Unasylva 182 * Industria forestal y desarrollo sostenible
Unasylva 182 * Industria forestal y desarrollo sostenible

La función de la industria forestal en el desarrollo sostenible

B. Wergens

Bo Wergens es el Presidente de la Asociación Sueca de Industrias Forestales, Presidente del Comité Asesor de la FAO sobre la Pasta y el Papel y Vicepresidente de la Confederación de la Industria Europea del Papel.


Los productos de la industria forestal contribuyen a satisfacer algunas de las necesidades básicas de la sociedad moderna y a promover el bienestar del ser humano. La producción industrial del sector forestal, incluida la leña, supone aproximadamente el 2 por ciento de la actividad económica -con un valor anual de más de 400 000 millones de dólares EE.UU.- y el 3 por ciento del comercio mundial de mercancías; la mitad de esas cifras corresponden al papel y al cartón.

Tradicionalmente, el incremento de la utilización de papel para usos culturales, comerciales, industriales e higiénicos se ha asociado con el crecimiento económico y la mejora del nivel de vida. Los países en desarrollo han aumentado notablemente la autosuficiencia de papel, reduciendo las importaciones del 30 por ciento de las necesidades nacionales en 1961 al 15 por ciento en la actualidad. Las previsiones realizadas recientemente por la FAO sobre el consumo de papel hasta el año 2010 contemplan un crecimiento de casi el 6 por ciento anual en los países en desarrollo.

El concepto de ecociclo sostenible

Tengo la convicción de que las industrias forestales desempeñarán en las sociedades del futuro una función más importante de lo que hoy en día se piensa. Uno de los argumentos que sustenta esa convicción es que la industria forestal puede llegar a ser el sistema industrial capaz de satisfacer las necesidades de alimentos, materias primas y energías respetando los principios de la sostenibilidad enunciados en Rio en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) en 1992. Los elementos fundamentales del concepto de ecociclo son la silvicultura sostenible, las materias primas renovables, el reciclado de los productos de papel utilizados, o recuperación de la energía, y el hecho de que el dióxido de carbono liberado en el sistema global es absorbido por los árboles en crecimiento, lo que permite no agravar el efecto de invernadero. El sistema del ecociclo, con una silvicultura sostenible y una industria forestal respetuosa del medio ambiente, se alcanzará plenamente cuando en el proceso de elaboración de productos forestales no se produzcan emisiones que contaminan el aire y el agua. En los procesos avanzados de producción que están llevándose a cabo, principalmente en los países desarrollados, el concepto de fábrica cerrada, que prevé la eliminación incluso de las más pequeñas emisiones en las fábricas modernas, es perfectamente alcanzable.

La industria forestal respalda los Principios Forestales de la CNUMAD

El mundo entero se halla bajo los efectos de la CNUMAD, que insistió en el concepto del desarrollo sostenible. Es ésta una de las tareas más urgentes que debe afrontar la humanidad. La industria forestal apoya los Principios forestales que estipulan que debe concederse la misma importancia a la utilización sostenible y a la conservación de los recursos forestales y que el desarrollo económico debe basarse en unos recursos renovables y reciclables evitando dañar al medio ambiente, en el marco de unos sistemas sostenibles. Puede hablarse de la aparición de un movimiento nuevo entre los técnicos forestales y en la industria forestal, decidido a aplicar en la práctica los conceptos de la silvicultura sostenible y unos procesos de producción respetuosos con el medio ambiente.

El sector privado participa cada vez más activamente en programas nacionales y regionales cuyos objetivos son la silvicultura productiva y sostenible, el mantenimiento de la diversidad biológica, la asistencia técnica, la investigación y el desarrollo, etc. Además, las empresas forestales están adoptando un enfoque realista y pragmático respecto a las nuevas condiciones de comercialización en respuesta a las preferencias de los consumidores, preocupados por el medio ambiente, pero subrayando, en este contexto, la necesidad de adoptar un criterio holístico que tome en consideración los aspectos técnicos y económicos y los hechos científicos demostrados.

La función de la industria forestal

El crecimiento demográfico y el aumento de los ingresos se traducirán en un incremento de la demanda de productos y recursos forestales. El incremento constante de la demanda de productos forestales y la disminución de los recursos constituye un poderoso incentivo para que la industria forestal participe activamente en la aplicación de los principios de la CNUMAD. A través del Comité Asesor sobre la Pasta y el Papel de la FAO (cuyos miembros, que participan a título personal, representan equilibradamente a los países desarrollados y en desarrollo) existe una sólida vinculación entre la FAO y el sector privado. En su condición de responsable de las actividades complementarias de la CNUMAD, la FAO se beneficiaría del fortalecimiento de esos contactos y podría aprovechar los conocimientos técnicos y especializados de la industria. En muchos países, la industria forestal y los propietarios privados de bosques tienen a su cargo la ordenación de los bosques, incluida la conservación de la diversidad biológica en aquellos bosques situados fuera de las zonas de protección natural. La industria forestal tiene también la oportunidad de influir en las decisiones relativas a las políticas forestales regionales y nacionales. Después de todo, la industria crea empleo y aumenta el valor añadido de las tierras forestales.

La cooperación con la FAO

La FAO y la industria forestal, adoptando como objetivo común la aplicación de las conclusiones de la CNUMAD, podrían concertar medidas e iniciar actividades como:

  • evaluar los recursos forestales mundiales tomando en cuenta las consideraciones económicas y sociales y las preocupaciones ambientales;
  • instar a que se destinen inversiones para la ordenación forestal, la repoblación forestal, el establecimiento de plantaciones forestales y la plantación de árboles para garantizar un suministro suficiente de fibras básicas;
  • promover la adopción de políticas comerciales internacionales que garanticen la apertura de los mercados mundiales a los productos de la industria forestal, que es uno de los motores del progreso económico, especialmente en los países en desarrollo;
  • estimular y promover el comercio de productos procedentes de bosques ordenados de manera sostenible, oponiéndose al mismo tiempo a la imposición unilateral de boicots, restricciones y otro tipo de sanciones.

[Página Unasylva] [Indice] [Version en français] [English version]