cloro-4-nitro (*2-cloro-4-nitroanilina)     x    
Aminobenceno, 4-cloro (*p-cloranilina) x        
Aminobenceno, ar,ar-dicloro (*dicloroanilina) x        
Aminobenceno, 2,3-dicloro (*2,3-dicloroanilina) x        
Aminobenceno, 2,5-dicloro (*2,5-dicloroanilina) x        
Aminobenceno, 2,6-dicloro (*2,6-dicloroanilina) x        
Aminobenceno, 3,4-dicloro (*3,4-dicloroanilina) x        
Aminobenceno, 3,5-dicloro (*3,5-dicloroanilina) x        
Aminobenceno, 2,6-dinitro N,N-dipropil-4-(trifluorometil)
(*2,6-dinitro-N,N-dipropil-4-trifluorometilaminobenceno)
x        
Aminobenceno, 2-metil (*o-toluidina)   x   x x
Aminobenceno, 4-metil (*p-toluidina) x        
Aminobenceno, 2-nitro (*p-nitroanilina)   x      
Aminobenceno (*anilina)   x x   x
Aminoetano, N,N-dietil (*trietilamina)   x   x  
Aminoetano, N-etil (*dietilamina)   x   x x
Aminoetano (*etilamina) x x   x x
Aminoetano, N-metil (*dimetilamina)   x   x x
Aminometano (*metilamina) x x   x x
2-aminonaftaleno   x   x x
Amonio catión       x x
Antraceno x   x    
 Antimonio     x   x
 Arsénico x   x    
Arsénico (V) óxido (*pentóxido de arsénico ) x x   x x
Arsénico (III) óxido (*trióxido de arsénico) x x   x x
Arsénico, ácido x x   x x
Arsénico ácido, sal de calcio (*arseniato de calcio)   x   x x
Arsénico, ácido, sal monopotásica (* potasio dihidrógeno arseniato)   x   x x
Arsénico, ácido, sal trisódica (*arseniato de sodio)   x   x x
Arsina (*hidruro arsénico)   x   x x
Asbesto       x x
Aziridina (*etilenimina)          
Azúfre, dióxido de   x   x x
Azúfre, trióxido de   x   x  
B          
 Bario          
 Benceno x x x x x
Benceno acetonitrilo, alfa-[ (dietoxifosfinotioil)-oxi] imino (*Foxim) x        
Benceno, C1-9 alquil derivados (*alquilbencenos)     x    
Benceno, cloro (*clorobenceno) x x x x x
Benceno, 1-cloro-2-[ 2,2-dicloro-1-(4-clorofenil)-etil] (*o.p-DDD)       x  
Benceno, 1-cloro-2,4-dinitro x   x    
Benceno, clorometil (*bencil cloruro) x x   x x
Benceno, 1-cloro-3-metil (*m-clorotoluidina) x        
Benceno, 1-cloro-2-metil-4-nitro x        
Benceno, 2-cloro-1-metil-4-nitro (*1-cloro-2-metil-5-nitro-benceno) x        
Benceno, clorometilnitro (*cloronitrotolueno) x        
Benceno, 1-cloro-2-metil-3-nitro (*2-cloro-6-nitrotolueno) x   x    
Benceno, 1-cloro-4-metil-2-nitro (*4-cloro-3-nitrotolueno) x        
Benceno, 4-cloro-1-metil-2-nitro (*4-cloro-2-nitrotolueno) x        
Benceno, 1-cloro-2-metil (*o-clorotoluidina) x x      
Benceno,1-cloro-4-metil (*p-clorotoluidina) x x      
Benceno, 1-cloro-3-nitro (*m-cloronitrobenceno) x   x    
Benceno, 1-cloro-2-nitro (*o-cloronitrobenceno) x   x    
Benceno, 1-cloro-4-nitro (*p-cloronitrobenceno) x x x   x
Benceno, 1,1´-(2,2,2-tricloroetildeno) bis[ 4-cloro] (*o,p-DDT)     x    
Benceno, 1,1´-(2,2-dicloroetildeno) bis[ 4-cloro] (*p,p´-DDD) x x x    
Benceno, 1,1´-(dicloroetildeno) bis[ 4-cloro] (*p,p´-DDE) x x x    
Benceno, 1,3-dicloro (*meta-diclorobenceno) x        
Benceno, (diclorometil) (*benzal cloruro) x        
Benceno, 1,3-dicloro-5-nitro x        
Benceno, dicloronitro (*dicloronitrobenceno) x        
Benceno, 1,2-dicloro-3-nitro (*2,3-dicloronitrobenceno)     x    
Benceno, 1,2-dicloro-4-nitro (*3,4-dicloronitrobenceno) x   x    
Benceno, 1,4-dicloro-2-nitro (*2,5-dicloronitrobenceno) x        
Benceno, 2,4-dicloro-1-nitro (*2,4-dicloronitrobenceno) x        
Benceno, 1,2-dicloro (*o-diclorobenceno) x x x x x
Benceno, 1,4-dicloro (*p-diclorobenceno) x   x x x
Benceno, dietil (*dietilbenceno)   x x    
Benceno, 2,4-diisocianato-1-metil (*2,4-toluileno diisocianato)   x   x x
Benceno, (1,1-dimetiletil) (*ter-butilbenceno)   x x    
Benceno, 1,3-dimetil (*m-xileno) x x x x x
Benceno, 1,3-dimetil-2-nitro (*1,3-dimetil-2-nitro benceno)     x    
Benceno, 1,2-dimetil (*o-xileno) x x x x x
Benceno, 1,4-dimetil (*p-xileno) x x x x x
Benceno, dimetil (*xileno) x x x x x
Benceno, dinitro (*dinitrobenceno)     x   x
Benceno, etenil (*estireno)   x x x x
Benceno, etil (*etilbenceno) x x x x x
Benceno, 1-etil-3-metil (*m-etiltolueno)     x    
Benceno, 1-etil-2-metil (*o-etiltolueno)     x    
Benceno, 1-etil-4-metil (*p-etiltolueno)     x    
Benceno, feniletil (*difeniletano)     x    
Benceno, hexacloro (*hexaclorobenceno) x x x    
Benceno, metil, pentacloroderivados     x    
Benceno, 1-metil-2,4-dinitro (*2,4-dinitrotolueno)   x x   x
Benceno, 2-metil-1,3-dinitro (*2,6-dinitrotolueno)     x   x
Benceno, metildinitro (*dinitrotolueno)     x   x
Benceno, 2-metil-1,4-dinitro (*2-metil-1,4-dinitrobenceno)     x   x
Benceno, (1-metiletenil) (*1-metil-1-fenil-etileno) x     x x
Benceno, (1-metiletil) (*cumeno)   x x x x
Benceno, 1-metil-3-nitro (*m-nitrotolueno)     x x x
Benceno, metilnitro (*nitrotolueno) (isómeros)       x x
Benceno, 1-metil-2-nitro (*o-nitrotolueno)   x x x x
Benceno, 1-metil-4-nitro (*p-nitrotolueno)     x x x
Benceno, metil (*tolueno) x x x x x
Benceno, metoxi (*anisol)   x x    
Benceno, 1-metoxi-2-nitro (o-nitroanisol)     x    
Benceno, 1-metoxi-4-nitro (*p-nitroanisol)     x    
Benceno, nitro (*nitrobenceno)   x x x x
Benceno, 1,1´-oxibis (*difenil éter)   x x   x
Benceno, 1,1´-oxibis[ metil] (*ditoluil éter)     x    
Benceno, 1,1´-[ oxibis(metileno)] bis (*dibencil éter)     x    
Benceno, pentacloronitro (*pentacloronitrobenceno)     x    
Benceno, pentacloro (*pentaclorobenceno)     x    
Benceno, pentacloro (tricloroetenil) (*octacloroestireno)     x    
Benceno, propil (*propilbenceno)     x    
Benceno, 1,2,3,4-tetracloro (*1,2,3,4-tetraclorobenceno)     x    
Benceno, 1,2,3,5-tetracloro (*1,2,3,5-tetraclorobenceno)     x    
Benceno, 1,2,4,5-tetracloro (*1,2,4,5-tetraclorobenceno) x   x    
Benceno, tetrametil (*tetrametilbenceno)     x    
 Benceno, 1,1´(2,2,2-tricloroetilideno)bis[ 4-cloro] (*DDT) x x x   x
Benceno, 1,1´(2,2,2-tricloroetilideno)bis[ 4-metoxi] (*metoxicloro)     x   x
Benceno, tricloro (*triclorobenceno) x   x    
Benceno, 1,2,3-tricloro (*triclorobenceno)     x    
Benceno, 1,2,4-tricloro (*1,2,4-triclorobenceno) x   x   x
Benceno, 1,3,5-tricloro (*1,3,5-triclorobenceno)     x    
Benceno, 1,3,5-trimetil (*mesitileno)     x x  
Benceno, trimetil (*trimetilbenceno)     x x  
Benceno, 1,2,3-trimetil (*1,2,3-trimetilbenceno)     x x  
Benceno, 1,2,4-trimetil (*1,2,4-trimetilbenceno)     x x  
1,2-benceno dicarboxílico ácido, bis(2-etilhexil)éster (*di-(2-etilhexil) ftalato)     x x  
1,2-benceno dicarboxílico ácido, bis(2-metilpropil)éster (*diisobutil ftalato)     x    
1,2-benceno dicarboxílico ácido, bis(2-butil-fenilmetil) éster (*butilbencil ftalato)   x x    
1,2-benceno dicarboxílico ácido, dibutil éster (*dibutil ftalato)     x    
1,2-benceno dicarboxílico ácido, dibencil éster (*dibencil ftalato)     x    
1,2-benceno dicarboxílico ácido, dietil éster (*dietil ftalato)   x x    
1,2-benceno dicarboxílico ácido, dimetil éster (*dimetil ftalato)     x    
1,2-benceno dicarboxílico ácido, dioctil éster (*dioctil ftalato)     x    
1,2-benceno dicarboxílico, ácido, dipropil éster (*dipropil ftalato)     x    
1,2-benceno; dicarboxílico, ácido diundecil éster (*diundecilftalato)     x    
Benz[ e] acefenantrileno (*benzo[ b] fluoranteno) x   x   x
Benz[ a] antraceno     x    
Benzo[ c] fenantreno     x    
Benzo[ ghi] fluoranteno     x    
Benzoico, ácido, metil éster (* metil benzoato)   x   x  
Benzo[ k] fluoranteno     x    
Benzofluoranteno     x    
Benzo[ j] fluoranteno (*benzo-1.2,1.3-fluoranteno)     x    
11H-benzo[ a] fluoranteno     x    
7-benzofuranol,2,3-dihidro-2,2-dimetil,metilcarbamato (*carbofurano)       x  
Benzonaftotiofeno     x    
Benzonitrilo, 2,6-dicloro     x    
Benzo[ ghi] perileno     x    
Benzo[ a] pireno x   x x x
Benzo[ e] pireno     x    
 Berilio     x x x
Biciclo[ 3.1.1] heptano,6,6-dimetil-2-metileno (*beta-pineno)       x  
Biciclo[ 3.1.1] heptano,2,6,6-timetil, didehidroderivado       x  
Biciclo[ 3.1.1] heptano, 2,6,6-trimetil (*alfa pineno)       x  
1,1´-bifenil clorado (* BPC) x x x x x
1,1´-bifenil, cloro (*monoclorobifenilo)     x    
1,1´-bifenil, dicloro (*diclorobifenilo)     x    
1,1´-bifenil, heptacloro (*heptaclorobifenilo)     x    
1-1´-bifenil, hexabromo       x  
1,1´-bifenil, hexacloro (*hexaclorobifenilo, aroclor 1260)     x    
1,1´-bifenil, pentacloro (*pentaclorobifenilo, aroclor 1254)     x    
1,1´-bifenil, tricloro (*triclorobifenilo, aroclor 1242)     x    
1,1´-bifenil, (*bifenilo) x x x x x
[ 1,1´-bifenil] -4-carboxílico, ácido x        
[ 1,1´-bifenil] -4,4´-diamino, 2,2´-dicloro x        
[ 1,1´-bifenil] -4,4´-diamino, 3,3´-dicloro (*diclorobencidina) x     x x
[ 1,1´-bifenil] -4,4´-diamino, (*bencidina) x       x
4,4´-bipiridinio,1,1´-dimetil, dicloruro (*paraquat dicloruro)     x   x
4,4´-bipiridinio,1,1´-dimetil (*paraquat ión)     x    
Bromhídrico, ácido (*hidrógeno bromuro)   x   x x
 Bromo       x x
1,3-butadieno   x   x x
1,3-butadieno,2-cloro (*cloropreno) x     x x
1,3-butadieno,1,1,2,3,4,4-hexacloro (*hexacloro-1,3-butadieno) x x x   x
1,3-butadieno, pentacloro (*pentaclorobutadieno)     x    
1,3-butadieno, tetracloro (*tetraclorobutadieno)     x    
 Butano x     x x
Butano, 2,2-dimetil (*2,2-dimetilbutano)       x  
Butano, 2,3-dimetil (*2,3-dimetilbutano)       x  
Butano, 2-metil (*i-pentano)       x x
Butano,1,1´-oxibis (*di-n-butil éter)   x   x  
Butanal (*n-butil aldehído)   x   x  
Butanodioico, ácido, [ (dimetoxitiofosfinil)tio] , dietil éster (* malatión) x x     x
2-butanoico, ácido, 3-[ (dimetoxifosfini)oxi] , metil éster (*mevinfos) x        
1-butanol,3-metil (*isoamílico alcohol)       x x
1-butanol (*butanol)   x   x x
2-butanol (*sec. butanol)   x   x x
2-butanona (*etil metil cetona)   x   x x
1-butanotiol (*n-butanotiol)   x   x x
2-buteno (Z) (*cis-2-butileno)       x  
2-buteno (E) (*trans-2-butileno)       x  
1-buteno, 2,3-dimetil       x  
2-buteno, 2,3-dimetil (*2,3-dimetil-2-buteno)       x  
2-buteno, 3,3-dimetil- (*3,3-dimetil-1-buteno)       x  
1-buteno, 2-metil       x  
1-buteno, 3,metil (*3-metil-1-buteno)       x  
2-buteno-2-metil (*trimetiletileno)       x  
1-buteno (*buteno-1)       x  
Buteno (*butileno)       x  
C          
 Cadmio x   x x x
Carbono, disulfuro de   x   x x
Carbono, monóxido de   x   x x
Carbónico, ácido, níquel (+2) sal 1:1 (*carbonato de níquel )       x x
Carbonilo, dicloruro de (*fosgeno)       x x
Cianhídrico, ácido (*hidrógeno cianuro)   x   x x
Cianogeno cloruro       x x
 Cianuro     x x  
2,5-ciclohexadieno-1,4-diona (*p-benzoquinona)       x x
Ciclohexano,1,2,3,4,5,6-hexacloro (1.alfa,2.alfa,3.beta,4.alfa,5.beta,6.beta) (*alfa-HCH) x   x   x
Ciclohexano,1,2,3,4,5,6-hexacloro (1.alfa,2.beta,3. alfa,4.beta, 5.alfa,6.beta) (*beta-HCH) x   x   x
Ciclohexano, 1,2,3,4,5,6-hexacloro (1.alfa,2.alfa,3.alfa,4.beta, 5.alfa,6.beta) (*delta-HCH) x   x    
Ciclohexano, 1,2,3,4,5,6-hexacloro (1.alfa,2.alfa,3.alfa,4.beta, 5.beta,6.beta) (*epsilon-HCH)     x    
Ciclohexano, 1,2,3,4,5,6-hexacloro (1.alfa,2.alfa,3.beta, 4.alfa, 5.alfa,6.beta) (*gamma alfa-HCH, lindano) x x x   x
Ciclohexano, 1,2,3,4,5,6-hexacloro (*hexaclorociclohexano) x   x   x
Ciclohexanona   x   x x
Ciclohexanona, metil       x  
4H-ciclopenta[ def] fenantreno     x    
 Cinc     x    
 Cloro   x   x x
 Cobalto     x x x
 Cobre     x x x
 Coroneno     x    
 Criseno     x   x
 Crisotilo [ Mg3 (OH)4 (Si2O5)] (*asbesto blanco)       x x
Crómico, ácido, sal (1:1)de calcio (*calcio cromato)   x   x x
Crómico, ácido; sal (3:2) de cromo (+3) [ Cr2(CrO4)3] (*cromo(III) cromato)       x x
Crómico, ácido; sal (1:1) de cinc (*cinc cromato)       x x
 Cromo     x x  
 Crosidolita (*asbesto azul)       x x
D          
Dibenzo[ a,h] antraceno     x x x
Dibenzo[ def,mono] criseno (*antantreno)     x    
Dibenzo[ b,e] [ 1,4] dioxina, heptacloro (*heptacloro-dibenzo-p-dioxina)     x    
Dibenzo[ b,e] [ 1,4] dioxina, hexacloro (*hexacloro-dibenzo-p-dioxina)     x x  
Dibenzo[ b,e] [ 1,4] dioxina, octacloro (*octacloro-dibenzo-p-dioxina)     x    
Dibenzo[ b,e] [ 1,4] dioxina, pentacloro (*pentacloro-dibenzo-p-dioxina)     x    
Dibenzo[ b,e] [ 1,4] dioxina, 2,3,7,8,-tetracloro (*TCDD)     x   x
Dibenzo[ b,e] [ 1,4] dioxina, tetracloro (*tetracloro-dibenzo-p-dioxina)     x x  
Dibenzofluoranteno     x    
Dibenzofurano, hexacloro     x x  
Dibenzofurano, octacloro     x    
Dibenzofurano, pentacloro x        
Dibenzofurano, tetracloro     x x  
Dibenzofurano, 2,3,7,8-tetracloro     x    
1,4:3,6-dimetanonaftaleno, 1,2,3,4,10,10-hexacloro-1,4,4a,5,8,8a-hexahidro (1.alfa,4.alfa,4a.bata, 5.alfa, 8.alfa,8a.beta) (*aldrina) x x x   x
2,7:3,6-dimetanonaft[ 2,3-b] oxireno, 3,4,5,6,9,9-hexacloro -1a,2,2a, 3,6,6a,7,7a-octahidro (1a.alfa,2.alfa,2a.bata, 3.beta, 6.beta,6a.alfa,7.beta, 7a.alfa) (*dieldrin) x x x   x
2,7:3,6-dimetanonaft[ 2,3-b] oxireno, 3,4,5,6,9,9-hexacloro -1a,2,2a, 3,6,6a,7,7a-octahidro (1a.alfa,2.beta,2a.bata, 3.alfa,6.alfa,6a.beta, 7.beta, 7a.alfa) (*endrin) x x x   x
1,4-dioxano (*dietileno dióxido)   x   x x
Dipirido[ 1,2-a:2´,1´-c] piracinidio, 6,7-dihidro, dibromuro (*diquat dibromuro)     x    
Dipirido[ 1,2-a:2´,1´-c] piracinidio 6,7-dihidro (*diquat)     x    
Distanoxan, hexabutil (*bistributiltin óxido) x x      
Distanoxan, hexaquis (2-metil)-2-fenil-propil (*fenbutatin óxido) x x      
Ditiofosfórico, ácido O,O-dietil-S[ 2-(etiltio)-etil] éster (*disulfoton) x        
Ditiofosfórico, ácido O,O-dietil-S[ (4-oxo-1,2,3-benzotriacina-3(4H)-il)metil] éster (*azinfos metil) x     x  
Ditiofosfórico, ácido O,O-dimetil-S[ 2-(metilamino)-2-oxoetil] áeter (*dimetoato) x x      
E          
Estannano, (acetiloxi)trifenil (*fentin acetato) x x      
Estannano, clorotrifenil x x      
Estannano, dibutildicloro (*di-n-butiltin dicloruro) x x      
Estannano, dibutiloxo x x      
Estannano, hidroxitrifenil x x      
Estannano, tetrabutil (*tetrabutiltin) x x      
Estannano, triciclohexilhidroxi (* ) x x      
 Estaño       x x
 Etano       x  
Etano, cloro (*cloroetano)       x x
Etano, 1,2-dibromo (*etileno dibromuro) x x   x x
Etano, 1,2-dicloro (*etileno cloruro) x x   x x
Etano, 1,1-dicloro (*etilideno cloruro) x     x x
Etano, hexacloro (*hexacloroetano) x   x   x
Etano, metiltio       x  
Etano, 1,1´-oxibis (*dietil éter)   x   x x
Etano, 1,1,2,2-tetracloro (*1,1,2,2- tetracloroetano) x   x x x
Etano, 1,1´-tiobis (*dietil sulfuro)       x  
Etano, 1,1,1,tricloro (*1,1,1- tricloroetano) x x x x x
Etano, 1,1,2-tricloro (*1,1,2-tricloroetano) x     x x
Etano,1,1,2-tricloro-1,2,2-trifluoro (*frigeno) x x     x
1,1-etanodiol,2,2,2-tricloro (*cloralhidrato) x x      
1,2-etanodiol (*etilenglicol)   x   x  
 Etanol,2-butoxi (*2-butoxietanol)   x   x x
Etanol,2-cloro (*2-cloroetanol) x x     x
Etanol,2-eetoxi (*etilglicol)       x x
Etanol,2,2´-iminobis (*dietanolamina)   x   x  
Etanol,2-metoxi (*metil glicol)   x   x x
Etanol, (*etil alcohol)   x   x x
Etanotiol (*etil mercaptano)   x   x x
Etileno, cloro, homopolímero (*polivinil cloruro)       x x
Etileno, cloro (*vinil cloruro) x x x x x
Etileno, 1,1-dicloro x   x x x
Etileno, 1,1-dicloro (*vinildieno cloruro) x   x x x
Etileno, tetracloro (*tetracloroeteno) x x x x x
Etileno, tricloro (*tricloroetileno) x x x x x
 Etileno       x  
F          
Fenantreno     x    
Fenantreno, metil (*metilfenantreno)     x    
Fenol   x x x x
Fenol,2-amino-4-cloro x        
Fenol, 2,6-bis (1,1-dimetiletil) 4-metil (*2,6-di-4-metil-fenol)     x    
Fenol, 3-cloro (*m-clorofenol) x   x    
Fenol, 2-cloro-5-metil (*6-cloro-m-cresol)     x    
Fenol, 4-cloro-3-metil (*4-cloro-m-cresol) x x x    
Fenol, 2-cloro (*o-clorofenol) x x x    
Fenol, 4-cloro (*p-clorofenol) x   x    
Fenol, 3,4-dicloro (*3,4-diclorofenol)       x  
Fenol, 3,5-dicloro (*3,5-diclorofenol)       x  
Fenol, dicloro (*diclorofenol)       x  
Fenol, 2,3-dicloro (*2,3-diclorofenol)   x x x  
Fenol, 2,4-dicloro (*2,4-diclorofenol) x x x x  
Fenol, 2,5-dicloro (*2,5-diclorofenol)     x x  
Fenol, 2,6-dicloro (2,6-diclorofenol)     x x  
Fenol, 2,4-dicloro-3,5-dimetil (*2,4-dicloro-3,5-xileno)     x    
Fenol, dimetil (*xileno)       x  
Fenol, 2,3-dimetil (*2,3-xileno)       x  
Fenol, 2,4-dimetil (*2,4-xileno)     x x  
Fenol, 2,5-dimetil (*2,5-xileno)       x  
Fenol, 3,4-dimetil (*3,4-xileno)     x x  
Fenol, 2,4-dinitro (*2,4-dinitrofenol)     x    
Fenol, 4-etil (*p-etilfenol)     x    
Fenol, 2-metil-4,6-dinitro (*4,6-dinitro-o-cresol)       x x
Fenol, 4,4´-(1-metietilideno)bis (*bisfenol A)     x    
Fenol, metil (*cresol)       x x
Fenol, 3-metil (*m-cresol)   x   x x
Fenol, 2-metil-4-nitro     x    
Fenol, 2-metil-5-nitro     x    
Fenol, 4-metil-3-nitro     x    
Fenol, 5-metil-2-nitro     x    
Fenol, 4-metil-2-nitro (*mononitrocresol)     x    
Fenol, metilnitro (*nitrocresol)     x x  
Fenol, 3-metil-4-nitro (*p-nitro-m-cresol)       x  
Fenol, 2-metil (*o-cresol)     x   x
Fenol, 4-metil (*p-cresol)     x x x
Fenol, 3-nitro (*m-nitrofenol)       x  
Fenol, nitro (*nitrofenol)     x    
Fenol, 2-nitro (*2-nitrofenol)     x x  
Fenol, 4-nitro (*4-nitrofenol)     x x  
Fenol, 4-nonamil   x x    
Fenol, pentacloro (*pentaclorofenol) x x x   x
Fenol, 2-(fenilmetil) (*o-bencilfenol)     x    
Fenol, 4-(fenilmetil)- (*p-bencilfenol)     x    
Fenol, 4-propil x        
Fenol, 2,3,4,5-tetracloro (*2,3,4,5-tetraclorofenol)     x    
Fenol, 2,3,4,6-tetracloro (2,3,4,6-tetraclorofenol)     x    
Fenol, 2,3,5,6-tetracloro (*2,3,5,6-tetraclorofenol)     x    
Fenol, tricloro (*triclorofenol)       x  
Fenol, 2,3,4-tricloro (*2,3,4-triclorofenol)     x x  
Fenol, 2,3,5-tricloro (*2,3,5-triclorofenol)     x x  
Fenol, 2,3,6-tricloro (*2,3,6-triclorofenol) x   x x  
Fenol, 2,4,5-tricloro (*2,4,5-triclorofenol) x   x x  
Fenol, 2,4,6-tricloro (*2,4,6-triclorofenol) x   x x  
Fenol, 3,4,5-tricloro (*3,4,5-triclorofenol)     x    
 Flúor       x x
 Fluoranteno     x    
9H-fluoreno (*fluoreno)     x    
Fluorhídrico, ácido   x   x x
Fluoruro anión     x x  
 Formaldehído   x   x x
Formamida, N,N-dimetil (*fórmico ácido dimetilamida)   x   x x
Fórmico, ácido   x   x x
Fórmico, ácido metil éster (*metil formiato)       x x
Fosfina, (*fosfuro de hidrógeno)   x   x x
Fosfórico, ácido, 2,2-dicloroetenil dimetil éster (*diclorvos) x       x
Fosfórico, ácido, tributil éster (*tributil fosfato) x        
Furano, tetrahidro (*tetrahidrofurano)   x   x x
2,5-furandiona (*maleico anhidrido)   x   x x
2-furanmetanol (*alcohol furfurílico)   x   x x
Furfural   x   x x
G          
Glicina, N,N-bis(carboximetil) (*nitrilotriacético, ácido)   x x    
Glicina, N,N´-1,2-etandil bis[ N-(carboximetil)] (*etilendiaminotetraacético, ácido)   x x    
H          
 Heptano   x   x x
4-heptanona,2,6-dimetil (*diisobutil cetona)       x x
Hepteno       x  
1-heptano   x   x  
Hexano, 3-metil (*3-metilhexano)       x  
Hexano (*n-hexano)   x   x x
2-hexanol   x   x  
3-hexanol   x   x  
1-hexanol (*hexanol-1)   x   x  
Hexeno       x  
1-hexeno (*hexeno-1)       x  
Hidracina   x   x x
Hidrógeno catión     x    
Hidrógeno, fluoruro de          
Hidrógeno, sulfuro de   x   x x
I          
Indeno[ 1,2,3-cd] fluoranteno     x    
Indeno[ 1,2,3-cd] pireno     x   x
M          
 Manganeso       x x
 Mercurio x x x x x
Mercurio (II) óxido x        
Metano, bromo (*bromometano)          
Metano, cloro (*clorometano)   x   x x
Metano, dicloro (*diclorometano) x x x x x
Metano, diclorodifluoro (*diclorodifluorometano)       x x
Metano, oxibis (*dimetil éter)       x  
Metano, tetracloro (*carbono tetracloruro) x x x x x
Metano, tiobis (*dimetil sulfuro)       x  
Metano, tricloro (*cloroformo) x x x x x
Metano, triclorofluoro (*triclorofluorometano)   x   x x
6,9-metano-2,4,3-bezo-dioxatiepin,6,7,8,9,10,10-hexacloro-1,5,5a, 6,9,9-hexahidro, 3-óxido, (3.alfa, 5a.beta, 6.alfa, 9.alfa, 9a.alfa) (*alfa-endosulfano)     x    
6,9-metano-2,4,3-bezo-dioxatiepin,6,7,8,9,10,10-hexacloro-1,5,5a, 6,9,9-hexahidro, 3-óxido, (3.alfa, 5a.alfa, 6.beta, 9.beta, 9a.alfa) (*beta-endosulfano)     x    
6,9-metano-2,4,3-bezo-dioxatiepin,6,7,8,9,10,10-hexacloro-1,5,5a, 6,9,9-hexahidro, 3-oxido (*endosulfano) x x x    
4,7-metano-1H-indeno,1,4,5,6,7,8,8-heptacloro- 3a,4,7,7a-tetrahidro (*Heptacloro) x   x   x
4,7-metano-1H-indeno,1,2,4,5,6,7,8,8-octatacloro- 2,3,3a,4,7,7a-hexahidro (*clordano) x   x   x
2,5-metano-1H-indeno[ 1,2-b] oxireno,2,3,4,5,6,7,7-heptacloro-1a,1b,5,5a,6,6a-hexahidro (*heptaclorepóxido) x   x    
Metanol (*alcohol metílico)   x   x x
Metanotiol (*metil mercaptano)   x   x x
N          
1-naftalenil-metil-carbamato (*carbarilo)          
 Naftaleno x x x x x
Nataleno, 1-cloro x        
Naftaleno, cloro derivados x x x    
Naftaleno, 2,6-dimetil (*2,6-dimetilnaftaleno)     x    
Naftaleno, 1-metil (*1-metilnaftaleno)     x    
Naftaleno, 2-metil (*2-metilnaftaleno)     x    
 Níquel     x x x
Níquel carbonil, (T-4)-[ Ni(CO)4 ] (*niquel tetracarbonil)       x x
Níquel, óxido de [ NiO]       x  
Níquel sulfuro [ NiS]       x  
Nitrato aión     x    
Nitrógeno, dióxido de   x   x x
Nitrógeno, monóxido de   x   x  
O          
 Octano (*n-octano)   x   x x
Octano (*octano, dimeersol)       x  
Oxirano, (clorometil) (*epiclorhidrina) x x x x x
Oxirano, metil (*propileno óxido)       x x
Oxirano (*etileno óxido)   x   x x
 Ozono          
P          
 Paladio       x  
 Parafina aceite (*aceite mineral)     x    
 Pentano   x   x x
Pentano, 3-metileno (*3-metilenpentano)       x  
Pentano, 2-metil (*iso-hexano)       x  
Pentano, 3-metil (*3-metilpentano)       x  
1-pentanol, (*alcohol amilico)   x   x  
2-pentanona, 4-hidroxi-4-metil (*diacetona alcohol)   x   x x
2-pentanona, 4-metil (*metil isobutil cetona)   x   x x
1-penteno, 2-metil (*1-metil-1-propiletileno)       x  
2-penteno, (Z) (*2-cis-penteno)       x  
2-penteno, (E) (*2-trans-penteno)       x  
Penteno (*amileno)       x  
1-penteno, 4-metil       x  
1-penteno (*propiletileno)       x  
Perileno     x    
Pireno     x    
3(2)-piridacinoa, 5-amino-4-cloro-2-fenil x        
Piridina   x   x x
2-pirrolidona, 1-metil (*N-metil-2-pirrolidona)       x x
 Platino       x x
 Plomo     x x x
 Potasio          
Propanal (*propanaldehído)       x  
 Propano   x x x  
Propano, 1-cloro (*1-cloropropano)       x  
Propano, 1,2-dicloro (*1,2-dicloropropano) x x     x
Propano, 2,2-dimetil (*neopentano)   x   x x
Propano, 2-metil (*isobutano)   x   x x
Propano, 2,2´-oxibis[ 1-cloro-(bis(1-cloroisopropil)éter)] x        
Propano, 2,2´-oxibis (*diisopropiléter)       x x
Propano, 1,1´-tiobis       x  
Propano, 2,2´-tiobis       x  
Propano, 1,2,3-tricloro (*1,2,3-tricloropropano)     x   x
1-propanol   x   x  
Propanol, 1,3-dicloro x        
1-propanol, 2-metil (*isobutanol)   x   x x
2-propanol, 2-metil (*ter. butanol)   x   x x
2-propanol (*isopropanol)   x   x x
2-propanona (*acetona)   x   x x
Propiónico, ácido   x   x x
Propiónico, ácido 2-(4-cloro-2-metilfenil) (*mecoprop) x        
Propiónico, ácido 2-(2,4-diclorofenil) (*dicloroprop) x        
Propiónico, ácido 3,4-didicloroanilida (*propanil) x        
1-propanotiol, 2-metil *(isobutilmercaptano)       x  
1-propanotiol (*n-propilmercaptano)       x  
2-propanotiol (*isopropilmercaptano)   x   x  
1-propeno, 3-cloro (*alil cloruro) x x     x
1-propeno, 1,3-dicloro (*1,3-dicloropropileno) x x     x
1-propeno, 2,3-dicloro (*2,3-dicloropropileno) x x      
1-propeno, 2-metil (*isobutileno)       x  
2-propanal (*acroleína)   x   x x
2-propenonitrilo, homopolímero (*poliacrilonitrilo)       x  
2-propenonitrilo (*acrilonitrilo)   x   x x
1-propeno (*propileno)       x  
2-propiónico ácido, etil éster (*etil acrilato)   x   x x
2-propiónico ácido, 2-metil,metil éster (*metacrílico ácido metil éster)   x   x x
2-propiónico, ácido, metil éster (*acrílico ácido metil éster)   x   x x
2-propiónico, ácido (*acrílico ácido)   x   x  
R          
Rodio       x  
S          
 Selenio     x x x
Selenio hexafluoruro (OC-6-11) (*selenio hexafluoruro)          
Sulfato anión     x    
Sulfúrico ácido, dimetil éster (* sulfato de metilo)       x x
T          
 Talio     x x x
 Telurio       x  
Terfenilos clorados x x x    
Tetraetil plomo   x   x x
Tetrametil plomo   x   x x
Tiofosfórico, ácido O-(3-cloro-4-metil-2-oxo-2H-1-benzopiran-7-il)-O,O-dimetiléster (*coumafos) x        
Tiofosfórico, ácido O,O-dietil-O-[ 2-(etiltio)etil)] éster (*demeton-O) x        
Tiofosfórico, ácido O,O-dietil-O-(4-nitrofenil)éster (*parathion) x x     x
Tiofosfórico, ácido O,O-dietil-O-(1-feni-1H-1,2,4,triazol-3-il)éster (*triazofos) x        
Tiofosfórico ácido, O,O-dimetil,S-[ 2-(etilsulfinil)etil)] éster (*oxydemeton-metil) x        
Tiofosfórico, ácido O,O-dimetil-S-[ 2-(metilamino)-2-oxoetil] éster (*ometoate)          
Tiofosfórico, ácido O,O-dimetil-O-[ 3-metil-4-(metiltio)fenil] éster (*fentión) x       x
Tiofosfórico, ácido O,O-dimetil-O-(3-metil-4-nitrofenil) éster (*fenitrotión) x        
Tiofosfórico, ácido O,O-dimetil-O-(4-nitrofenil)éster (*metilparatión) x x   x  
Tiofosfórico, ácido, S-[ 2-(etiltio)etil)] -O,O-dimetiléster (*demeton-S-metilo) x        
Tioúrea     x    
Toxafeno (*canfeclor)     x   x
1,3,5-triazina, 2,4,5-tricloro (*cloruro cianúrico) x        
1,3,5-triazina, 2-cloro, 4-etilamino, 6-isopropilamino (*atrazina)          
1,3,5-triazina-2,4-diamina,6-cloro-N,N´-dietil (*simazina) x        
Trifenileno     x    
U          
 Uranio     x   x
Úrea, N´-(4-clorofenil)-N-metoxi-N-metil (*monolinurón) x x      
Úrea, N´-(3,4-diclorofenil)-N-metoxi-N-metil x x      
V          
 Vanadio     x x  
Vanadio, pentóxido de          

5.4.2 Nombres comunes y sinónimos más importantes incluidos en el fichero de sustancias y su nombre registrado(*)

(*) Dada la enorme variedad y fluctuación de las denominaciones comerciales en el mercado internacional, no es posible ofrecer una lista exhaustiva

Nombres químicos, sinónimos, nombres comerciales Nombre registrado
 Aceite de hulla Benceno
 Ácido 2,4,5-triclorofenoxi acético Ácido 2,4,5-triclorofenoxi acético
 Ácido 2,4-diclorofenoxiacético Ácido 2,4-diclorofenoxiacético
 Ácido carbólico Fenol
 Ácido del hidrato de fenilo Fenol
 Ácido fénico Fenol
 Ácido fenílico Fenol
 Ácido fluorhídrico Fluoruro de hidrógeno
 Ácido fluorhídrico Fluoruro de hidrógeno
 Ácido hidrofluórico anhidro Fluoruro de hidrógeno
 Acrilaldehído Acroleína
 Acroleína Acroleína
 Actinolita Asbesto
 Aeroteno 1,1,1-Tricloroetano
 AHF Fluoruro de hidrógeno
 Alcanfor de alquitrán Naftaleno
 Aldehído del ácido fórmico Formaldehído
 Aldrex Aldrina
 Aldrin Aldrina
 Aldrina Aldrina
 Alfa-tricloroetano 1,1,1-Tricloroetano
 Algylen Tricloroeteno
 Alilaldehido Acroleína
 Alvit Dieldrina
 Amarillo aurora Cadmio
 Amarillo de cadmio Cadmio
 American Cyanamide 4049 Malatión
 Amianto Asbesto
 Amosita Asbesto
 Anaranjado de cadmio Cadmio
 Anhídrido del ácido crómico Cromo
 Anhidrido del ácido sulfuroso Dioxido de azufre
 Anhidrido del ácido vanádico Vanadio
 Anhidrido sulforoso Dioxido de azufre
 Anhidrido vanádico Vanadio
 Ankliostin Tetracloroeteno
 Annulene Benceno
 Anofex DDT
 Anthofilita Asbesto
 Antimite Naftaleno
 Antimonio Antimonio
 Antverruc Formaldehído
 Aphisan Malatión
 Apirolio Bifenilos policlorados
 Armaclean 1,1,1-Tricloroetano
 Aroclor Bifenilos policlorados
 Arsénico Arsénico
 Arsénico blanco Arsénico
 Arsénico gris Arsénico
 Arsénico metálico Arsénico
 Asbesto anfíboles Asbesto
 Asbesto azul Asbesto
 Asbesto fibroso Asbesto
 Asbesto serpentinas Asbesto
 Asbesto,  Amianto Asbesto
 Ascarele Bifenilos policlorados
 Atoxan Carbarilo
 Atrazina Atracina
 Azabenceno Piridina
 Azina Piridina
 Baltane 1,1,1-Tricloroetano
 BaP Hidrocarburos aromáticos policíclicos
 BAP Hidrocarburos aromáticos policíclicos
 Bario Bario
 Benceno Benceno
 Benzinol Tricloroeteno
 Benzo[ a] pireno Hidrocarburos aromáticos policíclicos
 Benzo[ def] criseno Hidrocarburos aromáticos policíclicos
 Benzol Benceno
 1,2-Benzopireno Hidrocarburos aromáticos policíclicos
 3,4-Benzopireno Hidrocarburos aromáticos policíclicos
 Beosit Endosulfán
 Berilio Berilio
 BFV Formaldehído
 Bicarburato de hidrógeno Benceno
 Bifenilos policlorados Bifenilos policlorados
 Bromo Bromo
 Bromometano Bromuro de metilo
 Bromuro de metilo Bromuro de metilo
 Caddy Cadmio
 Cadmio Cadmio
 Calochlor Mercurio
 Caprolin Carbarilo
 Carbaril Carbarilo
 Carbarilo Carbarilo
 Carboline de los árboles frutales Dinitro-o-cresol
 Carbonato de bario Bario
 Carbophos Malatión
 Catalizador níquel Níquel
 Cecolin 2 Tetracloroeteno
 Cezarex DDT
 Chlorothene 1,1,1-Tricloroetano
 Chlorten 1,1,1-Tricloroetano
 Chlorum Cloro
 Chlorylen Tricloroeteno
 Ciclohexatrieno Benceno
 Cinc Cinc
 Circosolv Tricloroeteno
 Clophen Bifenilos policlorados
 Clordán Clordán
 Clordano Clordán
 Cloro Cloro
 1-Cloro-2,3-epoxipropano Epiclorhidrina
 2-Cloro-4-etilamino-6-isopropilamino-1,2,3-triazina Atracina
 2-Cloro-4-etilamino-6-isopropilamino-s-triazina Atracina
 6-Cloro-N-etil-N'-(1-metiletil)-1,3,5-triazina-2,4-diamina Atracina
 Cloroeteno Cloruro de vinilo
 Clorofenoles Clorofenoles
 Clorofenotano DDT
 Cloroformo Cloroformo
 Clorometiloxirano Epiclorhidrina
 Cloronaftaleno Naftalenos clorados
 Clorotano NU 1,1,1-Tricloroetano
 Cloroteno 1,1,1-Tricloroetano
 Cloruro de bario Bario
 Cloruro de cadmio Cadmio
 Cloruro de mercurio Mercurio
 Cloruro de mercurio(II) Mercurio
 Cloruro de níquel (II) (hexahidrato) Níquel
 Cloruro de plomo Plomo y sus compuestos inorgánicos
 Cloruro de plomo (II) Plomo y sus compuestos inorgánicos
 Cloruro de vinilo Cloruro de vinilo
 Cobalto Cobalto
 Cobre Cobre
 Compuesto 269 Endrina
 Compuesto 497 Dieldrina
 Compuesto 7744 Carbarilo
 Cortilan Lindano
 1,2-Cresol Cresoles
 1,3-Cresol Cresoles
1,4-Cresol Cresoles
 Cresoles Cresoles
 Crisótilo Asbesto
 Crocidolita Asbesto
 Cromo Cromo
 Cuprum Cobre
 2,4-D Ácido 2,4-diclorofenoxiacético
 DDT DDT
 DDVP Diclorvos
 Dekapir 2 Tetracloroeteno
 Delor Bifenilos policlorados
 Derivados del cloronaftaleno Naftalenos clorados
 Detal Dinitro-o-cresol
 Dextrona X Paraquat
 Dibenzo-p-dioxinas policloradas Dioxinas
 Dibenzofuranos policlorados Dioxinas
 2,2-Dicloroetenil dimetil fosfato Diclorvos
 2,2-Diclorovinil dimetil fosfato Diclorvos
 Dicloruro de cadmio Cadmio
 Dicloruro de plomo Plomo y sus compuestos inorgánicos
 Diclorvos Diclorvos
 Diclorvós Diclorvos
 Dicophane DDT
 Dicromato de sodio (dihidratado) Cromo
 Didakene Tetracloroeteno
 Dieldrin Dieldrina
 Dieldrin Dieldrina
 Digrisol Tetracloroeteno
 1,1'-Dimetil-(4,4'-bipiridinio) catión Paraquat
 1,1'-Dimetil-(4,4'-bipiridinio)[ dicloruro] Paraquat
 4,6-Dinitro-o-cresol Dinitro-o-cresol
 Dinitro-o-cresol Dinitro-o-cresol
 Dinocide DDT
 Dioxido de azufre Dióxido de azufre
 Dióxido de nitrógeno Óxidos de nitrógeno
 Dioxina Dioxinas
 Divanadio pentóxido Vanadio
 DNC Dinitro-o-cresol
 DNOC Dinitro-o-cresol
 Dow-Per Tetracloroeteno
 Dowclene WR 1,1,1-Tricloroetano
 Dowicide 7 Clorofenoles
 Dowicide G Clorofenoles
 Drivertan 1,1,1-Tricloroetano
 Drosol Tetracloroeteno
 Dynaper Tetracloroeteno
 E 605 Paratión
 ECH Epiclorhidrina
 Eftol Paratión
 Endosulfán Endosulfán
 Endosulfano Endosulfán
 Endrin Endrina
 Endrin Endrina
 Endrina Endrina
 ENT 16 225 Dieldrina
 Epiclorhidrina Epiclorhidrina
 2,3-Epoxipropil cloruro Epiclorhidrina
 Escamas de cinc Cinc
 Escothen 1,1,1-Tricloroetano
 Estibina Antimonio
 Eteno monocloruro Cloruro de vinilo
 Eteno tricloruro Tricloroeteno
 Ethyl fluid Compuestos de plomo - orgánicos
 Etilin Tetracloroeteno
 Etzel Dinitro-o-cresol
 Fannoform Formaldehido
 Fenclor Bifenilos policlorados
 Fenilmetano Tolueno
 Fenocloro Bifenilos policlorados
 Fenol Fenol
 Fluido Champion 1,1,1-Tricloroetano
 Fluoruro de hidrógeno Fluoruro de hidrógeno
 Fluoruro de hidrógeno (anhidro) Fluoruro de hidrógeno
 FO 178 1,1,1-Tricloroetano
 Folidol Paratión
 Formaldehido Formaldehído
 Formaldehyde Formaldehído
 Formalin Formaldehído
 Formalith Formaldehído
 Formiltricloruro Cloroformo
 Formol Formaldehído
 Freon 1140 Cloruro de vinilo
 Gamma-BHC Lindano
 Gamonil Carbarilo
 Gases nitrosos Óxidos de nitrógeno
 Genklene 1,1,1-Tricloroetano
 Gesaprim Atracina
 Gesarol DDT
 Glycinium Berilio
 Gramoxon Paraquat
 Gramoxone Paraquat
 Granallas de cinc Cinc
 Guesapon DDT
 Guesard DDT
 Guesarol DDT
 Gyron DDT
 Haloform Cloroformo
 Halowax Naftalenos clorados
 HCB Hexaclorobenceno
 g -HCH Lindano
 Heod Dieldrina
 Hexacloro dimetanonaftaleno Aldrina
 1,2,3,4,10,10-Hexacloro-1,4,4a,5,8,8a-hexahidro-1,4-endo, exo-5,8-dimetanonaftaleno Aldrina
 6,7,8,9,10,10-Hexacloro-1,5,5a,6,9,9a-hexahidro-6,9-metano- 2,4,5-benzodioxatiepin-3-óxido Endosulfán
 1,2,3,4,10,10-Hexacloro-6,7-epoxi-1,4,4a,5,6,7,8,8a-octahidro- 1,4,5,8-dimetanonaftaleno Dieldrina
 1,2,3,4,10,10-Hexacloro-6,7-epoxi-1,4,4a,5,7,8,8a-octahidro- 1,4-endo, endo-5,8-dimetanonaftaleno Endrina
 Hexaclorobenceno Hexaclorobenceno
 g - Hexaclorociclohexano Lindano
 Hexacloruro de benceno Lindano
 Hexadrin Endrina
 HHDN Aldrina
 Hidrocarburos aromáticos policíclicos Hidrocarburos aromáticos policíclicos
 Hidrógeno sulfurado Sulfuro de hidrógeno
 Hidroxibenceno Fenol
 Hidróxido de fenilo Fenol
 Hidroxitolueno Cresoles
 Hidruro de antimonio Antimonio
 Hortex Lindano
 Inerteen Bifenilos policlorados
 Inhibisol 1,1,1-Tricloroetano
 Ivalon Formaldehído
 Ixodex DDT
 K 31 1,1,1-Tricloroetano
 Kanechlor Bifenilos policlorados
 Lanadin Tricloroeteno
 Lindano Lindano
 Litargirio Plomo y sus compuestos inorgánicos
 Litharge Plomo y sus compuestos inorgánicos
 Lysoform Formaldehído
 m-Cresol Cresoles
 Malation Malatión
 Malix Endosulfán
 Mecloran 1,1,1-Tricloroetano
 Mendrin Endrina
 Mercaptothion Malatión
 Mercurio Mercurio
 Mercurio Mercurio
 meta-Cresol Cresoles
 Methacide Tolueno
 Methanal Formaldehído
 Methyl fluid Compuestos de plomo - orgánicos
 Metil aldehido Formaldehído
 Metil bromuro Metil bromuro, bromuro de metilo
 Metil cloroformo 1,1,1-Tricloroetano
 Metil fenol Cresoles
 Metil hidroxi benceno Cresoles
 Metil triclorometano 1,1,1-Tricloroetano
 2-metil-4,6-dinitrofenol Dinitro-o-cresol
 Metilbenceno Tolueno
 Metilviologen Paraquat
 Monocloroeteno Cloruro de vinilo
 Monocloruro de eteno Cloruro de vinilo
 Monohidroxibenceno Fenol
 Monóxido de carbono Monóxido de carbono
 Monóxido de nitrógeno Óxidos de nitrógeno
 Monóxido de plomo Plomo y sus compuestos inorgánicos
 Morbicid Formaldehído
 Motor Benzol Benceno
 N,N'-Dimetil-(4,4'-bipiridinio) cloruro Paraquat
 Nafta de hulla Benceno
 Nafta mineral Benceno
 1-naftalenil-metilcarbamato Carbarilo
 Naftaleno Naftaleno
 Naftalenos clorados Naftalenos clorados
 1-naftil-metilcarbamato Carbarilo
 NCI-CO4626 1,1,1-Tricloroetano
 Neblina de  Jacutin Lindano
 Nema Tetracloroeteno
 Neocid DDT
 Níquel Níquel
 (T-4)  Níquel carbonilo Níquel
 Níquel Raney Níquel
 Níquel tetracarbonilo Níquel
 Nitrato Nitrato
 Nox Óxidos de nitrógeno
 Nuvan Diclorvos
 O,O-Dietil-O-4-nitrofenil-fosforotiolato Paratión
 O,O-Dietil-O-4-nitrofenil-tiofosfato Paratión
 O,O-dimetil O-(2,2-diclorovinil) fosfato Diclorvos
 O,O-Dimetil-S-[ 1,2-bis(etoxi-carbonil)etil] ditiofosfato Malatión
 o-Cresol Cresoles
 1,2,4,5,6,7,8,8-Octacloro-3a,4,7,7a-tetrahidro-4,7-endo- metanoindano Clordán
 Octalen Aldrina
 Octalox Dieldrina
 orto-Cresol Cresoles
 Oxibenceno Fenol
 Óxido de azufre Dióxido de azufre
 Óxido de azufre(IV) Dióxido de azufre
 Öxido de cadmio Cadmio
 Óxido de carbono Monóxido de carbono
Óxido de carbono (II) Monóxido de carbono
 Óxido de cobre Cobre
Óxido de cobre (I) Cobre
 Óxido de cromo (V) Cromo
 Óxido de etileno Epiclorhidrina
 Óxido de mercurio Mercurio
Óxido de mercurio(II) Mercurio
 Óxido de metileno Formaldehído
 Óxido de nitrógeno Óxidos de nitrógeno
Óxido de nitrógeno (II) Óxidos de nitrógeno
Óxido de nitrógeno (IV) Óxidos de nitrógeno
 Óxido de plomo (II) Plomo y sus compuestos inorgánicos
 Óxido de vanadio (V) Vanadio
 Óxido vanádico Vanadio
 Óxidos de nitrógeno Óxidos de nitrógeno
 Óxidos-N Óxidos de nitrógeno
 Oximetileno Formaldehído
 Oxirane Epiclorhidrina
 Oxirano Epiclorhidrina
 Oxometano Formaldehído
 Ozono Ozono
 p,p'-DDT DDT
 p,p'-diclorodifeniltricloroetano DDT
 p-Cresol Cresoles
 PAH Hidrocarburos aromáticos policíclicos
 Panam Carbarilo
 para-Cresol Cresoles
 Paracuat Paraquat
Paraquat Paraquat
 Paration Paratión
 Paration-etilo Paratión
 PCB Bifenilos policlorados
 PCN Naftalenos clorados
 PCP Clorofenoles
 Penchlorol Clorofenoles
 Penta Clorofenoles
 2,3,4,5,6-Pentaclorofenol Clorofenoles
 Pentaclorofenol Clorofenoles
 Pentacon Clorofenoles
 Pentahidrato del sulfato de cobre (II) Cobre
 Pentakil Clorofenoles
 Pentóxido de divanadio Vanadio
 PER Tetracloroeteno
 Peran Tetracloroeteno
 Perawin Tetracloroeteno
 Perc Tetracloroeteno
 Perclone Tetracloroeteno
 Percloroeteno Tetracloroeteno
 Perm-a-chlor Tricloroeteno
 Peróxido de nitrógeno Óxidos de nitrógeno
 Phene Benceno
 Piedra azul Cobre
 Piridina Piridina
 Plomo Plomo y sus compuestos inorgánicos
Plomo Plomo y sus compuestos inorgánicos
 Polvo de cinc Cinc
 2-propenal Acroleína
 Propenal Acroleína
 Pyralene Bifenilos policlorados
 Pyranol Bifenilos policlorados
 Pyridinum Piridina
 Pyroclor Bifenilos policlorados
 R20 Cloroformo
 S-[ 1,2-bis-(etoxi-carbonil)-etil] -O,O-dimetil-ditiofosfato Malatión
 Sandophen 20 Clorofenoles
 Sandovac Formaldehído
 Santobrite Clorofenoles
 Seedrin Aldrina
 Servidol y muchos otros Carbarilo
 Sevimol Carbarilo
 Sevin Carbarilo
 Sirius 2 Tetracloroeteno
 Solvethane 1,1,1-Tricloroetano
 Sontobrite Clorofenoles
 Sovol Bifenilos policlorados
Sovtol Bifenilos policlorados
 Sulfuro de dihidrógeno Sulfuro de hidrógeno
Sulfuro de hidrógeno Sulfuro de hidrógeno
 Superslysoform Formaldehído
 a -T 1,1,1-Tricloroetano
 2,4,5-T Ácido 2,4,5-triclorofenoxi acético
 Talco de cinc Cinc
 Talio Talio
 Tannosynt Formaldehído
 2,3,4,5-TCDD Dioxinas
 2,3,7,8-TCDD Dioxina
 TCDD Dioxinas
 TEL Compuestos del plomo - orgánico
 Telclair X 31 1,1,1-Tricloroetano
 Terabol Bromuro de metilo
 Terraklene Paraquat
 Tetracarbonilo de nickel Níquel
 2,3,7,8-tetraclorodibenzo-1,4-dioxina Dioxina
2 ,3,7,8-tetraclorodibenzo-p-dioxina Dioxina
 1,1,2,2-tetracloroeteno Tetracloroeteno
 Tetracloroeteno Tetracloroeteno
 Tetracloruro de etileno Tetracloroeteno
 Tetraetil plomo Compuestos del plomo - orgánicos
 Tetraetilplomo Compuestos del plomo - orgánicos
 Tetralex Tetracloroeteno
 Tetralina Tetracloroeteno
 Tetrametilplomo Compuestos del plomo - orgánicos
Tetrametilplomo Compuestos del plomo - orgánicos
 Thiodan Endosulfán
 Thiofor Endosulfán
 TML Compuestos del plomo - orgánicos
 Tolueno Tolueno
 Tremolita Asbesto
 1,1,1-Tri 1,1,1-Tricloroetano
 Tri Tricloroeteno
 Tri-ethane 1,1,1-Tricloroetano
 Triasol Tricloroeteno
 Trichloran Tricloroeteno
 Triclene Tricloroeteno
 1,1,1-Tricloro-2,2-bis(4-clorofenil)etano DDT
 1,1,1-Tricloroetano 1,1,1-Tricloroetano
1 ,1-bis(4-clorofenil)-2.2.2-tricloroetano DDT
 Tricloroeteno Tricloroeteno
 Triclorometano Cloroformo
 Tricloruro de eteno Tricloroeteno
 Tricloruro de formilo Formaldehído
 Tricloruro de metano Cloroformo
 Tricloruro de metilo Cloroformo
 Tricresol Cresoles
 Trimar Tricloroeteno
 Trióxido de antimonio Antimonio
 Trióxido de arsénico Arsénico
 Trióxido de cromo Cromo
 Trioxígeno Ozono
 Vanadio óxido  (V) Vanadio
 Vanadio pentóxido Vanadio
 Vapona Diclorvos
 VC Cloruro de vinilo
 VCM Cloruro de vinilo
 Vitran Tricloroeteno
 Vitriolo azul Cobre
 Vobaderin Formaldehído
 Vythene C 1,1,1-Tricloroetano
 Wacker 3X1 1,1,1-Tricloroetano
 Weedol Paraquat
 Weedone Clorofenoles
 Whiterita Bario
 Zerdane DDT

5.4.3 Páginas Informativas (descripción de su contenido)

NOMBRE DE LA SUSTANCIA

DENOMINACIONES
N° CAS: Número de registro en el "Chemical Abstract Service"

Nombre registrado: Nombre de uso común. Especialmente en el caso de plaguicidas, estas denominaciones se han impuesto en el vocabulario común.

Nombre químico: Nombre de la sustancia según la taxonomía química (generalmente, según la nomenclatura de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, IUPAC)

Sinónimos, nombres comerciales: Otros nombres comunes y químicos que se utilizan con menos frecuencia y nombres de productos registrados

Nombre químico (alemán): Nombre químico y/o nombre(s) común (comunes) más conocido(s) en idioma alemán.

Nombre químico (francés): Nombre químico y/o nombre(s) común(comunes) más conocido(s) en idioma francés.

Nombre químico (inglés): Nombre químico y/o nombre(s) común(comunes) más conocido(s) en idioma inglés.

Aspecto general: Propiedades que pueden reconocerse espontáneamente, tales como color, estado físico y olor.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Se bosquejan aquí las propiedades químicas y físicas más importantes de cada una de las sustancias que se describen. Cuando se trata de grupos de sustancias, se dan las propiedades de los compuestos más comunes. A menos que se indique lo contrario, los datos corresponden a una temperatura ambiente (20° C/293,15 K) y a la presión normal (1,013 bar/1,013 ´ 105 Pa):

Las propiedades físico-químicas que se presentan para cada una de las sustancias son las siguientes:

Fórmula empírica / Símbolo químico:
Masa molecular relativa / Peso atómico relativo:
Densidad:
Densidad relativa del gas:
Punto de ebullición:
Punto de fusión:
Presión de vapor:
Punto de inflamación:
Temperatura de ignición:
Límites de explosividad:
Umbral de olor:
Solvólisis:
Factores de conversión:

Unidades de temperatura

  ° C K ° F
° C TC TC + 273,15 (9/5)TC + 32
K TK - 273,15 TK, (9/5)TK -459,67
° F (5/9)(TF - 32) (5/9)(TF + 459,67) TF
Observaciones: ° C grados Celsius TC Temperatura en grados Celsius
  ° K grados Kelvin TK Temperatura en grados Kelvin
  ° F grados Fahrenheit TF Temperatura en grados Fahrenheit

Unidades de presión:

bar Pa N/mm2 kp/mm2 at kp/m2 Torr atm lbf/in2 lbf/ft2
1 105 0,1 0,0102 1,0197 10197 750,06 0,9869 14,5037 20886

Observaciones:

1 kP/m2 = columna de agua de 1 mm
1 Torr = 1 mm Hg

Submúltiplos y múltiplos de unidades SI

Prefijo Pico Nano Micro Mili Centi Deci Deca Hecto Kilo Mega Giga
Símbolo p n m m c d da h k M G
Potencia -12 -9 -6 -3 -2 -1 1 2 3 6 9

PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Este bloque informativo abarca:

- aplicaciones,
- procedencia y fabricación,
- cantidades producidas y cantidad de emisiones

Sobre los dos primeros puntos se cuenta, en la mayoría de los casos, con datos ciertos, cosa que no ocurre con el último punto, donde los datos sobre cantidades producidas y emisiones generadas se basan, por lo general, en estimaciones y cálculos.

TOXICIDAD 

Los datos sobre toxicidad se obtuvieron a partir de distintos ensayos. Aunque los métodos utilizados y las condiciones en que se ejecutaron tales ensayos pueden variar significativamente, por lo general no se los especifica en la literatura pertinente y, por lo tanto, en la mayoría de los casos, resulta casi imposible establecer una comparación. La evaluación de la toxicidad resulta aún más difícil por el hecho de que los ensayos se realizaron con diferentes especies de animales, con diferentes concentraciones de las sustancias, aplicando diferente metodología y tiempos de exposición diferentes.

Los valores toxicológicos que se dan aquí son una selección de la gran cantidad de datos existentes para algunas sustancias, en un esfuerzo por presentar valores comparables.

Efectos característicos:

Se presenta una breve descripción de los hallazgos más relevantes, generalmente referidos a la medicina humana. En la mayoría de los casos se trata de resultados (no siempre epidemiológicos) obtenidos de personas que han estado expuestas a la sustancia en su lugar de trabajo. Por eso, y para una mejor descripción de los efectos característicos, se presentan también resultados de ensayos con animales. Muchas veces estos son los únicos puntos de referencia de que se dispone para poder determinar los riesgos potenciales emergentes de cada una de las sustancias para el ser humano y para otros organismos superiores.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Se analiza la presencia de las sustancias y su comportamiento en los siguientes componentes del medio ambiente:

• agua,
• aire,
• suelo.

Una subdivisión de este tipo tiene en realidad un carácter meramente formal si se considera la estrecha interrelación que existe entre los distintos ecosistemas. El hecho de describir brevemente los sectores del ambiente donde la sustancia en cuestión ejerce su mayor impacto no debe hacer perder de vista el activo intercambio de sustancias que normalmente se produce entre los distintos ámbitos. Los datos aportados deben considerarse tan sólo una estimación grosera de la amenaza potencial que implica la presencia de cada sustancia en los respectivos ámbitos. Se han obviado deliberadamente ciertas variables tales como coeficientes de acumulación y de adsorción, que rara vez se incorporan a una evaluación del impacto ambiental. Si resultase necesario, puede consultarse la literatura citada.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámb. País/organismo Status Valor Norma Observaciones Fuente

Se presenta aquí una lista de leyes, criterios y recomendaciones emanadas de un amplio rango de países, organizaciones e instituciones, tabuladas según el medio y los ámbitos del medio ambiente, a los efectos de facilitar la comparación directa de reglamentaciones iguales o similares. No sólo se deberán tener en cuenta las discrepancias que se dan respecto de la evaluación de la amenaza química que representan las sustancias, sino también la multiplicidad de prerrequisitos y requerimientos especiales relacionados con cada reglamentación individual.

En muchas ocasiones resultó difícil determinar el status (nivel jerárquico) de las leyes y recomendaciones. En consecuencia, se las clasifica en las siguientes cinco categorías:

L = valor límite fijado por ley
(L) = Valor límite presuntamente fijado por ley
G = Criterio o recomendación emitida por una organización gubernamental o no gubernamental
(G) = Recomendación de un grupo de expertos que aún no ha sido aceptada en general como un criterio nacional.
= No figura ninguna letra cuando el valor en cuestión no corresponde a ninguna de las cuatro categorías precedentes.

En caso de duda respecto del status (nivel jerárquico) de algún valor o de su implementación práctica, se asigna siempre el siguiente nivel menor. Así, por ejemplo, se clasificaron como (L) a los valores TWA/STEL de EEUU y PdK de Rusia. La columna "Normas" solo se completa cuando los datos corresponden unívocamente a un cuerpo completo de normas de un país determinado como ocurre con las normas TWA, PdK, MAK, MIK, etc. En la columna "Observaciones" se presentan informaciones adicionales sobre el valor en cuestión para facilitar la comparación de los datos.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País / organismo Valor Fuente

Esta lista de valores tiene por objeto facilitar la evaluación, comparando factores o condiciones comprehensivas (repetibles) en lugares conocidos. Cuando es posible, también se incluyen valores extremos entre los valores seleccionados para dar una idea de la extensión del espectro de datos. Cuando al citar la fuente se antepone "s." (por ejemplo, s.UBA), se trata de una fuente secundaria.

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Se señalan, en forma muy breve, los aspectos a tener en cuenta para evaluar el riesgo. En algunos casos se llama la atención sobre peculiaridades que deben tenerse en cuenta durante la manipulación y la aplicación de la sustancia en cuestión, pero tales comentarios no representan un resumen de las Páginas Informativas.

Ácido 2,4 diclorofenoxiacético

DENOMINACIONES

N° CAS: 94-75-7
Nombre registrado: Ácido 2,4-diclorofenoxiacético 
Nombre químico: Ácido 2,4-diclorofenoxiacético
Sinónimos/nombres comerciales:  2,4-D
Nombre químico (alemán): 2,4-Dichlorphenoxyessigsäure
Nombre químico (francés): Acide 2,4-Dichlorophénoxyacetique
Nombre químico (inglés): (2,4-Dichlorphenoxy) acetic acid
Aspecto general: Polvo cristalino incoloro, con olor a moho.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C8H6Cl2O3  
Masa molecular relativa: 221,04 g  
Densidad: 1,563 g/cm3  
Punto de ebullición: 160°C a 50 Pa  
Punto de fusión: 140,5°C  
Presión de vapor: < 10-5 Pa  
Solubilidad: En agua: 0,55 g/l;
  en aceite de oliva: 0,5 g/l;
  en benceno: 6 g/l;
  en acetona: 850 g/l.

PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:

El 2,4-D, sus sales y ésteres se utilizan como herbicidas, principalmente para combatir la malezas de hoja ancha. Las dosis que se aplican oscilan por regla general entre 0,3 y 4,5 kg/ha. Suelen utilizarse en combinación con otros herbicidas. Junto con el MCPA (ácido 2-metil-4-clorofenoxiacético), el 2,4-D es uno de los herbicidas más utilizado en los cultivos de cereales. Los ésteres butílicos del 2,4-D y del 2,4,5-T fueron utilizados por el ejército de los Estados Unidos en la guerra de Vietnam con el nombre de "Agent Orange", para defoliar las selvas de Vietnam del Sur.

Procedencia / fabricación:

Presumiblemente esta sustancia no existe en estado natural. El 2,4-D se obtiene por cloración del fenol y posterior transformación con ácido cloroacético. El producto industrial puede contener entre 0,1 y 0,6% de clorofenoles y trazas de dibenzofuranos y dibenzodioxinas policlorados.

Cantidades producidas:

Producción mundial (anual): 100.000 t (aprox)
CE (1980): 15.000-20.000 t
EEUU (1976): 17.000 t

Cantidad de emisiones (estimación):

Todo el 2,4-D producido se libera al medio ambiente. Además, se forma 2,4-D después de la hidrólisis, como metabolito de los ésteres del ácido que se usan como herbicida.

TOXICIDAD

Seres humanos:    
  DL50 80 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
  DLmín 50-500 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
  CTmín 0,01 mg/l, inhalación s.RIPPEN, 1989
Mamíferos:    
Ratones DL50 360-368 mg/kg, oral s.DFG, 1986
Ratas DL50 375-1200 mg/kg, oral s.DFG, 19869
  DL50 1500 mg/kg, dérmica s.RIPPEN, 1989
Conejos DL50 800 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
  DL50 > 1600 mg/kg, dérmica s.RIPPEN, 1989
Perros DL50 100 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
Aves:    
  DL50 540 mg/kg s.RIPPEN, 1989
Organismos acuáticos:    
Orfos CL50 250 mg/l s.RIPPEN, 1989
Truchas arcoiris CL50 1,1 mg/l (96 h)(ácido libre) s.PERKOW, 1985
CL50 100 mg/l (96 h)(sal de dietilamina) s.PERKOW, 1985
Truchas arcoiris jóvenes CL50 0,022-0,033 mg/l (96 horas) s.RIPPEN, 1989
Daphnia magna CL50 > 100 mg/l (48 horas) s.RIPPEN, 1989
Algas CE50 50 mg/l (10 d, inhibic. crecim.) s.RIPPEN, 1989
Otros organismos:    
Lombrices de tierra CL5010-100 mg/cm2 aplicación (48 horas) s.RIPPEN, 1989
Actinomicetes CE50 160-184 mg/kg s.RIPPEN, 1989
Hongos terrestre CE50 75-128 mg/kg s.RIPPEN, 1989

Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: Los efectos cancerígenos de esta sustancia aún están en discusión, pero ha quedado demostrada su teratogenicidad en las ratas. El 2,4-D puede ingresar al organismo por ingesta (a través del tracto gastrointestinal) y por vía cutánea (el éster del 2,4-D también ingresa por vía pulmonar). Afecta el sistema nervioso central y periférico (convulsiones y parálisis) y la motricidad, e interviene en el metabolismo intermedio de los hidratos de carbono. El 2,4-D ingerido pasa sin alterarse por el organismo y se elimina rápidamente sin que se deposite en el cuerpo (DVGW, 1988). Produce fuerte irritación ocular y leve irritación cutánea

Plantas: El 2,4-D afecta el metabolismo de las plantas, por ej., el metabolismo del ácido nucleico.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
En los cuerpos de agua subterráneos y superficiales, los ésteres del 2,4-D se hidrolizan formando los ácidos correspondientes.

Suelo:
Su excelente hidrosolubilidad, especialmente la de las sales alcalinas y amoniacatos, dan al 2,4-D gran movilidad en el suelo. Así puede llegar por infiltración hasta las napas subterráneas y contaminarlas.

Degradación, productos de la descomposición, tiempo de vida media:
La transformación en el agua por efecto de los rayos ultravioletas, conduce a productos similares al ácido húmico via clorofenoles y polifenoles. Se demostró la presencia de 2,4-diclorofenol en condiciones anaeróbicas en sedimentos y en organismos acuáticos, en tanto que el 4-clorofenol ha sido hallado (como producto intermedio) en el sapropel.

Los tiempo medios de persistencia son:
4-29 días en el suelo;
5 días (aprox.) en plantas (según la especie).

La persistencia del 2,4-D en los cuerpos de agua superficiales y subterráneos parece variar considerablemente en función de la estación. Los datos oscilan entre una degradación total en el término de 36 días y una pérdida de tan sólo el 8% transcurridos 78 días, en ensayos de laboratorio. RIPPEN (1989) menciona tiempos medios de persistencia en cuerpos de agua superficiales que oscilan entre < 12 días y 50 días.

Cadena alimentaria:
Bioacumulación en algas (Chlorella fusca).

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga- nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua pot. Austria (L) 50 mg/l     s.DVGW, 1988
  Agua pot. Canadá (L) 100 mg/l MAC   s.DVGW, 1988
  Agua pot. RFA L 100 mg/l     s.DVGW, 1988
  Agua pot. CE G 100 mg/l     s.DVGW, 1988
  Agua pot. EEUU G 100 mg/l     s.RIPPEN, 1988
  Agua pot. OMS G 100 mg/l     s.RIPPEN, 1988
  Aguas superf. Australia G 4 mg/l RMC Protección de organismos acuáticos (incl. deriv.) s.CES, 1985
  Aguas superf. México (L) 0,1 mg/l   estuarios s.CES, 1985
  Aguas superf. México (L) 0,01 mg/l   aguas costeras o litorales s.CES, 1985
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 10 mg/m3   incl. sales y ésteres DFG, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 1 mg/m3     s.DVGW, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 10 mg/m3 TWA   s.RIPPEN, 1989
Alimentos:              
    OMS G 0,3 mg/ (kg/d) ADI   s.RIPPEN, 1989
    RFA (R)1) 0,1 mg/ (kg/d) DTA   s.DFG, 1986
  Citricos RFA L 2 mg/kg     s.DVGW, 1988
  Otros alimentos RFA L 0,1 mg/kg     s.DVGW, 1988

Notas:1) Grupo de trabajo "Toxicología" perteneciente a la "Deutsche Forschungsgemeinschaft" (DFG).
Su uso está prohibido en Checoslovaquia y en Suecia, entre otros países. En Gran Bretaña rigen limitaciones para su uso.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País/ organismo Valor Fuente
Agua:      
Agua potable (1983) EEUU 0,04 mg/l s.RIPPEN, 1989
 Rin (km 865, 1978)   < 0,01 mg/l s.RIPPEN, 1989
Aguas superficiales (1983) EEUU 100 mg/l (máx.) s.RIPPEN, 1989
Agua escurrida de bosques RFA 2000 mg/l (aplic.4,5 kg/ha, éster) s.RIPPEN, 1989
Suelo/sedimento:      
Lodos de clarificación EEUU 0,55-7300 mg/kg (n= 55 de 223) s.RIPPEN, 1989

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

La movilidad comparativamente alta del 2,4-D lleva implícito el riesgo de contaminación para los cuerpos de agua, incluyendo los de aguas subterráneas, en las inmediaciones de los lugares en que se aplica esta sustancia. Esto debe tenerse especialmente en cuenta cuando los cuerpos de agua que podrían contaminarse son reservorios de agua potable. La toxicidad del 2,4-D se evalúa de manera muy diversa, como lo indican los estándares mencionados. En el ámbito del "agua potable" varían entre sí hasta en un orden de 1.000.

Ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético

DENOMINACIONES

Nº CAS: 93-76-5
Nombre registrado: Ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético 
Nombre químico:  Ácido acético (2,4,5-triclorofenoxi)
Sinónimos/nombres comerciales: 2,4,5-T
Nombre químico (alemán): 2,4,5-Trichlorphenoxyessigsäure; 2,4,5-T
Nombre químico (francés): 2,4,5-trichlorophénoxy acide acétique
Nombre químico (inglés): 2,4,5-trichlorophenoxy acetic acid
Aspecto general: Cristales entre incoloros y blancos, con olor a moho.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C8 H5Cl3O3
Masa molecular relativa: 255,49 g
Densidad: 1,803 g/cm3 a 20°C
Punto de ebullición: A más de 200 °C descomposición
Punto de fusión: 157-158°C (ácido); 113-115°C (sal trietanolamina)
Presión de vapor: 0,7 x 10-6Pa a 25°C
Solvólisis:  
En agua: 280 mg/l a 25°C;
en dietiléter: 234 g/l;
en tolueno: 7,3 g/l;
en xileno: 6,1 g/l;

se disuelve en alcohol isopropil;

los álcali y las sales amínicas del 2,4,5-T se disuelven fácilmente en agua, en tanto que los ésteres son virtualmente insolubles en agua pero se disuelven en aceites minerales

PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:

El ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético se utiliza en la explotación forestal y en agricultura como herbicida sistémico (para la erradicación de malezas, etc.) Los militares del ejército de Estados Unidos lo usaron durante las campañas de defoliación en Vietnam (mezclas de 2,4,5-T y 2,4-D). Estas mezclas contenían una cantidad importante de  TCDD, que produjo graves enfermedades. El 2,4,5-T se aplica generalmente como sal o éster en combinación con otros ácidos fenoxi. Su uso está restringido en Alemania.

Procedencia / fabricación:

El 2,4,5-T se produce sintéticamente mediante la reacción del 2,4,5-triclorofenol, ácido cloroacético e hidróxido de sodio. También se utilizan los residuos de la fabricación del  lindano para la síntesis del 2,4,5-T.

El producto técnico puede contener 2,9% de ácido diclorometoxifenoxiacético, 0,6% de ácido diclorofenoxiacético, 0,4% de ácido bis(2,4,5-triclorofenoxiacético y < 0,5 mg/kg TCDD (dioxina). Desde 1981 los fabricantes garantizan un contenido de TCDD de < 0,01 mg/kg (DFG,1986). Existen unos 400 productos que contienen 2,4,5-T.

Cantidades producidas:

Producción mundial (1992, estimación) 1.000-3.000 t s.RIPPEN, 1989
EEUU (1968) 27.000 t s.RIPPEN, 1989
EEUU (1979) <1.000 t s.RIPPEN, 1989
EEUU (1985) prohibido s.RIPPEN, 1989
RFA (1977) 1.800 t s.RIPPEN, 1989
RFA (1984) cesó la producción  
CE (1980) 1.000 t s.RIPPEN, 1989

TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas DL50 500 mg/kg, oral s.PERKOW, 1989
  DL50 >5 000 mg/kg, dérmico s.PERKOW, 1989
  DL50 300-800 mg/m3, oral s.RIPPEN, 1989
  CL50 0,83 mg/l, inhalación (4h) s.RIPPEN, 1989
Ratones DL50 389 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
Perros DL50 100 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
Cobayas DL50 380 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
Aves:    
Pollos DL50 310 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
Organismos acuáticos:    
Truchas arcoiris CL50 0,98 mg/l, semiestát. (96h) s.RIPPEN, 1989
Roccus lineatus CL50 15 mg/l, (96 h) s.RIPPEN, 1989
Carpas CL50 0,87 mg/l, (48 h) s.RIPPEN, 1989
Orfos CL50 530 mg/l, (48 h) s.RIPPEN, 1989
Plantas:    
Semillas de berro DE50 0,02 ppm s.RIPPEN, 1989
Semillas de centeno invernal DE50 8,3 ppm (72 h) s.RIPPEN, 1989

Nota: Para datos sobre toxicidad comprehensiva para varias especies de animales, refiérase el lector a DFG (1986).

Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: El 2,4,5-T irrita considerablemente los ojos y la piel. La resorción dérmica es probable. La exposición crónica dificulta la función hepática, modifica el comportamiento y afecta a los nervios. Se presenta con frecuencia el acné clórico debido a la contaminación con clorofenoles y TCDD. Su efecto teratógeno se atribuye a las impurezas de TCDD y no a la sustancia pura.

La ausencia de efectos ("no-effect level") en la especie de animal más sensible (ratones) se presenta con 20 mg/kg (DFG, 1989).

Se ha hallado que el 2,4,5-T es levemente mutágeno y teratógeno. No se cuenta con suficiente evidencia como para atribuirle categóricamente efectos carcinógenos.

Plantas: El 2,4,5-T es un efectivo defoliante. Las plantas (y en particular las dicotiledóneas) absorben el 2,4,5-T a través de sus hojas y metabolizan la sustancia. Se inhiben numerosos procesos metabólicos. El efecto directo se presenta en algunas ocasiones como problemas con la permeabilidad pasiva, pero también se refleja en un incremento de la formación de oxigeno y mayor crecimiento. El 2,4,5-T también actúa como desacoplador de la cadena respiratoria.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
El ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético se adsorbe moderadamente en las partículas orgánicas en suspensión y en los sedimentos. Forma una película sobre la superficie de los cuerpos de agua y se descompone por fotólisis. Los residuos pueden ingresar por lixiviación a los cuerpos de aguas subterráneas.

Aire:
En climas cálidos, una considerable porción de las cantidades aplicadas se evapora. En la atmósfera, el ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético se descompone por fotólisis y es arrastrado por las precipitaciones. El tiempo de vida medio estimado asciende a un día.

Suelo:
En el suelo, el ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético se degrada por acción microbiana o se evapora a la atmósfera. La mayor parte del herbicida permanece en el horizonte superior del suelo (hasta profundidades de 10 cm), debido a su moderada movilidad en este medio. Las plantas extraen considerables cantidades de 2,4,5-T del suelo.

Tiempo de vida media:
Más del 90% del ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético contenido en el suelo es degradado en el término de 70 días y 99% en un año (WEGLER, 1982). Sin embargo, RIPPEN (1989) opina que el "tiempo de desintoxicación" (valor extrapolado) es de 270 días. La DFG (1986) da como tiempo de vida media un período de 2 a 10 días. En suelo franco húmedo (una aplicación de 0,6-3,4 kg/ha), la sustancia aún puede ser detectada después de 2-5 semanas. La degradación no progresa más al cabo de 7 días en las plantas de tratamiento de aguas servidas en condiciones aeróbicas. El tiempo de vida media en el pasto es de 17 días.

Degradación, productos de la descomposición:
A mas de 500° C la sustancia se destruye por acción de la temperatura y se forma TCDD. En un ambiente ácido permanece estable. En el suelo, la degradación se debe principalmente a los microorganismos; la degradación a CO2 se acelera por efecto de las sustancias húmicas y ácidos fúlvicos. El ácido 2,4,5-triclorofenoxiacético se forma en sedimentos anaeróbicos y durante la fotólisis en presencia de sustancias húmicas. El 2,4,5-T se transforma en clorofenoles, polifenoles, quinonas y productos similares a los ácidos húmicos.

Efectos combinados:
Se presume que se produce sinergismo con el TCDD (>1,5 ppm) (RIPPEN, 1989). Inyecciones subcutáneas de lindano, fenobarbital o  DDT durante un período de varios días acelera el metabolismo del 2,4,5-T.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/or- ganismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Aguas superf. CE L 0,001 mg/l   1) s.DVGW, 1988
  Aguas superf. CE L 0,0025 mg/l   2) s.DVGW, 1988
  Aguas superf. CE L 0,005 mg/l   3) s.DVGW, 1988
  Agua pot. Austria   10 m g/l     s.DVGW, 1988
  Agua pot. RFA L 0,1 m g/l     s.DVGW, 1988
  Agua pot. CE L 0,1 m g/l     s.DVGW, 1988
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 10 mg/m3 MAK   s.DFG, 1994
  Lug. de trab. EEUU (L) 10 mg/m3 TWA   s.RIPPEN, 1989
Alimentos:              
    RFA G 0,03 mg/kg.día ADI TCDD: <0,01 mg/kg DFG, 1986
    RFA L 2 mg/kg 4) hongos de los bosques s. DVGW, 1988
    RFA L 0,05 mg/kg 4) alimentos de orig.vegetal s. DVGW, 1988

Notas:
Para la potabilización del agua en cada caso:
1) A1 = tratamiento físico simple y esterilización;
2) A2 = tratamientos físico-químico convencional y esterilización;
3) A3 = tratamientos físico y químico más exhaustivo, oxidación, adsorción y esterilización.
4) Ordenanza que reglamente las cantidades máximas de pesticidas, de 1984.

El uso del 2,4,5-T está prohibido en Italia desde 1970; lo mismo ocurre en Holanda, Noruega, Suecia y los EEUU.

El nivel de 2,4,5-T que se permite en Alemania no debe exceder los 0,005 mg/kg de sustancia técnica activa (DFG, 1986).

En Alemania, se restringe el uso del 2,4,5-T en las proximidades de cuerpos de agua superficiales (La ordenanza que reglamenta el uso de  pesticidas, 1986 prohibe su aplicación desde aviones y vehículos; tampoco se puede utilizar en tierras abiertas que no se utilicen para agricultura o horticultura intensiva).

Todas las formulaciones del 2,4,5-T están prohibidas desde 1985.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País Valor Fuente
Alimentos:      
Pato marino/carne en áreas contamin.   < 1,34 ppm s.RIPPEN, 1989
Pato marino/grasa en áreas contamin.   < 30 ppb s.RIPPEN, 1989
Follaje (n=37) Finlandia 0,1-30 ppm s.RIPPEN, 1989
Hongos (n=26) Finlandia < 0,02-1,8 ppm s.RIPPEN, 1989
Bayas (n=32) Finlandia 0,07-15 ppm s.RIPPEN, 1989

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Los estudios epidemiológicos realizados hasta la fecha indican que solamente hay un riesgo menor de cáncer y efectos teratógenos específicos en ciertas especies de animales, dependiendo de la dosis asimilada. Estos resultados, sin embargo, no pueden aplicarse al ser humano. Para evitar la formación de TCDD, no deben incinerarse los residuos de 2,4,5-T. Cuando esta sustancia se utiliza como herbicida, debe prestarse atención a la dirección en que se desplazan las emanaciones.

Acroleína

DENOMINACIONES

N° CAS: 107-02-8
Nombre registrado:  Acroleína
Nombre químico: 2-Propenal
Sinónimos, nombres comerciales:  Propenal,  acraldehído,  aldehído alílico,  alilaldehído,
Nombre químico (alemán): Acrolein, 2-Propenal
Nombre químico (francés): Acroléine, 2-propénal
Nombre químico (inglés): Acrolein, 2-Propenal
Aspecto general: Líquido incoloro o amarillento de olor penetrante.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C3H4O
Masa molecular relativa: 56,06 g
Densidad: 0,84 g/cm3
Densidad relativa del gas: 1,94
Punto de ebullición: 52,5° C
Punto de fusión: -87° C
Presión de vapor: 29,3 x 103 Pa
Punto de inflamación: -26° C (vaso cerrado)
Temperatura de ignición: 280° C
Límites de explosividad: 2,8 - 31 % V (en aire)
Umbral de olor: 0,2 - 0,4 ppm
Solvólisis: En agua: 21,4 % P;
soluble en solventes orgánicos.  
Factores de conversión: 1 ppm = 2,33 mg/m3
  1 mg/m3 = 0,43 ppm.

PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
La acroleína es un producto intermedio importante que se utiliza principalmente para la producción de D,L-metionina (aminoácido esencial que se usa como suplemento en la alimentación animal) y ácido acrílico (usado en la fabricación de acrilatos). Se utiliza, además, como biocida acuático de amplio espectro y muy efectivo, por ejemplo, para el control de malezas acuáticas. Debido a su bajo umbral de olor e irritación, la acroleína se adiciona como agente de advertencia a otras sustancias altamente tóxicas.

Procedencia / fabricación:
La acroleína se produce por oxidación heterogéneamente catalizada del propeno en su fase gaseosa. El ácido acrílico y los óxidos de carbono son subproductos de esta reacción.

TOXICIDAD

Seres humanos: CLmín 153 ppm inhalación (10 min.) s. UBA,1986
  CLmín 1 ppm inhalación s. UBA, 1986
  CLmín 330 ppb inhalación (niño, 2h) s. UBA, 1986
Mamíferos:    
Ratas CLmín 8 ppm inhalación (4h) s. UBA, 1986
  DL50 46 mg/kg oral s. UBA, 1986
  DL50 50 mg/kg subcutáneo s. UBA, 1986
Ratones CL50 66 ppm inhalación s. UBA, 1986
  DL50 40 mg/kg oral s. UBA, 1986
  DLmín 2 mg/kg intraperitoneal s. UBA, 1986
Organismos acuáticos:    
Peces -5 ppm letal s. UBA, 1986
Plantas acuáticas 1,5-7,5 mg/l tóxico s. UBA, 1986
Animales de sangre fría 0,05-5 mg/l tóxico s. UBA, 1986

Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: La intoxicación da por resultado una severa irritación de los ojos, la piel y las vías respiratorias así como del aparato gastrointestinal. Una ligera exposición provoca desórdenes en el sistema nervioso central acompañado de mareo, aletargamiento y pérdida del conocimiento. En altas concentraciones produce serias quemaduras así como bronquitis, neumonía y edemas pulmonares. Solamente se han observado hasta la fecha efectos mutagénicos en los protozoarios.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

La acroleína es un líquido tóxico, altamente inflamable y volátil que constituye una amenaza para todos los tipos de agua y en particular para el agua potable (Amenaza para el agua - Clase 2). Concentraciones extremadamente pequeñas son suficientes (en función del pH) para ejercer un efecto tóxico sobre los organismos acuáticos.

La acroleína es un componente del smog fotoquímico y, además de oxidarse en el aire, sufre fotólisis transformándose en monóxido de carbono, dióxido de carbono y agua, así como en hidrocarburos no saturados.
En términos generales, la acroleína no es muy persistente; es altamente reactiva y capaz de sufrir una degradación físico-química relativamente rápida. Se presume que no existe bioacumulación (KOCH, 1989).

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga- nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Aire:              
    RFA L 0,01 mg/m3   val. larga exposic. s. BAUM, 1988
    RFA L 0,025 mg/m3   val. corta exposic. s. BAUM, 1988
  Emisión RFA L 20 mg/m3   flujo masivo ³ 0,1 kg/h s. LT-Aire 1986
    RDA (L) 0,02 mg/m3   val. corta exposic. s. HORN, 1989
    RDA (L) 0,01 mg/m3   val. larga exposic. s. HORN, 1989
    Hungría (L) 0,1 mg/m3     s. STERN, 1986
    Israel (L) 0,1 mg/m3   24 h s. STERN, 1977
    Israel (L) 0,25 mg/m3   30 min s. STERN, 1977
    URSS (L) 0,03 mg/m3   24 h, 30 min s. STERN, 1977
  Lug. de trab. RFA L 0,25 mg/m3 MAK   DFG, 1989
  Lug. de trab. RDA (L) 0,3 mg/m3   val. corta exposic. s. HORN, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 0,2 mg/m3 PDK   s. SORBE, 1989
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,25 mg/m3 TWA   ACGIH, 1986
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,8 mg/m3 STEL   ACGIH, 1986

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País / organismo Valor Fuente
Aire:      
Aire libre RDA 0,002-0,03 mg/m3 s. HORN, 1989

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Teniendo en cuenta que la acroleína implica una amenaza considerable para el agua, se debe evitar su uso en las proximidades de tomas de agua y zonas de recarga del acuífero. Aún no es posible dar una evaluación comprehensiva dada la falta de datos respecto de su comportamiento y toxicidad en el medio ambiente.

Aldrina

DENOMINACIONES

N° CAS: 309-00-2
Nombre registrado:  Aldrina
Nombre químico: 1,2,3,4,10,10-hexacloro-1,4,4a,5,8,8a- hexahidro-1,4-endo, exo-5,8-dimetanonaftaleno
Sinónimos, nombres comerciales:  Hexaclorodimetanonaftaleno,  Aldrín,  HHDN,  Aldrex,  Octalen(o),  Seedrin
Nombre químico alemán): Aldrin,1,2,3,4,10,10- Hexachlor- 1,4,4a,5,8,8a-hexahydro- 1,4-endo,exo-5, 8-dimethano-naphtalin
Nombre químico (francés): Aldrin,hexachloro-1,2,3,4,10,10-hexahydro- 1,4,4a,5,8,8a- exodiméthano-1,4,5,8-naphthalène
Nombre químico (inglés): Aldrin, 1,2,3,4,10,10-Hexachloro -1,4,4a,5,8,8a -hexahydro- 1,4-endo,exo-5,8-dimethano- naphtalene
Aspecto general: Sólido blanco, cristalino, inodoro; como producto industrial, es de color pardo oscuro.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C12H8Cl6
Masa molecular relativa: 364,91 g
Densidad: 1,70 g/cm3
Densidad relativa del gas: 12,6
Punto de ebullición: 145° C
Punto de fusión: 104-105,5° C; como prod. industr.: 49-60° C
Presión de vapor: 3,07 x 10-3 Pa
Solvólisis: En agua: < 50 mg/l;
  soluble en petróleo, acetona, benceno y xileno; extremadamente liposoluble.
Factores de conversión: 1 ppm = 15,2 mg/m3
  1 mg/m3 = 0,07 ppm

PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:

La aldrina es un insecticida de amplio espectro que se usa principalmente para combatir plagas del suelo y del algodón y en la lucha contra la langosta.

Procedencia / fabricación:
La aldrina se produce industrialmente a partir del ciclopentadieno a través de la reacción fraccionada de Diels-Alder, con acetileno y hexaclorociclopentadieno. Se genera en el medio ambiente como producto de la descomposición de la dieldrina; en los organismos vivos se transforma en dieldrina por efecto del metabolismo.

Ver también "DIELDRINA".

TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas DL50 67 mg/kg oral s .VERSCHUEREN, 1983
  DL50 98-200 mg/kg dérmico s. VERSCHUEREN, 1983
Ratones DL50 44 mg/kg oral s. MERCIER, 1981
Perros DL50 65-95 mg/kg oral s. MERCIER, 1981
Organismos acuáticos:    
Ciprinidontes CL50 4-8 ppb (96h) s. VERSCHUEREN, 1983
Mújil rayado (Mugilidae) CL50 100 ppb (96h) s. VERSCHUEREN, 1983
Pececillo de río (americano) CL50 28 m g/l (96h) s. VERSCHUEREN, 1983
Perca azul CL50 13 m g/l (96h) s. VERSCHUEREN, 1983
Trucha arcoiris CL50 10-17,7 m g/l (96h) s. VERSCHUEREN, 1983
Daphnia (pulgas acuáticas) CL50 30 m g/l (24h) s. VERSCHUEREN, 1983
  CL50 28 m g/l (48h) s. VERSCHUEREN, 1983

Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: La aldrina afecta al sistema nervioso central y al hígado. Los síntomas típicos de la intoxicación aguda son agitación, convulsiones y parálisis. La aldrina es fácilmente absorbida por el organismo, donde se transforma en dieldrina en el término de 12-24 horas.

En los ensayos realizados hasta el presente, se ha comprobado que tiene efectos cancerígenos en animales de distintas especies.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
Dada su alta toxicidad para los organismos acuáticos y su alta persistencia en el agua, se clasificó a esta sustancia en Alemania como "Amenaza para el agua - Clase 3" (de alto riesgo).

Aire:
En la atmósfera, la aldrina se transforma rápidamente a través de procesos fotoquímicos

Suelo:
En el suelo se produce acumulación de esta sustancia en razón de su alta persistencia.

Tiempo de vida media:
En agua fluvial conservada en un vaso de vidrio herméticamente cerrado y expuesto a luz solar y a luz artificial (fluorescente), una concentración inicial de 10 m g/l de aldrina apenas se había degradado al cabo de una semana; pasadas cuatro semanas, la degradación había alcanzado un 60% y al cabo de ocho semanas, el 80% había sido degradado a dieldrina. En el suelo, aún después de 1-6 años, pueden hallarse vestigios que oscilan entre 0-25% de la cantidad inicial aplicada.

Degradación, productos de la descomposición:
En las aguas oceánicas, la aldrina se metaboliza para formar aldrindiol, ya sea directamente o después de transformarse en dieldrina.

En la atmósfera se descompone formando fotoaldrina o en fotodieldrina después de una transformación previa en dieldrina.

En el agua, la foto-oxidación producida por la luz ultravioleta descompone aproximadamente un 75% de la cantidad de aldrina ingresada (a 90-95° C), que se transforma en dióxido de carbono, cloruro de hidrógeno y agua después de haber transcurrido más de 100 horas (VERSCHUEREN, 1983).

Cadena alimentaria:
Se ha detectado la presencia de aldrina en la  leche materna (MERCIER, 1961).

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/organismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua pot. EEUU G 0,001 mg/l   estado de Illinois s. WAITE, 1984
  Aguas serv. CE L 5 mg/l   agua de mar s. LEROY, 1985
  Aguas serv. CE L 5 mg/l   agua dulce s. LEROY, 1985
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 0,25 mg/m3 MAK   DFG, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 0,01 mg/m3 PdK por piel s.KETTNER, 1979
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,25 mg/m3 TWA por piel ACGIH, 1986
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,75 mg/m3 STEL   ACGIH, 1986
Alimentos:              
  OMS   G 0,0001 mg/kg/d ADI aldrina + dieldrina s.VETTORAZZI, 1979
  OMS   G 0,03-0,3 mg/kg   lím. de toler. resid. s.VERSCHUEREN, 1983

Nota: La ley que reglamenta la aplicación de  plaguicidas ha dispuesto la prohibición absoluta de su uso a partir de 1988.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País / organismo Valor Fuente
Cuerpos de agua:      
Mississippi del Norte EEUU 0,01-0,49 ng/l s.VERSCHUEREN, 1983
Hawaii (sedimentos) EEUU 5,5-11,02 mg/kg s.VERSCHUEREN, 1983
Anchoas Mediterráneo, 1976/77   0,1-0,8 mg/kg agua dulce (n=12) s.VERSCHUEREN, 1983
Atunes Mediterráneo, 1976/77   0,1-0,2 mg/kg agua dulce (n=5) s.VERSCHUEREN, 1983

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

(Ver también "DIELDRINA" en las Páginas Informativas de este Catálogo).

Antimonio

DENOMINACIONES

N° CAS: 7440-36-0
Nombre registrado:  Antimonio
Nombre químico: Antimonio
Sinónimos, nombres comerciales: Antimonio
Nombre químico (alemán): Antimon
Nombre químico (francés): Antimoine
Nombre químico (inglés): Antimony
Aspecto general: Metal de consistencia terrosa, de color gris y brillo blanco plateado.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Símbolo químico: Sb
Peso atómico relativo: 121,75 g
Densidad: 6,68 g/cm3
Punto de ebullición: 1380° C
Punto de fusión: 630° C
Solvólisis: En agua: insoluble.

DATOS BÁSICOS SOBRE COMPUESTOS SELECCIONADOS

N° CAS: 7803-52-3 1309-64-4
Nombre químico:  Hidruro de antimonio  Tióxido de antimonio
Sinónimos, nombres  Estibina  
comerciales:    
Nombre químico (alemán): Antimonwasserstoff Antimontrioxid
Nombre químico (francés): Hydrure d'antimoine Trioxyde d'antimoine
Nombre químico (inglés): Antimony hydride Antimony trioxide
Aspecto general: Gas incoloro de olor fétido Polvo blanco cristalino
Fórmula empírica: SbH3 Sb2O3
Masa molecular relativa: 124,8 g 291,5 g
Densidad: 5,68 g/l 5,2-5,8 g/cm3
Densidad relativa del gas: 4,3  
Punto de ebullición: -18°C 1 456°C
Punto de fusión: -88°C 656°C
Solvólisis En agua: 200 ml/l En agua: 0,014 g/l
Factores de conversión 1 ppm = 5,19 mg/m3  
  1 mg/m3  

PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El antimonio metálico se usa principalmente en aleaciones con plomo o estaño; sus compuestos encuentran una amplia gama de aplicaciones industriales como p.ej.: en la fabricación de tejidos incomburentes (resistentes al fuego), material plástico y goma; vidrio y cerámica; cerillas (fósforos), explosivos y material pirotécnico, así como en la producción de medicamentos.

Procedencia / fabricación
El antimonio es un elemento que representa el 0,001% de la corteza terrestre.

Cantidades producidas:
La producción mundial de antimonio primario, en toneladas de metal fue, en 1986, la siguiente:

 Rep. Popular China: 14.000 t
 Bolivia: 10.243 t
 Sudáfrica: 7.024 t
 URSS: 6.000 t
Producción mundial: 55.533 t

(Todos los datos provienen del FISCHER WELTALMANACH, 1989).

TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas: DL50 4 480 mg/kgoral (acetato de antimonio) s.DVGW, 1985
  DL50 115 mg/kg oral (tartrato doble de Sb y K) s.DVGW, 1985
  DL50 20 000 mg/kg oral (trióxido de antimonio) s.DVGW, 1985
Ratones: DL50 600 mg/kg oral (tartrato doble de Sb y K) s.DVGW, 1985
Organismos acuáticos:    
Peces: CLmín 10-100 ppm (96 h) (compuestos del antimonio) s. UBA, 1986


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: La toxicidad de los compuestos del antimonio es comparable a la del arsénico, pero como los compuestos del antimonio difícilmente se absorben en el tracto gastrointestinal, el riesgo de intoxicaciones agudas por ingesta es menor. Además, los compuestos del antimonio a menudo tienen un efecto emético, razón por lo cual se despiden muy rápidamente del organismo. La intoxicación crónica puede producir lesiones hepáticas, renales, incluso cardíacas y puede afectar al sistema circulatorio. Los síntomas varían según los compuestos. La estibina se acumula en el tejido adiposo.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

La contaminación general con antimonio asciende a 0,0005-1,1 mg/kg en los suelos y a 0,04-3 m g/l en aguas superficiales y subterráneas (DVGW, 1985). Se ha descubierto que el antimonio que ingresa al suelo a través de las precipitaciones afecta la fertilidad.

En la atmósfera, las emisiones de antimonio pueden ser transportadas a grandes distancias.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/organismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua pot. CE G 0,01 mg/l     s.DVGW, 1985
Suelo:              
    RFA G 5 mg/kg   en tierras cultivadas s.KLOKE, 1988
Aire: Emisión RFA L 5 mg/m3   flujo masivo ³ 25 g/h2) s. LT-Aire 1986
  Lug. de trab. Australia (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RFA L 0,5 mg/m3 MAK   s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Polonia (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania (L) 0,5 mg/m3   val. corta exposic. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania (L) 0,2 mg/m3   val. larga exposic. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suecia (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. URSS (L) 0,5 mg/m3 PDK1) val. corta exposic. s.KETTNER, 1979
  Lug. de trab. URSS (L) 0,2 mg/m3 PDK1) val. larga exposic. s.KETTNER, 1979
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,5 mg/m3 TLV val. corta exposic. ACGIH, 1986
  Lug. de trab. Yugoslavia (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984

Nota:
1) La URSS ha establecido valores límite para diferentes compuestos del antimonio, los que oscilan entre 0,3 y 1 mg/m3..
2)
La Sb y sus compuestos están designados bajo Sb polvos

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País / organismo Valor Fuente
Cuerpos de agua      
 Lago de Constanza (1982) RFA 0,13 mg/l s.DVGW, 1985
Meno (Hochheim, 1975) RFA 1,21 mg/l s.DVGW, 1985
Fulda (Fulda, 1975) RFA 0,062 mg/l s.DVGW, 1985
 Rin (Ludwigshafen, 1975) RFA 0,62 mg/l s.DVGW, 1985

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Los compuestos del antimonio son tóxicos y se comportan toxicológicamente en forma similar al arsénico. Poco se conoce hasta el presente acerca de los riesgos que esta sustancia significa para el medio ambiente. Son poco frecuentes los problemas de contaminación del agua debido a la escasa solubilidad de la mayoría de sus compuestos. Deben tomarse las mayores precauciones cuando se entra en contacto directo con compuestos del antimonio.

Arsénico

DENOMINACIONES

N° CAS: 7440-38-2
Nombre registrado:  Arsénico
Nombre químico: Arsénico
Sinónimos, nombres comerciales:  Arsénico gris,  arsénico metálico
Nombre químico (alemán): Arsen
Nombre químico (francés): Arsenic
Nombre químico (inglés): Arsenic
Aspecto general: Metal gris plateado brillante y de dureza media otros aspectos: amarillo (inestable), negro.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Símbolo químico: As
Peso atómico relativo: 74,92 g
Densidad: 5,72 g/cm3
Punto de ebullición: 613° C (subl.)
Punto de fusión: 817° C (a 3,7 MPa)
Presión de vapor: 0 Pa
Solvólisis: En agua: muy baja

DATOS BÁSICOS SOBRE COMPUESTOS SELECCIONADOS

N° CAS: 1327-53-3 7784-42-1
Nombre químico: Trióxido de arsénico Arsina
Sinónimos, nombres comerciales:  Arsénico blanco  
Nombre químico (alemán): Arsentrioxid, Weib arsenik, Arsenik Arsin, Arsenwasserstoff
Nombre químico (francés): Arsenic Arsine, hydrure d'arsenic
Nombre químico (inglés): Arsenic trioxide Arsine
Aspecto general: Polvo blanco o pequeños trozos Gas incoloro con olor a ajo
  blancos inodoros  
Fórmula empírica: As2O3 AsH3
Masa molecular relativa: 197,82 g 77,95 g
Densidad: 3,7-3,87 g/cm3 3,48 g/l
Densidad relativa del gas:   2,7
Punto de ebullición:   -55° C
Punto de fusión: 200° C (subl.) -117° C
Solvólisis: En agua: 18 g/l En agua: 20% V
Factores de conversión: 1 ppm = 0,12 mg/m3 1 ppm = 0,31 mg/m3
  1 mg/m3 = 8,22 ppm 1 mg/m3 = 3,24 ppm


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
La demanda de arsénico metálico es limitada. El arsénico se usa en aleaciones no ferrosas (p.ej. para aumentar la dureza de las aleaciones de plomo) y el arsénico de máxima pureza se utiliza para la fabricación de semiconductores GaAs (arseniato de galio) y semiconductores InAs (arseniato de indio).

Con la introducción de los antibióticos, los productos farmacéuticos que contienen arsénico han perdido importancia. Aún así, los compuestos de arsénico encuentran aplicación como plaguicidas (prohibidos en Alemania) y en la fabricación de pigmentos.

Procedencia / fabricación:
El arsénico es un elemento químico. Se ha estimado que el contenido medio de arsénico en la corteza terrestre asciende a 5 x 10-4 %.

El arsénico se obtiene principalmente de yacimientos complejos. Francia, la antigua URSS, Suecia y México son los principales productores de arsénico.

Cantidades producidas:
La producción anual de arsénico, en toneladas de mineral que contiene As2O3 es la siguiente:

Francia 7.280
URSS 7.640
Suecia 6.706
México 6.263
Producción mundial 40.283

(Todos los datos provienen de ULLMANN, 1985).

TOXICIDAD

Seres humanos:    
  DLmín 1 mg/kg, oral (trióxido de arsénico) s. KOCH, 1989
  CTmín 0,5 ppm, inhalación (arsina) s. KOCH, 1989
  DL 50 mg/m3, inhalación (arsina) s. KOCH, 1989
Mamíferos:    
Ratas DL50 4,5 mg/kg, oral (trióxido de arsénico) s. KOCH, 1989
Ratones DL50 43 mg/kg, oral (trióxido de arsénico) s. KOCH, 1989
Conejos DLmín 4,5 mg/kg, oral (trióxido de arsénico) s. KOCH, 1989
Organismos acuáticos:    
Peces CL50 10, 100 mg/l, (96h) (trióxido de arsénico) s. KOCH, 1989


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: El arsénico puro no es tóxico, pero debe tenerse en cuenta la contaminación con arsénico de uso industrial (por ej., con As2O3). Las intoxicaciones agudas ocurren en la mayoría de los casos por ingesta e inhalación de compuestos trivalentes inorgánicos tales como AS2O3. Los síntomas son fuertes desórdenes gastrointestinales, calambres y colapso circulatorio. El polvo de arsénico que flotan en el aire a menudo produce irritación en la piel expuesta y en las mucosas. La intoxicación crónica puede ser causada por ingesta de alimentos y agua que contienen arseniuros o por exposición laboral al inhalar durante mucho tiempo polvos que flotan en el aire en el lugar de trabajo. Los síntomas pueden aparecer incluso después de muchos años de latencia. La intoxicación crónica produce lesiones en la médula ósea, sangre, hígado, vías respiratorias y sistema nervioso central.

La intoxicación aguda con arsina produce anemia hemolítica retardada pero rápida.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua y suelo:
En los sistemas acuáticos, el arsénico existe principalmente en forma de arseniuros y arseniatos.

En los sedimentos y suelos los arseniatos son fácilmente adsorbidos en hidróxidos de aluminio o de hierro; de este modo se reducen sus capacidad y velocidad de percolación así como su disponibilidad para los sistemas biológicos. En las fases acuáticas el arsénico forma precipitados insolubles con una cantidad de compuestos (Ca, S, Ba, Al, Fe), lo que da por resultado la eliminación de los compuestos de arsénico del agua.

En los microorganismos, plantas y animales se produce la metilación y reducción de los compuestos del arsénico y de este modo se produce una cantidad de compuestos de arsénico físico-química y biológicamente estables (KOCH, 1989)

Tiempo de vida media:
La vida media biológica es de unos 60 días (ratas/conejos) debido a la acumulación del arsénico en los eritrocitos. Para los seres humanos, la vida media es más corta debido a la rápida excreción del arsénico (KOCH, 1989).

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga- nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Aire: Emisión RFA L 0,2 mg/m3   flujo masivo ³ 5 g/h2) s. LT-Aire 1986
  Lug. de trab. RFA L 0,1 mg/m3 TRK óxidos, ácidos y sus sales s.AUER Technikum, 1988
  Lug. de trab. RFA L 0,2 mg/m3 MAK arsina s.AUER Technikum, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 1) TWA óxidos s.AUER Technikum, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,2 mg/m3 TWA arsina s.AUER Technikum, 1988
  Lug. de trab. URSS (L) 0,3 mg/m3 PDK óxidos s.AUER Technikum, 1988
  Lug. de trab. URSS (L) 0,3 mg/m3 PDK arsina s.AUER Technikum, 1988

Nota:
1) Se sospecha que en el ser humano es carcinógeno.
2) Los polvos de arsénico y sus compuestos están designados bajo el símbolo As

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

La toxicidad de los compuestos del arsénico difiere significativamente. Por lo general los compuestos inorgánicos son más tóxicos que los orgánicos. Algunos compuestos del arsénico incluso son carcinógenos. Adquiere especial significación como tóxico en el lugar de trabajo.

Asbesto

DENOMINACIONES

N° CAS: 1332-21-4
Nombre registrado:  Asbesto
Nombre químico: Asbesto
Sinónimos, nombres comerciales:  Amianto,  crisotilo,  crocidolita,  amosita,  antofilita,  tremolita,  actinolita,  serpentina,  anfíbol,  asbesto fibroso,  asbesto azul
Nombre químico (alemán): Asbest
Nombre químico (francés): Amiante
Nombre químico (inglés): Asbestos
Aspecto general: Minerales fibrosos e impuros cuyo color varía entre blanco puro y verde, pardo o gris según el contenido de óxido de hierro; la crocidolita es azul (asbesto azul). La longitud de las fibras oscila entre 20 y 25 nm y son suaves y untuosas al tacto.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

El asbesto no es un elemento químico, sino una designación colectiva para dos grupos de minerales: las serpentinas y los anfíboles.

   Serpentina  Anfíbol
  Crisotilo Crocidolita Amosita Antofilita Tremolita Actinolita
Fórmula desarro-llada Mg3 Si205(OH)4 Na2Fe2(Fe,Mg)3 Si8O22 (OH)2 (Fe,Mg)7 Si8O22(OH)2 Mg7 Si8O22(OH)2 Ca2Mg5 Si8O22(OH)2 Ca2(Mg,Fe)5 Si8O22(OH)2
Masa molecular. 277,13 g 1.008,82 g 1.171,83 g 780,88 g 812,42 g 1.091,67 g
Densidad: 2,2-2,6 g/cm3 2,8-3,6 g/cm3 2,9-3,3 g/cm3 2,8-3,2 g/cm3 2,9-3,2 g/cm3 3,0-3,21 g/cm3
Punto de ebullición: 1.500°C 1.200°C 1.400°C 1.450°C 1.315°C 1.400°C


Punto de inflamación: El asbesto es incombustible, resistente al calor y tiene baja conductividad.
Solvólisis: En agua es insoluble.

PROCEDENCIA Y APLICACIONES 

Aplicaciones:
Debido a su resistencia al calor (termorresistencia), su ductilidad y su capacidad de ligarse fácilmente con aglutinantes inorgánicos y orgánicos, el asbesto encuentra aplicación en la industria de aislantes térmicos, ignífugos, como sellador de juntas o impermeabilizante y como carga en la fabricación de una enorme cantidad de com puestos (más de 3.000). Del grupo de las serpentinas se explota ante todo el criso tilo (95%). El 5% de los anfíboles se utiliza para la producción de fibras de asbesto. También se producen tejidos de amianto para fabricar ropa resistente a la acción del fuego y de las sustancias químicas. Mezclado con cemento, se lo moldea formando paneles y caños (70-90% de la producción mundial de asbesto se utiliza en Europa Occidental para la construcción - s.OMS, 1987). El asbesto se ha utilizado, además, como material de filtro en la fabricación de bebidas y en la industria farmacéutica así como en la fabricación de cintas para frenos y embragues de  automotores.

Procedencia / fabricación:
Los  asbestos se encuentran ampliamente difundidos en la Naturaleza. Los depósitos más importantes se hallan en la antigua URSS, Canadá y Sudáfrica. La meteorización de las rocas de serpentinita, por ejemplo, produce emisiones naturales.

Cantidades producidas:
La producción mundial superaba, en 1983, 4 millones de toneladas (OMS, 1987). Los principales países productores eran los siguientes (según OMS, 1986):

 URSS 1983 2.250.000 t/a
 Canadá 1983 820.000 t/a
 Sudáfrica 1983 221.111 t/a
 Brasil 1983 158.855 t/a
 Zimbabwe 1983 153.221 t/a
 Italia 1983 139.054 t/a
 R.P. China 1983 110.000 t/a


TOXICIDAD

Seres humanos:    
  CTmín 2,8 fibras/cm3 5 años s.UBA, 1986
  CTmín 1,2 fibras/cm3 19 años ininterrumpidos s.UBA, 1986
Mamíferos:    
Ratas DTmín 100 mg/kg intrapleural s.UBA, 1986

Hasta el presente se desconocen datos toxicológicos característicos (DVGW, 1988)

Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: La medicina laboral ha dado a conocer diferentes enfermedades producidas por el asbesto, en las que se atribuye al tamaño de las fibras una importancia decisiva. En general, ya se consideran una amenaza para la salud las fibras con diámetros menores de 2 mm y longitud mayor de 5 mm (relación diámetro/longitud = 1:3). Las fibras de este tamaño pueden ingresar a los pulmones, donde quedan atrapadas y se encapsulan. También se halló que las fibras tienen una cierta capacidad de migrar por el organismo y en el metabolismo (intercambio) celular. Por acumulación en los pulmones se obliteran los alvéolos, lo que disminuye el intercambio de oxígeno.

La inhalación de grandes cantidades de fibras puede desembocar en la enfermedad profesional llamada asbestosis, que incrementa el riesgo de contraer cáncer de bronquios. El polvo con partículas < 200 mm es altamente tóxico y se sospecha que es directamente responsable de la aparición de tumores.

La exposición al asbesto produce irritación en los ojos y en las vías respiratorias; el ingreso directo a heridas cutáneas produce una cornificación excesivamente pronunciada de la piel. Si las fibras ingresan a los pulmones, producen bronquitis crónica, irritación de la pleura y pleuritis. El hinchamiento de los pulmones puede desembocar en cáncer de pulmón. En la exposición laboral se producen largos períodos de latencia en el tracto gastrointestinal, que pueden durar hasta 40 años.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
Las fibras de asbesto producen enturbiamiento del  agua pero no son hidrosolubles.

Aire:
Su permanencia en la  atmósfera depende del tamaño de la fibra. Las fibras de asbesto pueden ser transportadas por el aire a cientos de kilómetros. Las partículas gruesas de polvo de asbesto se transforman, a través de procesos de meteorización, en fibras cortas y finas.

Suelo:
Si las fibras de asbesto llegan al suelo, se acumulan en la superficie y pueden volver a ser dispersadas y llevadas a la atmósfera en cualquier momento por acción del viento. Las partículas mayores de 2 m m no ingresan a los poros del suelo cuando son arrastradas por el agua. En el suelo mismo o en los sedimentos, se considera que el asbesto no es perjudicial (DVGW, 1988). Los polvos de asbesto en los recipientes para residuos o en los vehículos que los transportan deben cubrirse o humedecerse durante su traslado para evitar que el viento los vuelva a llevar a la atmósfera. En general, se considera que tanto los suelos como los sedimentos son trampas de acumulación.

Tiempo de vida media:
El tiempo de vida media de las fibras sobre las mucosas puede prolongarse desde algunos minutos hasta horas; una vez que la sustancia ha ingresado al tejido, permanece allí durante días y hasta años (HORN, 1989)

Cadena alimentaria:
Las fibras de asbesto llegan al organismo a través del agua potable. La contaminación del agua potable se produce por desprendimiento de fibras de las tuberías de asbesto-cemento y depende de la saturación de carbonato de calcio del agua y de la cantidad de restos de óxido de hierro en los tubos. Hasta ahora no se ha demostrado que la ingesta de asbesto produzca cáncer.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga- nismo Stat. Valor Norma Observaciones Fuente
Aire:              
  Lug. de trab. Austria L 250.000 f/m3   crisotilo (1991) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Bélgica L 150.000 f/m3   crocidolita (1987) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Bélgica L 1.000.000 f/m3   otros asbestos (1987) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Suiza L 1.000.000 f/m3   polvos (1988) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Dinamarca L 300.000 f/m3   crocidolita, val. techo (15min)(1988) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Dinamarca L 300.000 f/m3   otros asbestos (1988) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Francia L 500.000 f/m3   crocidolita (1987) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Francia L 1.000.000 f/m3   otros asbestos (1987) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. RFA L 250.000 f/m3 TRK crisotilo (1990) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. RFA G 50.000 f/m3 TRK crocidolita, saneamiento (1990) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. G. Bretaña L 200.000 f/m3   crocidolita, 4h (1984) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. G. Bretaña L 500.000 f/m3   otros asbestos, 4h (1984) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. RDA L 1.000.000 f/m3   polvos (1983) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. RDA L 2.000.000 f/m3   val. corta exposic. (30min)(1983) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Grecia L 500.000 f/m3   crocidolita (1988) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Grecia L 1.000.000 f/m3   otros asbestos (1988) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Irlanda L 500.000 f/m3   crocidolita (1989) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Irlanda L 1.000.000 f/m3   otros asbestos (1989) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. P. Bajos L 200.000 f/m3   crocidolita, val. techo(10 min)(1989) s.ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. P. Bajos L 2.000.000 f/m3   otros asbestos, 4h (1989) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. Suecia L 200.000 f/m3   asbestos(excepto crisotilos)(1987) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. EEUU L 200.000 f/m3   asbestos (1986) s. ALBRACHT, 1991
  Lug. de trab. EEUU G 200.000 f/m3   amosita ACGIH, 1988
  Lug. de trab. EEUU G 500.000 f/m3   crocidolita ACGIH, 1988
  Lug. de trab. EEUU G 2.000.000 f/m3   crisotilo,otros asbestos ACGIH, 1988
    Francia (L) 0,1 mg/m3   emisiones (polvo) s. MEEK et al., 1985
  Emisión RFA L 0,1 mg/m3   polvo fino, flujo masivo³ 0,5 g/h s. LT-Aire 1986
    RDA L 0,005 mg/m3 MIKK   s. HORN, 1989
Alimentos:              
  Agua pot. EEUU L 7.100 f/m3   fibras promedio y largas s.DVGW,1988

Nota: En Dinamarca está prácticamente prohibido importar, producir y utilizar materiales que contienen asbesto, con pocas excepciones. Noruega, Suecia y los Países Bajos controlan el contenido de asbesto en materiales aislantes y productos de consumo mediante ordenanzas adicionales.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio/procedencia País/organismo Valor Fuente
Aguas superficiales:      
 Lago de Constanza (norte) 1981) RFA < 5 fibras/l x 103 1) s.DVGW, 1988
Lago de Constanza (sur) (1981) RFA 10-20 fibras/l x 103 1) s.DVGW, 1988
 Bosque de Franconia (1981) RFA 10-50 fibras/l x 103 1) s.DVGW, 1988
 Bosque de Baviera (1981) RFA < 5-30 fibras/l x 103 1) s.DVGW, 1988
 Aguas subterráneas:      
Alemania del Norte (1981) RFA 4-100 fibras/l x 103 1) s.DVGW, 1988
Bosque de Franconia (1981) RFA 5-60 fibras/l x 103 1) s.DVGW, 1988
Agua potable:      
10 empresas de suministro (1981) RFA 5-1.000 fibras/l x 103 2) s.DVGW, 1988
Montreal (1971) Canadá 2.000-9500 fibras/l x 103 s.DVGW, 1988
Toronto (1974) Canadá 700-4 100 fibras/l x 103 s.DVGW, 1988
Duluth (1974) EEUU 20.000-75.000 fibras/l x 103 s.DVGW, 1988
Chicago (1977) EEUU 80-2.300 fibras/l x 103 s.DVGW, 1988

Notas:
1) Fibras de asbesto de más de 5 m m de longitud.
2) Empresas de abastecimiento con tuberías de asbesto-cemento y un índice de saturación negativo > 0,2 en el grifo.

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Las fibras de asbesto llegan al medio ambiente merced a procesos naturales y antrópicos. Es indispensable reducir significativamente la liberación de asbesto durante la fabricación y procesamiento de productos que contienen esta sustancia, especialmente en ámbitos cerrados y lugares de trabajo, debido al riesgo que significa para las vías respiratorias, en particular para los pulmones. Existen indicios de que la ingesta de asbesto (asbesto) puede producir tumores. Por lo tanto, no es admisible que se continúe utilizando asbesto-cemento para las tuberías de agua potable. Actualmente se fabrican numerosos productos en los que se sustituye el asbesto por otros materiales, lo que permite prescindir de los que contienen asbesto.

Atracina

DENOMINACIONES

N° CAS: 1912-24-9
Nombre registrado:  Atracina
Nombre químico:  2-cloro-4-etilamino-6-isopropilamino-1,3,5-triacina
Sinónimos, nombres comerciales: 6-cloro-N-etil-N'-(1-metiletil)-1,3,5-triacina-2,4-diamina, 2-cloro-4-etilamino-6-isopropilamino-s-triacina,  Gesaprim
Nombre químico (alemán): Atrazin, 2-Chlor-4-ethylamino-6-isopropylamino-1,3,5-triazine
Nombre químico (francés): Atrazine
Nombre químico (inglés): 2-Chloro-4-ethylamino-6-isopropylamino-1,3,5-triazine
Aspecto general: Sólido cristalino, incoloro.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C8H14ClN5
Masa molecular relativa: 215,69 g
Densidad: 1,2 g/cm3
Punto de ebullición: No es destilable
Punto de fusión: 173-175° C
Presión de vapor: 4 x 10-5 Pa
Solvólisis:  
En agua: aproximadam. 70 mg/l
en éter: 12 g/l (20° C)
en metanol: 18 g/l (a 27° C)
en n-pentano: 36 mg/l (27° C)
en cloroformo: 52 g/l (27° C).


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
La atracina se utiliza como herbicida selectivo, p.ej. para el control de malezas del maíz y de los espárragos, en el cultivo de caña de azúcar y ananá (piña) y en los viñedos (también se utiliza en combinación, p.ej., con mecoprop). Se aplica adicionalmente como herbicida total en caminos y espacios públicos así como en suelos no cultivados en combinación con amitrol, bromacil, dalapon y estimuladores de crecimiento. La atracina inhibe la  fotosíntesis y otros  procesos metabólicos en las plantas.

Procedencia / fabricación:
No existen fuentes naturales de atracina. Se produce a partir del cloruro del ácido cianúrico con etilamina e isopropilamina. La reacción se produce en etapas sucesivas a partir del tetraclorometano. Toda la atracina producida es liberada al medio ambiente.

Cantidades producidas

 Producción mundial 90.000 t (1976)
 EEUU 40.000 t (1976)
 CE 750 t (1978/79)
 RFA <1.000 t (1985)
  1.164 t (1987)


(Todos los datos provienen de RIPPEN, 1992)

TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas DL50 3080 mg/kg ,oral s.PERKOW, 1985
  DL50 >5600 mg/kg, dérmico s.RIPPEN, 1992
  CL50 >710 mg/m3 (1h), inhalación s.PERKOW, 1985
Ratones DL50 1.750 mg/kg, oral s.PERKOW, 1985
Conejos DL50 750 mg/kg, oral s.PERKOW, 1985
  DL50 7500 mg/kg, dérmico s.PERKOW, 1985
Hámsteres DL50 1.000 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1992
Organismos acuáticos:    
Truchas arcoiris CL50 8,8 mg/l (96h) s.PERKOW, 1985
Percas CL50 16 mg/l (96h) s.PERKOW, 1985
Carpas CL50 76 mg/l (96h) s.PERKOW, 1985
Algas clorofíceas CE50 0,055 mg/l (inhibición del crecimiento) s.RIPPEN, 1992
  CE0 0,030 mg/l (inhibición de la división celular) s.RIPPEN, 1992
Plantas:    
Maíz >70% de su efecto con 4,5 kg/ha s.RIPPEN, 1992
Lechuga >70% de su efecto con 0,5 kg/ha s.RIPPEN, 1992
Mijo 35-70% de su efecto con 1,6 mg/l s.RIPPEN, 1992
Soja 35-70% de su efecto con 1,1 mg/l s.RIPPEN, 1992
Trigo 35-70% de su efecto con 4,3 mg/l s.RIPPEN, 1992


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: Los casos agudos de intoxicación con atracina en los mamíferos son muy pocos. Además, casi no se produce resorción a través de la piel debido a la baja solubilidad de esta sustancia. La atracina no irrita la piel ni los ojos. Es fácilmente resorbida después de la ingesta y, en el transcurso de las primeras 24 horas, más del 50% es eliminado a través de la orina. Durante su paso por el cuerpo, la atracina es completamente metabolizada, principalmente a través de la desalquilación oxidativa del grupo amino y por reacción del átomo de cloruro con reactivos tiólicos endógenos. En experimentos con animales, no se han registrado efectos teratógenos ni mutágenos. Debido a esto, la sustancia no ha sido clasificada como tóxica en Alemania.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Suelo:
La sustancia se caracteriza por su relativamente alta resistencia a la transformación físico-química. Además, su baja solubilidad en agua y la baja presión de vapor indican una movilidad reducida. La atracina puede ser químicamente hidrolizada formando la hidroxiatracina que es inactiva y que puede, a su vez, ser degradada por los microorganismos. El tiempo de vida media de la hidrólisis depende en gran medida del pH del suelo. En un suelo neutral, ligeramente alcalino o en un ambiente ligeramente ácido, la atracina es estable (tiempo de vida media con un pH 7-9: 10.000 días). La hidrólisis se produce principalmente en condiciones alcalinas o ácidas (tiempo de vida media con pH 3 o pH 11 = 3 meses) [ s. KOCH, 1989] .

Agua:
Aunque la atracina es muy estable y sólo ligeramente soluble en agua, debe considerarse la posibilidad de contaminación de las aguas subterráneas. En Alemania, la atracina se clasifica como "Amenaza para el agua - Clase 2".

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/organismo Stat. Valor Norma Observaciones Fuente
Suelo:              
    P. Bajos G 0,05 mg/kg   recomendación s.TERRA TECH, 6/94
    P. Bajos L 6 mg/kg   intervención s.TERRA TECH, 6/94
Agua:              
  Agua pot. RFA L 0,1 mg/l   sustancia sola s. KOCH, 1989
  Agua pot. RFA L 0,5 mg/l   total plaguicidas s. KOCH, 1989
  Agua pot. CE L 0,1 mg/l   sustancia sola  
  Aguas subt. P. Bajos G 0,0075 mg/l   recomendación s. TERRA TECH, 6/94
  Aguas subt. P. Bajos L 150 mg/l1)   intervención s. TERRA TECH, 6/94
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 2 mg/m3 MAK   s. RIPPEN, 1992
  Lug. de trab. URSS (L) 2 mg/m3 PDK   s. AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 5 mg/m3 TWA   S. RIPPEN, 1992
Alimentos:              
  Hongos RFA L 10 mg/kg     s. PERKOW, 1985
  Maíz fresco RFA L 1 mg/kg     s. PERKOW, 1985
  Maíz RFA L 0,5 mg/kg     s. PERKOW, 1985
  Verdura RFA L 0,1 mg/kg     s. PERKOW, 1985
  Espárrago Suiza L 1 mg/kg     s. PERKOW, 1985
  Maíz Suiza L 0,1 mg/kg     s. PERKOW, 1985

Notas:
1) Cifra dudosa no confirmada, debe tomarse con precaución.

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

En razón de su persistencia y del peligro de contaminación de las aguas subterráneas y del agua potable, el uso de la atracina debería restringirse al mínimo posible.

Bario

DENOMINACIONES

N° CAS: 7440-39-3
Nombre registrado:  Bario
Nombre químico: Bario
Sinónimos, nombres comerciales: Bario
Nombre químico (alemán): Barium
Nombre químico (francés): Baryum
Nombre químico (inglés): Barium
Aspecto general:
Metal blando, de color blanco plateado.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Símbolo químico: Ba
Peso atómico relativo: 137,34 g
Densidad: 3,51 g/cm3 a 20° C
Punto de ebullición: 1.640° C
Punto de fusión: 725° C
Presión de vapor: 0,13 Pa a 547° C
Punto de inflamación: Sólido inflamable y altamente reactivo. En contacto con el agua (p.ej. humedad) produce una fuerte reacción formando mezclas explosivas de gas hidrógeno y aire. Cuando se calienta, reacciona fácilmente con oxígeno y nitrógeno.
Solvólisis: En agua (a 20° C) reacciona con:
  hidróxido de bario: 32,8 g/l
  sulfato de bario: 0,02 g/l.


DATOS BÁSICOS SOBRE COMPUESTOS SELECCIONADOS

N° CAS: 513-77-9 10361-37-2
Nombre químico:  Carbonato de bario  Cloruro de bario
Sinónimos, nombres comerciales:  Whiterita  
Nombre químico (alemán): Bariumcarbonat Bariumchlorid
Nombre químico (francés): Carbonate de baryum Chlorure de baryum
Nombre químico (inglés): Barium carbonate Barium chloride
Aspecto general: Polvo fino, cristalino, de color blanco Cristales incoloros
Fórmula empírica: BaCO3 BaCl2
Masa molecular relativa: 197,35 g 208,25 g
Densidad: 4,29 g/cm3 3,91 g/cm3
Punto de fusión: 1.360° C (pérdida de CO2) 962° C
Solvólisis: En agua: 2 x 10-3 % En agua: 26,3% P a 20° C
    P a 20° C   36,6% P a 20°C


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El bario metálico y las aleaciones de Ba/Al se utilizan principalmente para eliminar los últimos vestigios de gases no deseados de los tubos de rayos catódicos. Aproximadamente un 80% del sulfato de bario se utiliza para aumentar la densidad del fluido para lavado de perforaciones en la extracción de petróleo. El restante 20% encuentra aplicación como carga para pintura y papel, como aditivo en el hormigón pesado y para medios de contraste en radiología y radioscopía; se utiliza además en pirotecnia y en mezclas explosivas. El carbonato de bario se emplea en la industria cerámica y del vidrio y se recurre a él como rodenticida en la agricultura. Su uso es importante en la electrólisis de cloruros alcalinometálicos.

Procedencia / fabricación
El bario es un elemento que se encuentra como mezcla mineral (espato pesado: baritina o sulfato de bario natural) y participa con un 0,04-0,05% de las sustancias que conforman la corteza terrestre.

Cantidades producidas
En el año 1975, el consumo de bario ascendió en Alemania a unas 370 000 t (DVGW, 1985).

En 1982, la producción estimada de BaSO4 ascendió (en miles de t) a:

 EEUU 1.800
 Europa occidental 1.030
 Medio/Lejano Oriente 1.890
 Sudáfrica 800
 Comecon 820
 Producción mundial 7.250


TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas DL 500 mg/kg, oral (acetato de bario) s.DVGW, 1985
  DL 630 mg/kg, oral (carbonato de bario) s.DVGW, 1985
  DL50 150 mg/kg, oral (cloruro de bario) s.DVGW, 1985
  DL50 355 mg/kg, oral (nitrato de bario) s.DVGW, 1985
Ratones DL50 800 mg/kg , oral (carbonato de bario) s.DVGW, 1985
  DL 7-14 mg/kg, oral (cloruro de bario) s.DVGW, 1985
Conejos DL 236 mg/kg, oral (acetato de bario) s.DVGW, 1985
  DL 170-300 mg/kg, oral (carbonato de bario) s.DVGW, 1985
  DL 170-300 mg/kg, oral (carbonato de bario) s.DVGW, 1985
Organismos acuáticos:    
Daphnia (pulgas acuáticas) 83 mg/l umbral crítico s.DVGW, 1985
Anguilas DL 2 000 mg/l (36 h) s.DVGW, 1985
Doradillas (peces de colores) DL 9 400 mg/l (14,5 h) s.DVGW, 1985


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: Todos los compuestos solubles del bario son tóxicos y fácilmente absorbidos en el tracto gastrointestinal para luego acumularse en los huesos. La ingesta de 2 a 4 gramos de cloruro de bario puede conducir a la muerte. Los iones del bario ejercen un efecto paralizante sobre el músculo cardíaco.

La intoxicación aguda produce náuseas y diarrea, trastornos cardíacos y espasmos musculares, pudiendo desembocar en paro cardíaco o respiratorio (apnea).

El hidróxido de bario, que se forma en el agua por ser hidrosoluble, es altamente cáustico; el sulfato de bario, en cambio, no presenta riesgos debido a que es prácticamente insoluble en agua.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Los compuestos del bario llegan en la mayoría de los casos al medio ambiente a través de  efluentes industriales. Con una mínima cantidad de 0,1 mg/l de bario ya resultan afectados los microorganismos y a partir de 1 g/l se inhibe la capacidad de autodepuración de los cuerpos de agua superficiales y subterráneos.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga- nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Aguas superf. CE   0,1 mg/l   1) s.DVGW, 1985
  Aguas superf. CE   1 mg/l   2) s.DVGW, 1985
  Agua pot. Australia   1 mg/l   1973 s.MERIAN, 1984
  Agua pot. Canadá   1 mg/l   1978 s.DVGW, 1985
  Agua pot. CE   0,1 mg/l   valor aprox. s.DVGW, 1985
  Agua pot. URSS   4 mg/l   1970 s.MERIAN, 1984
  Agua pot. EEUU L 1 mg/l     s.DVGW, 1985
  Aguas subterr. P. Bajos G 0,05 mg/l   recomend. s.TERRA TECH, 6/94
  Aguas subterr. P. Bajos L 0,625 mg/l   intervención s.TERRA TECH, 6/94
  Abrevadero EEUU (L)   1 mg/l   1968 s.DVGW, 1985
Suelo:              
    P. Bajos G 200 mg/kg   recomend. s.TERRA TECH, 6/94
    P. Bajos L 625 mg/kg   intervención s.TERRA TECH, 6/94
Aire:              
  Lug. de trab. Australia (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RFA L 0,5 mg/m3 MAK   DFG, 1989
  Lug. de trab. RDA (L) 0,5 mg/m3 MAK   s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Polonia (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania (L) 0,5 mg/m3   val. corta exposic. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia (L) 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,5 mg/m3     ACGIH, 1986
  Emisión RFA L 50 mg/m3   flujo masivo ³ 1 kg/h s. LT-Aire 1986
Alimentos:              
    RFA G 0,5-3 mg/P ADI   s.DVGW, 1985
  Agua pot. RFA L 1 mg/l     s.DVGW, 1985

Notas:
1) Valor forzoso para someter al agua a tratamiento físico simple y esterilización.
2) Valor forzoso para someter al agua a tratamiento físico-químico normal y esterilización; valor forzoso para someter al agua a tratamiento físico y químico refinado, oxidación, adsorción y esterilización.

En Alemania el uso de bario en cosméticos está casi totalmente prohibido

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País organismo Valor Fuente
Aguas superf.:      
 Lago de Constanza (1983) RFA 23,5 mg/l s.DVGW, 1985
Ruhr (Duisburg, 1983) RFA 41 mg/l s.DVGW, 1985
Denver (1966) EEUU 16-56 mg/l s.DVGW, 1985
Agua potable:      
100 comunas EEUU 2-380 mg/l s.DVGW, 1985


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Los compuestos del bario son tóxicos, especialmente para los organismos acuáticos. Sobre el comportamiento de estas sustancias en el medio ambiente casi no se dispone de datos, de modo que es imposible realizar una evaluación exhaustiva.

Benceno

DENOMINACIONES

N° CAS: 71-43-2
Nombre registrado:  Benceno
Nombre químico Benceno,
Sinónimos, nombres comerciales:  Bencina,  benzol,  benzol de petróleo,  gasolina,  ligroína,  bicarburato de hidrógeno,  aceite de hulla,  ciclohexatrieno
Nombre químico (alemán): Benzol, Benzen
Nombre químico (francés): Benzène
Nombre químico (inglés): Benzene
Aspecto general: Líquido incoloro, altamente volátil, de olor aromático.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C6H6
Masa molecular relativa: 78,12 g
Densidad: 0,879 g/cm3
Densidad relativa del gas: 2,7
Punto de ebullición: 80,1° C
Punto de fusión: 5,5° C
Presión de vapor: 102 hPa
Punto de inflamación: -11° C
Temperatura de ignición: 555° C
Solvólisis: En agua: 1,79 g/l (a 25° C);
  liposoluble;
  miscible en acetona, éter, alcohol y cloroformo.
Factores de conversión: 1 ppm = 3,26 mg/m3 a 20° C
  1 mg/m3 = 0,31 ppm


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
En la industria química, el benceno puro es la base más importantes para los productos aromáticos intermedios, así como para los compuestos del grupo de los cicloalifáticos. En base al benceno se elaboran material plástico, caucho sintético, colorantes, pinturas, barnices, resinas, materias primas para detergentes y plaguicidas.

Procedencia / fabricación:
El benceno se presenta en la naturaleza en cantidades exiguas y en bajas concentraciones. Es parte constitutiva del  petróleo crudo (max. 0,4 g/l). El benceno se fabrica y procesa a nivel industrial como benceno puro. Normalmente se obtiene a partir del petróleo crudo. La nafta o gasolina común contiene entre 12 y 16 g/l de benceno y la nafta o  gasolina especial ( Super), hasta 24 g/l de benceno.

Además de los  vehículos a motor, también son fuentes de emisiones de esta sustancia las coquerías, los hogares de calderas e incineradores, las refinerías y la industria química así como los depósitos de combustible y las estaciones de servicio ( gasolineras).

Cantidades producidas:
Las estimaciones de la producción mundial total varían. Se considera que asciende a más de 15 millones de toneladas de benceno puro y a unas 10 millones de toneladas en combustibles. La producción de benceno puro es la siguiente (en millones de toneladas):

 RFA (1983) 1,34
 Francia (1983) 1,37
 Japón (1983) 1,75
 CE (1978/79) 4,4
 EEUU (1983) 4,28
antigua  URSS (1977) 1,54


Cantidad de emisiones y efluentes (estimada):

Emisiones a nivel mundial: l00 000 - 1 000 000 t/a

EEUU: emisiones a la atmósfera: 110 000 - 224 000 t/a (de las cuales 40 000 - 80 000 t/a provienen de combustibles); efluentes vertidos en cuerpos de agua superficiales y subterráneas: 3 - 14 t/a;

RFA: 55 000-70 000 t/a (de las cuales 50 000 - 60 000 t/a provienen de combustibles).

TOXICIDAD

Seres humanos: TLCo 0,68 mg/l, inhalación1)
Mamíferos:  
Ratas (macho): DL50 3,8-6,5 g/kg, oral
  DL50 17,6 g/kg, dérmico
  CL50 18 mg/l, inhalación (4h)
Ratas (hembra): DL50 6,2-7,2 g/kg, oral
  DL50 19,4 g/kg, dérmico
  CL50 23 mg/l, inhalación (4h)
Insectos:  
Gorgojos CL50 210 mg/l
Organismos acuáticos:  
Orfos CL0 31± 25 mg/l (96 h) (ensayo paralelo en 11 laboratorios).
Doradillas CL0 36 mg/l (24 h)
Truchas CL50 22 mg/l (96 h)
Arenques CE0 < 0,8 mg/l (reproductividad)
Daphnia magna (pulgas acuáticas) CL50 200 mg/l (48 h)
  CL50 15 mg/l (96h)
Algas cianofíceas CE0 > 1400 mg/l (inhibición de la reproducción celular)
Algas clorofíceas CE0 > 1400 mg/l (inhibición de la reproducción celular)
  CE50 310-460 mg/l (reducción de la fotosíntesis)
Algas marinas CE0 aprox.1.400 mg/l (reducción de la productividad)
Otros organismos:  
Lombrices de tierra CL50 100-1.000 m g/cm2 (48 h)

Nota: 1) Todos los datos fueron tomados de RIPPEN, 1989.

Efectos característicos

Seres humanos /mamíferos: Según la concentración y duración de la exposición, la inhalación de vapores de benceno puede provocar trastornos en el sistema nervioso central que se manifiestan en naupatía (mareos), dolores de cabeza, náuseas, somnolencia, perturbaciones psíquicas con estados de excitación y convulsión que finalizan en desvanecimiento y parálisis del centro respiratorio. El benceno líquido irrita la piel y las mucosas y puede ser resorbido a través de la piel.

La exposición crónica afecta a la médula ósea. El benceno es una hemotoxina: se han descubierto cambios cromosómicos en los elementos figurados de la sangre de trabajadores expuestos y en los elementos figurados de la sangre y células óseas de ratas expuestas. Está probado que el benceno es carcinógeno para los seres humanos; también produce tumores carcinógenos en ratas y ratones.

Plantas: Las altas concentraciones (>50 mg/m3, 30 min.) de benceno en la atmósfera tienen un efecto letal. En el agua para riego, el benceno en bajas concentraciones estimula el crecimiento de las plantas y la formación radicular. En cambio las concentraciones que se aproximan a la solución saturada inhiben el crecimiento.

Nota: Un compendio exhaustivo de estudios realizados para determinar los efectos característicos del benceno se hallará en "OAK RIDGE NATIONAL LABORATORY - 1987" y en "BUA - 1988".

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE 

Agua:
Es muy volátil: el tiempo medio de evaporación oscila entre 2,7 y 5 h (4,8 h en un cuerpo de agua de 1 metro de profundidad, a 25° C).

Aire:
El benceno es un moderado generador de smog. Reacciona rápidamente con radicales oxhidrilos, de cuya concentración depende su permanencia en la atmósfera, la que oscila entre unas horas y varios días. El efecto de "deslave" al ser arrastrado por las precipitaciones sólo lo elimina transitoriamente de la atmósfera, puesto que vuelve a evaporarse rápidamente de las superficies en que se deposita, ya sean éstas acuáticas o terrestres.

Suelo:
Debido a su extrema volatilidad, los estratos superiores del suelo pierden considerables cantidades de esta sustancia, la que va a la atmósfera; en estratos más profundos del suelo, el benceno es relativamente móvil y puede infiltrarse, arrastrado por el agua, hasta las napas subterráneas; se acumula también en los lodos de clarificación.

Degradación, productos de la descomposición, tiempo de vida media:
En la atmósfera se produce la descomposición principalmente por fototransformación indirecta; no hay fotólisis con longitudes de onda > 290 nm. El tiempo de vida media en la troposfera oscila entre 7 y 22 días, con un valor medio de 13 días. En la troposfera inferior (hasta aproximadamente 1-2 km de altura) los valores promedio para el tiempo de vida media del benceno oscilan entre 3 y 10 días.

En los cuerpos de agua superficiales y subterráneos y en el suelo, la descomposición se produce fundamentalmente por biodegradación (la aeróbica es más rápida que la anaeróbica). Los metabolitos microbianos son: 1,2-dihidroxi-1,2-dihidro benceno, pirocatecol. Los metabolitos en los mamíferos son: fenoles y compuestos relacionados (p.ej.: hidroquinona, pirocatecol). 33% de la descomposición aeróbica se cumple en las instalaciones de clarificación, en 12 horas; la descomposición aeróbica es escasa en comparación con su volatilización. La descomposición térmica se produce a 600° C en fase vapor; es poco probable que se produzca hidrólisis en condiciones normales.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga- nismo Stat. Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
    RFA G 3 WGK   s. RIPPEN, 1989
  Agua pot. Austria L 10 mg/l     s. RIPPEN, 1989
  Agua pot. URSS G 500 mg/l   valor toler. toxicol. s. RIPPEN, 1989
  Agua pot. EEUU G 13 mg/l (7d)   Nat. Acad. Science s. RIPPEN, 1989
  Agua pot. EEUU G 0,35 mg/l (7d)   U.S. EPA s. RIPPEN, 1989
  Agua pot. EEUU G 0,67 mg/l   exposición crónica s. RIPPEN, 1989
  Agua pot. EEUU (L) 5 mg/l MCL    
  Agua pot. OMS G 10 mg/l   riesgo de leucemia OMS, 1984
  Aguas serv. EEUU G 125 mg/l   vertido directo s. RIPPEN, 1989
  Aguas serv. EEUU G 75 mg/l (prom.4d)   vertido directo s. RIPPEN, 1989
  Aguas subt. RFA(HH) G 1 mg/l   estudios profundiz. s. LAU-BW1), 1989
  Aguas subt. RFA(HH) G 5 mg/l   estudios de saneam. s. LAU-BW1), 1989
  Aguas subt. P. Bajos G 0,2 mg/l   recomendación s. TERRA TECH 6/94
  Aguas subt. P. Bajos L 30 mg/l   intervención s. TERRA TECH 6/94
  Aguas subt. EEUU L 1 mg/l   Florida s. ORNL2), 1987
  Aguas superf. EEUU G 3,1 mg/l (prom.1d)   prot. org.  agua dulce s. RIPPEN, 1989
  Aguas superf. EEUU G 7 mg/l (max.)   prot. org. agua dulce s. RIPPEN, 1989
  Aguas superf. EEUU G 0,92 mg/l (prom.1d)   prot. org. agua sal. s. RIPPEN, 1989
  Aguas superf. EEUU G 2,1 mg/l (max.)   prot. org. agua sal. s. RIPPEN, 1989
Suelo:              
    P. Bajos G 0,05 mg/kg   recomendación s. TERRA TECH 6/94
    P. Bajos L 1 mg/kg   intervención s. TERRA TECH 6/94
Aire: Emisión RFA L 5 mg/m3   flujo masivo ³ 25 g/h s. LT-Aire 1986
    RFA L 10 mg/m3 MIK val. corta exposic. s. RIPPEN, 1989
    RFA L 3 mg/m3 MIK val. larga exposic. s. RIPPEN, 1989
    RDA (L) 0,3 mg/m3 (MIK) val. corta exposic. s. HORN et al.,1989
    RDA (L) 0,1 mg/m3 (MIK) val. larga exposic. s. HORN et al.,1989
    Hungría (L) 0,8 mg/m3   promedio 30 min 3) s. STERN, 1986
    Hungría (L) 1 mg/m3   promedio 30 min 4) s. STERN, 1986
    Hungría (L) 0,3 mg/m3   promedio 24 hs4) s. STERN, 1986
    Israel (L) 4,8 mg/m3   promedio 30 min s. STERN, 1986
    Israel (L) 1,6 mg/m3   promedio 24 hs s. STERN, 1986
    Polonia (L) 0,2 mg/m3   promedio 30 min3) s. STERN, 1986
    Polonia (L) 1 mg/m3   promedio 30 min4) s. STERN, 1986
    Polonia (L) 0,1 mg/m3   promedio 24 hs3) s. STERN, 1986
    Polonia (L) 0,3 mg/m3   promedio 24 hs4) s. STERN, 1986
    Polonia (L) 0,025 mg/m3   promedio a3) s.STERN, 1986
    Polonia (L) 0,043 mg/m3   promedio a4) s. STERN, 1986
    Rumania (L) 2,4 mg/m3   promedio 30 min. s. STERN, 1986
    Rumania (L) 0,8 mg/m3   promedio 24 hs s. STERN, 1986
    URSS (L) 1 mg/m3   promedio 30 min.4) s. STERN, 1986
    URSS (L) 0,3 mg/m3   promedio 24 hs4) s. STERN, 1986
  Lug. de trab. Checoslovaquia (L) 16 ppm   de 1969 s. ACGIH, 1982
  Lug. de trab. RFA L 16 mg/m3 TRK5)   DFG, 1989
  Lug. de trab. RFA L 5 mg/m3 TRK6)   DFG, 1989
  Lug. de trab. RDA (L) 5 mg/m3     s. HORN et al.,1988
  Lug. de trab. Suecia (L) 10 ppm   de 1975 s. ACGIH, 1982
  Lug. de trab. URSS (L) 5 mg/m3 PDK   s. RIPPEN, 1989
  Lug. de trab. EEUU (L) 10 ppm TWA   s. AUER TECHNIKUM 1988

Notas:

1) "Landesamt für Umweltschutz Baden-Württemberg" (Ministerio para la protección del medio ambiente de Baden-Wurtemberg)
2) "Oak Ridge National Laboratory" (Laboratorio Nacional de Oak Ridge)
3) Áreas bajo protección especial
4) Áreas protegidas
5) Polvos
6) Gases y vapores

En Suecia está prohibido el uso de todos los clorofenoles desde 1978.

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Dada la toxicidad del clorofenol, en parte muy alta, para los organismos acuáticos, debe evitarse hasta donde sea posible el uso de esta sustancia. La cloración del agua potable en el tratamiento antimicrobiano del agua fluvial es un problema, debido a que se pueden formar clorofenoles de olor y sabor muy penetrantes. El PCP técnico contiene impurezas de otros fenoles clorados y sustancias aromáticas así como trazas de dibenzo-p-dioxinas policloradas (PCDD) y dibenzo-p-furanos policlorados (PCDF); por lo tanto, es una de las fuentes más importantes del ingreso de estas sustancias al medio ambiente. Parte de la toxicidad del PCP puede atribuirse a tales impurezas.

Ver también "FENOLES" en las Páginas Informativas de este Catálogo.

Berilio

DENOMINACIONES

N° CAS: 7440-41-7
Nombre registrado: Berilio
Nombre químico: Berilio
Sinónimos, nombres comerciales: Glicinio
Nombre químico (alemán): Berryllium
Nombre químico (francés): Béryllium
Nombre químico (inglés): Beryllium
Aspecto general: Metal duro, brillante de color blanco plateado.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Símbolo químico: Be
Peso atómico relativo: 9,01g
Densidad: 1,848 g/cm3 a 20° C
Punto de ebullición: 2970° C
Punto de fusión: 1287° C
Presión de vapor: 4,84 Pa a 1287° C
Límites de explosividad: Los polvos de berilio pueden formar mezclas explosivas al combinarse con el aire
Umbral de olor: Ninguno
Solvólisis: El berilio mismo es prácticamente insoluble en agua pero se disuelve en ácidos minerales diluidos. También son insolubles en agua el hidróxido de berilio y el óxido de berilio; en cambio son solubles en agua
- el nitrato de berilio: 1.033 g/l (a 20° C)
- el sulfato de berilio: 424 g/l (a 25° C).

PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El berilio se utiliza en la ingeniería nuclear, en la construcción de aeronaves y cohetes, en radiología y metalurgia.

Procedencia / fabricación:
El berilio se presenta en la naturaleza formando diversos compuestos minerales. Constituye aproximadamente el 0,006% de la corteza terrestre. Puede obtenerse como metal puro mediante los procesos del sulfato, fluoruro o cloruro a partir del berilo (3BeO.Al2O3.6SiO2)

Cantidades producidas:
La producción mundial de berilio y sus compuestos oscila entre 3.000 y 4.000 toneladas por año (s.KOCH, 1989)

Emisiones y efluentes:
Las emisiones y efluentes ascienden a aproximadamente 8.000 t anuales (s.KOCH, 1989)

TOXICIDAD

Seres humanos:
  CTmín 300 mg/m3 inhalación s.UBA,1986
  DLmín 0,1 mg/m3 inhalación s.KOCH, 1989
  absorción de 0,025 mg/m3 sin efectos tóxicos s.KOCH, 1989
Mamíferos:
Ratas: DL50 9,7 mg/kg, oral s.KOCH, 1989
  DL50 0,44 mg/kg, intravenoso s.KOCH, 1989
  DL50 0,50 mg/kg, intravenoso s.UBA, 1986
  DL50 0,19 mg/m3, inhalación s.KOCH, 1989
Organismos acuáticos:
Pequeños crustáceos CL10 10 mg/l, s.UBA,1986
  CL50 18 mg/l s.UBA,1986
  CL100 50 mg/l s.UBA,1986


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
El berilio y sus compuestos son extremadamente tóxicos. Las intoxicaciones son producidas fundamentalmente por la inhalación del polvo o por su contacto con la piel, que se manifiesta en irritaciones y lesiones en las vías respiratorias (bronquitis, neumonía, dermatitis, la denominada "enfermedad del berilio" o beriliosis). Si se introducen esquirlas, fragmentos o polvos del metal en la piel, se producen en esos lugares úlceras e inflamaciones que conducen a las más severas dermatitis que se conocen. La ingesta rara vez produce intoxicación, puesto que la resorción del berilio es mínima. La intoxicación crónica puede provocar la muerte. En experimentos con animales, el berilio indujo el desarrollo de carcinomas pulmonares. En Alemania, las afecciones producidas por el berilio o sus compuestos se cuentan entre las enfermedades profesionales de declaración obligatoria.

La exposición prolongada produce una acumulación de berilio en los huesos y en el hígado. El período de latencia puede prolongarse, en el caso de la asimilación crónica, a más de cinco años.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
En el agua, esta sustancia se encuentra casi exclusivamente adsorbida en granos de mineral. En medios ácidos pueden disolverse, lo que inhibe la capacidad de autodepuración de los cuerpos de agua superficiales y subterráneos a partir de una concentración de 0,01 mg/l. Esto hace que el berilio constituya una gran amenaza para los peces y microorganismos.

Aire:
El berilio es liberado a la atmósfera por emisiones generadas en los establecimientos industriales que lo procesan. También se libera berilio por combustión del carbón (promedio: 0,1-7 mg/kg; s.DVGW, 1985).

Suelo:
Los suelos constituyen trampas de acumulación.

Cadena alimentaria:
El berilio se acumula en organismos acuáticos (factor de bioacumulación:1000). Además de asimilarse a través de la alimentación, también puede incorporarse al organismo en cantidades considerables a través del agua potable.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/
organismo
Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Aguas superf. RFA (G) 0,0001 mg/l   p. tratam. nat. s.DVGW,1985
  Aguas superf. RFA (G) 0,0002 mg/l   p. tratam. fís.-quím. s.DVGW,1985
  Agua pot. URSS   0,0002 mg/l   1970 s.DVGW,1985
  Agua riego RFA (G) 0,1 mg/l   p. cultivo al aire libre s.DVGW,1985
  Agua riego RFA (G) 0,05 mg/l   p. cultivo en invern. s.DVGW,1985
  Agua riego EEUU (G) 0,5 mg/l   1968 s.DVGW,1985
  Agua riego EEUU (G) 1 mg/l   1968, val. corta exp. s.DVGW,1985
Suelo:              
    RFA G 10 mg/kg   en suelos cultivados s.KLOKE,1988
Aire:              
  Emisión RFA L 0,1 mg/m3   flujo masivo ³ 0,5 g/h1) s. LT-Aire 1986
    Israel   0,00001 mg/m3   24 horas s.STERN,1986
    EEUU   0,00001 mg/m3   24 horas s.MERIAN, 1984
    Yugoslavia   0,00001 mg/m3   24 horas s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Australia (L) 0,002 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica (L) 0,002 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bulgaria (L) 0,001 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza (L) 0,002 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Checoslov. (L) 0,001 mg/m3   val. Larga exposic. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Checoslov. (L) 0,002 mg/m3   val. Corta exposic.. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RFA L 0,005 mg/m3 TRK pulido del metal DFG, 1989
  Lug. de trab. RFA L 0,002 mg/m3 TRK otros trabajos DFG, 1989
  Lug. de trab. RDA (L) 0,002 mg/m3 MAK val. corta y larga exp. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Hungría (L) 0,001 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia (L) 0,002 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Japón (L) 0,002 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos (L) 0,002 mg/m3     .MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Polonia (L) 0,001 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania (L) 0,001 mg/m3   val. Corta exposic. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suecia (L) 0,002 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia (L) 0,002 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. URSS (L) 0,001 mg/m3 PDK   s.SORBE, 1989
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,002 mg/m3 TWA   ACGIH, 1986
  Lug. de trab. Yugoslavia (L) 0,002 mg/m3     s.MERIAN, 1984

Nota:
En Alemania está prohibido utilizar compuestos de berilio en cosmética.
1) El berilio y sus compuestos respirables están designados bajo el símbolo Be

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País/organismo Valor Fuente
Agua superficial / agua subterránea      
Agua pot. (1961-1966) EEUU 0,01-0,7 mg/l s.DVGW, 1985
Maguncia (1973) RFA 0,005-0,009 mg/l1) s.DVGW, 1985
Bosque del Palatinado superior RFA 1-12 mg/l1) s.DVGW, 1985
Lago de Constanza (1971-1973) RFA < 0,2 mg/l s.DVGW, 1985
Rin (Lobith, 1983) RFA 0,01-0,09 mg/l s.DVGW, 1985
Sedimentos:      
Lago Baldeney, Ruhr (1975) RFA 1,4-1,7 mg/kg s.DVGW, 1985
Aire:      
Atmósfera   0,5-0,8 ng/m3 s.KOCH, 1989
Humo de cigarrillos   0,47-0,74 mg cada cigarrillo s.KOCH, 1989

Nota:
1) Valores dudosos no confirmados, deben tomarse con precaución

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Debido a la alta toxicidad y al potencial carcinógeno del berilio, debe asegurarse que en particular el agua de consumo no esté permanentemente contaminada. Los efluentes industriales deberían filtrarse para recuperar el berilio. Al manipular berilio o sus compuestos, debe tenerse la precaución de evitar su contacto directo con la piel.

Bifenilos policlorados

DENOMINACIONES

N°CAS: 1336-36-3
Nombre registrado: Bifenilos policlorados
Nombre químico: Bifenilos policlorados
Sinónimos, nombre comercial: Bifenilos clorados, clorobifenilos, PCB, ascarelos, clofen, triclorodifenil, Arocloro, Fencloro, Kanecloro, Monta, Nonflamol,
Nombre químico (alemán): Polychlorierte Biphenyle
Nombre químico (francés): Polychlorure de biphényle
Nombre químico (inglés): Polychlorinated biphenyls, PCB
Aspecto general: Los monoclorobifenilos y diclorobifenilos puros son compuestos cristalinos incoloros; los PCB con más de 3 átomos de cloro son líquidos incoloros, de viscosidad entre moderada y alta. Todas las mezclas industriales son líquidas.

Nota: El grupo de los bifenilos policlorados consta de 209 compuestos isoméricos y homólogos.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C12H10-nCln n = 1-10, principalmente 2-7
Masa molecular relativa: 189-499 g
Densidad: 1,2 - 1,6 g/cm3
Punto de ebullición: 320-420° C
Presión de vapor: 0,2-133 x 10-3 Pa
Solvólisis: Sólo ligeramente solubles en agua; son liposolubles y se disuelven en la mayoría de los solventes orgánicos.

Nota: Los bifenilos policlorados presentan las siguientes características: baja presión de vapor, alta viscosidad, mínima solubilidad en agua, alta constante dieléctrica, alta estabilidad térmica y resistencia a las sustancias químicas.

PROCEDENCIA Y APLICACIONES 

Aplicaciones:
Los bifenilos policlorados encuentran aplicación como refrigerantes y materiales aislantes, aceites para transformadores y fluidos hidráulicos, como plastificantes para material sintético y como impregnantes para madera y papel. Para el sector eléctrico poseen propiedades casi ideales y, además, tienen alta resistencia al envejecimiento.
Desde 1976, los bifenilos policlorados solamente pueden usarse en la Comunidad Europea en los llamados sistemas cerrados. En EEUU, la producción de estas sustancias está prohibida desde 1977, en Alemania, desde 1983.

Procedencia / fabricación:
Cuando la cloración de bifenilos se realiza utilizando como catalizadores al hierro y al cloruro de hierro, se forma una mezcla de isómeros que luego se destila.

Cantidades producidas:

RFA (1980) 7.400 t (BMI, 1985)
RFA (1983) no produce más (BMI, 1985)
Francia (1980) 6.500 t (LORENZ Y NEUMEIER, 1983)
España (1980) 1.250 t (LORENZ Y NEUMEIER, 1983)


TOXICIDAD

Mamíferos:    
En general DTmín 325 mg/kg s.UBA, 1986
Organismos acuáticos:    
Truchas arcoiris CL50 2 mg/l (96 h) s.UBA, 1986
Micropterus salmonides CL50 2,3 mg/l (96 h) s.UBA, 1986
Pececillos de río americanos CL50 7,7-300 mg/l (96 h) s.UBA, 1986
Bagre (siluro) CL50 8,7-139 mg/l (30 d) s.UBA, 1986
Perca azul CL50 84-400 mg/l (30 d) s.UBA, 1986
Gammanus spec. CL50/EC50 10-73 mg/l s.UBA, 1986
Algas clorofíceas 0,1-300 m g/l inhibe el crecimiento s.UBA, 1986


Efectos característicos

Seres humanos /mamíferos:
Los efectos tóxicos de los PCB en el ser humano aún no se reconocen en toda su magnitud. En la ley que reglamenta en Alemania los productos químicos ("Chemikaliengesetz"), se califica a los PCB como de baja toxicidad, aun cuando en experimentos con animales se ha demostrado que ejercen efectos cancerígenos y teratógenos (y se supone que son carcinógenos para los seres humanos). En general, el grado de toxicidad aumenta a medida que se incrementa el contenido de cloro; lo mismo ocurre con los productos de la oxidación de los PCB, los que pueden ser mucho más tóxicos que los propios PCB. En general, el riesgo de intoxicación por inhalación es bajo debido a la baja presión de vapor de estas sustancias. En cambio el contacto con la piel y la ingesta pueden tener graves consecuencias. Los puntos principales de ataque son el hígado y el sistema enzimático. Los síntomas comunes de la intoxicación crónica son: náuseas, vómito, pérdida de peso, edemas y dolores en el bajo vientre. Cuando el hígado sufre severas lesiones, el paciente entra en coma y hasta puede producirse la muerte.

Plantas:
Los PCB reducen la velocidad de la división celular y la fijación de CO2 en las algas e inhiben el crecimiento general. Con concentraciones >0,1 mg/l se inducen desplazamientos del rango poblacional (fitoplancton e invertebrados) (LORENZ & NEUMEIER, 1983).

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
El ingreso de los bifenilos policlorados a los cuerpos de agua se produce a través de fuentes diversas y por deslavado de la atmósfera, arrastrados por las precipitaciones.

Aire:
Los PCB llegan a la atmósfera por evaporación, favorecidos por las altas temperaturas. Se condensan en partículas de aerosol, dispersándose ampliamente. Las tasas de evaporación son mayores para los suelos que para los cuerpos de agua, pero esto depende de la textura del suelo.

Suelo:
Se acumula en la capa de humus, desde donde se moviliza con dificultad; una vez resorbido puede movilizarse a través de la fase de vapor. Se produce muy poca degradación y su persistencia aumenta en relación directa con el grado de cloración.

Degradación, productos de la descomposición:
No debe esperarse una descomposición por hidrólisis puesto que los PCB son estables, incluso en presencia de ácidos y álcalis fuertes. La descomposición por oxidación sólo se produce con gran consumo de energía. La biodegradación por acción de microorganismos se cumple sólo en condiciones aeróbicas. La adsorción y/o la transición a condiciones anaeróbicas interrumpe completamente el proceso de descomposición en el suelo. La mineralización es posible por efecto de una fuerte irradiación con rayos ultravioletas.

Los metabolitos son compuestos hidroxi, productos de desdoblamiento o escisión y clorobenzoatos. El proceso de descomposición concluye con la formación de CO2 y Hcl.

Cadena alimentaria:
Aproximadamente el 25% de los PCB asimilados por el ser humano ingresa al organismo por inhalación y 75% a través de los productos alimenticios que consume (UBA, 1986). Los alimentos de origen animal son la fuente principal; el pescado aporta 4-5% de las cantidades que se asimilan. La ingesta a través del agua potable es mínima.
Los PCB se acumulan en el tejido adiposo, en la leche y en el hígado.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/
organismo
Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua: Aguas superf. RFA (G) 0,014 mg/l   agua dulce s.UBA, 1986
Aire: Los estándares ambientales para el aire se encuentran en las Páginas Informativas.
Alimentos:   Canadá G 0,2-1,0 pg/(kg× d) ADI   s.CRINE, 1988
    RFA (G) 2,5 mg/kg ADI   s. ECKSTEIN, 1994
    P. Bajos G 4 pg/(kg× d) ADI   s.CRINE, 1988
    EEUU G 0,06 pg/(kg× d) ADI EPA s.CRINE, 1988
  Leche y productos lácteos EEUU (L) 1 mg/kg   FDA1) s. ECKSTEIN, 1994
  Aves EEUU (L) 3 mg/kg   2) s.LORENZ et al., 1983
  Huevos EEUU (L) 0,2 mg/kg     s.LORENZ et al., 1983
  Pescado / moluscos EEUU (L) 2 mg/kg     s.LORENZ et al., 1983

Notas:
1) Base de referencia: grasa.
2) Base de referencia: grasa.
Desde 1979 rige en los EEUU la prohibición de producir bifenilos policlorados y desde 1985, la prohibición de utilizar concentraciones >500 mg/kg en transformadores y electroimanes (LORENZ & NEUMEIER, 1983).

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia Valor Fuente
Aire: 5-30 ng/m3 s.BMI, 1985
  0,1-20 ng/m3 s.PEARSON, 1982
Agua:    
Precipitaciones (pluviales/nivales) 0,1-200 ng/l s.PEARSON, 1982
Agua de mar 0,25-100 ng/l s.PEARSON, 1982
Aguas superf. 0,1-3000 ng/l s.PEARSON, 1982
Suelo/sedimentos: 1-1000 µg/kg s.PEARSON, 1982
Suelo 0,05-0,1 µg/kg s.BMI, 1985
Lodo 1-100 µg/kg s.PEARSON, 1982
Animales/plantas:    
Plancton 0,01-2,0 µg/kg s.PEARSON, 1982
Peces 0,01-25 µg/kg s.PEARSON, 1982
Aves 0,01-1000 µg/kg s.PEARSON, 1982
Mamíferos marinos/anfibios 0,01-1000 µg/kg s.PEARSON, 1982
Seres humanos: 0,1-10 µg/kg s.PEARSON, 1982
Tejido adiposo    

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

El grupo de los PCB se caracteriza por su alta persistencia y su amplia gama de aplicaciones. La disposición de esta sustancia plantea problemas especiales. Si se recurre a la destrucción térmica en incineradores de desechos sólidos con temperaturas demasiado bajas, pueden ser expulsadas cantidades considerables de tetraclorodibenzo-p-dioxina (TCDD) al medio ambiente. Además no se ha aclarado definitivamente si los PCB en realidad pueden ser destruidos totalmente con altas temperaturas. Por este motivo es imprescindible reducir la utilización de PCB o limitar su uso exclusivamente a sistemas cerrados. Ya pueden obtenerse en el mercado sucedáneos en cantidad suficiente.

Fuente especial: HUTZINGER, SAFE & ZITO (1974); CRINE (1988)

Bromo

DENOMINACIONES

N° CAS: 7726-95-6
Nombre registrado: Bromo
Nombre químico: Bromo
Sinónimos, nombres comerciales: Bromo
Nombre químico (alemán): Brom
Nombre químico (francés): Brome
Nombre químico (inglés): Bromine
Aspecto: Líquido o vapor de color pardo-rojizo oscuro, humeante, altamente volátil; cristales metálicos por debajo de -7,2°C; incoloro a -252°C.


DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: Br2
Masa molecular relativa: 159,80 g
Densidad: 3,12 g/cm3
Densidad relativa del gas: 5,5
Punto de ebullición: 58,78° C
Punto de fusión: -7,2° C a 30° C; 740 hPa a 50° C
Presión de vapor: 220 hPa a 20° C; 340 hPa
Umbral de olor: 1 ppm en el aire
Solvólisis: En agua:
  4,2 g/l a 0° C ;
  35,5 g/l a 20° C;
  Soluble en benceno, gasolina, cloroformo, etanol, éter y ácido sulfhídrico
Factores de conversión: 1 mg/m3 = 0,150 ml/m3
  1 ml/m3 = 6,658 mg/m3


Nota: El bromo es, junto con el mercurio, el único elemento que está en estado líquido a temperatura ambiente. El bromo es altamente reactivo: reacciona explosivamente con varios metales, corroe muchas sustancias orgánicas y actúa como agente oxidante.

PROCEDENCIA Y APLICACIONES 

Aplicaciones:
La mayor parte del bromo (aproximadamente el 30%) se utiliza para producir el 1,2-dibromoetano que se adiciona a los combustibles que contienen tetraetilo de plomo para evitar que el plomo se deposite en las válvulas de los motores de combustión interna. Se utiliza también en pozos de petróleo y fluidos de complementación en forma de bromuro de calcio (22%) y en ignífugos (16%). También se usa como materia prima en la síntesis orgánica de plaguicidas, colorantes, medicamentos, emulsiones fotográficas y medios de contraste.

Procedencia / fabricación:
El bromo se obtiene principalmente a partir de las lejías de desecho de la industria del potasio; el agua de mar es otra fuente. Las lejías de desecho, el agua salada, las lejías madre, etc. con un contenido de bromo >1 g/l se someten a un proceso de desbromado en caliente, recurriéndose al desbromado en frío con el agua de mar. Por destilación y secado se elimina el cloro y el agua residual y las impurezas se segregan del bromo en la fase acuosa (99% de rendimiento).

Cantidades producidas:

Se produjeron a nivel mundial las siguientes cantidades:

1982: 381.000 t. (ULLMANN, 1985)
1983: 364.200 t  
1984: 373.000 t  


TOXICIDAD

Seres humanos: DLmín 14 mg/kg oral s.UBA, 1986
  CLmín 1 000 ppm, aire ambiente (inhalación) =letal s.UBA, 1986
Mamíferos:    
Ratones CL50 750 ppm, inhalación (9 min) s.UBA, 1986
Gatos CLmín 140 ppm, inhalación (7 h) s.UBA, 1986
Conejos CLmín 180 ppm, inhalación (6,5 h) s.UBA, 1986
Organismos acuáticos:    
Doradillas 20 mg/l = letal s.UBA, 1986
Pequeños crustáceos: 10 mg/l = letal s.UBA, 1986


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
El bromo líquido produce graves irritaciones y ardor en los ojos, vías respiratorias, en la piel y en el tracto gastrointestinal que resulta difícil curar, así como profundas y dolorosas necrosis en la piel y en las mucosas. En altas concentraciones, conduce a edema de la glotis y la laringe (oedema laryngis), edema pulmonar y pulmonía. Su toxicidad es de grado 2 (ROTH 1989). Los vapores de bromo son aún más peligrosos que el bromo líquido, ya que desencadenan espasmos bronquiales y neumonía.

Plantas:
El bromo es un elemento traza. Los bromuros no dañan a las plantas, pero no son indispensables para éstas.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
El bromo es más denso que el agua pero se disuelve fácilmente en ella y la tiñe de marrón. Luego se forman vapores de bromo. Debido a su alta toxicidad y a sus propiedades oxidantes y cáusticas, constituye una amenaza para todo tipo de agua, especialmente para el agua potable, el agua servida y las aguas residuales. Los bromuros se encuentran como iones acompañantes en los depósitos de potasio y sodio. El contenido de bromuro aumenta a medida que se incrementa la salinidad. El mayor contenido de bromuro en las Aguas subt. de las zonas litorales puede atribuirse a la infiltración del agua de mar. Se encuadra en la categoría "Amenaza para el agua - Clase Grado 2" (ROTH, 1989). El bromo inhibe el crecimiento de algas en el agua.

Aire:
El bromo líquido se evapora rápidamente produciendo vapores cáusticos. Los vapores son más densos que el aire y se desplazan a ras del suelo

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/
receptor
Ámbito País/
organismo
Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Aguas subt. RFA G 0,5 µg/m3 1)   bromuro, estudios s.LAU-BW, 1989
  Aguas subt. RFA G 2 µg/m3 1)   bromuro, saneam. s.LAU-BW, 1989
  Aguas subt. P. Bajos (L) 2 µg/m3 1)   bromuro s.LAU-BW, 1989
  Aguas serv. Suiza (L) 0,1 mg/m3   vertido dir. s.DVGW, 1988
  Aguas serv. Suiza (L) 1-30 mg/m3   vertido indir. s.DVGW, 1988
Suelo:   RFA (G) 600 mg/kg1) SSA     s.HOCK, 1988
    P. Bajos G 20 mg/kg SSA     s.KLOKE, 1988
    P. Bajos G 50 mg/kg SSA   estudios s.KLOKE, 1988
    P. Bajos G 300 mg/kg1) SSA   saneamiento s.KLOKE, 1988
Aire: Lug. de trab. RFA L 0,1 ml/m3 MAK   DFG, 1989
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,7 mg/m3 TWA   s.ACGIH, 1986
  Lug. de trab. EEUU (L) 2 mg/m3 STRL   s.UBA, 1986
  Lug. de trab. URSS (L) 0,075 ml/m3 PDK   s.UBA, 1986
  Lug. de trab. URSS (L) 1 mg/m3 PDK absorción por piel s.KETTNER,1979
  Emisión RFA L 5 mg/m3   flujo masivo ³ 50 g/h s. LT-Aire 1986

Nota:
1) Valores dudosos no confirmados, deben tomarse con precaución

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País/
organismo
Valor Fuente
Agua de mar   0,065 kg/m3 s.ULLMANN, 1978
Cenizas volantes (carbón) EEUU 0,3-21 mg/kg s. HOCK, 1988
Plantas   15 mg/kg s HOCK, 1988


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

La acción biológica del bromo y sus compuestos es muy similar a la del cloro y sus compuestos, pero la mayoría de los compuestos del bromo son más tóxicos que los compuestos correspondientes del cloro, mientras que el cloro, en razón de su reactividad, constituye, en sí mismo, una amenaza mucho mayor que el bromo.

Bromuro de metilo

DENOMINACIONES

N° CAS: 74-83-9
Nombre registrado: Bromuro de metilo
Nombre químico: Bromuro de metilo
Sinónimos, nombres comerciales: Bromometano, Terabol
Nombre químico (alemán): Methylbromid
Nombre químico (francés): Bromure de méthyle
Nombre químico (inglés): Methyl bromide
Aspecto general: Gas incoloro, con olor a cloroformo


DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: CH3Br
Masa molecular relativa: 94,95 g
Densidad: 1,73 g/cm3 líquido a 0° C
Densidad relativa del gas: 3,3
Punto de ebullición: 4° C
Punto de fusión: -93° C
Presión de vapor: 90 X 103 Pa a 20° C
Temperatura de ignición: 535° C
Límites de explosividad: 8,6-20 % V
Solvólisis: En agua: 13,4 g/l;
  se disuelve fácilmente en los solventes orgánicos comunes
Factores de conversión: 1 mg/m3 = 0,253 ml/m3
  1 ml/m3 = 3,946 mg/m3


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El bromuro de metilo es un insecticida y nematocida con efectos fungicidas, acaricidas, rodenticidas y herbicidas (semillas en germinación). Se utiliza para la desinfección de suelos, fumigación de cereales, protección de mercadería almacenada y desinfección de depósitos y molinos (especialmente contra el gorgojo de los granos y la polilla de la harina) como gas no combinado o combinado con dióxido de carbono o dibromuro de etilideno.

Procedencia / fabricación:
El bromuro de metilo se produce por hidrobromación a partir del metanol.

TOXICIDAD

Seres humanos:    
  CLmín 60 000 ppm (2h) inhalación s.UBA, 1986
  CTmín 35 ppm (2h) inhalación s.UBA, 1986
Mamíferos:    
Ratones CL100 0,63 mg/l (6 h) inhalación s.UBA, 1986
  CLmín 3120 ppm (15 min.) inhalación s.UBA, 1986
Cobayas CLmín 300 ppm (9 h) inhalación s.UBA, 1986
Conejos CLmín 2 mg/l (11h) inhalación s.UBA, 1986
Organismos acuáticos:    
Peces CL50 > 1000 mg/l s.UBA, 1986


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
La inhalación de altas concentraciones de bromuro de metilo, si no produce anestesia inmediata y paro respiratorio, puede desembocar en edema pulmonar después de varias horas de latencia, seguido a menudo de una severa neumonía a los pocos días. Puede resultar afectado el sistema nervioso central, tanto a raíz de la intoxicación aguda como de la intoxicación crónica., Los síntomas son: cefalea y náusea, luego perturbación comparable a la intoxicación con alcohol, seguido de agitación, temblores y ataques epilépticos generalmente unido a parálisis de los miembros inferiores. Los síntomas resultantes de una sola exposición pueden mantenerse por varias semanas. El contacto de la sustancia en estado líquido con la piel puede producir ampollas. El bromuro de metilo es fácilmente absorbido por piel. Se sospecha que tiene potencial carcinógeno.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Suelo:
En el suelo y en las partículas (granos) del suelo, el bromuro se halla ligado en forma inorgánica.

Nota:
Casi no existe información respecto del comportamiento ambiental del bromuro de metilo.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/
organismo
Status Valor Norma Observaciones Fuente
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 5 ml/m3 MAK carcinógeno III B s.AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. RFA L 20 mg/m3 MAK   s.AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. URSS (L) 0,25 ppm PdK   s.AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. URSS (L) 1 mg/m3 PdK   s.AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 5 ppm TWA   s.AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 20 mg/m3 TWA   s.AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 15 ppm STEL   s.AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 60 mg/m3 STEL   s.AUER TECHNIKUM, 1988


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

El bromuro de metilo es un producto químico muy insidioso. Dado que el umbral de olor es mucho más alto que la concentración tóxica, no se advierte su presencia (no hay advertencia). Los síntomas aparecen después de horas de latencia y duran semanas, incluso en el caso de una sola exposición. El bromuro de metilo reacciona violentamente o incluso en forma explosiva con los álcali, con metales térreo-alcalinos, y con polvos de metal.

Cadmio

DENOMINACIONES

N° CAS: 7440-43-9
Nombre registrado: Cadmio
Nombre químico: Cadmio
Sinónimos, nombres comerciales: Cadmio
Nombre químico (alemán): Cadmium
Nombre químico (francés): Cadmium
Nombre químico (inglés): Cadmium
Aspecto: Metal pesado, dúctil, de brillo color blanco plateado.


DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Símbolo químico: Cd
Peso atómico relativo: 112,41 g
Densidad: 8,642 g/cm3 a 20° C
Punto de ebullición: 767° C
Punto de fusión: 320,9° C
Presión de vapor: 0,013 Pa a 180° C
Solvólisis: El Cd se disuelve rápidamente en ácido nítrico pero sólo lo hace con lentitud en ácido hidroclórico y ácido sulfúrico.


DATOS BÁSICOS DE COMPUESTOS SELECCIONADOS

N° CAS: 1306-19-0 10108-64-2
Nombre químico: Óxido de cadmio Cloruro de cadmio
Sinónimos, nombres comerciales: Anaranjado de cadmio Amarillo de Cassel, París o Verona
Nombre químico (alemán): Cadmiumoxid Cadmiumchlorid
Nombre químico (francés): Oxyde de cadmium Chlorure de cadmium
Nombre químico (inglés): Cadmium oxide Cadmium chloride
Aspecto: Sólido, entre amarillo y pardo Sólido cristalino incoloro
Fórmula empírica: CdO CdCl2
Masa molecular relativa: 128,41 g 183,32
Densidad: 6,95 g/m3 4,05 g/m3
Punto de ebullición:   967° C
Punto de fusión: sublimación a más de 700° C 568° C
Solvólisis: En agua: muy poco soluble; (0,005 %P); se disuelve rápidamente en ácidos diluidos En agua: se disuelve rápidamente (1400 g/l)


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El cadmio metálico se utiliza para proteger al hierro contra los agentes corrosivos y como aleación en la industria automotriz. Sus compuestos se utilizan como pigmentos (especialmente el sulfuro de cadmio) y como estabilizador plástico en el PVC; se utiliza también en acumuladores y en fungicidas así como en los acumuladores (baterías) de níquel-cadmio y como agentes moderadores y de control en los reactores nucleares.

Procedencia / fabricación:
Los minerales de cadmio son raros. Se los encuentra con frecuencia en forma isomorfa en casi todos los yacimientos de cinc (95% de la producción de cadmio). El cadmio se separa del cinc por destilación o por precipitación a partir de soluciones de sulfato con ayuda de polvo de cinc.

Cantidades producidas:
Producción mundial en 1980: 18 x 103 t (MERIAN, 1984).

TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas: DLmín 15 mg/kg, intramuscular s.KOCH, 1989
  DTmín 70 mg/kg intramuscular s.KOCH, 1989
  DL50 88 mg/kg (cloruro de cadmio) s.DVGW, 1988
  DL50 72 mg/kg (óxido de cadmio) s.DVGW, 1988
Conejos: DL50 70-150 mg/kg (cloruro de cadmio) s.DVGW, 1988
Cobayas: DL 150 mg/kg (fluoruro de cadmio) s.DVGW, 1988
Organismos acuáticos:    
Daphnia (pulga acuát.) 0,1 mg/l (lesión) s.DVGW, 1988
Gasterósteos 0,3 mg/l (lesión) s.DVGW, 1988
Pececillos de río DL 5600 mg/l (1 h) s.DVGW, 1988
Doradillas DL 0,017 mg/l (9-18 h) s.DVGW, 1988
Peces (sin especif.) CL50 mín.23 ppm (más de 264 h) s.KOCH, 1989
  CL50 promedio140 ppm (más de 24 h) s.KOCH, 1989


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
Además del tracto gastrointestinal y el pulmón, es el riñón el órgano más afectado por exposición crónica al cadmio. El cadmio es una toxina de acumulación; su rápida solvólisis en ácidos débiles constituye un prerrequisito fundamental para su fácil asimilación en el organismo: en el tracto gastrointestinal se resorbe un 5% del cadmio, que se deposita en el hígado y en los riñones. En Asia, las altas concentraciones de cadmio en el arroz, son las responsables de la enfermedad "Itai-Itai" que destruye los eritrocitos y produce proteinuria, rinitis, enfisema y bronquitis crónica. El cadmio y sus compuestos son carcinógenos. Un síntoma típico de intoxicación crónica es la excreción de ß-microglobulina en la orina debido a la disfunción renal. También puede producir deformaciones óseas.

Plantas:
El cadmio disminuye la tasa de fotosíntesis y transpiración y aumenta la frecuencia respiratoria. Aún pequeñas concentraciones de cadmio en el suelo conducen a cuadros de lesiones muy extendidas, como por ejemplo al acortamiento del eje caulinar y un rayado de color amarillo intenso en las hojas más viejas. La absorción se produce no sólo por raíz sino también por los brotes y las hojas. Además de disminuir el rendimiento, la mayor amenaza reside en la contaminación de (acumulación en) las plantas de cultivo, dado que es así como el cadmio ingresa a la cadena alimentaria como toxina de acumulación.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
Entre dos tercios y tres cuartos del cadmio que se encuentra en los cuerpos de agua superficiales y subterráneos está adsorbido a partículas en suspensión. Por acción de los agentes formadores de complejos puede ser removido de los sedimentos y removilizado. Su toxicidad para los peces depende, entre otros factores, del contenido de calcio del agua. En general, cuanto mayor el contenido de calcio en el agua, tanto menor será el efecto tóxico del cadmio sobre los peces.
La capacidad de autodepuración biológica de las aguas superficiales y subterráneas se ve perturbada a partir de una cantidad de 0,1 mg/l de cadmio (DVGW, 1988).

Aire:
El cadmio es resistente a la intemperie, dado que se recubre de una capa de óxido que lo protege.

Suelo:
La capacidad de retención del cadmio depende del contenido de álcalis intercambiables. Debido a que se adsorbe a partículas orgánicas del suelo, casi no se produce lixiviación. El horizonte de acumulación para el cadmio es la rizosfera (raíces). Con un pH de 6,5, la disponibilidad es mínima; al disminuir el pH del suelo, aumenta la asimilación de cadmio por parte de las plantas.

Degradación, productos de la descomposición, tiempo de vida media:
El cadmio se acumula en el organismo. 50% de la cantidad acumulada se deposita en el hígado y en los riñones. La excreción de cadmio se produce preferentemente a través de la orina, en un promedio de 2 mg/d (0,2-3,1 mg/l). El tiempo de vida media biológica1) del cadmio en el cuerpo humano oscila entre 15 y 25 años (medido en los riñones, GROSSKLAUS, 1989).

Cadena alimentaria:
El ser humano incorpora a su organismo aproximadamente un tercio del cadmio al que está expuesto con los alimentos de origen animal que consume y dos tercios con los de origen vegetal. Fumar aumenta considerablemente esta contaminación.

Nota
1) Se entiende por tiempo de vida media biológica al tiempo necesario para que una concentración dada del elemento en el cuerpo se reduzca a la mitad de su valor inicial por procesos metabólicos y de excreción.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/ organismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua pot. Australia (L) 10 mg/l     s.MERIAN, 1984
  Agua pot. Suiza (L) 5 mg/l     s.MERIAN, 1984
  Agua pot. RFA L 5 mg/l   enmienda, 1985 s.DVGW, 1988
  Agua pot. CE G 5 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua pot. URSS (L) 10 mg/l     s.MERIAN, 1984
  Agua pot. EEUU (L) 10 mg/l     s.DVGW, 1988
  Agua pot. OMS G 5 mg/l     s.MERIAN, 1984
  Aguas superf. RFA L 50 mg/m3   estudios s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. RFA L 100 mg/m3   saneamiento s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. RFA G 5 mg/l   1) A s.DVGW, 1988
  Aguas superf. RFA G 10 mg/l   2) B s.DVGW, 1988
  Aguas superf. CE G 10 mg/m3   3) estudios s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. CE G 50 mg/m3   3) saneamiento s.LAU-BW, 1989
  Aguas subt. RFA (HH) G 2,5 mg/l   estudios s.LAU-BW, 1989
  Aguas subt. RFA (HH) G 10 mg/l   saneamiento s.LAU-BW, 1989
  Aguas subt. P. Bajos G 0,4 mg/l   recomendación s.TERRA TECH 6/94
  Aguas subt. P. Bajos L 6 mg/l   intervención s.TERRA TECH 6/94
  Aguas serv. Suiza (L) 0,1 g/m3   vertido dir./indirecto s.LAU-BW, 1989
  Aguas serv. Suiza G 0,005 g/m3   objetivo mejorar calidad s.LAU-BW, 1989
  Aguas serv. RFA (BW) G 1 g/m3     s.LAU-BW, 1989
  Abrevadero RFA L 6 mg/l     s.DVGW, 1988
Suelo:              
    Suiza G 0,8 mg/kg SSA     s.LAU-BW, 1989
    Suiza G 0,03 mg/kg   contenido disuelto s.LAU-BW, 1989
    RFA G 8 mg/kg RS   estudios s.LAU-BW, 1989
    P. Bayos G 0,8 mg/kg SSA   recomendación s.LAU-BW, 1989
    P. Bayos L 12 mg/kg SSA   saneamiento s.LAU-BW, 1989
    EEUU G 5 mg/kg   STLC s.LAU-BW, 1989
    EEUU G 500 mg/kg   TTLC s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. Suiza L 30 mg/kg RS   lodo s. LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. RFA L 3 mg/kg SSA   suelo s. LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. RFA L 20 mg/kg RS   lodo s. LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE L 1-3 mg/kg RS   suelo s. LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE L 20-40 mg/kg RS   lodo s. LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE L 1,5-15 g/ha y año   4) s. LAU-BW, 1989
  Abonos RFA L 4 mg/kg   5) s. LAU-BW, 1989
  Abonos RFA L 3 mg/kg SSA   suelo s. LAU-BW, 1989
  Abonos RFA L 20 mg/kg   lodo s. LAU-BW, 1989
  Compost Austria G 1-6 ppm     s. LAU-BW, 1989
  Compost Suiza L 3 mg/kg     s. LAU-BW, 1989
  Compost RFA G 3 mg/kg SSA   suelo s. LAU-BW, 1989
Aire:              
    Suiza L 0,01 2 mg/m3   6) s. LAU-BW, 1989
    Suiza L 2 mg/m3 y día   en precipit.de polvo s. LAU-BW, 1989
    RFA L 0,04 mg/m3 IW1 7) 17) s. LT-Aire 1986
    RFA L 5 mg/m3 y día   8) s. LAU-BW, 1989
    OMS G 0,001-5 mg/m3   9) s. LAU-BW, 1989
    OMS G 0,01-20 mg/m3   10) s. LAU-BW, 1989
    RFA L 5 mg/m3 y día IW1 15) s. LT-Aire 1986
  Lug. de trab. Australia L 0,05 mg/m3   polvo y sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Australia L 0,05 mg/m3   óxido de Cd, humo, como Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica L 0,05 mg/m3   polvo y sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica L 0,05 mg/m3   fabricac. óxido de Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica L 0,05 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bulgaria L 0,1 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Checoslov. L 0,1 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd 11) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Checoslov. L 0,5 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd 12) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza L 0,1 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza L 0,2 mg/m3   polvo y sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RFA L 1,5 mg/dl BAT sangre entera s.DVGW, 1988
  Lug. de trab. RFA L 15 mg/l BAT orina s.DVGW, 1988
  Lug. de trab. RDA L 0,1 mg/m3   polvo y sales solubles 11) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RDA L 0,2 mg/m3   polvo y sales solubles 12) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos L 0,05 mg/m3   fabricación, óxido de Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos L 0,05 mg/m3   polvo y sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos L 0,05 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Hungría L 0,1 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia L 0,05 mg/m3   polvo y sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia L 0,01 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Japón L 0,1 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Polonia L 0,1 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania L 0,2 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd 12) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suecia L 0,05 mg/m3   polvo y sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suecia L 0,02 mg/m3   óxido deCd, humo, Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia L 0,02 mg/m3   polvo y sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia L 0,01 mg/m3   óxido de Cd, humo, como Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. URSS L 0,1 mg/m3   óxido de Cd s.KETTNER, 1979
  Lug. de trab. URSS L 0,3 mg/m3   hidróxido de Cd s.KETTNER, 1979
  Lug. de trab. URSS L 0,1 mg/m3   óxido de Cd, humo, como Cd s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. EEUU L 0,1 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd 11) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. EEUU L 0,3 mg/m3   óxido de Cd, humo, Cd 12) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,05 mg/m3 TWA   s.DVGW, 1988
  Lug. de trab. EEUU L 0,2 mg/m3   polvo y sales solubles 11) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. EEUU L 0,6 mg/m3   polvo y sales solubles 12) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,05 mg/m3 TWA humo, óxido de Cd s.ACGIH, 1986
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,05 mg/m3 TWA fabricación, óxido de Cd s.ACGIH, 1986
  Lug. de trab. OMS L 0,01 mg/m3   polvo y sales solubles 13) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. OMS L 0,25 mg/m3   polvo y sales solubles 12) s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Yugoslavia L 0,1 mg/m3   óxido de Cd, humo, como Cd s.MERIAN, 1984
  Emisión RFA L 0,2 mg/m3   flujo masivo ³ 1 g/h16) s. LT-Aire 1986
Alimentos:            
    OMS G 0,07 mg/d     s.RÖMPP, 1979
    RFA L 0,005 mg/l   agua mineral s.DVGW, 1988
    RFA G 0,0025 mg/kg   leche s.GROSSKLAUS,1989
    RFA G 0,05 mg/kg   queso s.GROSSKLAUS,1989
    RFA G 0,1 mg/kg   carne vacuna s.GROSSKLAUS,1989
    RFA G 0,1 mg/kg   embutidos s.GROSSKLAUS,1989

Notas:
1) En el tratamiento del agua potable:
A - identifica los límites de contaminación hasta los que el agua puede utilizarse como agua potable.
2) En el tratamiento del agua potable:
B - identifica los límites de contaminación hasta los que puede potabilizarse el agua, recurriendo a los procedimientos físico-químicos conocidos y probados.
3) En el tratamiento del agua potable:
A1 = tratamiento físico simple y esterilización.
A2 = tratamiento físico y químico normal y esterilización.
A3 = tratamiento físico y químico más exhaustivo, oxidación, adsorción y esterilización.
4) Contaminación con metales pesados, en 10 años.
5) En abonos mixtos orgánico-minerales.
6) Media aritmética anual, en el polvo atmosférico en suspensión.
7) Media aritmética anual en base a valores medios diarios - objeto a proteger: ser humano.
8) Media aritmética anual en base a valores medios mensuales - objetos a proteger: bienes culturales, plantas y animales sensibles.
9) Tiempo promedio: 1 año (áreas rurales) - objeto a proteger: ser humano.
10) tiempo promedio: 1 año (áreas urbanas) - objeto a proteger: ser humano.
11) Valor medio.
12) Valor de corta exposición.
13) Valor de larga exposición.
14) Asimilación semanal admisible
15) El cadmio y sus compuestos inorganicos en los sedimentos de polvo están designados bajo el símbolo Cd
16) El polvo atmosférico de cadmio y sus compuestos inorganicos está designado bajo el símbolo Cd
17) El polvo atmosférico en suspension cadmio y sus compuestos inorganicos está designado bajo el símbolo Cd
Otras reglamentaciones se hallarán en:
- la Reglamentación sobre cosméticos de la RFA („Kosmetik-Verordnung"), 1985: Prohibiciones de uso.
- Ley sobre colorantes de la RFA („Farbengesetz"), 1987: Prohibe su uso en la fabricación de alimentos, bienes semisuntuarios y objetos de uso cotidiano. El uso de compuestos de cadmio como plaguicidas ha sido prohibido en Alemania.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País Valor Fuente
Aguas superf.:      
Rin (Colonia): RFA 0,03-0,2 mg/l s.DVGW, 1988
Rin (Duisburg): RFA 0,05-0,5 mg/l s.DVGW, 1988
Ruhr (Witten): RFA 0,2-2,1 mg/l s.DVGW, 1988
Ruhr (Duisburg): RFA 0,4-0,6 mg/l s.DVGW, 1988
Abonos (en 100 kg P2O5): EEUU 1,2-2,4 g Cd/ha s.BREMER UMWELTINST., 1985
  Marruecos 3,5-7 g Cd/ha s.BREMER UMWELTINST., 1985
  URSS 3,6-7,2 g Cd/ha s.BREMER UMWELTINST., 1985
  Senegal 11,4-22,8 g Cd/ha s.BREMER UMWELTINST., 1985
Cenizas volantes (carbón) EEUU 0,1-3,9 mg/kg s.HOCK, 1988
Plantas   0,05-0,2 mg/kg s.HOCK, 1988


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

El cadmio, como elemento traza, circula ininterrumpidamente en las estructuras biológicas y no biológicas del medio ambiente. El impacto que el cadmio ejerce en forma natural sobre el medio ambiente (unas 40 toneladas anuales en todo el mundo) es leve si se lo compara con la estimación de las emisiones antrópicamente inducidas. El cadmio se considera uno de los metales más tóxicos. Se han registrado intoxicaciones agudas y crónicas por exposición en el lugar de trabajo. El cadmio pertenece a aquellos elementos traza que han provocado intoxicaciones masivas comprobadas en grupos poblacionales, por exposiciones ambientales crónicas.

La acumulación demostrada del elemento en diferentes sedimentos y, por lo tanto, la posibilidad de su removilización así como la tendencia a la bioacumulación constituyen las mayores amenazas para el medio ambiente. De ser posible, deberían reciclarse todos los productos de desecho que contienen cadmio.

Carbarilo

DENOMINACIONES

N° CAS: 63-25-2
Nombre registrado: Carbarilo
Nombre químico: 1-naftil-metilcarbamato
Sinónimos, nombres comerciales: Naftalenil-metilcarbamato, Carbaril, Carbaryl, Caprolin, Sevimol, Sevin, Servidol, Atoxan, Compuesto 7744
Nombre químico (alemán): Carbaryl, 1-Naphtyl-N-methylcarbamat
Nombre químico (francés): Carbaryl, 1-naphtyl méthylcarbamate
Nombre químico (inglés): Carbaryl, 1-Naphtyl-methylcarbamate
Aspecto: Sólido cristalino incoloro (sustancia pura).


DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C12H11NO2
Masa molecular relativa: 201,23 g
Densidad: 1,232 g/cm3
Punto de ebullición: no es destilable
Punto de fusión: 142° C
Presión de vapor: <0,7 Pa a 25° C
Solvólisis: En agua: < 1 g/l;
  en acetona: 200-300 g/l;
  en ciclohexanona: 200-250 g/l;
  en éter: 200 g/l;
  en isopropanol: 100 g/l;
  en xileno: 100 g/l.


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El carbarilo es un insecticida de contacto con efecto residual prolongado. Se usa como polvo para aplicar por pulverización (50% + 12,5% Tetradifon; 37,5% + 11,2% Dioxathion) en viñedos, por ejemplo para combatir a los ácaros y, en combinación con el lindano, contra las doríforas.

Procedencia / fabricación:
No existen fuentes naturales. El carbarilo se obtiene a partir del 1-naftol, ya sea por reacción con el metilisocianato o por tratamiento con fosgeno, haciendo reaccionar luego el cloroformato resultante con metilamina.

Cantidades producidas:
Producción mundial de carbarilo:

25.000 t (1971) (ULLMANN, 1989)
1.000 - 1.500 t (1989) (KOCH, 1989)


TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas: DL50 400-850 mg/kg, oral s.PERKOW, 1994
  DL50 >4000 mg/kg, dérmico s.PERKOW, 1994
  NOEC 2000 mg/kg, ingesta (2años) s.PERKOW, 1994
Conejos: DL50 710 mg/kg, oral s.PERKOW, 1994
  DL50 >2000 mg/kg, dérmico s.PERKOW, 1994
Cobayas: DL50 280 mg/kg, oral s.KOCH, 1989
Organismos acuáticos:    
Peces (sin especif.) CL50 1,75-4,25 mg/l (24 h) s.PERKOW, 1994
  CL50 0,1-13 mg/l (24 h) s. KOCH, 1989
  CL50 2-20 mg/l (24 h) s.VERSCHUEREN, 1983
Doradillas CL50 28 mg/l (24 h) s.PERKOW, 1994
  CL50 13,2 mg/l (96 h) s.VERSCHUEREN, 1983
Insectos:    
Abejas: DL50 1,3 mg/abeja, contacto s. PERKOW, 1994
  DL50 0,14 mg/abeja, oral s. PERKOW, 1994


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
El carbarilo pertenece al grupo de los carbamatos que son rápidamente metabolizados y no se acumulan en el organismo humano. La intoxicación puede producirse por ingesta o por resorción a través de la piel. Los efectos fisiológicos se deben a la inhibición (reversible) de la enzima acetilcolinesterasa que produce convulsiones y otras manifestaciones neuromusculares. Estos efectos aparecen muy rápidamente pero sólo duran poco tiempo. El carbarilo se hidroliza rápidamente formando 1-naftol que es excretado.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Suelo:
Debido a su solubilidad en agua, se espera que el carbarilo desarrolle gran movilidad en el suelo y que, por lo tanto, casi no se acumule en este medio. En general se considera que la persistencia de los insecticidas de carbamato en el suelo es de baja a moderada (1-4 meses) debido a su movilidad y biodegradabilidad [ULLMANN, 1989]

Agua:
En los sistemas acuáticos,el carbarilo se hidroliza con pH>7, formándose 1-naftol y metilamina. Si bien la degradación es relativamente rápida, es necesario tener en cuenta la posibilidad de migración de la sustancia hacia el agua subterránea [ KOCH, 1989] . En Alemania, esta sustancia se encuadra en la categoría "Amenaza para el agua - Clase 2".

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/
receptor
Ámbito País/
organismo
Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua pot. RFA L 0,1 mg/l   una sustancia sola s.KOCH, 1989
  Agua pot. RFA L 0,5 mg/l   suma de plaguicidas s.KOCH, 1989
  Agua pot. URSS L 0,1 mg/l     s.KOCH, 1989
  Aguas subt. P. Bajos L 0,1 mg/l   intervención s. TERRA TECH 6/94
Suelo:              
    P. Bajos L 5 mg/kg   intervención s. TERRA TECH 6/94
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 5 mg/m3 MAK piel s. AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 5 mg/m3 TWA   s. AUER TECHNIKUM, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 1 mg/m3 PDK   s. AUER TECHNIKUM, 1988
  Emisión RFA L 5 mg/m3   flujo masivo ³ 25 g/h s. LT-Aire, 19861)
Alimentos:            
    OMS G 0,01 mg/(kg× d) ADI   s. KOCH, 1989
Kiwi RFA L 10 mg/kg     s. PERKOW, 1994
Manzanas, damascos (albaricoques), peras, duraznos (melocotones), ciruelas, uvas, coles, lechuga RFA L 3 mg/kg     s. PERKOW, 1994
Frutas y verduras restantes, arroz RFA L 1 mg/kg     s. PERKOW, 1994
Cereales restantes RFA L 0,5 mg/kg     s. PERKOW, 1994
Alimentos vegetales restantes RFA L 0,1 mg/kg     s. PERKOW, 1994

Nota:
1) En la edición 1995 del "LT-Aire" el carbarilo no aparece
En Alemania está prohibido el uso del carbarilo (1994).

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

El carbarilo presenta una toxicidad relativamente baja para los seres humanos, ninguna tendencia a la bioacumulación y baja persistencia en el suelo debido a su biodegradabilidad; sin embargo es tóxico para las abejas y organismos acuáticos, incluso en pequeñas cantidades. Por lo tanto, convendría reducir lo más posible su uso.

Cinc

DENOMINACIONES

N° CAS: 7440-66-6
Nombre registrado: Cinc, zinc
Nombre químico: Cinc, zinc
Sinónimos, nombres comerciales: Polvo de cinc, granallas y harina de cinc
Nombre químico (alemán): Zink
Nombre químico (francés): Zinc (en poudre)
Nombre químico (inglés): Zinc (powder)
Aspecto general: Metal brillante de color blanco azulino con red hexagonal elongada. A temperatura ambiente, el metal es quebradizo. Entre 100 y 150°C, se torna dúctil y superando los 250° se vuelve tan frágil, que se reduce fácilmente a polvo. En el comercio, se vende generalmente como polvo gris azulino.


DATOS FISICO-QUIMICOS BÁSICOS

Símbolo químico: Zn
Peso atómico relativo: 65,38 g
Densidad: 7,14 g/cm3 (a 20°C); 6,56 g/cm3 (en el punto de fusión)
Punto de ebullición: 907°C
Punto de fusión: 419,6°C
Presión de vapor: 1,3 x 10-7 Pa a 103,3°C
Temperatura de ignición: Aprox. 500°C
Solvólisis: Se disuelve en ácidos minerales desprendiendo hidrógeno.


DATOS BÁSICOS DE COMPUESTOS SELECCIONADOS

N° CAS: 1314-13-2 7733-02-0
Nombre químico: Óxido de cinc Sulfato de cinc
Nombre químico (alemán): Zinkoxid Zinksulfat
Nombre químico (francés): Oxyde de zinc Sulfate de zinc
Nombre químico (inglés): Zinc oxide Zinc sulphate
Apariencia: Cristales incoloros o polvo blanco Cristales romboidales incoloros
Fórmula empírica: ZnO ZnSO4
Masa molecular relativa: 81,37 g 161,43 g
Densidad: 5,6 g/cm3 3,54 g/cm3
Punto de fusión: 1975°C A más de 600°C descomposic.
Solvólisis: En agua: 1,6 x 103 g/l  


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
Su uso más difundido es el de aleación para piezas de fundición, como protección superficial (galvanizado o cincado) de chapas y alambres de hierro y bienes de uso en general (canaletas de desagüe, cubos (baldes), abrevaderos, materiales para techado, etc.). Las aleaciones de cinc contienen sobre todo Al y Cu. Ambos metales aumentan considerablemente la consistencia del cinc. El agregado de Mg (hasta un 0,05%) aumenta su resistencia a la corrosión. El cinc se usa para la fabricación de maquinarias, en la industria automotriz para la fabricación de vahículos. La industria química utiliza grandes cantidades de polvo de cinc como agente de reducción. En comparación con el metal, sus compuestos juegan un papel secundario, siendo los más importantes los siguientes:

- Óxido de cinc:
pigmento blanco, carga para objetos de caucho, pomadas de cinc, materia prima para otros compuestos de cinc.

- Sulfuro de cinc:
capa fluorescente sobre pantallas de radioscopía, en pinturas blancas.

- Sulfato de cinc:
fabricación de tinturas, litopón y sustancias para la impregnación de madera; materia prima para la fabricación de cinc hidrolítico.

Procedencia / fabricación:
Elemento traza en el ser humano, los animales y las plantas (en el cuerpo humano: 2-4 g). El cinc está situado en el 26º lugar de la lista de los elementos más comunes. Participa con un 0,0058% en la formación de la corteza terrestre. Los minerales del cinc son muy comunes y generalmente están acompañados de otros metales (p. ej., Pb, Cu, Fe, Cd), lo que afecta en gran medida la rentabilidad de su explotación minera. El cinc se halla en depósitos sedimentarios resultantes de la intemperización de yacimientos primarios. Los minerales de cinc más importantes son: la blenda de cinc (esfalerita), la vurzita, el espato de cinc (calamina o esmitsonita), la hemimorfita, la willemita (silicato de cinc beneficiado) y la cincita (óxido natural de cinc).

El cinc se obtiene principalmente de sulfatos de cinc; también se aprovechan las escorias y polvos ricos en cinc. La materia prima bruta se enriquece por flotación y posteriormente, merced a diversos procedimientos de torrefacción en hornos especiales, se obtienen sus óxidos. Las sustancias así obtenidas se convierten en metal por destilación o recurriendo a métodos electrolíticos. El polvo de cinc se obtiene como subproducto del proceso de destilación de cinc o por pulverización mecánica del metal líquido.

Cantidades producidas:
Las reservas dignas de ser explotadas se calculan como mínimo en 100 millones de toneladas. Los yacimientos más importantes se hallan en Australia, EEUU, Canadá, Rusia, Perú, México, Japón, Zaire, Zimbabwe, Marruecos, en el territorio de la antigua Yugoslavia, España y Suecia.

La producción mundial asciende a 6,4 millones de t/año.

Emisiones (estimadas):
Aproximadamente 314.000 t de cinc fueron emitidas a la atmósfera en 1975, pero estos valores han disminuido desde entonces. A los océanos llegan todos los años unas 100.000 t de cinc.

TOXICIDAD

Plantas:      
Diversas especies 150-200 mg/kg menor rendimiento s.BAFEF, 1987
Cebada joven 120-220 mg/kg menor rendimiento s.BAFEF, 1987


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
Por inhalación de vapores de óxido de cinc se contrae la fiebre de los fundidores (antiguamente: "paludismo del latón") que presenta los siguientes síntomas: fiebre, dolores, decaimiento, escalofríos y abundante transpiración. El ingreso de cantidades considerables de sales de cinc al organismo produce lesiones. Se pueden sufrir intoxicaciones agudas por cinc al consumir alimentos ácidos (pickles) conservados por largo tiempo en recipientes de este material.

Plantas: Produce necrosis y clorosis e inhibe el crecimiento. La fitotoxicidad predomina sobre los efectos adversos que el cinc produce en otros organismos.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
Debido a la fina capa de óxido con que se recubre, el cinc permanece estable tanto en agua dulce como en agua salada. La gran superficie de contacto del polvo de cinc hace que sea muy reactivo: peligro de explosión o formación de hidrógeno, que es altamente inflamable.

Aire:
Al contacto con el aire se forma en la superficie del metal una tenue capa incolora de óxidos y carbonatos básicos de cinc, que impiden que continúe reaccionando.

Suelo:
Se puede detectar acumulación de cinc en los suelos hasta un radio de varios kilómetros de distancia de las plantas metalúrgicas del cinc. En las cercanías inmediatas de tales establecimientos no es posible la explotación agrícola.

Degradación, productos de la descomposición, tiempo de vida media:
Al calentarse, el cinc se oxida formando óxido de cinc.

Cadena alimentaria:
Es incorporado por diversas plantas.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/ organismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:            
  Agua pot. OMS G 5 mg/l     OMS, 1984
  Aguas superf. RFA G 0,5 mg/l   6) DVGW, 1975
  Aguas superf. RFA G 1 mg/l   7) DVGW, 1975
  Aguas superf. CE G 0,5 mg/l   valor orientativo3) s.LAU-BW1), 1989
  Aguas superf. CE G 3 mg/l   valor límite3) s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. CE G 1 mg/l   valor orientativo4) s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. CE G 5 mg/l   valor límite5) s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. 8) G 5 mg/l   valor límite5) s.LAU-BW, 1989
  Aguas serv. Suiza G 2 mg/l   vertido dir./indir. s.LAU-BW, 1989
  Aguas serv. RFA (BW) G 5 mg/l     s.LAU-BW1), 1989
  Aguas superf. CE G 0,3 mg/l   peso de salmónidos2) CE, 1978
  Aguas superf. CE G 1mg/l   peso de siprínidos2) CE, 1978
  Aguas subt. RFA (HH) G 0,2 mg/l   estudios profundiz. s.LAU-BW1), 1989
  Aguas subt. RFA (HH) G 0,3 mg/l   saneamiento s.LAU-BW, 1989
  Aguas subt. P. Bajos G 0,065 mg/l   recomendación s.TERRA TECH, 6/94
  Aguas subt. P. Bajos L 0,8 mg/l   intervención s.TERRA TECH, 6/94
  Agua riego EEUU   2 mg/l (max.)   riego continuo EPA, 1973
  Agua riego EEUU   10 mg/l (max.)   suelo de grano fino, 20a EPA, 1973
  Agua de mar EEUU   0,1 mg/l (max.)   umbral de riesgo EPA, 1973
  Agua de mar EEUU   0,02 mg/l (max.)   riesgo mínimo EPA, 1973
Suelo:              
      G 0,5-5 mg/kg RS     s.CES, 1985
      G 130 mg/kg   dispon. p/ las plantas s.ICRCL, 1983
    Suiza G 200 mg/kg   total s.LAU-BW, 1989
    Suiza G 0,5 mg/kg   dispon. p/ las plantas s.LAU-BW, 1989
    RFA G 300 mg/kg   valor de tolerancia s.LAU-BW, 1989
    RFA (HH) G 1000 mg/kg RS   estudios profundiz. s.LAU-BW, 1989
    P. Bajos G 140 mg/kg   recomendación s.TERRA TECH, 6/94
    P. Bajos L 720 mg/kg   intervención s.TERRA TECH, 6/94
    EEUU G 250 mg/kg RH   dispon. p/ las plantas s.LAU-BW, 1989
    EEUU G 5000 mg/kg RH   total s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. Suiza L 3000 mg/kg RS   14) s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. RFA L 300 mg/kg   9) 12) s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. RFA L 3000 mg/kg   10) 11) s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE G 150-300 mg/kg RS   9) 11) 13) s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE G 2,5-4 g/kg RS   10) 13) s.LAU-BW, 1989
  Abono RFA L 100 mg/kg   limo residual s.LAU-BW, 1989
  Abono RFA L <=5%   abono de cobre s.LAU-BW, 1989
  Abono RFA L <=5%   abono cupro-cobáltico s.LAU-BW, 1989
  Compost Austria G 300-1500 ppm RS     s.LAU-BW, 1989
  Compost Suiza L 500 mg/kg RS   15)  
  Compost RFA G 300 mg/kg   9) s.LAU-BW, 1989
Aire:              
    Suiza (L) 400 mg/(m3× d)   promedio anual en el polvo s.LAU-BW, 1989
    RFA L 50 mg/m3 MIK promedio anual s.LAU-BW, 1989
    RFA L 100 mg/m3 MIK promedio de 24h s.LAU-BW, 1989
Cloruro de cinc:            
  Lug. de trab. Australia (L) 1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica (L) 1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza (L) 1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia (L) 1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos (L) 1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Polonia (L) 1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suecia (L) 1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia (L) 1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. EEUU (L) 1 mg/m3   prom. de larga/corta exposic. s.MERIAN, 1984
Cromato de cinc:            
  Lug. de trab. Bélgica (L) 0,1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos (L) 0,1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
Óxido de cinc (emanaciones):          
  Lug. de trab. Australia (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bulgaria (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Checoslov. (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Checoslov. (L) 15 mg/m3   val. larga exposic. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RFA L 5 mg/m3 MAK   s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RDA (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RDA (L) 15 mg/m3   val. larga exposic. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Hungría (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Japón (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Polonia (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suecia (L) 1 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. URSS (L) 6 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. EEUU (L) 5 mg/m3   promedio de 8h s.MERIAN, 1984
Plantas:              
  Forraje RFA G 500 mg/kg (máx.)   baja calidad s.BAFEF, 1987


VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País Valor Fuente
Suelo:      
Contenido total, normal RFA 3-50 mg/kg s.LAU-BW, (1) 1989
Contaminación tolerable RFA < 10-300 mg/kg s.LAU-BW, 1989
Contaminación elevada RFA hasta 2000 mg/kg s.LAU-BW, 1989
Aire:      
Tasas de deposición      
Zonas de "aire puro" RFA 80 m g (m2 × d) s.SRU, 1988
Áreas rurales RFA 80-500 mg (m2 × d) s.SRU, 1988
Áreas densamente pobladas RFA 300-varios miles de mg (m2 × d)  
Cerca de emisores RFA algunas decenas de mg (m2 × d) s.SRU, 1988
Tasas de inmisión al polvo flotante:      
Tasas de inmisión al polvo flotante:      
Cuenca Rin/ Ruhr (1984) RFA 160-470 ng/m3 (rango medio) s.SRU, 1988
Cuenca Rin/ Ruhr (1984) RFA 310 ng/m3 (media) s.SRU, 1988
Stolberg (producción de plomo) RFA 800 ng/m3 (promedio anual) s.SRU, 1988
Áreas rurales RFA £ 100 ng/m3  
Plantas:      
Contenido normal   10-100 mg/kg s.CES, 1985


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Las emisiones de cinc de origen antrópico, al igual que las de todos los demás metales pesados, deben mantenerse en lo posible alejadas del medio ambiente. El alto riesgo que involucra el cinc para la salud y el medio ambiente, se refleja en la gran cantidad de valores límite fijados para los cuerpos de agua. Otros compuestos, como el cloruro de cinc y el óxido de cinc, son contaminantes del aire y también están regulados por numerosos reglamentaciones. En agricultura, debe prestarse atención al tenor de cinc de los lodos de clarificación que se distribuyen sobre terrenos a cultivar. Si resultase necesario, debe desistirse de la explotación agrícola, ya que las plantas pueden acumular el cinc y llevar de esta manera la contaminación al ser humano a través de la cadena alimentaria, lo que significa un riesgo para su salud.

Desde el punto de vista ecológico, se califica al cinc de la misma manera que al aluminio, plomo, cadmio, mercurio, talio, etc.

Clordán

DENOMINACIONES

N° CAS: 12789-03-6
Nombre registrado: Clordán
Nombre químico: 1,2,4,5,6,7,8,8-Octacloro-3a,4,7,7a-tetrahidro-4,7-endo-metanoindano
Sinónimos, nombres comerciales:  
Nombre químico (alemán): Chlordano, 1,2,4,5,6,7,8,8-Octachlor-3a,4,7,7a-tetrahydro-4,7-endo-methanoindan
Nombre químico (francés): Chlordane
Nombre químico (inglés): Chlordane
Aspecto general: Líquido viscoso e inodoro, de color pardo (producto técnico).
Nota: El producto técnico contiene 60-75% de isómeros de clordán y 25-40% de compuestos relacionados (principalmente dos isómeros de heptacloro (10-20%)). Es, substancialmente, el isómero a .


DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C10H6Cl8
Masa molecular relativa: 409,83 g
Densidad: 1,59-1,63 g/cm3 (producto técnico, 25° C)
Punto de ebullición: No es destilable.
Punto de fusión: 102-104°C (isómero a )
  104-106°C (isómero b )
Presión de vapor: 1,3 x 10-3 Pa a 25°C
Solvólisis: En agua: 9 mg/l (producto técnico);
  miscible con la mayoría de los solventes orgánicos alifáticos y aromáticos incluyendo los aceites minerales.


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El clordán se utiliza ampliamente como insecticida del suelo para el control de termitas y como insecticida doméstico para combatir hormigas y cucarachas. También tiene un uso agrícola limitado como insecticida del suelo. Se aplica como veneno de ingesta, de contacto o de inhalación. En Alemania el uso del clordán está prohibido desde 1971; en EEUU, a partir de 1976.

Procedencia / fabricación:
El clordán se fabrica por cloración del hexaclorodiciclopentadieno que se obtiene mediante la reacción fraccionada de Diels-Alder. No existe fuente natural de clordán.

TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas: DL50 250 mg/kg, oral s.PERKOW, 1983
  DL50 217 mg/kg, dérmico s.PERKOW, 1983
Ratones: DL50 430 mg/kg, oral s.PERKOW, 1983
  DL50 153 mg/kg, dérmico s. SAX, 1984
Conejos: DL50 300 mg/kg, oral s.PERKOW, 1983
  DL50 780-840 mg/kg s.PERKOW, 1983
Organismos acuáticos:    
Trucha arcoiris CL50 0,022 ppm, (96 h) s.VERSCHUEREN, 1983
Pececillos de río CL50 36,9 mg/l, (96 h) s.VERSCHUEREN, 1983
  CEmin 0,32 mg/l s.VERSCHUEREN, 1983
Bluegill CL50 0,022 ppm, (96 h) s.VERSCHUEREN, 1983
Insectos:    
Abejas Tóxico s. PERKOW, 1983


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
La intoxicación puede deberse a la ingesta, inhalación o resorción (rápida) por piel. El clordán irrita la piel y las vías respiratorias. Los síntomas de la intoxicación aguda son vómitos, mareos, temblores, perturbación del equilibrio y convulsiones. El efecto tóxico se presenta my rápidamente. Se ha informado de un caso de muerte antes de haber podido alcanzar asistencia médica por contacto dérmico de 100 ml de solución con un contenido del 25% de clordán. Los síntomas producidos por el clordán son de mayor duración que los del DDT en condiciones similares. El clordán se acumula en el tejido adiposo, hepático y renal. La intoxicación crónica produce lesiones severas en el hígado y en los riñones. Se sospecha que el clordán es potencialmente carcinógeno.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Suelo:
Debido a su baja solubilidad en agua y su resistencia a la degradación, debe considerarse a esta sustancia muy persistente en el suelo. El tiempo de vida media se estima en 2-4 años [ ULLMANN, 1989] , según el tipo de suelo.

Agua:
El clordán debe clasificarse como muy persistente en el agua. Experimentos realizados con vasos cerrados expuestos a la luz solar y a luz artificial fluorescente (concentración inicial: 10 m g/l) dieron por resultado residuos del 85% al cabo de 8 semanas. Además, el clordán es extremadamente tóxico para los peces y se acumula en sus organismos hasta 105 veces, ingresando de esta manera a la cadena alimentaria.

Degradación, productos de la descomposición:
En el organismo de los mamíferos (ratas), se produce la eliminación del cloruro de hidrógeno y la formación de colorhidrina y metabolitos hidroxilados hidrofílicos de composición desconocida.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/
organismo
Stat. Valor Norma Observaciones Fuente
Agua: Agua pot. CE L 0,1 mg/l   sustancia sola s.LAU-BW, 1989
  Agua pot. CE L 0,5 mg/l   total pesticidas s.LAU-BW, 1989
  Agua pot. RFA L 0,1 mg/l   sustancia sola s.LAU-BW, 1989
  Agua pot. RFA L 0,5 mg/l   total pesticidas s.LAU-BW, 1989
Aire: Lug. de trab. RFA L 0,5 mg/m3 MAK piel, se sospecha que es potencialm. carcinógeno s.AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. URSS (L) 0,01 mg/m3 PdK piel s.AUER TECHNIKUM, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,5 mg/m3 TWA piel s.AUER TECHNIKUM, 1988

Nota:
En EEUU: Se ha retirado el registro del clordán en 1976 [ ULLMANN, 1989] .
En Alemania: El uso del clordán está prohibido desde 1971 [ PERKOW, 1983] ,

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Como todos los insecticidas organoclorados, el clordán es extremadamente persistente en el medio ambiente y es altamente tóxico para los organismos acuáticos y los mamíferos. Además tiene efectos bioacumulativos. Por lo tanto, el uso del clordán ha sido prohibido en varios países.

Cloro

DENOMINACIONES

N° CAS: 7782-50-5
Nombre registrado: Cloro
Nombre químico: Cloro
Sinónimos, nombres comerciales: Cloro
Nombre químico (alemán): Chlor
Nombre químico (francés): Chlore
Nombre químico (inglés): Chlorine
Aspecto general: Gas verdoso-amarillento, de olor acre e irritante.


DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: Cl2
Masa molecular relativa: 70,91 g
Densidad: 0,567 g/cm3 (líquido, densidad crítica a 144°C);
  3,21 g/l (gas) a 0°C, 1013 hPa
Densidad relativa del gas: 2,49
Punto de ebullición: -34,05°C
Punto de fusión: -100,98°C
Presión de vapor: 6,8 bar a 20°C
Umbral de olor: 0,05 ppm
Solvólisis: En agua: 7,3 g/l a 20°C;
  en tetraclorometano: 176,5 g/l a 19°C.
Factores de conversión: 1 mg/m3 = 0,339 ml/m3
  1 ml/m3 = 2,947 mg/m3


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El cloro tiene aplicaciones muy variadas en la industria química, p.ej. en la fabricación de productos orgánicos clorados (material plástico o sintético, solventes, insecticidas, herbicidas), en la industria de la celulosa y del papel y en las lavanderías como agente de blanqueo. También se adiciona como desinfectante al agua potable y al agua de las piscinas de natación.

Procedencia / fabricación:
El cloro se presenta en la naturaleza principalmente como cloruro (unido al sodio, potasio y magnesio). Otro compuesto importante del cloro es el gas clorhídrico. En la actualidad, se fabrica el cloro principalmente por electrólisis cloroalcalina (procedimiento del mercurio y procedimiento del diafragma). Se aplican también procedimientos químicos (método SHELL para obtención de cloro, procedimiento KEL para la obtención de cloro, método SOUTHWEST-POTASH).

Cantidades producidas (a nivel mundial):

1975 22,5 millones t
1983 30 millones t
1994 40 millones t


TOXICIDAD

Seres humanos:    
  CLmín 837 ppm 30 min, inhalación s.UBA, 1986
  2,5 mg/l aire, instantáneamente letal s.TAB.CHEMIE, 1980
Mamíferos:    
Ratas: CL50 293 ppm/1h, inhalación s.UBA, 1986
Ratones: CL50 137 ppm/1h, inhalación s.UBA, 1986
Cobayas: CLmín 330 ppm/7h, inhalación s.UBA, 1986
Perros: CLmín 800 ppm/30 min, inhalación s.UBA, 1986
Organismos acuáticos:    
Truchas: 0,08 ppm/168h en agua dulce; TLm s.UBA, 1986
Peces: más de 0, 05 mg/l/ letal  


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
El cloro es un gas tóxico extremadamente cáustico. Los síntomas de intoxicación posterior a la inhalación son irritación de las mucosas de las vías respiratorias con dificultad para respirar, tos con esputos sanguinolentos y pulso lento. Las exposiciones reiteradas o prolongadas producen acostumbramiento al olor y a la irritación en el ser humano. Puede haber presentación tardía de los síntomas. El cloro líquido tiene efecto muy cáustico sobre la piel.

Plantas:
Cuando se describen los efectos perjudiciales que produce en las plantas, estos se refieren en general al impacto de los cloruros, si bien las plantas también absorben el gas de cloro del aire a través de sus hojas. Esto destruye los tejidos vegetales, en parte por oxidación y en parte por expulsión del hidrógeno en los compuestos orgánicos.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE 

Agua:
El cloro se encuadra en las sustancias clasificadas como „Amenaza para el agua - Clase 2". Destruye toda vida acuática; bactericida mientras se verifique la presencia de cloro libre. El cloro reacciona con el agua formando cloruro de hidrógeno/ácido hidroclórico (ácido muriático) según las partes de agua. El cloro corroe diversos materiales en presencia de humedad.

Aire:
Cuando el gas de cloro (a presión) se expande, forma nieblas frías más densas que el aire; sobre la superficie de las aguas se forman en el aire mezclas tóxicas y cáusticas (corrosivas).

Suelo:
En el suelo solamente se encuentra el cloro en forma ionizada en sus sales (cloruros).

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/
organismo
Status Valor Norma Observaciones Fuente
Aire:   RFA L 0,1 mg/m3 IW 1 1) s. LT-Aire 1986
    RFA L 0,3 mg/m3 IW 2 2) s. LT-Aire 1986
    RFA G 0,10 mg/m3   promedio mensual, plantas s. LT-Aire 1986
  Emisión RFA L 5 mg/m3   flujo masivo ³ 50 g/h s. LT-Aire 1986
  Lug. de trab. RFA L 1,5 mg/m3 MAK Valor pico: 1 DFG, 1989
  Lug. de trab. RFA L 1,5 mg/m3 BAT   s.LAU-BW
  Lug. de trab. RDA L 1 mg/m3     s.LAB.CHEMIE,1980
  Lug. de trab. URSS (L) 1 mg/m3 PdK   s.SORBE, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 3 mg/m3 TWA   s.SORBE, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 9 mg/m3 STEL   s.SORBE, 1988

Nota:
1) Media aritmética anual
2) 98% del promedio de 30 minutos anual

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Por su alta toxicidad y causticidad, así como por su efecto corrosivo, el cloro constituye una amenaza para todo tipo de agua, especialmente para el agua potable. Cuando se producen grandes escapes de gas de cloro, debe darse alarma de catástrofe.

Clorofenoles

DENOMINACIONES

N° CAS:  
Nombre registrado: Clorofenoles
Nombre químico: Clorofenoles
Sinónimos, nombres comerciales:  
Nombre químico (alemán): Chlorphenole
Nombre químico (francés): Chlorophénols
Nombre químico (inglés): Chlorophenols
Aspecto general: Sólidos incoloros (excepto el o-clorofenol) de olor desagradable.

Nota: El grupo de los clorofenoles consta de 19 diferentes compuestos. Dado que el pentaclorofenol (PCP) es el compuesto más importante del grupo, los datos básicos físico-químicos se refieren a esta sustancia.

N° CAS: 87-86-5
Nombre registrado: Pentaclorofenol
Nombre químico: Pentaclorofenol
Sinónimos, nombres comerciales: PCP, 2,3,4,5,6-Pentaclorofenol
Nombre químico (alemán): Pentachlorphenol
Nombre químico (francés): Pentachlorophénol
Nombre químico (inglés): Pentachlorophenol
Aspecto general: Sólido incoloro de olor desagradable.


DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C6Cl5OH
Masa molecular relativa: 266,35 g
Densidad: 1,978 g/cm3
Punto de ebullición: 300° C (descomposición)
Punto de fusión: 190° C
Presión de vapor: 23 x 10-3 Pa
Solvólisis: En el agua: 20 mg/l;
  soluble en alcohol, éter, acetona, benceno.
Factores de conversión: 1 ppm = 11,1 mg/m3
  1 mg/m3 = 0,09 ppm


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
Debido al amplio espectro de propiedades antimicrobianas de los clorofenoles, se los ha utilizado para preservación de la madera, pinturas, fibras vegetales y cuero, y como desinfectantes. Encuentran, además, aplicación como herbicidas, fungicidas e insecticidas y como agentes intermediarios en la fabricación de productos farmacéuticos y tinturas.

Procedencia / fabricación:
La mayoría de los clorofenoles comercialmente relevantes se obtienen por cloración directa del fenol utilizando gas de cloro. En el producto técnico hay impurezas de otros isómeros del clorofenol u otros clorofenoles con más o menos cloro. Los clorofenoles más pesados están principalmente contaminados con policlorofenoxifenoles, clorodibenzoparadioxinas y clorodibenzofuranos. Se producen emisiones y efluentes por su fabricación, almacenamiento, transporte y aplicación.

Cantidades producidas:

Producción mundial (excluyendo el antiguo COMECON y China) 100.000 t/a
  clorofenoles pesados (átomos de 4-5 cloro) 35-40.000 t/a
  clorofenoles livianos (átomos de 1-3 cloro) 60.000 t/a

(Los valores corresponden a ULLMANN, 1985).

TOXICIDAD

Seres humanos:    
  DL 50-500 mg/kg, oral (estimación)  
Mamíferos:    
Ratas DL50 670 mg/kg, oral (2-clorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 950 mg/kg, percutáneo (2-clorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 570 mg/kg, oral (3-clorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 1030 mg/kg, percutáneo (3-clorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 261 mg/kg, oral (4-clorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 1390 mg/kg, percutáneo (4-clorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 580 mg/kg, oral (2,4-diclorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 1730 mg/kg, percutáneo (2,4-diclorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 820 mg/kg, oral (2,4,5-triclorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 2260 mg/kg, percutáneo (2,4,5-triclorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 1620 mg/kg, oral (2,4,5-triclorofenol, sal sódica) s. ULLMANN, 1986
  DL50 820 mg/kg, oral (2,4,6-triclorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 140 mg/kg, oral (2,3,4,6-tetraclorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 210 mg/kg, percutáneo (2,3,4,6-tetraclorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 50 mg/kg, oral (pentaclorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 100 mg/kg, percutáneo (pentaclorofenol) s. ULLMANN, 1986
  DL50 210 mg/kg, oral (pentaclorofenol, sal sódica) s. ULLMANN, 1986
  DL50 72 mg/kg, percutáneo (pentaclorofenol, sal sódica) s. ULLMANN, 1986
Organismos acuáticos:    
Orfos CL50 0,60 mg/l, (96h) pentaclorofenol s. RIPPEN, 1990
Truchas arcoiris CL50 0,12-0,26 mg/l (96h) pentaclorofenol s. RIPPEN, 1990
Pulgas de agua CL50 0,33-0,41 mg/l (96h) pentaclorofenol s. RIPPEN, 1990
Bacterias (diversas) NOEC 12,3 mg/l (30 min) crecimiento s. RIPPEN, 1990
Algas CE50 10-7000 m g/l (96h) crecimiento, pentaclorofenol s. RIPPEN, 1990


Efectos característicos

Seres humanos /mamíferos:
Los clorofenoles pueden ser absorbidos por los pulmones, por el tracto gastrointestinal y por piel. Aproximadamente el 80% es expulsado por los riñones sin haber sufrido ninguna transformación.

La toxicidad de los clorofenoles depende del grado de cloración, de la posición de los átomos de cloro y de la pureza de la muestra. Los clorofenoles irritan los ojos y las vías respiratorias. Las dosis tóxicas de clorofenoles producen convulsiones, jadeo, coma y finalmente la muerte. Después de repetidas administraciones, las dosis tóxicas pueden afectar los órganos internos (en primer lugar el hígado) y a la médula ósea.

El pentaclorofenol ejerce un efecto tóxico sobre los embriones en experimentos con animales (letal con concentraciones altas). Es posible que el PCP técnico sea carcinógeno, entre otras cosas debido a las impurezas que contiene. No puede descartarse su potencial mutágeno.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
En el medio acuático, los clorofenoles pueden disolverse y quedar libres o formando compuestos; también pueden adsorberse a las partículas en suspensión. Se elimina principalmente por biodegradación, que es rápida cuando ya están presentes los microorganismos apropiados. Sin embargo, el PCP se biodegrada con mucha mayor dificultad que otros clorofenoles. También se eliminan del agua por fotodescomposición y volatilización. Finalmente, la adsorción de los clorofenoles en partículas en suspensión determina la cantidad de clorofenoles en el agua: los clorofenoles livianos difícilmente se fijan, en tanto que el PCP se fija muy fuertemente.

Aire:
El PCP ingresa a la atmósfera debido a su volatilidad, la que se incrementa considerablemente con el aumento de la temperatura, pero depende igualmente de los posibles aditivos y, por ejemplo, de la naturaleza de la madera tratada. La quema de madera tratada con PCP libera dibenzodioxinas policloradas (PCDD) y dibenzofuranos policlorados (PCDF).

Suelo:
La persistencia de los clorofenoles en el suelo depende de sus propiedades de adsorción-desorción. Solamente ha sido estudiada en profundidad la adsorción del PCP. Se liga muy fuertemente a partículas de suelo y no es fácilmente deslavado por el agua de lluvia. Además de la adsorción y desorción, pueden jugar un papel importante en el transporte del PCP en el suelo las vías rápidas de percolación. Una vez que el PCP llega al agua subterránea, es dudoso que se degrade. Desde 1984 existe en Alemania la prohibición de acumular productos de desecho de la fabricación del PCP en vertederos abiertos, para evitar la infiltración del agua de percolación contaminada con PCP.

Degradación, productos de la descomposición, tiempo de vida media:
El PCP libre o disuelto en agua se fotomineraliza al cabo de pocos días cuando queda expuesto a la luz solar (aún más cuando se trata de su adsorción a sólidos). No hay tal degradación cuando el PCP ha alcanzado horizontes más bajos del suelo o cuando ha llegado al agua subterránea. Su degradación en el agua depende siempre del pH y de la temperatura. Está sujeto a grandes fluctuaciones (ejemplo: el tiempo de vida media con pH 5,1 = 328 h; con pH 6 = 3120h, a 30 grados en ambos casos)). Si bien el PCP puede ser degradado por microorganismos bajo ciertas condiciones, la sustancia debe clasificarse como escasamente biodegradable. En el transcurso de la degradación se forma quinona y el proceso puede involucrar una mineralización completa.

Cadena alimentaria:
La biocumulación en los ecosistemas acuáticos no solamente parece ser extremadamente específica de acuerdo al tipo, sino que también parece depender en forma importante tanto del biotopo como de la duración e intensidad de la exposición. El tiempo de vida media oscila entre 7 horas y 7 días, y la eliminación depende del tipo y órgano. Existen datos contradictorios acerca de si los peces y otros organismos acuáticos absorben el PCP directamente del agua o a través de la cadena alimentaria. Las plantas pueden acumular el PCP depositado en el suelo a través de varios períodos de vegetación.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Àmbito País/
organismo
Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua pot. RFA L 0,1 mg/l     s. DVGW, 1988
  Agua pot. CE L 0,1 mg/l     s. CE, 1980
  Aguas subt. RFA(HH) G 0,3 mg/l   sust. individual 1) s.LAU-BW(5), 1989
  Aguas subt. RFA(HH) G 1,5 mg/l   sust. individual 2) s.LAU-BW(5), 1989
  Aguas subt. RFA(HH) G 0,5 mg/l   grupo de sust. 1) s.LAU-BW(5), 1989
  Aguas subt. RFA(HH) G 2 mg/l   grupo de sust. 2) s.LAU-BW(5), 1989
  Aguas subt. P. Bajos G 0,25 mg/l   Monoclorofenol
(suma) ecom.
s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos L 100 mg/l   Monoclorofenol
(suma) saneam.
s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos G 0,08 mg/l   Diclorofenol
(suma) recom.
s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos L 30 mg/l   Diclorofenol
(suma) saneam.
s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos G 0,025 mg/l   Triclorofenol
(suma) recom.
s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos L 10 mg/l   Triclorofenol
(suma) saneam.
s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos G 0,01 mg/l   Triclorofenol (suma) recom. s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos L 10 mg/l   Triclorofenol
(suma) saneam.
s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos G 0,02 mg/l   Pentaclorofenol
(suma) recom.
s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos L 3 mg/l   Pentaclorofenol
(suma) saneam.
s.TERRA TECH 6 / 94
  Aguas superf. RFA G 1 mg/l   sust. individual 3) s.LAU-BW 5), 1989
  Aguas superf. RFA G 5 mg/l   sust. individual 3) s.LAU-BW 6), 1989
  Aguas superf. RFA G 2 mg/l   grupo de sust. 4) s.LAU-BW 5), 1989
  Aguas superf. RFA G 10 mg/l   grupo de sust. 4) s. LAU-BW 6), 1989
Suelo:              
    P. Bajos L 10 mg/kg SSA   grupo de sust., saneam. s.TERRA TECH 6 / 94
    P. Bajos L 5 mg/kg   Pentaclorofenol, saneam. s.TERRA TECH 6 / 94
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 0,5 mg/m3 MAK   s.DFG, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 0,1 mg/m3 PDK   s.DVGW, 1988
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,5 mg/m3 TWA   s.DVGW, 1988

Nota:
1) Deberían realizarse estudios exhaustivos para determinar la calidad del agua subterránea.
2) Convendría implementar medidas de rehabilitación.
3) Para tratamiento del agua potable mediante procesos naturales.
4) Para tratamiento del agua potable mediante procesos físico-químicos.
5) Es necesario realizar estudios más exhaustivos.
6) Es necesario implementar medidas de rehabilitación.
En Suecia está prohibido el uso de todos los clorofenoles desde 1978.

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Dada la toxicidad del clorofenol, en parte muy alta, para los organismos acuáticos, debe evitarse hasta donde sea posible el uso de esta sustancia. La cloración del agua potable en el tratamiento antimicrobiano del agua fluvial es un problema, debido a que se pueden formar clorofenoles de olor y sabor muy penetrantes. El PCP técnico contiene impurezas de otros fenoles clorados y sustancias aromáticas así como trazas de dibenzo-p-dioxinas policloradas (PCDD) y dibenzo-p-furanos policlorados (PCDF); por lo tanto, es una de las fuentes más importantes del ingreso de estas sustancias al medio ambiente. Parte de la toxicidad del PCP puede atribuirse a tales impurezas.

Ver también "FENOLES" en las Páginas Informativas de este Catálogo.

Cloroformo

DENOMINACIONES

N° CAS: 67-66-3
Nombre registrado:  Cloroformo
Nombre químico:  Triclorometano
Sinónimos, nombres comerciales:  Tricloruro de metilo,  tricloruro de metano,  R20,  formiltricloruro,  Dowicide 7,  Dowicide G
Nombre químico (alemán): Chloroform, Trichlormethan
Nombre químico (francés): Chloroforme
Nombre químico (inglés): Chloroform, Trichloromethane
Aspecto general: Líquido claro, muy refringente, incoloro, de olor dulzón.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: CHCl3
Masa molecular relativa: 119,4 g
Densidad: 1,48 g/cm3
Densidad relativa del gas: 4,12
Punto de ebullición: 61° C
Punto de fusión: -63° C
Presión de vapor: 21 x 103 Pa
Solvólisis: En agua: 8,1 g/l;
  miscible con solventes tales como benceno, pentano, hexano, etanol y dietiléter.
Factores de conversión: 1 ppm = 4,96 mg/m3
  1 mg/m3 = 0,20 ppm


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
La mayor parte de la producción de cloroformo se utiliza para fabricar monoclorodifluorometano (CFC22) que se aplica como frigorígeno. Además se lo utiliza como producto intermedio en la fabricación de tetrafluoretano que luego puede ser polimerizado ( PTFE). También encuentra aplicación en la fabricación de colorantes, productos farmacéuticos y pesticidas. Su uso como  solvente y como anestésico está disminuyendo rápidamente.

Procedencia / fabricación:
El cloroformo se produce en un 90-95% por hidrocloración del metanol o por cloración del metano. Un 5-10% del cloroformo se genera espontáneamente en el agua del mar (reacción del ioduro de metilo con cloro inorgánico). El cloroformo se forma en grandes cantidades cuando se blanquea la celulosa con cloro. También se forman considerables cantidades por cloración del agua. El cloroformo que se encuentra en el mercado contiene, entre otros, bromoclororometano, bromodiclorometano, cloruro de metileno, tetraclorometano, 1,2-dicloroetano, tricloroetileno y tetracloroetano como impurezas.

Cantidades producidas:

Producción mundial 1973: 245.000 - 300.000 t (s.KOCH, 1989)
RFA 1982: 35.539 t (s.UBA, 1986)


Emisiones y efluentes:
Las emisiones y efluentes originados en la producción y el uso ascienden aproximadamente a 10 000 toneladas, a las que se suma la contaminación anual de los cuerpos de agua superficiales y subterráneos con 10 000 t/a adicionales (s.KOCH, 1989)

TOXICIDAD

Seres humanos: 5 000 mg/m3 después de 7 minutos, mareos, s.BUA, 1985
  barestesia cefálica  
  20 000 mg/m3 sensación de desvanecimiento s.BUA, 1985
  69 440 mg/m3 anestesia total profunda s.BUA, 1985
  >79 360 mg/m3 paro respiratorio (apnea), muerte s.BUA, 1985
  DLmín 10 ppm inhalación (1a) s.KOCH, 1989
Mamíferos    
Ratas DL50 1194 mg/kg oral s.DVGW, 1988
  CLmín 8000 ppm inhalación (4 horas) s.BUA, 1985
Ratones DL50 80 mg/kg oral s.BUA, 1985
  DL50 28 000 mg/kg inhalación s.BUA, 1985
Perros DL50 1100 mg/kg oral s.DVGW, 1988
Conejos DLmín 500 mg/kg oral s.BUA, 1985
Cobayas CLmín 20 000 ppm inhalación (2 horas) s.BUA, 1985
Organismos acuáticos:    
Orfos CL50 162-191 mg/l (48h) s.UBA, 1986
Truchas arcoiris CL50 18-66,8 mg/l (96h) s.UBA, 1986
Percas azules CL50 18-115 mg/l (96h) s.UBA, 1986
Daphnia (pulgas acuáticas) CL50 28,9 mg/l (48h) s.UBA, 1986


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: El cloroformo ingresa al organismo con mayor frecuencia por inhalación; una parte se resorbe en los pulmones y el resto se exhala. También en la aplicación oral una gran parte se exhala o se elimina por vía renal. El cloroformo produce lesiones en el hígado, corazón, sistema nervioso central y riñones. En grandes dosis tiene efecto narcótico. En ensayos con animales se comprobó que el cloroformo es carcinógeno. Hasta la fecha no se han podido comprobar efectos mutágenos ni teratógenos.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
En el medio acuático, el cloroformo se descompone con extrema lentitud (Amenaza para el agua - Clase 3). Debido a su gran volatilidad escapa en forma de gas de los cuerpos de agua superficiales. La bioacumulación del cloroformo es mínima a pesar de su alta liposolubilidad (factor de bioacumulación en los peces: 6; UBA, 1986).

Aire
Debido a su alto grado de volatilidad, el cloroformo llega a la atmósfera, donde se acumula en pequeñas cantidades. Se descompone por fotólisis.

Suelo:
El cloroformo no se adsorbe en partículas de suelo, de modo que se excluye la posibilidad de su acumulación en suelos o sedimentos.

Degradación, productos de la descomposición:
La biodegradación en condiciones anaeróbicas produce dióxido de carbono, cloruro y metano, en tanto que la degradación en los organismos (catabolismo) produce dióxido de carbono, cloruro y fosgeno. En presencia de agentes oxidantes, el cloroformo se descompone formando fosgeno y ácido hidroclórico (DVGW, 1988).

Cadena alimentaria:
El cloroformo se encuentra en todas partes y, por lo tanto, también ha sido hallado en los alimentos. El agua potable contiene, en ciertas ocasiones, grandes concentraciones de cloroformo resultante de la cloración del agua. Se estima que el promedio de asimilación diaria de cloroformo asciende a unos 10 m g por persona; una cuarta parte de esta cantidad proviene del agua potable, otra cuarta parte de los productos alimenticios y la mitad del aire (DVGW, 1988)

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/organismo Stat. Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Aguas superf. RFA/P. Bajos (L) 1 mg/l IAWR para tratamiento natural s.DVGW, 1988
  Aguas superf. RFA/P. Bajos (L) 5 mg/l IAWR para tratam. físico-quím. s.DVGW, 1988
  Agua pot. Canadá (L) 350 mg/l   1978 s.DVGW, 1988
  Agua pot. Suiza (L) 25 mg/l   1) s.DVGW, 1988
  Agua pot. RFA (G) 25 mg/l   Comisión BGA1) s.DVGW, 1988
  Agua pot. EEUU (L) 100 mg/l   Suma trihalometanos s.DVGW, 1988
  Agua pot. OMS G 30 mg/l     s.DVGW, 1988
Aire: Emisión RFA L 20 mg/m3   flujo masivo ³ 0,1 g/h  
    RFA L 10 mg/m3 MIK Valor de largo plazo3) s.BAUM, 1988
    RFA L 30 mg/m3 MIK Valor de corto plazo3) s.BAUM, 1988
  Lug. de trab. RFA L 50 mg/m3   2) DFG, 1989
  Lug. de trab. EEUU (L) 50 mg/m3 TWA 3) ACGIH, 1986
Alimentos:              
    RFA L 25 mg/l   Agua de mesa, agua mineral s.DVGW, 1988

Nota:
1) Suma de cloroformo, bromoformo, bromodiclorometano, dibromoclorometano.
2) Sustancia con sospechas de ser potencialmente carcinógeno.
3) Valores dudosos no confirmados, deben tomarse con precaución

En Alemania está prohibido el uso de cloroformo en cosméticos, medicamentos y pesticidas.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País/ organismo Valor Fuente
Agua:      
 Rin (Wiesbaden, 1986) RFA 0,35-2,1 mg/l s.DVGW, 1988
Rin (Lobith, 1985) RFA 0,5-4 mg/l s.DVGW, 1988
Meno (Sindlingen, 1983) RFA 21 mg/l s.DVGW, 1988
Mosela (1983) RFA 0,5-0,7 mg/l s.DVGW, 1988
 Elba (1983) RFA 0,6-9,8 mg/l s.DVGW, 1988
Costa del  Mar del Norte (Emden) RFA 0,56-3,8 mg/l s.UBA, 1986
Costa del Mar Báltico RFA 0,06-0,17 mg/l s.UBA, 1986
Agua pot.   hasta 910 mg/l s.KOCH, 1989
Agua subt.   hasta 620 mg/l s.KOCH, 1989
Sedimentos:      
Ruhr (1972-1981) RFA 1-3 mg/kg s.DVGW, 1988
Aire:      
Contaminación básica del aire   0,05-0,1 mg/m3 s.KOCH, 1989
Áreas urbanas   hasta 74 mg/m3 s.KOCH, 1989


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Debido a la distribución universal y a la considerable cantidad que ingresa al medio ambiente todos los años, se debe considerar al cloroformo como una amenaza ecológica. No se cuenta hasta la fecha con información sobre los efectos y concentraciones en los suelos y en los organismos del suelo. Tampoco se conoce con exactitud el potencial genotóxico de esta sustancia. En particular convendría evitar, en la medida de lo posible, la cloración del agua, sin descuidar la necesidad de tomar medidas preventivas de higiene, para reducir la contaminación de las napas subterráneas y del agua potable.

Cloruro de vinilo

DENOMINACIONES

N° CAS: 75-01-4
Nombre registrado:  Cloruro de vinilo
Nombre químico:  Cloroeteno
Sinónimos/nombres comerciales:  Monocloroeteno,  vinilcloruro,  VC,  CVM,  Freón 1140.
Nombre químico (alemán): Vinylchlorid.
Nombre químico (francés): Chlorure de vinyle.
Nombre químico (inglés): Vinyl chloride
Aspecto general: Gas incoloro, de aroma suavemente dulzón, que solo se transporta en estado estabilizado (usando fenol y sus derivados) en tanques presurizados.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C2H3Cl
Masa molecular relativa: 62,50 g
  Densidad: 0,9106 g/cm3 a 20°C
0,983 g/cm3 a -20°C (líquido)  
Densidad relativa de gas: 2,16
Punto de ebullición: -13,4 a -14,0°C
Punto de fusión: -153,8 a -160,0°C
Presión de vapor: 3300 hPa a 20°C
  4500 hPa a 30°C
  7800 hPa a 50°C
Punto de inflamación: -77 a -78°C
Temperatura de ignición: 415°C
Ignición espontánea: 472°C
Límites de explosividad : 3,8-31% en volumen;
Umbral de olor: 4000 ppm en el aire
Solvólisis: En agua: 1,1 g/l a 25ºC;
  se disuelve en aceite, alcohol, solventes clorados y en hidrocarburos; las sales de plata y cobre aumentan susolubilidad, por formación de complejos.
Factores de conversión: 1 ppm = 2,60 mg/m3
  1 mg/m3 = 0,39 ppm


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El cloruro de vinilo se emplea en su casi totalidad (96-98%) para la fabricación de cloruro de polivinilo o polivinilcloruro (PVC). El restante 2-4% se emplea en la síntesis de hidrocarburos clorados específicos, como el 1,1,1-tricloroetano; el 1,1,2-tricloroetano, y el cloruro de vinilideno. A nivel industrial, se usa el cloruro de vinilo para la producción de polímeros (ATRI, 1985). Aproximadamente el 25% de la producción mundial de cloro se utiliza para la producción de cloruro de vinilo.

Procedencia / fabricación:
Se fabrica a través de la combinación por adición de gas clorhídrico al acetileno, o por la descomposición del 1,2-dicloretano, originándose como producto secundario gas clorhídrico.

El cloruro de polivinilo (PVC) es polímero del cloruro de vinilo.

Cantidades producidas:

Producción mundial 1985 13.500.000 t (ULLMANN, 1986)
Producción mundial 10.000.000 t (RIPPEN, 1988)
EEUU, 1987 3.800.000 t (RIPPEN, 1988)
CE, 1977 3.500.000 t (RIPPEN, 1991)
Japón, 1980 1.656.000 t (ATRI, 1985)
Alemania, 1988 1.459.000 t (RIPPEN, 1991)
Francia, 1982 1.150.000 t (ATRI, 1985)
Italia, 1977 750.000 t (RIPPEN, 1988)
Taiwan, 1984 492.000 t (RIPPEN, 1991)
Canadá, 1982 408.000 t (ATRI, 1985)
Gran Bretaña, 1977 405.000 t (RIPPEN, 1988)
México, 1984 132.000 t (RIPPEN, 1991)


TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratones CTmín 50 ppmv 120 hs, intermitentemente s.RIPPEN, 1991
Ratas DL50 500 mg/kg oral s.RIPPEN, 1991
  CTmín 1) 6 000 ppm s.RIPPEN, 1991
Conejos CTmín 500 ppm inhalación (7 h/d dur. 6 meses) s.RIPPEN, 1991


Nota: 1) Inhalación durante 4h, entre los días 12 y 19 después de la concepción.

Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: Este gas, muy inflamable, tóxico y de efectos narcóticos, irrita los ojos, la piel y las vías respiratorias. La exposición reiterada conduce a lesiones hepáticas, renales y esplénicas, pudiendo desarrollarse en algunos casos tumores malignos. Pueden existir concentraciones tóxicas en el aire sin que se perciba un olor alarmante. El cloruro de vinilo ejerce efectos cancerígenos y teratógenos (su inhalación produce malformaciones y distrofias esqueléticas) tanto en los animales como en el ser humano.

Durante su descomposición térmica, se forman gases ácidos que producen irritación ocular, nasal y faríngea.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
El cloruro de vinilo es muy persistente en el agua, si no se evapora. Sin embargo, hasta el momento no se conocen efectos nocivos sobre organismos acuáticos (UBA, 1986). Es poco probable su acumulación en la cadena alimentaria acuática (BUA 1989).

Aire:
Cuando el gas puesto a presión se expande, se forman nieblas frías más pesadas que el aire. Éstas se evaporan fácilmente y se combinan con el aire originando mezclas tóxicas y explosivas. Debido a las propiedades físico-químicas del cloruro de vinilo, es probable que se acumule en la atmósfera.

Tiempo de vida media:
En condiciones ambientales normales, el cloruro de vinilo es extraordinariamente persistente. Su tiempo de vida media en el suelo en condiciones anaeróbicas asciende a más de 2 años. Su degradación aeróbica en instalaciones de clarificación y en aguas superficiales, así como en cultivos bacterianos aislados de 20-120 mg/l, requiere un período mínimo de 5 semanas (UBA, 1986). Con la participación de radicales oxhidrilos, el tiempo medio de vida media se reduce a 66 horas. En los casos de hidrólisis, el tiempo de vida media es inferior a 10 años (calculado para una temperatura de 25°C) (RIPPEN, 1991). En la troposfera, el tiempo de vida media es de 11 semanas (degradación abiótica) (ATRI, 1985). La BUA (1989) informa sobre un promedio de tiempo de vida media que oscila entre 2,2 y 2,7 días.

Degradación / productos de la descomposición:
Durante la oxidación fotoquímica, se forma ácido clorhídrico, óxido de carbono y formalehido. No se produjo fotólisis en una concentración de 10 mg/l sometida a rayos de 300 nm de longitud de onda durante más de 90 h. La mineralización biótica es extremadamente lenta.

Efectos combinados:
El cloruro de vinilo reacciona, desarrollando altas temperaturas, con el acetileno, el cloro, el flúor, los oxidantes y peróxidos, con los que forma polímeros. Los iniciadores de una polimerización son la luz, el calor y el  ácido sulfhídrico.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/ orga nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua pot. CE G 1 m g/l   1) s.RIPPEN, 1991
  Aguas subt. P. Bajos G 0,01 m g/l   recomendación s.TERRA TECH, 6 / 94
  Aguas subt. P. Bajos L 0,7 m g/l   saneamiento s.TERRA TECH, 6 / 94
  Aguas serv. EEUU G 50 m g/l   2) s.RIPPEN, 1991
Aire:              
    RDA L 0,6 mg/m3 MIKK   s.HORN, 1989
    RDA L 0,2 mg/m3 MIKD   s.HORN, 1989
  Emisión RFA L 5 mg/m3   flujo masivo ³ 25 g/h s. LT-Aire 1986
  Lug. de trab. RFA L 8 mg/m3 TRK 3) DFG, 1989
  Lug. de trab. RFA L 5 mg/m3 TRK en otros casos DFG, 1989
  Lug. de trab. RDA L 30 mg/m3   val. larga y corta expos. s.HORN, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 5 mg/m3 PDK   s.UBA, 1986
  Lug. de trab. EEUU (L) 10 mg/m3 TWA 4) ACGIH, 1986
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,010 ppmv TLV 5) s.RIPPEN, 1989
Alimentos:              
    RFA L 0,05 ppm   envase o envoltura s.RIPPEN, 1989


Notas:

1) Suma de todos los hidrocarburos clorados, excepto los pesticidas.
2) Promedio de 4 días para industrias de material sintético especial, vertido directo.
3) Corresponde a instalaciones existentes.
4) Sustancia francamente cancerígena.
5) Aire libre, en California.

En la República Federal de Alemania existe una disposición especial para el cloruro de vinilo, en el marco de la reglamentación existente para la manipulación de sustancias carcinógenas en los lugares de trabajo. La misma establece que la concentración en el lugar de trabajo no debe superar 3 ppm; reglamenta la identificación y el control obligatorios; define la ropa y demás elementos de protección personales y describe las medidas de higiene y limpieza (VGB 113, 1982 - Apéndice 1: Cloruro de vinilo). Además, en el apéndice de la lista BAT (DFG, 1989) se describe la relación entre la concentración de la sustancia en el aire del lugar de trabajo y la concentración de la sustancia/metabolito en material biológico (valores EKA) para el cloruro de vinilo como sustancia carcinógena. De acuerdo con ello, se aplica lo siguiente:

Cloruro de vinilo en el aire mg/m3 Prueba de orina al final del turno/ exposición ácido tiodiglicólico
2,6 1,8
5,2 2,4
10 4,5
21 8,2
42 10,6


La Ordenanza sobre artículos de uso corriente de cloruro de vinilo (1983) prohibe en Alemania la comercialización de objetos que contengan más de 1 mg/kg de cloruro de vinilo monomérico. Se considera que las sustancias alimenticias no están expuestas a ser contaminadas, cuando la proporción comprobable de cloruro vinílicomonomérico no supera los 0,01 mg/kg.

De acuerdo con la Ordenanza de prohibición del  PCB, que reemplazó en 1990 a la legislación vigente desde 1978, no puede ponerse utilizarse el cloruro de vinilo como impelente para  aerosoles en Alemania.

El cloruro de vinilo ha sido encuadrado en el grupo de sustancias que significan una amenaza para el agua, cuya conducción por tuberías está sujeta a autorización especial, según 19a de la Ley de Gestión del Agua de la RFA (WHG).

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / País / Valor Fuente
procedencia organismo    
Aguas superficiales:      
Nueva Jersey (1977-79) EEUU 570 m g/l (máximo) s.RIPPEN, 1991
 Rin, 1082 RFA < 200 ng/l s.RIPPEN, 1991
Tributarios del Rin RFA < 0,001-0,005 mg/l s..ATRI, 1985
Agua potable:      
113 ciudades EEUU 0,05-0,18 m g/l s.RIPPEN, 1991
100 ciudades (1977) RFA 1,7 m g/l (máximo) s..ATRI, 1985
 Aguas subterráneas:      
Nueva Jersey (1977-79) EEUU 9,5 m g/l (máximo) s.RIPPEN, 1991
Condado de Nassau EEUU 1,6-2,5 m g/l s.RIPPEN, 1991
Sedimentos/suelo:      
Los Angeles Bay (1980-81) EEUU < 0,5 m g/kg s.RIPPEN, 1991
Lodos de clarificación EEUU 3-110 mg/kg s.RIPPEN, 1991
Aire:      
Zonas de aire puro RFA 6,6-24 ug/m3 s.ATRI, 1985
Taunus RFA 0,01 ug/m3 s.ATRI, 1985
Francfort del Meno RFA 21,8 ug/m3 s.ATRI, 1985
Parque industrial de Marl RFA 213 ug/m3 s.ATRI, 1985
Industrias en producción (1980) NL 3-70 ppm s.RIPPEN, 1991
Gas de basurales (1980-83) EEUU 2.000 ppm (máximo) s.RIPPEN, 1991
Animales:      
Invertebrados, Los Angeles EEUU < 0,3 m g/kg s.RIPPEN, 1991
Peces, hígado EEUU < 0,3 m g/kg s.RIPPEN, 1991
Alimentos:      
Aceite comestible en envases de PVC   0,05-14,8 mg/kg s.ATRI, 1985
Manteca/margarina en envoltorios de PVC   0,05 mg/kg s.ATRI, 1985
Bebidas alcohólicas   0-2,1mg/kg s.ATRI, 1985


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Debido a sus incuestionables efectos cancerígenos y a su gran persistencia, debe renunciarse en la medida de lo posible al uso de cloruro de vinilo. Durante su eliminación, se recomienda tomar precauciones especiales ya que por incineración inadecuada se generan sustancias altamente tóxicas (p. ej.: ácido clorhídrico y TCDD).

Se recomienda sustituir el cloruro de polivinilo (PVC) por otros materiales (no clorados) siempre que sea posible.

Bibliografía especializada: ATRI (1985); Borrador (1988).

Cobalto

DENOMINACIONES

N°CAS: 7440-48-4
Nombre registrado:  Cobalto
Nombre químico: Cobalto
Sinónimos, nombres comerciales: Cobalto
Nombre químico (alemán): Cobalt
Nombre químico (francés): Cobalt
Nombre químico (inglés): Cobalt
Aspecto general: Metal ferromagnético, de un brillante color gris acerado.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Símbolo químico: Co
Masa atómica relativa: 58,93 g
Densidad: 8,85 g/cm3 a 25° C
Punto de ebullición: 2800°C a ± 50° C
Punto de fusión: 1495°C
Presión de vapor: <10-5 Pa a 1250°C
  <105 Pa a 3200°C
Solvólisis: Fácilmente soluble en ácidos oxidantes diluidos.


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
Los compuestos del cobalto se utilizan para dar color al vidrio, a la cerámica y al esmalte y para la producción de aleaciones con estabilidad térmica, resistentes a la abrasión y a la corrosión ( estelita). El isótopo radiactivo sintético Cobalto 60 se aplica en la ingeniería nuclear y en medicina nuclear (tratamiento de tumores) y en algunos países para la conservación de alimentos. En la industria química, el cobalto se utiliza en la catálisis homogénea y heterogénea para sintetizar combustibles ( método Fischer-Tropsch), alcoholes y aldehídos ( hidroformilación). Otra aplicación encuentra en los  carburos cementados.

Procedencia / fabricación:
El cobalto constituye el 0,0023% de la corteza terrestre y se lo encuentra en compañía de minerales de cobre, níquel y hierro. En la mayoría de las menas cobaltíferas también está presente el arsénico. El cobalto se obtiene por tostado parcial de minerales sulfurosos en presencia de fluidificantes. La materia prima resultante contiene sulfuros y arseniuros de Co, Ni y Cu en mayores concentraciones. Para el procesamiento posterior, la materia prima se caliente en presencia de NaCl.

Cantidades producidas:

Producción mundial (1980) 32.700 t [ ULLMANN, 1986]


TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas DL50 1750 mg/kg, óxido de Co s.ULLMANN, 1986
  DL50 821 mg/kg, acetato de Co s.ULLMANN, 1986
  DL50 766 mg/kg, cloruro de Co s.ULLMANN, 1986
  DL50 691 mg/kg, nitrato de Co s.ULLMANN, 1986
  DL50 630 mg/kg, carbonato de Co s.ULLMANN, 1986
  DLmín 1500 mg/kg, oral s.UBA, 1986
  DLmín 100 mg/kg, intravenoso s.UBA, 1986
Conejos DLmín 20 mg/kg, oral s.UBA, 1986
  DLmín 100 mg/kg, intravenoso s.UBA, 1986
Organismos acuáticos:    
Daphnia (pulgas acuáticas) 1-9 mg/l = umbral crítico, cloruro de Co s. LAU-BW, 1989


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: Las sobredosis de cobalto disminuyen la actividad de la glándula tiroidea y pueden favorecer la formación de bocio. En la sangre, aumenta la cantidad de eritrocitos (policitemia), los vasos sanguíneos se dilatan temporalmente y disminuye la capacidad de coagulación de la sangre. A todas estas manifestaciones se suman con frecuencia trastornos del sistema nervioso. Pueden producirse lesiones cardíacas y fibrosis pulmonar (crónica). El problema más significativo, desde el punto de vista toxicológico, es la inhalación de polvo de cobalto (efecto carcinógeno comprobado - ROTH, 1989) y el riesgo de sensibilización (ROTH, 1989). La inhalación de polvos de cobalto produce, además, efectos cáusticos en la garganta y el tracto gastrointestinal. La intoxicación desencadena disfunciones hepáticas y renales.

Plantas: La cantidad excesiva de cobalto produce déficit de hierro y cobre (el efecto tóxico = efecto de desplazamiento): aumenta la cantidad de hojas cloróticas, que luego se tornan necróticas y terminan marchitándose.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE 

Aire:
A temperatura normal, el cobalto es estable en el aire; solo se oxida cuando se calienta. Se quema al rojo blanco formando Co3O4.

Suelo:
El contenido promedio de cobalto en el suelo es de 8 mg/kg; su solubilidad depende del pH. En suelos ácidos, se produce un mayor deslavado. El cobalto está ligado, fundamentalmente, a los óxidos de manganeso y hierro, de modo que solo una pequeña parte del cobalto permanece libre y, por lo tanto, móvil.

Degradación, productos de la descomposición, tiempo de vida media:
El cobalto inhalado se elimina por vía renal: la mayor parte tiene un tiempo de vida media de 10 días; el resto tiene un tiempo de vida media de 90 días (MERIAN, 1984).

Cadena alimentaria:
La asimilación de cobalto a través del agua potable es insignificante. Tampoco el aire está contaminado, normalmente, más que con trazas de esta sustancia. El ser humano incorpora a su organismo aproximadamente 140-580 m g de cobalto por día. De esta cantidad, se resorben 20-95% . La cantidad principal del cobalto incorporado al organismo no se presenta como vitamina B12, tan importante para el ser humano, sino como cobalto inorgánico, ligado a componentes de las sustancias alimenticias. La asimilación de cobalto inorgánico está íntimamente ligada a la asimilación de hierro.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/ organismo Stat. Valor Norma Observaciones Fuente
Agua: Aguas superf. RFA G 0,05 mg/l   1) para A+B s.LAU-BW, 1989
  Aguas subt. RFA (G) 0,05 mg/l   estudios s.LAU-BW, 1989
  Aguas subt. RFA (G) 0,2 mg/l   saneam. s.LAU-BW, 1989
  Aguas subt. P. Bajos G 0,02 mg/l   recomend. s.TERRA TECH, 6/94
  Aguas subt. P. Bajos L 0,1 mg/l   saneam. s.TERRA TECH, 6/94
  Aguas serv. Suiza (L) 0,05 mg/l   3) s.LAU-BW, 1989
  Aguas serv. Suiza (L) 0,50 mg/l   vertido dir./indir.3) s.LAU-BW, 1989
  Agua p/riego RFA G 0,20 mg/l   cultivo a campo abierto s.LAU-BW, 1989
  Agua p/riego RFA G 0,20 mg/l   cultivo en invernadero s.LAU-BW, 1989
  Agua p/riego EEUU (L) 0,20 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua p/riego EEUU (L) 10 mg/l   2) s.LAU-BW, 1989
Suelo:   Suiza G 25 mg/kg     s.LAU-BW, 1989
    RFA (G) 50 mg/kg   estudios s.LAU-BW, 1989
    RFA G 300 mg/kg   saneam. s.LAU-BW, 1989
    RFA G 800 mg/kg     s.HOCK, 1988
    P. Bajos G 20 mg/kg   recomend. s.TERRA TECH, 6/94
    P. Bajos L 240 mg/kg   saneam. s.TERRA TECH, 6/94
    EEUU G 8000 mg/kg   TTLC s.DVGW, 1988
    EEUU G 80 mg/kg   STLC s.DVGW, 1988
  Lodos de clarif. Suiza L 100 mg/kg     s.LAU-BW, 1989
Aire: Emisión RFA L 1 mg/m3   flujo masivo ³ 5 g/h4) s. LT-Aire 1986
  Lug. de trab. Australia L 0,1 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica L 0,01 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bulgaria L 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza L 0,1 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Checoslov. L 0,1 mg/m3   media s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Checoslov. L 0,3 mg/m3   val. corta exp. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RFA L 0,5 mg/m3 TRK uso de polvos s.LAU- BW, 1994
  Lug. de trab. RFA L 0,1 mg/m3 TRK total otros usos DFG, 1994
  Lug. de trab. RDA L 0,1 mg/m3   media s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RDA L 0,1 mg/m3   val. corta exp. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia L 0,1 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia L 0,1 mg/m3   C.S s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos L 0,1 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Polonia L 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania L 0,2 mg/m3   media s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania L 0,2 mg/m3   val. corta exp. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suecia L 0,1 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. URSS L 0,5 mg/m3     s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,1 mg/m3 TWA emis. clase III s.LAU-BW, 1989
  Lug. de trab. Yugoslavia L 0,1 mg/m3      


Notas:

1) Para la potabilización del agua:
A = designa los límites de contaminación hasta los cuales puede obtenerse agua potable simplemente por tratamientos naturales;
B = designa los límites de contaminación hasta los cuales puede obtenerse agua potable con ayuda de los tratamientos físico-químicos actualmente conocidos y probados.
2) Sólo es adecuado para riego durante cortos períodos y para ciertos suelos.
3) Valores dudosos no confirmados, deben tomarse con precaución
4) Los polvos aerosoles del cobalto y sus compuestos respirables están designados bajo el símbolo Co

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País / organismo Valor Fuente
Agua:      
 Lago de Constanza RFA <0,2 m g/l s.DVGW, 1988
 Rin (Maguncia) RFA 6-12 m g/l s.DVGW, 1988
Ruhr (Duisburg) RFA <1 m g/l s.DVGW, 1988
Agua de mar   0,1 m g/l s.DVGW, 1988
Sedimentos:      
Lago de Constanza RFA 5,7-18,9 mg/kg s.DVGW, 1988
Rin (Wiesbaden) RFA 20 mg/kg s.DVGW, 1988
Ruhr (Wetter) RFA 25 mg/kg s.DVGW, 1988
Cenizas volantes de carbón EEUU 5-73 mg/kg s.HOCK, 1988
Plantas   0,3-0,5 mg/kg s.HOCK, 1988


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

El cobalto es el átomo central en la vitamina B12 y un importante elemento traza. Los riesgos que emanan de las compuestos del cobalto son relativamente pocos, en comparación con los otros metales pesados. Desde el punto de vista toxicológico, debe evitarse sobre todo la inhalación de polvos de cobalto.

Cobre

DENOMINACIONES

N° CAS: 7440-50-8
Nombre registrado:  Cobre
Nombre químico: Cobre
Sinónimos, nombres comerciales: Cobre
Nombre químico (inglés): Copper
Nombre químico (alemán): Kupfer
Nombre químico (francés): Cuivre
Aspecto general: Metal dúctil y tenaz, con brillo rojizo.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Símbolo químico: Cu
Masa atómica relativa: 63,55 g
Densidad: 8,9 g/cm3 a 20°C
Punto de ebullición: 2580°C
Punto de fusión: 1083°C
Presión de vapor: 0 mbar a 20°C
  0,073 Pa a 1083°C
  0,133 Pa a 1870°C
Solvólisis: Este metal solamente es atacado directamente por ácidos oxidantes (ácido nítrico, ácido sulfúrico caliente y concentrado).


DATOS BÁSICOS DE COMPUESTOS SELECCIONADOS

N°CAS: 7758-99-8 1317-39-1
Nombre químico: Cobre(II) sulfato pentahidratado Cobre(I) óxido
Sinónimos, nombres comerciales: Sulfato de cobre pentahidratado,  Vitriolo azul Óxido de cobre
Nombre químico (alemán): Kupfersulfat-Pentahydrat Kupfer(I)-oxid, Kupferoxid
Nombre químico (francés): Sulfate de cuivre Oxyde de cuivre(I)
Nombre químico (inglés): Copper(II) sulphate pentahydrate Copper(I) oxide
Aspecto general: Polvo cristalino celeste Polvo cristalino entre amarillo y rojo dependiendo de la
    preparación y del tamaño de las partículas
Fórmula empírica: CuSO4 . 5 H2O Cu2O
Masa molecular relativa: 249,61 g 143,09 g
Densidad: 2,285 g/cm3 5,8-6,2 g/cm3
Punto de ebullición: No es destilable > 1800°C: descomposición
Punto de fusión: Descomposición (> 88 °C: seguido de 1235 °C
  eliminación de agua)  
Presión de vapor: 0 Pa 0 Pa
Solvólisis: En agua: 148 g/l a 0 °C En agua: virtualmente insoluble
    231 g/l a 25 °C en ácido sulfúrico/nítrico diluido
    335 g/l a 50 °C parcialmente soluble
  en metanol: 156 g/l cobre (II) sales
  en etanol: insoluble insoluble en la mayoría de los solventes orgánicos


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
Se utiliza como conductor en electrotecnia; para tuberías de calefacción y refrigeración; como material para fabricar recipientes; como metal de aleación; en combinación con Cu2O se lo aplica como pintura antioxidante (para pintar el fondo de los buques). El CuSO4 también se usa como fungicida y alguicida, y como "caldo bordelés" para combatir a la peronospora mildiú; en forma de lechada se utiliza contra la filoxera en los viñedos y se aplica como fertilizante en forma de CuSo4 × 5H2O ó Cu2O.

Procedencia / fabricación:
El cobre se presenta en la Naturaleza como metal nativo y en minerales sulfurados como calcopirita (CuFeS2), calcosita (sulfuro natural de cobre: Cu2S) y cuprita u óxido cuproso natural (Cu2O). En general, el cobre se purifica actualmente mediante procesos de refinado electrolíticos y sólo en aproximadamente un 10% se recurre al método de fusión de sales. El cobre que se obtiene a partir de minerales sulfurados se separa habitualmente por procedimientos de flotación.

Cantidades producidas:
Producción mundial (en 1986) 8 513 000 t [ FISCHER, 1989]

TOXICIDAD

Seres humanos: 700-2100 mg/g, tejido hepático seco = letal s.SORBE, 1986
Mamíferos:    
Ratas DL50 159 mg/kg, oral (carbonato de Cu) s.DVGW, 1988
  DL50 140 mg/kg, oral (cloruro de Cu) s.DVGW, 1988
  DL50 470 mg/kg, oral (óxido de Cu) s.DVGW, 1988
  DL50 300 mg/kg, oral (sulfato de Cu) s.DVGW, 1988
Organismos acuáticos:    
Daphnia DL 0,8 mg/l, (18 h) (sulfato de Cu) s.DVGW, 1988
Truchas DL 0,8 mg/l, (2-3 d) (sulfato de Cu) s.DVGW, 1988
Algas cianofíceas 0,03 mg/l, Cu2+ = lesiones (sulfato de Cu) s.DVGW, 1988
Algas clorofíceas 1,1 mg/l, Cu2+ = lesiones (sulfato de Cu) s.DVGW, 1988

El cobre es un poderoso tóxico para los peces. Su concentración activa depende de la calidad del agua. Por combinación con el cadmio, cinc y mercurio se potencia aún más su efecto tóxico.

Efectos característicos

Seres humanos/ mamíferos:
Como parte integrante de numerosas enzimas, el cobre es un elemento traza esencial. La intoxicación se produce fundamentalmente por inhalación de polvos y "humos" de cobre. Las intoxicaciones por ingesta son raras, dado que produce vómitos. La toxicidad de esta sustancia se basa en el enlace de los iones de cobre libres a ciertas proteínas, lo que afecta sus funciones fisiológicas por inhalación del polvo y humo de cobre. La inhalación de los "humos" o del polvo produce hemorragia nasal y de las mucosas, pudiendo conducir a la perforación del tabique nasal. Los niños menores están mucho más expuestos (peligro de muerte) cuando hay un alto contenido de cobre en el agua potable. La muerte se presenta por cirrosis hepática.

Plantas:
El cobre produce lesiones en las raíces que comienzan en el plasmalemma y terminan con la destrucción de la estructura normal de la membrana; inhibe el crecimiento radicular y promueve la formación de numerosas raicillas (secundarias) cortas y de color pardo. El cobre se acumula en la corteza de las raíces y en las paredes celulares. Se produce clorosis porque el Fe es desplazado de los centros fisiológicos del metabolismo y reemplazado por el Cu. En un mismo ecosistema, las plantas acuáticas asimilan tres veces más cobre que las plantas terrestres.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE 

Agua:
El cobre precipita en agua salada, lo que explica el escaso contenido de cobre en este tipo de agua en comparación con el agua dulce. La lluvia ácida aumenta la solubilidad de los minerales de cobre. El mayor contenido de cobre en el agua potable con pH bajo se debe, en la mayoría de los casos, a la corrosión de las cañerías. Esto puede modificar el color del agua y producir precipitados verdosos.

Aire:
En Alemania, se encuadra al cobre en el grupo de Emisiones - Clase III, de acuerdo con los Lineamientos Técnicos Aire (ROTH, 1989). Expuesto al aire húmedo normal, se forma una pátina verdosa que protege al cobre metálico de efectos químicos adicionales (corrosión).

Suelo:
El cobre queda fuertemente atrapado por intercambios inorgánicos y cuando aumenta el pH, se forman compuestos. La solubilidad del cobre en el suelo es mínima con pH 5-6. El cobre, adsorbido firmemente en la arcilla, se acumula en los estratos arcillosos. El contenido de cobre en el suelo disminuye a medida que aumenta la profundidad de los estratos. Las reacciones de intercambio y el contenido de nitrógeno del suelo constituyen factores muy importante para el transporte pasivo del cobre inmóvil.

Degradación, productos de la descomposición, tiempo de vida media:
Las sales de Cobre (II) son los compuestos de cobre más estables.

Cadena alimentaria:
Tanto el ser humano como los demás mamíferos asimilan el 30% del cobre contenido en los alimentos por vía estomacal, del cual aproximadamente del 5% es realmente resorbido. El resto se elimina nuevamente por vía biliar. Esta sustancia se acumula en el hígado, en el cerebro y en los riñones.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio receptor Ámbito País/ organismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua potable Suiza (L) 1,5 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua potable CE G 0,1 mg/l   1) s.DVGW,1988
  Agua potable CE G 3 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua potable URSS (L) 0,1 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua potable EEUU (L) 1 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua potable OMS G 1 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Aguas subterr. RFA(HH) G 0,05 mg/l   estudios s.LAU-BW, 1989
  Aguas subterr. RFA(HH) G 0,2 mg/l   saneamiento s.LAU-BW, 1989
  Aguas subterr. P. Bajos G 0,015 mg/l   recomendación s.TERRA TECH ,6/94
  Aguas subterr. P. Bajos L 0,075 mg/l   saneamiento s.TERRA TECH ,6/94
  Aguas superf. RFA G 0, 05 mg/l   2) B s.DVGW,1988
  Aguas superf. RFA G 0,30 mg/l   3 ) A s.DVGW,1988
  Aguas superf. CE G 0,02 mg/l   4) A1 s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. CE G 0,05 mg/l   4) A1 s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. CE G 0,05 mg/l   5) A2 s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. CE G 1 mg/l   6) A3 s.LAU-BW, 1989
  Aguas superf. CE G 0.04 mg/l   agua p/ salmónidos s.LAU-BW, 1989
  Aguas residuales Suiza G 0,01 mg/l   objetivo: calidad s.LAU-BW, 1989
  Aguas residuales Suiza (L) 0,5 mg/l   vertido dir./indir. s.LAU-BW, 1989
  Aguas residuales RFA G 2 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua p/ riego RFA G 0,2 mg/l   cultivo al aire libre s.LAU-BW, 1989
  Agua p/ riego RFA G 0,05 mg/l   cultivo en invernadero s.LAU-BW, 1989
  Agua p/ riego G,Bretaña G 0,5 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua p/ riego EEUU (L) 0,2 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Aguas p/ riego EEUU (L) 5 mg/l   7) s.LAU-BW, 1989
  Agua p/ abrev. RFA G 0,01 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua p/ abrev. G,Bretaña G 0,2 mg/l     s.LAU-BW, 1989
  Agua p/ abrev. EEUU (L) 1 mg/l   cría de ganado s.LAU-BW, 1989
Suelo:   Suiza G 50 mg/kg   contenido total s.LAU-BW, 1989
    Suiza G 0,7 mg/kg   contenido soluble s.LAU-BW, 1989
    RFA(HH) (G) 300 mg/kg   estudios s.LAU-BW, 1989
    P. Bajos G 36 mg/kg SSA   recomendación s. TERRA TECH, 6/94
    P. Bajos L 190 mg/kg SSA   intervención s. TERRA TECH, 6/94
  Lodos de clarif. Suiza L 1000 mg/kg MS     s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. RFA L 100 mg/kg SSA     s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. RFA L 1200 mg/kg MS     s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE L 50-140 mg/kg MS   suelo s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE L 1000-1750 mg/kg MS     s.LAU-BW, 1989
  Abono RFA L 200 mg/kg     s.LAU-BW, 1989
  Compost Austria G 100-1000 ppm MS     s. LAU-BW, 1989
  Compost Suiza L 150 mg/kg MS     s. LAU-BW, 1989
  Compost RFA G 100 mg/kg SSA   suelo s. LAU-BW, 1989
  Compost RFA G 2000 g/(ha× a)     s. LAU-BW, 1989
Aire: Emisión RFA L 20 mg/m3   humo 9) s.LAU-BW, 1989
  Emisión RFA L 75 mg/m3   humo 10) s.LAU-BW, 1989
  Lug. de trab. Australia L 1 mg/m3   polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Australia L 0,1 mg/m3   humo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica L 1 mg/m3   polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica L 0,2 mg/m3   humo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RFA L 0,1 mg/m3 MAK humo DFG, 1989
  Lug. de trab. RFA L 1 mg/m3 MAK polvo DFG, 1989
  Lug. de trab. RDA L 0,2 mg/m3   humo, media s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RDA L 0,4 mg/m3   humo, val. corta exp. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza L 1 mg/m3   polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza L 0,1 mg/m3   humo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia L 1 mg/m3   polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia L 0,2 mg/m3   humo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos L 1 mg/m3   polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos L 0,2 mg/m3   humo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab Polonia L 1 mg/m3   polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Polonia L 0,1 mg/m3   humo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania L 0,5 mg/m3   polvo, media s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania L 1,5 mg/m3   polvo, val. instant. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania L 0,05 mg/m3   humo, media s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Rumania L 0,15 mg/m3   humo, val. corta exp. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suecia L 1 mg/m3   polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia L 1 mg/m3   polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia L 0,1 mg/m3   humo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. URSS (L) 0,5 mg/m3 PDK   s.LAU-BW, 1989
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,2 mg/m3 TWA humo s.LAU-BW, 1989
  Lug. de trab. EEUU (L) 1 mg/m3 TWA polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Yugoslavia L 1 mg/m3   polvo s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Yugoslavia L 0,1 mg/m3   humo s.MERIAN, 1984
Alimentos: Pectina Suiza (L) 400 ppm     s.DVGW, 1988
  Conserva de Suiza (L) 100 ppm     s.DVGW, 1988
  espinacas            
  Margarina Suiza (L) 100 ppm     s.DVGW, 1988
  Jugos de fruta Suiza (L) 5-30 ppm     s.DVGW, 1988
  Leche Suiza (L) 0,05 ppm     s.DVGW, 1988
  Cerveza Suiza (L) 0,2 ppm     s.DVWG, 1988

Notas:

1) En la boca de salida de un sistema de bombeo.
2) PARA la potabilización del agua en cada caso:
B = límites de contaminación hasta los cuales puede obtenerse agua potable con ayuda de tratamientos físico- químicos comúnmente conocidos y probados.
3) A = límites de contaminación hasta los cuales puede obtenerse agua potable simplemente por tratamientos naturales.
4) PARA la potabilización del agua en cada caso:
A1 = tratamientos físico y germicida simples.
5) PARA la potabilización del agua en cada caso:
A2 = tratamientos físico y germicida convencionales.
6) PARA la potabilización del agua en cada caso:
A3 = tratamientos físico y químico más exhaustivo, oxidación, adsorción y tratamiento germicida.
7) Sólo adecuado para el riego durante cortos períodos en cierto tipo de suelo.
8) En abonos mixtos (orgánico-minerales).
9) Con un flujo masivo de 0,1 kg/h.
10) Con un flujo masivo de 3 kg/h.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País Valor Fuente
Agua:      
Lago de Constanza RFA 0,75-1,1 mg/l s.DVGW, 1988
Rin (Colonia) RFA 5-17 mg/l s.DVGW, 1988
Rin (Duisburg) RFA 2,9-24,6 mg/l s.DVGW, 1988
Ruhr (Essen) RFA 14-26 mg/l s.DVGW, 1988
Ruhr (Duisburg) RFA 6-11 mg/l s.DVGW, 1988
Agua de mar   0,0005-0,03 mg/l s.HOCK, 1988
Sedimentos:      
Rin RFA 250 mg/kg s.DVGW, 1988
Ruhr RFA 900 mg/kg s.DVGW, 1988
Ceniza volante de carbón EEUU 45-616 mg/kg s.HOCK, 1988
Compost de lodo de clarificación de RFA 50-5000 mg/kg s.HOCK, 1988
residuos domiciliarios      
Materia vegetal   2-12 mg/kg s.HOCK, 1988


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

El cobre es un elemento traza muy importante para todos los organismos vivos. Los seres humanos requieren aproximadamente 2 mg por día. Las intoxicaciones son contadas, dado que la ingestión de cantidades mayores produce efectos eméticos. Sin embargo, algunos compuestos del cobres resultan altamente tóxicos para los organismos acuáticos.

Cresoles

DENOMINACIONES

N° CAS: 1319-77-3
Nombre registrado  Cresoles
Nombre químico: o-Cresol, m-cresol, p-cresol;
Sinónimos, nombres comerciales:  orto-cresol,  meta-cresol,  para-cresol, 1,2-cresol, 1,3-cresol, 1,4-cresol,  hidroxitolueno,  metilfenol,  metilhidroxibenceno,  tricresol
Nombre químico (alemán): o-Cresol, o-Kresol, m-Cresol, m-Kresol, p-Cresol, p-Kresol
Nombre químico (francés): o-Crésol, m-Crésol, p-Crésol
Nombre químico (inglés): Cresols
Aspecto general: Líquido o cristales incoloros o parduzcos, de olor parecido al desinfectante Lysol.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C7H8O
Masa molecular relativa: 108,14 g
Densidad: 1,03 g/cm3
Densidad relativa del gas: 3,74
  meta orto para
Punto de ebullición: 203°C 191°C 202°C
Punto de fusión: 11°C 31°C 35°C
Presión de vapor: 0,065 hPa 0,35 hPa 0,06 hPa
Punto de inflamación: 86°C 81°C 86°C
Temperatura de ignición: 560°C 555°C 555°C
Solvólisis: 2% 2% 2% (en agua)
Factores de conversión: 1 ppm = 4,49 mg / m3
  1 mg/m3 = 0.22 ppm


PROCEDIMIENTOS Y APLICACIONES 

Aplicaciones:
Los cresoles se utilizan como desinfectantes, perfumes, agentes conservantes o herbicidas (98%  DNOC,  UCPA). También encuentran aplicación en la industria textil como  agentes de limpieza.

Procedimiento / fabricación:
Los cresoles se obtienen a partir de la hulla o del petróleo y se encuentran en la madera y en otros  materiales biogénicos. Éstos son expulsados hacia el medio ambiente por procesos de combustión en  vehículos automotores y en sistemas de calefacción domésticos (abrasión del asfalto, vaporización de plásticos,  perfumes,  desengrasado de metales, etc.). El denominado "cresol crudo" que se obtiene a partir del aceite pesado de alquitrán de hulla, contiene considerables cantidades de m-cresol y p-cresol.

TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas: DL50 1,35 g/kg, oral (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL50 2,02 g/kg, oral (meta-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL50 1,8 g/kg, oral (para-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
Conejos: DL50 0,8 g/kg, oral (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL50 1,1 g/kg, oral (meta-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL50 1,1 g/kg, oral (para-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
Organismos acuáticos:    
Algas clorofíceas DL0 40 mg/l s.VERSCHUEREN, 1983
Algas cianofíceas DL0 6,8 mg/l s.VERSCHUEREN, 1983
Daphnia (pulgas acuáticas) DL0 16 mg/l (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL0 28 mg/l (meta-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  DL0 12 mg/l (para-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
Doradillas TLm 49,1-19 mg/l (24-96 h) (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
Carpas TLm 30 mg/l (24 h) (orto-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  TLm 25 mg/l (24 h) (meta-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983
  TLm 21 mg/l (24 h) (para-cresol) s.VERSCHUEREN, 1983


Efectos característicos

Seres humanos mamíferos: Los cresoles actúan como antisépticos y corrosivos por descomposición de las albúminas. Se incorporan al organismo a través de la piel y de las mucosas y producen afecciones cutáneas. La parálisis resortiva del sistema nervioso central desemboca en lesiones hepáticas y renales. La asimilación de cantidades pequeñas puede producir desde obnubilación hasta pérdida del conocimiento, intoxicación, delirio y abundante secreción de saliva y transpiración. La intoxicación con cresoles presenta síntomas similares a los del fenol: se forman escaras en la piel, que primero son blancas y luego se tornan de un color pardo negruzco.

Plantas: Inhibe la descomposición de la glucosa.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
Los cresoles se hunden en el agua y se disuelven muy lentamente. Aun estando muy diluidos, forman mezclas cáusticas que resultan tóxicas para los organismos acuáticos. Si los cresoles se infiltran hasta las napas subterráneas, estas aguas se contaminan y ya no pueden utilizarse como agua potable. Debido a que los cresoles se adsorben en los minerales arcillosos, puede producirse una acumulación de estas sustancias en el sedimento.

Aire:
A altas temperaturas se forman mezclas explosivas que son más densas que el aire y se desplazan a lo largo del suelo. Por esta razón, los cresoles no son transportados a las capas superiores de la atmósfera y generalmente son deslavadas del aire y arrastrados hacia el suelo por las precipitaciones. Este efecto puede conducir a la contaminación de las aguas subterráneas en las zonas próximas a los grandes emisores. La gran mayoría de los cresoles sufren descomposición  fotoquímica

Suelo:
Los cresoles son asimilados por las plantas y éstas los degradan (metabolizan). La acumulación de cresoles en el suelo depende del tipo de suelo (adsorción en minerales arcillosos).

Degradación, productos de la descomposición:
Los cresoles se descomponen por acción fotoquímica.

Cadena alimentaria:
(Véanse "FENOLES" y "CLOROFENOLES" en las Páginas Informativas del presente Catálogo)

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/ organismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Aire:              
    RFA L 0,2 mg/m3 MIK val. larga expos. s.BAUM, 1988
    RFA L 0,6 mg/m3 MIK val. corta expos. s.BAUM, 1988
    RDA (L) 0,03 mg/m3   val. corta expos. s.HORN, 1989
    RDA (L) 0,01 mg/m3   val. larga expos. s.HORN, 1989
  Lug. de trab. RFA L 22 mg/m3 MAK   DFG, 1989
  Lug. de trab. RDA (L) 40 mg/m3   val. corta expos. s.HORN, 1989
  Lug. de trab. RDA (L) 20 mg/m3   val. larga expos. s.HORN, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 0,5 mg/m3 PdK   s.SORBE, 1989
  Lug. de trab. EEUU (L) 22 mg/m3 TWA   ACGIH, 1986

NOTA: En Alemania, se encuadra a los cresoles en el grupo „Emisiones - Clase I", de acuerdo con los Lineamientos Técnicos Aire, según los cuales no debe superarse una concentración de 20 mg/m3, con un flujo masivo de 0,1 kg/h o más.

Véanse otros estándares en "FENOLES "

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

En la manipulación de los cresoles se debe evitar el contacto con la piel y mantener la sustancia alejada de fuegos abiertos. Es indispensable una correcta ventilación y el uso de ropa de seguridad. Dada la considerable toxicidad de estas sustancias, conviene reducir su uso en la medida de lo posible.

Cromo

DENOMINACIONES

N° CAS: 7440-47-3
Nombre registrado: Cromo
Nombre químico:  Cromo
Sinónimos, nombres comerciales: Cromo
Nombre químico (alemán): Chrom
Nombre químico (francés): Crome
Nombre químico (inglés): Chromium
Aspecto general: Metal gris plateado, tenaz y maleable.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Símbolo químico: Cr
Masa atómica relativa: 51,996 g
Densidad: 7,19 g/cm3 a 20° C
Punto de ebullición: 2672° C
Punto de fusión: 1857° C
Presión de vapor: 10-6 Pa a 844° C
Solvólisis: Soluble en ácido sulfúrico y ácido clorhídrico diluidos.

DATOS BÁSICOS DE COMPUESTOS SELECCIONADOS

N° CAS: 7789-12-0 1333-82-0
Nombre químico:  Dicromato de sodio (dihidrato)  Óxido de Cromo(VI)
Sinónimos, nombres comerciales:    Trióxido de cromo,  óxidocrómico
Nombre químico (alemán): Natriumdichromat (Dihydrat) Chrom(VI)-oxid, Chromtrioxid
Nombre químico (francés): Dichromate de sodium Oxyde de Chrome(VI)
Nombre químico (inglés): Sodium dichromate (dihydrate) Chromium(VI) oxide
Aspecto general: Agujas entre anaranjadas y rojas Cristales rojo oscuros (por lo general escamas), inodoro
Fórmula empírica: Na2Cr2O7 (2H2O) CrO3
Masa molecular relativa: 261,98 g (anhidro) 99,99 g
  298,0 g (dihidrato)  
Densidad: 2,35-2,52 g/cm3 2,7 g/cm3
Punto de ebullición: > 400° C descomposición No es destilable
Punto de fusión: 357° C (> 86° C conversión a sal anhidra) 198° C (descomposición: vapores irritantes, de color pardo-rojizo)
Presión de vapor: 0 hPa 0 hPa
Solvólisis: En agua: 73,18%P a 20° C En agua: 1 660 g/l a 20° C
    77,09%P a 40° C   1 990 g/l a 90° C
    82,04%P a 60° C   ((r) ácido crómico)
    88,39%P a 80° C;    
  en alcohol: insoluble    


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El cromo se utiliza como catalizador en la síntesis del amoníaco, en la fabricación de aceros al cromo y aceros inoxidables, en aleaciones con cromo y en el cromado galvánico. Los complejos orgánicos encuentran aplicación como colorantes de relevado en la fotografía color; los compuestos inorgánicos del cromo se utilizan como pigmentos para pinturas. Las sales de cromo (VI) se utilizan ampliamente para la  preservación de la madera y para el  curtido de cueros.

Procedencia / fabricación:
El cromo se encuentra en la Naturaleza casi exclusivamente en forma de compuestos. El mineral de cromo más importante es la cromita ( cromoferrita,  pirita crómica). El cromo puro se obtiene por reducción del óxido de cromo (III) con aluminio (procedimiento aluminotérmico), mediante electrólisis o a través del ioduro crómico.

Cantidades producidas:
Producción mundial (1985): 9.935.000 t.

TOXICIDAD

Seres humanos:    
  0,5-1 g oral = letal (cromato de potasio) s.MERIAN, 1984
  DL 6-8 g oral (dicromato de sodio) s.KOCH, 1989
Mamíferos:    
Ratas DL50 1800 mg/kg oral (cloruro de cromo(III)) s.MERIAN, 1984
  DL50 3250 mg/kg oral (nitrato de cromo(III)) s.MERIAN, 1984
Organismos acuáticos:    
Peces de agua dulce CL50 250-400 mg/l (CrVI ) s.MERIAN, 1984
Peces de mar CL50 170-400 mg/l (CrVI ) s.MERIAN, 1984
Daphnia (pulgas acuát.) CL50 0,05 mg/l (CrVI ) s.MERIAN, 1984
Algas CL50 0,032-6,4 mg/l (CrVI ) s.MERIAN, 1984
Truchas de arroyo y trucha arcoiris 0,20-0,35 mg/l (CrVI ) s.DVGW, 1988
Peces sin especificar DL 60-728 mg/l (dicromato de sodio) s. KOCH, 1989


Efectos característicos

Seres humanos/ mamíferos: Debido a su insolubilidad, el cromo metálico no es tóxico en el agua. Los diversos compuestos del cromo hexavalente representan la mayor amenaza, especialmente debido a sus efectos genéticos. Los compuestos del cromo (VI) actúan en casi todos los sistemas de ensayo diseñados para determinar sus efectos mutagénicos. El hecho comprobado de que atraviesa la placenta significa un alto riesgo para los embriones y fetos. El efecto carcinógeno de los compuestos del cromo (VI) no sólo ha sido demostrado experimentalmente con animales, sino también ha sido confirmado por los resultados de estudios epidemiológicos realizados con grupos humanos expuestos a esta sustancia en su lugar de trabajo. Se considera que el período de latencia correspondiente oscila entre 10 y 27 años. Contrariamente a lo que ocurre con los compuestos del cromo (VI), no fue posible demostrar en forma concluyente el efecto carcinógeno de los compuestos del cromo (III). Las intoxicaciones agudas con compuestos del cromo (VI) se manifiestan, por ejemplo, como lesiones renales. Las intoxicaciones crónicas pueden producir mutaciones en el tracto gastrointestinal así como acumulaciones en el hígado, en el riñón, en la glándula tiroidea y en la médula ósea. El índice de eliminación es lento.

Plantas: En las plantas se conocen, entre otras, lesiones en el sistema radicular, originadas principalmente por el cromo (VI). No sólo las distintas especies sino también las distintas partes internas de las plantas difieren considerablemente en el modo de asimilar el cromo y en el tipo de lesiones que acusan. Los efectos tóxicos que el cromo ejerce sobre las plantas han sido descritos, fundamentalmente, en base a ensayos vasculares. En la avena pudo comprobarse que las raíces no se desarrollaban y que las hojas se mantenían angostas, tomando una coloración pardo-rojiza con aparición de pequeñas manchas necróticas.

Nota: El cromo de valencia III es un elemento traza importante para el metabolismo insulínico, tanto en el ser humano como en los animales.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE 

Agua:
En los sistemas acuáticos, la toxicidad de los compuestos solubles del cromo varía según la temperatura, pH y dureza del agua, y según las especies de organismos que los pueblan. Los compuestos del cromo (VI) se disuelven con facilidad, pero en condiciones naturales y en presencia de materia orgánica oxidable, se reducen rápidamente a compuestos cromo (III) más estables y menos hidrosolubles.

Suelo:
La movilidad del cromo en la pedosfera solamente puede evaluarse si se consideran la capacidad de adsorción y reducción de los suelos y de los sedimentos. Los hidróxidos de cromo (III), una vez sedimentados y fijados en el sedimento acuático, difícilmente vuelven a movilizarse, dado que la oxidación de los compuestos de cromo (III) para formar compuestos de cromo (VI) prácticamente no ocurre en forma natural. El cromo (VI), aun en concentraciones relativamente bajas, ya resulta tóxico, siendo el pH del suelo un factor fundamental. El uso de abonos fosfatados incrementa el ingreso de cromo al suelo.

Cadena alimentaria:
Los compuestos del cromo (III) asimilados junto con los alimentos resultan relativamente inocuos; los compuestos del cromo (VI), en cambio, tienen efectos altamente tóxicos. Tanto los animales como los seres humanos sólo incorporan a su organismo cantidades relativamente pequeñas de cromo por inhalación; la mayoría de las sustancias que contienen cromo ingresan al organismo a través de los alimentos y del agua que se bebe. La resorción en el intestino depende en gran medida de la forma química en que se presenta el cromo: se asimilan aproximadamente entre un 20-25% de los complejos de cromo orgánico y aproximadamente un 0,5% del cromo inorgánico (MERIAN, 1984).

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio/ receptor Ámbito País/ organismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua: Agua potable RFA L 50 mg/l     s.KOCH, 1989
  Agua potable OMS G 50 mg/l     s.KOCH, 1989
  Aguas subterr. RFA(HH) G 50 mg/l   estudios s.LAU-BW, 1989
  Aguas subterr. RFA(HH) G 200 mg/l   saneamiento s.LAU-BW, 1989
  Aguas subterr. P. Bajos G 1 mg/l   recomendación s.TERRA TECH 6/94
  Aguas subterr. P. Bajos L 30 mg/l   intervención s.TERRA TECH 6/94
  Aguas superf. CE G 50 mg/l   1) A1, A 2, A 3 s.LAU-BW, 1989
  Aguas serv. RFA G 2 mg/l     s.LAU-BW, 1989
Suelo:   Suiza G 75 mg/kg SSA   suelo s.LAU-BW, 1989
    P. Bajos G 100 mg/kg SSA   recomendación s.TERRA TECH 6/94
    P. Bajos L 380 mg/kg SSA   intervención s.TERRA TECH 6/94
  Lodos de clarif. RFA L 100 mg/kg   suelo Suecia.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. RFA L 1200 mg/kg SSA   lodo de clarif. s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. Suiza L 1000 mg/kg MS   lodo de clarif. s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE L 1-3 mg/kg MS   suelo s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE L 20-40 mg/kg MS   lodo s.LAU-BW, 1989
  Lodos de clarif. CE L 1,5 kg/ha MS   transporte en 10a s.LAU-BW, 1989
  Compost RFA G 100 mg/kg SSA   suelo s.LAU-BW, 1989
  Compost RFA G 2 kg/(ha*a)   compost s.LAU-BW, 1989
  Compost Suiza L 150 mg/kg MS   compost s.LAU-BW, 1989
  Compost RFA(HH) G 300 mg/kg MS   estudios s.LAU-BW, 1989
Aire: Emisión RFA L 1 mg/m3   flujo masivo ³ 5 g/h3) s. LT-Aire, 1986
  Emisión RFA L 5 mg/m3   flujo masivo ³ 25 g/h2) s. LT-Aire, 1986
  Lug. de trab. Australia L 1 mg/m3   Cr y comp. de Cr insol. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Australia L 0,5 mg/m3   sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Bélgica L 0,5 mg/m3   sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza L 1 mg/m3   Cr y comp. de Cr insol. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Suiza L 0,5 mg/m3   sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. RDA L 0,5 mg/m3   Cr y comp. de Cr insol. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Italia L 0,5 mg/m3   Cr y comp. de Cr insol. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. P. Bajos L 0,5 mg/m3   sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia L 0,5 mg/m3   sales solubles s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. Finlandia L 1 mg/m3   Cr y comp. de Cr insol. s.MERIAN, 1984
  Lug. de trab. URSS (L) 1 mg/m3 PDK óxido de cromo s.KETTNER, 1979
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,5 mg/m3 TWA Cr metálico s.ACGIH, 1979
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,5 mg/m3 TWA Cr (III ) s.ACGIH, 1979
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,5 mg/m3 TWA Cr (VI ) hidrosoluble s.ACGIH, 1979
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,5 mg/m3 TWA Cr (VI ) insoluble, en agua s.ACGIH, 1979
  Lug. de trab. Yugoslavia L 1 mg/m3   Cr y comp. de Cr insol. s.MERIAN,1984

Notas:

1) PARA la potabilización del agua, en cada caso:
A1 = simplemente tratamiento físico simple y esterilización
A2 = tratamiento físicoquímico normal y esterilización
A3 = tratamiento físico y químico más exhaustivo, oxidación, adsorción y esterilización.
2) El cromo y sus compuestos están designados bajo el símbolo Cr
3) Los compuestos de Cr (VI) en forma respirable están designados bajo el símbolo Cr

Cromatos alcalinos: se sospecha que poseen potencial cancerígeno.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País/ organismo Valor Fuente
Atmósfera mundial 5 pg/m3 s.KOCH, 1989
Cuerpos de agua superf./subterr. mundial 0,5 mg/l s.KOCH, 1989
Ceniza volante (de carbón) EEUU 43-259 mg/kg s HOCK, 1988
Plantas   0,2-1 mg/kg s.HOCK, 1988


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

Las cantidades de cromo que se han hallado en la hidrosfera, pedosfera, atmósfera y biosfera pueden atribuirse principalmente a emisiones industriales. Las emisiones naturales hacia la atmósfera se estiman en unas 58.000 toneladas anuales en tanto que las de origen antrópico se aproximan a las 100.000 t/a.

En cuanto al comportamiento del cromo en el medio ambiente, se puede afirmar que los compuestos del cromo (III) tienen gran estabilidad, contrariamente a lo que ocurre con los compuestos del cromo (VI).

Los desechos que contienen cromo deben evaluarse con ánimo crítico, teniendo en cuenta especialmente el comportamiento de esta sustancia en los estratos del subsuelo debajo de los rellenos sanitarios. Se estima que en un ambiente alcalino, los cromatos permanecen estables hasta 50 años y que son capaces de atravesar incluso suelos cohesivos para migrar hasta las napas subterr..

Por lo expuesto, debería evitarse en lo posible la incineración de lodos con contenido de cromo (III) debido a la posible formación de cromatos.

Ddt

DENOMINACIONES

N° CAS: 50-29-3
Nombre registrado:  DDT
Nombre químico: 1,1,1-Tricloro-2,2-bis(4-clorofenil)etano
Sinónimos/nombres comerciales:  Anofex,  Cezarex,  Clorofenotano, p,p'DDT,  Dicophane,  Dinocide, Gesarol,  Guesarol,  Guesapon,  Gyron,  Ixodex,  Neocid,  Zerdane
Nombre químico (alemán): DDT, 1,1,1-Trichlor-2,2-bis (4-chlorphenyl)ethan
Nombre químico (francés): DDT
Nombre químico (inglés): DDT, 1,1,1-Trichloro-2,2-bis (4-chlorophenyl)ethane
Aspecto general: Cristales incoloros, entre inodoros y levemente aromáticos.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C14H9Cl5
Masa molecuar relativa: 354,49 g
Densidad: 1,55 g/cm3
Punto de fusión: 109°C
Presión de vapor: 25,3 x 10-6 Pa
Solvólisis: En agua: 3 x 10-6 g/l;
  fácilmente soluble en diversos solventes orgánicos y liposoluble.
Factores de conversión: 1 ppm = 14,7 mg/m3
  1 mg/m3 = 0,07 ppm


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
Insecticida de contacto e insecticida gástrico para combatir una gran variedad de insectos (el mosquito transmisor de la fiebre amarilla (Stegomyia fasciata o  Aedes aegypti), la pulga transmisora de la peste bubónica ( Xenopsylla cheopis), el piojo de los vestidos, la  mosca  tse-tsé, etc.). Debido al amplio espectro de su acción, a la escasa fitotoxicidad, a la duración de su efecto y la poca toxicidad aguda para los animales de sangre caliente, fue utilizado en gran escala. Si bien la aplicación del DDT ha sido prohibida en la mayoría de los países industrializados, se continúa utilizando en muchos países del Tercer Mundo porque el costo de las sustancias alternativas resulta mucho más alto.

Procedencia / fabricación:
El DDT no existe en estado natural. Fue sintetizado por primera vez en 1874 y se viene fabricado para su comercialización por condensación del cloral con clorobenceno desde 1945.

Cantidades producidas:
No se dispone de datos actualizados. Se estima que en 1974 ( OECD) la producción mundial ascendía a unas 60.000 t (OMS, 1979). Originalmente, el DDT era producido por una gran cantidad de países, pero alrededor de 1979 solo restaban tres fábricas en total: una en los Estados Unido, una en la India y una en Francia (OMS, 1979). La  DVGW (1988), en cambio, menciona sólo en la Comunidad Europea o dos establecimientos que lo producen.

Cantidad de emisiones:
Virtualmente todo el DDT que se fabrica se incorpora al medio ambiente. Las cantidades aplicadas ascienden por regla general a unos 1-3 kg de DDT por hectárea; los productos utilizados contienen entre 1 y 10% de materia activa.

TOXICIDAD

Seres humanos: DL aprox. 500 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
Mamíferos:    
Ratas DL50 113 mg/kg, oral s.RIPPEN, 1989
DL50 1900 mg/kg, dérmica s.RIPPEN, 1989  
Ratones DL50 150-300 mg/kg, oral s.DVGW, 1988
Perros DL50 150-750 mg/kg, oral s.DVGW, 1988
Gatos DL50 150-600 mg/kg, oral s.DVGW, 1988
Insectos:    
Mosca doméstica DL50 0,033 m g/animal, (24 horas) s.KORTE,1980
Organismos acuáticos:    
Peces CL50 8-100 m g/l (96 horas) s.RIPPEN, 1989
Dafnias (Daphnia magna) CE50 0,36-4,4 m g/l (24-48 horas) s.RIPPEN, 1989
Algas (Skeletonema costatum) CE50 100 m g/l (7 días) s.DVGW, 1988


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
Aún debe definirse con precisión la forma en que actúa esta sustancia. El DDT es un neurotóxico que actúa fundamentalmente sobre el sistema nervioso central. Los síntomas externos son: disminución temporal de la transmisión sináptica, seguida de un bloqueo. El DDT inhibe diversas enzimas, por lo tanto también actúa sobre el aparato respiratorio. Se acumula en el tejido adiposo. Produce lesiones hepáticas, principalmente en dosis altas; una exposición continua (ratas) desembocó en lesiones hepáticas, renales y esplénicas.

Es altamente probable que el DDT posea propiedades mutágenas y cancerígenas para el ser humano. Sus propiedades cancerigenas se han demostrado en experimentos de laboratorio con animales.

Plantas:
El DDT generalmente no afecta al mundo vegetal. Sin embargo, algunas plantas sensibles evidencian perturbaciones en su desarrollo radicular cuando ha habido una acumulación de DDT en el suelo.

Sinergia:
Su accionar se intensifica (organismos acuáticos) por efecto del lindano y de los sulfonatos de alquilbenceno.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE 

Agua:
El DDT presenta una fuerte tendencia de adsorberse a partículas sólidas en el medio acuático. Así se acumula en el sedimento y puede ser transportado hasta grandes distancias en los cursos de agua.

Aire:
El DDT se encuentra en el aire en estado gaseoso, como aerosol y adsorbido en partículas de polvo. Puede detectarse en el aire sobre las tierras de cultivo en las que se ha utilizado este producto, aún 6 meses después de su aplicación. Adsorbido en partículas de polvo puede ser transportado a miles de kilómetros y así se dispersó por todo el globo. Se han hallado vestigios de esta sustancia tanto en las nieves antárticas como en precipitaciones ocurridas en Escocia y en las Islas Shetland. Las concentraciones halladas en aguas pluviales permiten deducir que el DDT está distribuido en una proporción relativamente uniforme en todo el mundo.

Suelo:
Al aplicar DDT, una porción considerable del producto se deposita en el suelo. Se ha comprobado una gran acumulación de este producto en los primeros centímetros de los horizontes superiores, lo que indicaría relativamente poca movilidad en el suelo.

Degradación, productos de la descomposición:
Metabolitos importantes del DDT son el  DDE (1,1-bis-(4-clorofenil) -2,2- dicloro-eteno), el  DDA y el  DDD. El DDE debe considerarse al menos tan tóxico como el DDT e inclusoparece ser más persistente en el medio ambiente.

Hasta la fecha poco es lo que se sabe sobre la descomposición del DDT en el suelo y aún no se ha podido definir la relación entre las reacciones de biodegradación y descomposición química. En suma, debe catalogarse tanto al DDT como a algunos productos de su descomposición (véase más arriba) como altamente persistentes.

Tampoco se cuenta con datos confiables sobre los procesos de transformación y descomposición del DDT en la atmósfera. En el laboratorio, donde se simularon las condiciones de la atmósfera superior, se obtuvieron HCl y CO2 como productos de la descomposición. Una serie de autores informan sobre su rápida descomposición por efecto de radiaciones ultravioletas, pero no se cuenta con datos representativos respecto de su fotomineralización en condiciones naturales (OMS, 1979).

Cadena alimentaria:
Se produce un considerable acumulación en la cadena alimentaria. En los animales de sangre caliente, el DDT puede ser detectado en el torrente sanguíneo poco tiempo después de su asimilación, de donde es posteriormente sustraído por los órganos que contienen lípidos para depositarse finalmente en el tejido adiposo, cerebro e hígado.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga- nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua potable Austria (L) 1 mg/l   DDT e isómeros s.DVGW, 1988
  Agua potable Canadá (L) 30 mg/l MAC DDT e isómeros s.DVGW, 1988
  Agua potable RFA L 0,1 mg/l   1 sola sustancia s.DVGW, 1988
  Agua potable CE G 0,1 mg/l     s.DVGW, 1988
  Agua potable OMS G 1 mg/l   DDT e isómeros s.DVGW, 1988
  Aguas subterr. EEUU G 50 mg/l   estado de Illinois s.WAITE, 1984
  Aguas superf. IAWR G 0,1 mg/l   agua potable 1) s.DVGW, 1988
  Aguas superf. IAWR G 0,5 mg/l   agua potable 2) s.DVGW, 1988
  Aguas superf. RFA G 2 mg/l   agua potable 1) s.DVGW, 1988
  Aguas superf. RFA G 10 mg/l   agua potable 2) s.DVGW, 1988
  Aguas superf. EEUU G 50 mg/l   estado de Illinois s.WAITE, 1984
  Aguas superf. EEUU G 2 mg/l   protecc. de organismos del agua dulce s.HART, 1974
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 1 mg/m3 MAK   DFG, 1987
  Lug. de trab. EEUU ( L) 1 mg/m3 TWA   s.RIPPEN, 1989
Alimentos:              
  Té, especias RFA L 1mg/kg     s.DVGW, 1988
  Fruta, verdura RFA L 0,1 mg/kg     s.DVGW, 1988
  Otros alimentos de RFA L 0,05 mg/kg     s.DVGW, 1988
  origen vegetal            
  Grasa en la carne RFA L 3mg/kg     s.DVGW, 1988
  Grasa en el pescado RFA L 2-5mg/kg     s.DVGW, 1988
  Grasa de la leche RFA L 1mg/kg     s.DVGW, 1988
  Huevos RFA L 0,5 mg/kg     s.DVGW, 1988

Notas:

1) Potabilización del agua mediante procesos naturales.
2) Potabilización del agua mediante procesos físico-químicos.

En la República Federal de Alemania están prohibidos la fabricación y el uso de DDT desde 1974. También está prohibido su uso en Suecia y en EEUU.

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio / procedencia País/organismo Valor
Agua:    
Aguas superf. (1977-79) EEUU 0,1 ppb (max. n=604)
Antártida   40 ppt
Mar Báltico   0,2 ppt
Aguas subterr. (1977-79) EEUU 0,9 ppb (max., n=1074)
Aguas pluviales G. Bretaña 104-229 ppt
Sedimentos:    
Lagos y ríos (Berlín) RFA 0,01-136 ppb (n=8)
Lago Libia 0,02 ppb
Mar Mediterráneo (1981)   < 0,01-19 ppb
Aire:    
"Aire puro" RFA 0,2-0,6 ng/m3
Golfo Pérsico   0,05-0,58 ng/m3 (valor medio: 0,8 m g/m3)
Golfo de Méjico   0,010-0,047 ng/m3
Seres humanos:    
Leche materna RFA 1,5-1,8 mg/kg grasa
Tejido adiposo   1,1-5,3 mg/kg (Valores medios)
Animales:    
Peces (Lago Michigan; 1969-78) EEUU 0,8-9,9 mg/kg
Peces ( Mar del Norte; 1972)   2-73 mg/kg
Luciopercas (Havel, Berlín; 1981) RFA 2-105 mg/kg
Plantas:    
Plantas acuáticas (Danubio)   2 mg/kg

Notas: 1) Todos los datos corresponden a RIPPEN, 1989.

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

El hecho de que en muchos países ya se haya prohibido el uso del DDT durante la primera mitad de la década de los 70, indica claramente la peligrosidad de esta sustancia. Esta peligrosidad se fundamenta en su alta persistencia en todos los ámbitos del medio ambiente, razón por la cual está distribuido por todo el mundo. En la evaluación del DDT, es determinante no sólo su aguda toxicidad sino, fundamentalmente, su propiedad de acumularse en los organismos, suelos y cuerpos de agua, con lo que genera efectos a un plazo imposible de determinar. Teniendo en cuenta que existen sustancias (aunque aún costosas) que lo sustituyen, no sólo es ecológicamente inadmisible el uso del DDT, sino también que se lo continúe produciendo.

Diclorvos

DENOMINACIONES

N° CAS: 62-73-7
Nombre registrado:  Diclorvos
Nombre químico: 2,2-diclorovinil dimetil fosfato
Sinónimos/nombres comerciales: 2,2-diclorovinil dimetil fosfato;  DDVP,  Nuvan,  Vapona
Nombre químico (inglés): Dichlorvos
Nombre químico (alemán): Dichlorvos
Nombre químico (francés): Dichlorvos
Aspecto general: Líquido entre incoloro y amarillento.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C4H7Cl2O4P
Masa molecuar relativa: 220,98 g
Densidad: 1,314 g/cm3
Densidad relativa del gas: 7,63
Punto de ebullición: 74° C (a 1,32 hPa)
Presión de vapor: 1,6 Pa
Solvólisis: En agua: » 10 g/l;
  miscible con la mayoría de los solventes orgánicos.
Factores de conversión: 1 ppm = 9.19 mg/m3
  1 mg/m3 = 0,11 ppm


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El diclorvos es un insecticida que actúa principalmente en su fase gaseosa debido a su presión de vapor relativamente alta. También puede utilizarse como insecticida de contacto. El diclorvos se aplica en forma de  aerosol o como cebo para combatir a moscas y mosquitos.

TOXICIDAD

Mamíferos:    
Ratas DL50 56-108 mg/kg, oral s.OMS, 1986
  DL50 75-210 mg/kg dérmico s.OMS, 1986
  DL50 56-80 mg/kg, oral s.WIRTH, 1981
Organismos acuáticos:    
Carpas TLM > 40 mg/l (48 horas) s.OMS, 1986
Doradillas TLM 10-40 mg/l (48 horas) s.OMS, 1986
Dafnias (Daphnia magna) TLM 2,8 mg/l (3 horas) s.OMS, 1986


Efectos característicos:

Seres humanos/mamíferos: El ingreso al organismo se produce por inhalación o a través del tracto gastrointestinal. Lo mismo que con los ésteres del ácido fosfórico, el diclorvos solo es poco resorbido en el cuerpo. El diclorvos inhibe, fundamentalmente, la acetilcolinesterasa y, de este modo, afecta al sistema nervioso central. Los síntomas son comparables a los que produce el Paraquat. Según WIRTH (1981), el diclorvos no involucra riesgo genético alguno.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga- nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 1 mg/m3 MAK   DFG, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 0,2 mg/m3 PdK piel s.KETTNER, 1979
  Lug. de trab. EEUU (L) 1 mg/m3 TWA   ACGIH, 1986
Alimentos:              
    OMS G 0,004 mg/kg/d ADI   s.OMS, 1986


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

El diclorvos pertenece a los insecticidas organofosforados, que presentan problemas de persistencia similares a los insecticidas halogenados. Debido a que inhibe la función del sistema respiratorio, debe evitarse el contacto directo con esta sustancia.

Dieldrina

DENOMINACIONES

N° CAS: 60-57-1
Nombre registrado:  Dieldrina
Nombre químico: 1,2,3,4,10,10-hexacloro- 6,7-epoxy- 1,4,4a,5,6,7,8,8a-octahidro-1,4,5,8-dimetanonaftaleno
Sinónimos/nombres comerciales:  Alvit,  Heod,  Compuesto 497,  Octalox,  ENT 16,225
Nombre químico (alemán): Dieldrin; 1,2,3,4,10,10-Hexachlor-6,7-epoxy-1,4,4a,5,6,7,8,8a-octahydro-1,4,5,8-dimethanonaphthalin
Nombre químico (francés): Dieldrine
Nombre químico (inglés):
Dieldrin; 1,2,3,4,10,10-Hexachloro-6,7-epoxy-1,4,4a,5,6,7,8,8a-octahydro-1,4,5,8- dimethanonaphthalene
Aspecto general: Cristales blancos, inodoros.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C12H8Cl6O
Masa molecuar relativa: 380,91 g
Densidad: 1,70 g/cm3
Punto de ebullición: (descomposición)
Punto de fusión: 176-177° C
Presión de vapor: 24 x 10-6 Pa a 25° C
Solvólisis: En agua: 0,1 mg/l;
  miscible con petróleo, acetona y compuestos aromáticos.
Factores de conversión: 1 ppm = 15,8 mg/m3
  1 mg/m3 = 0,06 ppm


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
La dieldrina es un insecticida que se utiliza principalmente en los cultivos de algodón.

Procedencia / fabricación:
Se fabrica por epoxidación de la aldrina, un proceso que también se produce en forma natural.

TOXICIDAD

Seres humanos:    
DL5064 mg/kg (estimado) s.MERCIER, 1981  
Mamíferos:    
Ratas DL50 46-63 mg/kg, oral s.VERSCHUEREN, 1983
  DL50 52-117 mg/kg, dérmico s.VERSCHUEREN, 1983
Ratones DL50 38-77 mg/kg, oral s.MERCIER, 1981
Perros DL50 56-120 mg/kg, oral s.MERCIER, 1981
Conejos DL50 45-50 mg/kg, oral s.MERCIER, 1981
Vacas DL50 25 mg/kg, oral s.MERCIER, 1981
Organismos acuáticos:    
Ciprinodontes CL50 5 ppb (96h) s.VERSCHUEREN, 1983
Mújiles rayados CL50 23 ppb (96h) s.VERSCHUEREN, 1983
Peces de río americanos CL50 16 mg/l (96h) s.VERSCHUEREN, 1983
Percas azules CL50 8 mg/l (96h) s.VERSCHUEREN, 1983
Truchas arcoiris CL50 10 mg/l(96h) s.VERSCHUEREN, 1983
Dafnias (pulga acuát.) CL50 250 mg/l (48h) s.VERSCHUEREN, 1983
Cangrejos de río CL50 460 mg/l (96h) s.VERSCHUEREN, 1983
Insectos:    
Pteronarcys california CL50 0,5-39 mg/l (96h) s.VERSCHUEREN, 1983


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: La dieldrina puede producir intoxicaciones por resorción cutánea, por ingesta o por inhalación. Actúa como estimulante del sistema nervioso central y se acumula en el tejido adiposo, produciendo severas lesiones hepáticas y renales. Si bien en ensayos con animales se han revelado efectos cancerígenos, hasta ahora no se han comprobado efectos teratógenos.

Plantas: La dieldrina no ejerce efectos tóxicos sobre las plantas (MERCIER, 1981).

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
Debido a su excelente solubilidad en el agua,la dieldrina se acumula en los sistemas acuáticos. En razón de su su alta toxicidad para los organismos acuáticos, se encuadra en Alemania dentro del grupo de "Amenaza para el agua - Clase 3" (muy riesgosa para el agua).

Suelo:
La dieldrina se acumula en los suelos según la textura y contenido de agua de éstos.

Tiempo de vida media:
Aproximadamente el 95% de una cantidad aplicada entre 3,1 y 5,6 kg/ha desaparece del suelo después de un promedio de 12,8 años, habrá desaparecido. De suelos arcillosos y arenosos sólo se evapora el 9% en 60 días. En un período de 3 a 25 años, se degrada o descompone 75-100% de la dieldrina aplicada. (VERSCHUEREN, 1983).

Degradación, productos de la descomposición:
La dieldrina se metaboliza en el cuerpo, transformándose en 1,2-dihidroxi-dieldrina y 4,5-aldrina-trans- dihidodial. Por efecto de la luz ultravioleta se descompone formando CO2.

Cadena alimentaria:
La dieldrina se deposita en el tejido adiposo y en las glándulas mamarias del ser humano (WIRTH, 1981).

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga- nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Agua potable RFA L 0,1 mg/l   una sola sustancia s. RIPPEN, 1992
  Agua potable RFA L 0,5 mg/l   suma de pesticidas s. RIPPEN, 1992
  Agua potable CE L 0,1 mg/l   una sola sustancia s. RIPPEN, 1992
  Agua potable CE L 0,5 mg/l   suma de pesticidas s. RIPPEN, 1992
  Agua potable EEUU G 1 mg/l   estado de Illinois s. WAITE, 1984
Suelo:              
    P. Bajos G 0,5 mg/kg SSA   una sola sustancia recomendación s. TERRA TECH 6/94
    P. Bajos L 2,5 mg/kg SSA   aldrina+dieldrina + endrina intervención s. TERRA TECH 6/94
Aire:              
  Lug. de trab. RFA   0,25 mg/m3 MAK piel DFG, 1989
  Lug. de trab. URSS (L) 0,01 mg/m3 PDK piel s.KETTNER, 1979
  Lug de trab. EEUU (L) 0,25 mg/m3 TWA piel ACGIH, 1986
Alimentos              
    OMS G 0,03-0,3 mg(kg× d)     s.VERSCHUEREN, 1983

Nota: En Alemania existe, desde 1988, la prohibición absoluta de aplicación de esta sustancia (Pflanzenschutz-Anwendungsverordnung = Ley sobre uso de  plaguicidas).

VALORES COMPARATIVOS / DE REFERENCIA

Medio/procedencia País/ organismo Valor Fuente
Cuerpos de agua:      
Mar de Irlanda (suspensión) IRL 0,2-140 ng/g s.VERSCHUEREN, 1983
Hawaii (sedimentos) EEUU 2-39,5 ppb s.VERSCHUEREN, 1983
Los Angeles (puerto) EEUU 0,6-4,5 ppb s.VERSCHUEREN, 1983
Mar Báltico zona oeste (superf.)   0,17 x 10-9 g/l s.VERSCHUEREN, 1983
 Mar del Norte,SE de G.Bretaña/Países Bajos 0,4-17 ppb (1974-76) s.VERSCHUEREN, 1983  


EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

La dieldrina es una sustancia altamente tóxica para los organismos acuáticos y es muy persistente en el medio ambiente. Además se acumula en el tejido adiposo y puede provocar graves intoxicaciones en el ser humano. Por este motivo debería renunciarse, hasta donde sea posible, a su aplicación.

Dinitro-o-cresol

DENOMINACIONES

N° CAS: 534-52-1
Nombre registrado:  Dinitro-o-cresol
Nombre químico: 2-metil-4,6-dinitrofenol
Sinónimos, nombres comerciales: 4,6-Dinitro-o-cresol,  DNOC,  DNC,  Detal,  Etzel
Nombre químico (alemán): Dinitro-o-kresol, 2-Methyl-4,6-dinitrophenol
Nombre químico (francés): Dinitro-o-crésol
Nombre químico (inglés):
Dinitro-o-cresol
Aspecto general: Cristales o polvo amarillo, de sabor amargo

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: C7H6N2O5
Masa molecular relativa: 198,14 g
Punto de ebullición: (descomposición)
Punto de fusión: 86-86,9° C
Presión de vapor: 6,5 x 10-3 Pa a 25° C
Punto de inflamación: Combustibilidad limitada
Solvólisis: En agua, poco soluble: 125 ppm (a 25° C);
  en acetona: 100,6 g/100g;
  en etanol: 4,3 g/100g;
  en benceno: 37,5 g/100g;
  en cloroformo: 37,2 g/100g;
  se disuelve en dietiléter, metanol, éter
  de petróleo, tetracloruro de carbono.


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El DNOC es un herbicida selectivo, que se utiliza en los cultivos de cereales, lúpulo, vid y fruta (insecticida, acaricida, con efectos secundarios fungicidas).

Procedencia / fabricación:
El DNOC sólo se produce en forma sintética. Las sustancias comerciales generalmente contienen formulaciones de sales alcalinas, amoniacales o amínicas de DNOC que en general son altamente hidrosolubles.

TOXICIDAD

Seres humanos:    
  DL 0,35-3,0 g. s.DFG, 1986
Mamíferos:    
Ratas DL50 25-85 mg/kg, oral s.DFG, 1986
  DL50 28,5 mg/kg, intraperitoneal s.DFG, 1986
  DL50 23,1-26,1 mg/kg, subcutáneo s.DFG, 1986
Ratones DL50 20,0 mg/kg, oral s.DFG, 1986
  DL50 21,5-27,3 mg/kg, subcutánea s.DFG, 1986
  DL50 1000 mg/kg, cutánea s.DFG, 1986
  DL50 24-26 mg/kg, intraperitoneal s.DFG, 1986
Cobayas DL100 500 mg/kg, cutánea s.DFG, 1986
Perros DL50 15 mg/kg, intravenoso s.DFG, 1986
  DL50 10-23,5 mg/kg, intraperitoneal s.DFG, 1986
Organismos acuáticos:    
Pececillos de río americanos 1,5-2 mg/l, letal (6h) s.DVGW, 1988
Gasterósteos 3 mg/l, letal s.DVGW, 1988
Daphnia (pulgas acuát.) CE50 0,013 mg/l s.DVGW, 1988
Algas cianofíceas CE10 0,15 mg/l s.DVGW, 1988
Algas clorofíceas CE10 13 mg/l s.DVGW, 1988


Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos: El DNOC es un tóxico fuerte, que actúa en forma acumulativa y puede conducir a la muerte. La asimilación se produce fundamentalmente a través del pulmón, pero también por vía gastrointestinal y cutánea. El DNOC asimilado solo se excreta lentamente.

Los primeros síntomas de una intoxicación son: fiebre (las altas temperaturas ambiente potencian la toxicidad), sudor, aceleración de la respiración y de la frecuencia cardíaca, sed intensa, cólicos dolorosos, diarrea y vómitos. Los típicos síntomas de los efectos sobre el sistema nervioso cental son: euforia, luego mareos y posible colapso nervioso, estados de angustia e inquietud, perturbación mental, pérdida del conocimiento y convulsiones terminales.

Las intoxicaciones crónicas se manifiestan en dolores de cabeza, decaimiento y una notable pérdida de peso. El corazón, el hígado y los riñones también se ven afectados. La lesión hepática sobreviene en primera línea por asimilación oral de esta sustancia.

Plantas: El efecto para las plantas se produce por separación de la respiración celular y la fosforilación oxidativa.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
A pesar de su escasa hidrosolubilidad, el DNOC puede contaminar las aguas superficiales por deslavado y arrastre de los suelos que han sido tratados con esta sustancia. El riesgo es mayor para el plancton y los microorganismos que para los peces. La concentración umbral para las dafnias es de 3,0 mg/l y para los mosquitos, 500 mg/l.

La toxicidad de las soluciones de DNOC depende en gran medida del pH del agua, ya que las soluciones ácidas resultan más tóxicas que las alcalinas (DFG, 1986).

Suelo:
El DNOC es muy móvil en el suelo y solamente es degradado muy lentamente por acción microbiana. El DNOC no es nocivo para la mayoría de los organismos que viven en el suelo. La producción de CO2 no resulta afectada, pero esta sustancia es letal para los microartrópodos (por ejemplo los ácaros) y para las lombrices de tierra.

Degradación, productos de la descomposición:
En el organismo se han hallado numerosos metabolitos, de los cuales algunos actúan como desintoxicantes; otros, en cambio, son aún más tóxicos que el DNOC mismo (por ejemplo el 6-amino-4-nitro-o-cresol o el 4,6,-diamino-o-cresol). No se dispone de datos sobre metabolitos en las plantas o en el suelo. Se puede constatar la presencia de DNOC en el suelo hasta 14 semanas (s.DFG, 1986).

Cadena alimentaria:
Se han hallado residuos de esta sustancia en partes de plantas.

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Agua:              
  Aguas superf. CE (L) 1 mg/l   todos los plaguicidas1) s.DVGW, 1988
  Aguas superf. CE (L) 2,5 mg/l   todos los plaguicidas2) s.DVGW, 1988
  Aguas superf. CE (L) 5 mg/l   todos los plaguicidas3) s.DVGW, 1988
               
  Agua pot. CE (L) 0,1 mg/l     s.DVGW, 1988
  Agua pot. RFA L 0,1 mg/l     s.DVGW, 1988
Aire:              
  Lug. de trab. RFA L 0,2 mg/m3 MAK   DFG,1989
  Lug. de trab. URSS (L) 0,05 mg/m3 PDK   s.KETTNER,1979
  Lug. de trab. EEUU (L) 0,2 mg/m3 TWA   ACGIH, 1986
               
Alimentos:              
    RFA (G) 0,01 ng/kg y día   (datos provisorios) s. DFG, 1986

Notas: En Alemania no se permite el uso de DNOC en las áreas de toma de agua. En las áreas de protección hídrica I y II, está prohibido su uso como herbicida. También está prohibida su aplicación en las inmediaciones de cuerpos de agua.

1) Valor forzoso para someter al agua a tratamiento físico simple y esterilización.
2) Valor forzoso para someter al agua a tratamiento físico-químico convencional y esterilización.
3) Valor forzoso para someter al agua a tratamientos físicos y químicos más exhaustivo, oxidación, adsorción y esterilización.

EVALUACIÓN Y OBSERVACIONES

El DNOC posee una toxicidad extraordinariamente aguda y constituye una seria amenaza. Es asimilada tanto por vía pulmonar como por vía cutánea por lo que es necesario tomar medidas de precaución cuando se realiza su aplicación. Debe evitarse su uso especialmente en las proximidades de grandes cuerpos de agua.

Dióxido de azufre

DENOMINACIONES

N°CAS: 7446-09-5
Nombre registrado:  Dióxido de azufre
Nombre químico: Dióxido de azufre
Sinónimos/nombres comerciales:  óxido de azufre(IV), dióxido de azufre,  anhídrido sulfuroso,  ácido sulfuroso
Nombre químico (alemán): Schwefeldioxid
Nombre químico (francés): Dioxide de sulfure
Nombre químico (inglés):
Sulphur dioxide
Aspecto general: Gas incoloro, no inflamable, penetrante, con olor a azufre en combustión; en dilución, tiene olor a vinagre.

DATOS FÍSICO-QUÍMICOS BÁSICOS

Fórmula empírica: SO2
Masa molecular relativa: 64,06 g
Densidad: 1,46 g/cm3 a -10°C (líquido); 2,93 g/l a 20°C (gas)
Densidad relativa del gas: 2,26
Punto de ebullición: -10°C
Punto de fusión: -75,5°C
Presión de vapor: 331 kPa a 20°C;
  4,62 kPa a 30°C;
  842 kPa a 50°C;
Umbral de olor: 0,3-1 ppm (en el aire)
Solvólisis: En agua: 112,7 g/l a 20°C (1013 mbar);
    228,3 g/l a 0°C (1013 mbar);
  se disuelve fácilmente en alcohol, benceno, acetona, tetracloruro de carbono; totalmente miscible con éter, disulfuro de carbono, cloroformo y glicol.
Factores de conversión: 1 ppm = 0,376 mg/m3
  1 mg/m3 = 2,663 ppm


PROCEDENCIA Y APLICACIONES

Aplicaciones:
El dióxido de azufre se utiliza para fines muy diversos, por ej., como agente reductor en metalurgia, como frigorígeno en la industria del frío, como desinfectante y  blanqueador, para la conservación de sustancias alimenticias, como decolorante y fumigante. El  dióxido de azufre es uno de los compuestos más importantes de la industria química. 98% del SO2 técnico se utiliza para la producción de trióxido de azufre como precursor del ácido sulfúrico.

Procedencia / fabricación:
El dióxido de azufre se emite espontáneamente en la Naturaleza por vulcanismo y procesos de combustión. El impacto ambiental generado por el ser humano proviene en primera línea de la quema de combustibles fósiles sulfurosos (carbón, petróleo, gas natural, etc.) en usinas eléctricas e instalaciones de calefacción a distancia, en la industria, en el hogar y en el tránsito vehicular. El producto técnico se obtiene a partir del azufre elemental, de la pirita, menas de sulfuro de metales no ferrosos, del yeso, la anhidrita y de los gases fumantes (respecto de los procedimientos, véase ULLMANN, 1984)

Cantidades producidas:
- Excluyendo la producción del azufre elemental y de piritas, en 1000 t de azufre (1982)

a nivel mundial 5.820
URSS 1.700
EEUU 1.380
Japón 1.370

- Producción a partir de piritas, en 1.000 t de azufre (1975)

a nivel mundial 11.000

- Producción a partir de yacimientos metalíferos y azufre, en 1.000 t de azufre (1992)

a nivel mundial 20.000

(Todos los datos provienen de ULLMANN, 1994)

Cantidades emitidas (estimadas):
Las emisiones totales en Alemania (1986) se calcularon en 2,3 x 106 toneladas. Las emisiones naturales a nivel mundial (1982) se estimaron en 750 x 106 toneladas. De ellas, las emisiones generadas por acción antrópica (s.RÖMPP, 1988) se elevaron a 100 x 106 toneladas.

TOXICIDAD

Seres humanos: 25 mg/m3 (promedio anual) creciente frecuencia de afecciones de las vías respiratorias profundas, s.UN-ECE, 1984)
  225 mg/m3 (promedio anual) creciente frecuencia de síntomas respiratorios; disminución de la función pulmonar en niños de 5 años, s.UN-ECE, 1984
  200 mg/m3 (máx. diario, 30 min) significativo incremento de casos de falso Krupp en niños, s.AFRL, 1987
  200 mg/m3 (valores de 24h) aumento de la mortalidad entre personas mayores, s.AFRL, 1987
  1,3 mg/m3 (40 min) estenosis de las vías respiratorias en asmáticos; s.AFRL, 1987
  53,3 mg/m3 (10-30 min) fuertes irritaciones, muy desagradables; s.DFG, 1988
  133,2 mg/m3 (60 min) intensa irritación de las mucosas, neumorragia y edema pulmonar, espasmo de glotis con riesgo de asfixia, s.DFG, 1988
Mamíferos:    
Ratones CL50 346 mg/m3 (24h) s.DFG, 1988
  CL 1598 mg/m3 (5h) s.DFG, 1988
  CL 2130 mg/m3 (20 min) s.DFG, 1988
Conejos CL50 679 mg/m3 (24h) s.DFG, 1988
  CL 2130 mg/m3 (1h) (después de 7d) s.DFG, 1988
Hámsters CL 1065 mg/m3 (6h) s.DFG, 1988
Cobayas CL50 1076 mg/m3 (24h) s.DFG, 1988
Insectos: CL 2% V (6h) s.RÖMPP, 1988
Plantas:    
Diversas especies >20 mg/m3 ,promedio anual, lesiones visibles s.AFRL, 1987
Abetos 30-40 mg/m3 ,promedio anual, lesiones s.VDI, 1978
  50-70 mg/m3,promedio anual, lesiones severas s.VDI, 1978
Plantas de cultivo 50 mg/m3, 90 días, lesiones s.DFG, 1988
Pinos (zona del Ruhr) >80 mg/m3, prom., período vegetat., daños iniciales s.VDI, 1978
Diversas especies 2,7-5,5 mg/m3, a pocas horas, lesiones agudas 1) s.ULLMANN, 1984


Sensibilidad de las plantas superiores (UBA, 1980):

Muy sensibles Haba Grosella Arvejilla Nogal
  Abeto Douglas Trébol Espinacas  
  Arveja / guisante Lupín Uva espina  
  Abeto Alfalfa Pino  
Sensibles        
  Tilo Pino común Avena Poroto/alubia/judía/frijol
   Haya común Pino Weymouth Centeno Colza
  Manzana Alerce/lárice Trigo  
  Avellana Cebada Lechuga  
Menos sensibles Arce Papa Plátano Tomate
  Haya Repollo/cd Prunus sp. Enebro/junípero
  Tejo Puerro Rododendro Sauce
  Encina/roble Tuya/árbol de la vida Acacia Vid
  Frutilla/fresa Maíz Nabo  
  Aliso Zanahoria Ciprés falso  
  Lila Álamo/chopo Pino negro  

Nota: 1) Necrosis foliar, inhibición de la fotosíntesis

Efectos característicos

Seres humanos/mamíferos:
Opacamiento de la córnea (queratitis), dificultad para respirar, inflamación de los órganos respiratorios e irritación ocular por formación de ácido sulfuroso sobre las mucosas húmedas; alteraciones psíquicas; edema pulmonar; bronquitis, paro cardíaco y colapso circulatorio. El trióxido de azufre (SO3) produce efectos similares.

Plantas:
Lesiones visibles de las partes aéreas de la planta por acción directa. El SO2 ingresa a las hojas a través de los estomas y, al afectar el mecanismo de apertura de los poros, perturba los aspectos fisiológicos y bioquímicos de la fotosíntesis, la respiración y la transpiración de las plantas; también se producen lesiones indirectas, especialmente por acidificación del suelo (lesiones de la micorriza) y alteración del crecimiento.

COMPORTAMIENTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Agua:
El dióxido de azufre ingresa a los cuerpos de agua superficiales y subterráneos por deposición seca y mojada. La solución acuosa reacciona como un ácido fuerte. En Alemania, el dióxido de azufre se encuadra en el grupo de sustancias clasificadas como "Amenaza para el agua", lo mismo que el ácido sulfúrico y el ácido sulfuroso.

Aire:
El SO2 es higroscópico en la atmósfera y forma  aerosoles de ácido sulfúrico y sulfuroso que luego forman parte de la lluvia ácida. La intensidad de formación de aerosoles y el período de permanencia de los aerosoles en la atmósfera dependen de las condiciones meteorológicas reinantes y de la cantidad de impurezas catalíticas presentes en el aire. El tiempo medio de permanencia en la atmósfera asciende a unos 3-5 días, de modo que la sustancia puede ser transportada hasta grandes distancias.
Suelo:

Las inmisiones húmedas y secas provenientes de la atmósfera constituyen las fuentes más importantes de acumulación del azufre en el suelo. Las partículas secas consisten principalmente en (NH4)2SO4, (NH4)3H(SO4)2, CaSO4 y MgSO4 con un pequeño porcentaje de compuestos de azufre orgánico.

El SO2 y los productos de su transformación son los principales responsables de la acidificación de los suelos, especialmente cuando los sistemas de amortiguación del suelo no pueden neutralizar a los ácidos que ingresan por deposición directa o por transformación de los sulfatos sólidos. Los daños que se originan no dependen específicamente de la sustancia. Casi todas las reacciones en el suelo dependen del pH: tanto la desorción de muchas sustancias que producen efectos adversos como el deslavado por percolación de los nutrientes aumentan a medida que se va incrementando el grado de acidificación de los suelos.

Degradación, productos de la descomposición, tiempo de vida media:
De acuerdo con lo explicado anteriormente (véase "Aire" y "Suelo"), el SO2 se oxida rápidamente y es muy reactivo. El ácido sulfúrico y el ácido sulfuroso son los productos de las reacciones más importantes y más relevantes para el medio ambiente.

Sinergias / antagonismos:
Sobre este tema se han realizado numerosos experimentos, realizados generalmente bajo condiciones normalizadas pero, debido a la complejidad de los factores y vías de impactación involucradas, no es posible indicar datos cuantitativos para las condiciones naturales. No obstante, se tiene la certeza que el impacto del SO2 aumenta en forma más que aditiva cuando actúa en combinación con otros gases nocivos (por ej., con el NOx o el HF).

ESTÁNDARES AMBIENTALES

Medio / receptor Ámbito País/orga nismo Status Valor Norma Observaciones Fuente
Aire:   Canadá (L) 0,06 mg/m3     s.DORNIER, 1984
    Canadá (L) 0,06 mg/m3   media anual s.DORNIER, 1984
    Canadá (L) 0,3 mg/m3   24h s.DORNIER, 1984
    Canadá (L) 0,9 mg/m3   1h s.DORNIER, 1984
    Suiza (L) 0,03 mg/m3   media anual s.WEIDNER, 1986
    Suiza (L) 0,4 mg/m3   24h s.DORNIER, 1984
    Suiza (L) 0,26 mg/m3   1 mes s.DORNIER, 1984
    Suiza (L) 0,7 mg/m3   2 h s.DORNIER, 1984
    Checoslov. (L) 0,15 mg/m3   24h s.DORNIER, 1984
    Checoslov. (L) 0,5 mg/m3   30 min s.CEA, 1985
    RFA L 0,14 mg/m3 IW1 1 año - media aritmética s. LT-Aire, 1986
    RFA L 0,40 mg/m3 IW2 1 año 4) s. LT-Aire, 1986
    RFA L 1 mg/m3 MIK 30 min s.BAUM, 1988
    RFA L 0,3 mg/m3 MIK 24h s.BAUM, 1988
    RFA L 0,1 mg/m3 MIK 1 año s.BAUM, 1988
    RFA G 0,05-0,06 mg/m3   previsto p/ áreas poco contamin. s.UBA, 1989
    RDA (L) 0,15 mg/m3   24h s.DORNIER, 1984
    RDA (L) 0,5 mg/m3   30 min s.DORNIER, 1984
    Dinamarca (L) 0,14 mg/m3   1 año s.WEIDNER, 1986
    España (L) 0,065 mg/m3   1 año s.WEIDNER, 1986
    CE G 0,1-0,15 mg/m3   24h CE, 1980
    CE G 0,04-0,06 mg/m3   1 año CE, 1980
    CE G 0,08 mg/m3   1 año > 40 3) CE, 1980
    CE G 0,12 mg/m3   1 año <= 40 3) CE, 1980
    CE G 0,13 mg/m3   1 díainvierno > 60 3) CE, 1980
    CE G 0,18 mg/m3   1 díainvierno <= 60 3) CE, 1980
    CE G 0,25 mg/m3   1 año > 150 3)4) CE, 1980
    CE G 0,35 mg/m3   1 año <= 150 3)4) CE, 1980
    Francia (L) como CE   1 año s.WEIDNER, 1986
    G.Bretaña (L) como CE   1 año s.WEIDNER, 1986
    Grecia (L) como CE   1 año s.WEIDNER, 1986
    Hungría (L) 1,15 mg/m3   24h, áreas protegidas s.DORNIER, 1984
    Hungría (L) 1 mg/m3   30 min, áreas protegidas s.DORNIER, 1984
    Hungría (L) 0,5 mg/m3   24h, áreas especialm. proteg. s.DORNIER, 1984
    Hungría (L) 0,5 mg/m3   30 min, áreas especialm. proteg. s.DORNIER, 1984
    Italia (L) como CE   1 año s.WEIDNER, 1986
    Italia (L) 0,38 mg/m3   24h s.DORNIER, 1984
    Italia (L) 0,75 mg/m3   30 min s.DORNIER, 1984
    Israel (L) 0,26 mg/m3   24h s.DORNIER, 1984
    Israel (L) 0,78 mg/m3   30 min s.DORNIER, 1984
    Irlanda (L) como CE   1 año s.WEIDNER, 1986
    Japón (L) 0,11 mg/m3   24h / 1 año s.DORNIER, 1984
    Japón (L) 0,29 mg/m3   1h s.DORNIER, 1984
    Luxemb. (L) como CE   1 año s.WEIDNER, 1986
    Noruega (L) 0,025-0,06 mg/m3   1 año s.WEIDNER, 1986
    Noruega (L) 0,2 mg/m3 (+2%)   24h s.DORNIER, 1984
    Noruega (L) 0,4 mg/m3 (+2%)   1h s.DORNIER, 1984
    P.Bajos G 0,075 mg/m3   1año 50% del prom. de 24h s.WEIDNER, 1986
    P.Bajos G 0,20 mg/m3   1año 95% del prom. de 24h s.UBA,1980
    P.Bajos G 0,25 mg/m3   1año 98% del porm. de 24h s.WEIDNER, 1986
    P.Bajos   0,15 mg/m3   1 año s.DORNIER, 1984
    P.Bajos   0,3 mg/m3 (+2%)   24h + 2% s.DORNIER, 1984
    P.Bajos   0,5 mg/m3   24h + 0,3% ; 1d/año s.DORNIER, 1984
    Polonia   0,075 mg/m3   24h, áreas especialm. proteg. s.DORNIER, 1984
    Polonia   0,25 mg/m3   20 min, áreas espec. proteg. s.DORNIER, 1984
  Emisión RFA L 500 mg/m3   flujo masivo ³ 50 g/h5) s. LT-Aire, 1986
  Lug. de trab. RFA L 5 mg/m3 MAK   s. DFG, 1994
    Polonia   0,35 mg/m3   24 h, áreas protegida s.DORNIER, 1984
    Polonia   0,9 mg/m3   20 min, áreas protegida s.DORNIER, 1984
    Suecia   0,06 mg/m3   1 año s.DORNIER, 1984
    Suecia   0,75 mg/m3   1 h s.DORNIER, 1984
    Suecia   0,10 mg/m3   octubre a marzo s.DORNIER, 1984
    Suecia   0,30 mg/m3   24h s.DORNIER, 1984
    Finlandia (L) 0,04 mg/m3   1 año s.WEIDNER, 1986
    Finlandia (L) 0,25 mg/m3   24h s.DORNIER, 1984
    Finlandia (L) 0,7 mg/m3   30 min s.DORNIER, 1984
    URSS (L) 0,05 mg/m3   24h, zonas urbanas s.DORNIER, 1984
    URSS (L) 0,5 mg/m3   30 min, zonas urbanas s.DORNIER, 1984
    TU (L) 0,15 mg/m3   24h, zonas urbanas s.DORNIER, 1984
    TU G 0,30 mg/m3   24 h, zonas industr. s.DORNIER, 1984
    EEUU (L) 2 ppm TWA   s.ACGIH, 1986
    EEUU (L) 5 mg/m3 TWA   s.ACGIH, 1986
    EEUU (L) 5 ppm STEL   s.ACGIH, 1986
    EEUU (L) 10 mg/m3 STEL   s.ACGIH, 1986
    OMS G 0,1-0,15 mg/m3   24h 1) OMS, 1979
    OMS G 0,04-0,06 mg/m3   1 año OMS, 1979
    OMS G 0,5 mg/m3   10 min 2) OMS, 1987
    OMS G 0,35 mg/m3   1h 2) OMS, 1987
    OMS G 0,125 mg/m3   24h 2) OMS, 1987
    OMS G 0,05 mg/m3   1año 2) OMS, 1987