Servicios Veterinarios en la República Argentina

Servicios Veterinarios en la República Argentina


Resumen del documento ‘Perfil de los Servicios Veterinarios en la República Argentina’ por el Dr Alfredo Nader, 1996.

Prólogo

El perfil ha sido resumido bajo 14 títulos [los mismos títulos usados anteriormente para otro grupo de países]. Estos títulos son relacionados a las actividades y al desempeño de los sectores público y privado en la entrega de servicios veterinarios. Resúmenes de semejantes perfiles sobre México, Trinidad y Tobago y Jamaica han sido preparados en la misma forma para facilitar la comparación entre los distintos sistemas nacionales. Al final del resumen han sido introducidas algunas observaciones por los editores para estimular debate y discusión.

Los textos entre paréntesis cuadrados son comentarios de los editores. Las cifras monetarias están cotizadas en dólares EE.UU.

El resumen ha sido preparado por Paul McCosker y repasado por el Grupo de Servicios Veterinarios de la FAO.

Introducción

En 1995 México contaba 19,638 veterinarios graduados, de los que el 6% (1,187) fueron empleados en el sector público. El 10.3% de los veterinarios gubernamentales fueron mujeres. Unos 3,124 veterinarios privados trabajaban en programas nacionales (2,638 en sanidad animal, 486 en salud pública veterinaria). La mayoría de los veterinarios trabajaban en el sector privado. No existen datos concretos sobre la distribución de los veterinarios graduados. Se estima que un 30% de los graduados ingresa al servicio gubernamental, el 40% inicia práctica privada, el 10% ingresa a la industria y el 20% se practica en la enseñanza. Menos del 1% continúa la educación de postgrado. Los tipos de práctica veterinaria se dividen entre mascotas, equinos, animales de granja, mascotas y animales de granja, aves, industria farmacéutica e industria pecuaria.

Las especies de ganado más comunes son: bovinos (52.7m), ovinos (22m), caprinos (3.7m), porcinos (3.3m) y equinos - incluyendo asnos y mulas (2.1m). El promedio de los tamaños de hato son: 200, 268, 74, 33 y 8, respectivamente. El promedio de animales faenados en 1990-1993 fue: bovinos 12.1m, porcinos 1.9m, y ovinos 4.1m de los cuales el 13%, el 2%, y el 18%, respectivamente, fueron exportados. Un promedio de 5,921 (5,147-7,020) millones de litros de leche fueron producidos anualmente entre 1990 y 1993 (72% industrializada y 28% para el consumo).

Por motivo de la nueva política nacional de liberalización, se están transfiriendo en forma paulatina al sector privado acciones sanitarias que anteriormente fueron cumplidas y financiadas en forma exclusiva por los entes gubernamentales. A medida que se vayan produciendo estas transferencias, también se van reduciendo los presupuestos estatales y se van pasando los costos a los directos beneficiarios de los mismos.

Los Servicios Veterinarios Gubernamentales

1 Tareas y Responsabilidades del Gobierno

El Servicio Nacional de Sanidad Animal (SENASA) es el organismo nacional, dentro de la Secretaría de Agricultura, Pesca y Alimentación (SecAPA), encargado de ejecutar la política que el gobierno dicte en materia de salud animal. Realiza sus funciones a través de las tres gerencias que están involucradas directamente con la producción ganadera y la elaboración de productos animales: la gerencia de Laboratorios (GELAB), la gerencia de Inspección de Productos Animales (GIPA) y la gerencia de Luchas Sanitarias (GELSA). Esta última colabora con la unidad de Salud Pública Veterinaria del Ministerio de la Salud por lo que se refiere al control de las enfermedades zoonóticas.

Los servicios veterinarios son disponibles a escala nacional y accesibles a todos los ganaderos.

Los roles respectivos de los sectores público y privado en la entrega de los distintos tipos de servicio veterinario están resumidos en el Cuadro 1.

Cuadro 1 - Roles de los sectores público y privado en la entrega de los distintos tipos de servicio veterinario

Tipo de Servicio

Responsabilidad

 

Pública

Compartida

Privada

Justificación Pública      
Vigilancia epizootiologica

Sí (1)

   
Supervisión de sumisión

Sí (1)

   
Cuarentena

Sí (1)

   
Control de calidad (medicamientos y vacunas)

Sí (1)

   
Inspeción y certificación de productos para exportación

Sí (1)

   
Acreditación y capacitación de personal

Sí (5)

   
Planificación para emergencias

   
Creación de ambiente favorable al sector privado

   
Responsibilidades Compartida      
Diagnóstico y notificación de enfermedades

Sí (1)

   
Pruebas obligatorias  

 
Vacunaciónes y otras medidas profilacticas  

 
Diagnostico de laboratorio

Sí (2)

Sí (3)

 
Bienestar animal

Sí (4)

   
Control de enfermedades notificables (TB)  

Sí (1)

 
Reacción a emergencias

   
Control de zoonósis  

Sí (1,6)

 
Investigaciónes

   
Asesoria y divulgación

   
Justificación Privada      
Diagnóstico clínico y tratamiento    

Produción y distribución de remedios y vacunas    

Inseminación artificial    

Mercardeo de ganado y producos    

Transferencia de embriones    

Notas:
(1) Recuperación parcial de costos.
(2) Las tareas de los laboratorios de la red del GELAB son básicamente de apoyo a las campañas de lucha contra las enfermedades prevalecientes.
(3) Para todos las enfermedades no incluidas en programas nacionales.
(4) En algunas ciudades mayores existen centros de atención para mascotas en las que se realizan castraciones, vacunaciones y atención primaria.
(5) La inclusión de profesionales privados como veterinarios, de registro para la inspección de las plantas de faena, inscritos para tareas de certificación de vacunaciones, acreditados para saneamientos de los tambos adheridos al Programa de saneamiento y también la acreditación de empresas certificadoras de productos naturales, orgánicos u ecológicos, ha permitido la inserción laboral de los veterinarios privados en tareas que eran de responsabilidad exclusiva de los servicios oficiales.
(6) En colaboración con la Unidad de Salud Pública Veterinaria del Ministerio de la Salud.

 

El SENASA tiene como funciones fundamentales programar y realizar las tareas necesarias para prevenir, controlar y erradicar las enfermedades importantes, impedir la transmisión al hombre de aquéllas con características zoonóticas, ejercer el control higiénico-sanitario integral de todos los productos de origen animal, teniendo en cuenta los avances de la tecnología sanitaria y de los más modernos procedimientos para la inspección de los productos destinados.

2 Experiencias del Gobierno en la Ejecución de Sus Tareas

Respecto a la política de liberalización en marcha, existen sectores que opinan que no se debe transferir demasiada responsabilidad al sector privado, y que los servicios del gobierno deben siempre mantener el rol de policía sanitaria.

3 Evaluación de los Servicios Gubernamentales por los Usuarios Finales

El nivel de satisfacción de los usuarios finales de todos los sectores involucrados en el proceso de producción y comercialización pecuaria ha superado las previsiones más optimistas. No puede discutirse que el logro de terminar con la fiebre aftosa en el país, que siempre constituyó la principal traba sanitaria para las exportaciones argentinas, ha abierto a todos los sectores integrantes del mismo nuevas perspectivas futuras que desde hace años el país estaba buscando.

En general, la opinión de los productores bien informados es muy buena con respecto a los servicios oficiales. Desdichadamente, a pesar de que haya información adecuada disponible, no llega a todos los productores.

Se planteó, sin embargo, que existe en algunos casos una confusión de roles de los veterinarios oficiales, quienes, debido a las tareas que desenvuelven en los entes, olvidan su función principal de policía sanitaria y enfocan principalmente aspectos de promoción de sanidad animal.

En el sector oficial, dadas las crecientes reducciones presupuestarias y la contracción de los organismos del Estado, muchos consideran que en particular para estos servicios [veterinarios] deberían ser incrementadas las acciones a nivel de campo para mantener la excelente imagen lograda con el éxito del Programa de Control de la Fiebre Aftosa.

4 Problemas Encontrados y Cambios Futuros Contemplados

Se espera que la actual política de liberalización incremente la organización de los entes creados por el programa de aftosa, cuyas actividades si bien no aumentarán en cobertura geográfica (abarcan todo el territorio nacional) se espera sean dirigidas hacia otras enfermedades de prioridad nacional y sanitaria como brucelosis, tuberculosis o garrapatas, siempre bajo la supervisión de los organismos oficiales gubernamentales.

Es inminente una fusión de los servicios de sanidad animal y vegetal en un único organismo denominado Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria. Esto aumentará la eficiencia del control total de alimentos a cargo de una sola estructura en la que el origen de la materia prima, animal o vegetal, dejará de dividir acciones y criterios y facilitará la operatividad de los intercambios comerciales desde el punto de vista sanitario.

5 Logros más Importantes con Respecto a Enfermedades, Potencial de Exportar y Productividad Ganadera

Situación epizootiológica

En cuanto a enfermedades específicas, el logro más importante en los cinco últimos años ha sido la ausencia de focos de fiebre aftosa en los últimos dos años, que le permitió solicitar la condición de la OIE de ‘país libre de fiebre aftosa con vacunación’ en la última reunión en París en el mes de mayo de 1996. También hubieron progresos importantes en las campañas de control de la brucelosis, la tuberculosis y la leucosis bovina, a través de la acreditación de veterinarios privados para la ejecución de saneamientos en el ámbito de establecimientos. Esto ha permitido también la certificación de establecimientos de producción porcina como libres de peste porcina clásica, tuberculosis y Aujeszky.

Otros logros importantes incluyen la realización de nuevos registros, sistemas y programas, como los Registros Nacionales de Entidades Certificadoras de Producciones Ecológicas y el de Productos Veterinarios, Sistemas Nacionales de Fármaco-Vigilancia y de Información y Vigilancia Epidemiológica, y Programas Nacionales como el Programa Nacional de Residuos de Anabólicos y Plaguicidas. Todos éstos han contribuido al control de enfermedades animales y al mejoramiento en el acceso a los mercados internacionales para productos animales argentinos. Los trabajos de análisis de riesgo realizados para la Encefalopatía Espongiforme Bovina, así como las medidas adoptadas a nivel nacional para prevenir el ingreso de esta enfermedad exótica al país, son reconocidos como logros importantes.

Productividad Ganadera y Exportaciones Potenciales

El potencial para las exportaciones se expandió con la apertura de nuevos mercados, por ejemplo el de los Estados Unidos, para la carne no-procesada. Esto es una directa consecuencia de la eliminación de la fiebre aftosa y de su reconocimiento internacional. El potencial para las exportaciones también aumentó con la eliminación de las trabas sanitarias a la exportación de productos animales a nuevos mercados como el Sudeste Asiático, Sudáfrica y América del Norte.

6 Efectos de los Cambios en la Entrega de Servicios y Privatización Sobre el Sector Privado (Grandes y Pequeños Productores) y Sobre la Disponibilidad de Servicios

El programa nacional de lucha contra la fiebre aftosa se basó fundamentalmente en la organización en todo el país de distintos tipos de asociaciones comunitarias autofinanciadas para llevar adelante el programa nacional. Las asociaciones contratan directamente veterinarios y técnicos para realizar las vacunaciones antiaftosas obligatorias. Esta modalidad se aplica también a las zonas marginales que en Argentina comprenden a ocho provincias en las zonas norte y oeste, excluyendo a la región patagónica. En estas áreas existen 23 entidades organizadas para la lucha contra la fiebre aftosa.

7 Estrategia y Resultados de los Cambios en Areas Remotas

Actualmente, a través de las organizaciones de los productores, los ganaderos de la totalidad de las regiones del país tienen acceso a fármacos o servicios, dependiendo los mismos únicamente de la disponibilidad de recursos de los productores para comprarlos. Existen en las zonas marginales norte y oeste pequeños productores con ganadería de subsistencia a los que les resulta imposible el acceso a los mismos pero esto no se debe a una limitación geográfica sino a razones económicas y culturales.

Los veterinarios de los servicios oficiales, nacionales y provinciales, no brindan normalmente servicios de diagnóstico clínico en su jornada laboral. Su trabajo es básicamente de policía sanitaria, limitando sus diagnósticos a las enfermedades bajo programa. Pueden aisladamente hacerlo sobre todo en áreas marginales como servicio comunitario, pero no forma parte de sus tareas laborales.

En áreas remotas, si se recurre a los servicios profesionales privados deben pagarse los honorarios profesionales que cada asociación establece según la zona. Los laboratorios productores de zooterápicos suelen prestar asistencia gratuita en aquellos casos en que la consideren importante o que revistan para ellos una beneficio particular.

8 Indicadores/Comparadores Estadísticos (para 1995)

La distribución absoluta y relativa de recursos financieros públicos en el sector de salud animal se muestra en el siguiente cuadro.

Cuadro 2 Distribución Absoluta y Relativa de Recursos Financieros Públicos en el Sector de Salud Animal ($EE.UU.)

Presup. de SecAPA (% presup. nacional)

238.4m ( 0.44%)

Presup. de SENASA (% presup. SecAPA)

88.5m (37.10%)

Salarios como % de presup. sanidad Animal

67.5%

Gastos operacionales como* % del presup. S.A.

27.0%

Presup. capacitación como % del presup. S.A.

ND

* Materiales y suministros más servicios generales
ND No Disponible

 

El 26% ($23 millones) del presupuesto del SENASA es financiado con aportes del Tesoro Nacional. Los 74% restantes son financiados por los ingresos que el SENASA genera a través del cobro de aranceles por la prestación de distintos servicios que, por ley, deben ser abonados por los usuarios.

Los cambios anuales entre 1992-1995 en el presupuesto aprobado de SENASA junto con el grado de inflación anual están presentados en el Cuadro 3. No se obtuvieron datos para los presupuestos Nacionales y de la SecAPA.

Cuadro 3 Cambios Anuales (%) en el Presupuesto de SENASA e Inflación entre 1992 y 1995

Presupuesto

1992

1993

1994

1995

SENASA

8.44

11.37

----

13.89

Inflación

17.54

7.47

3.75

1.61

 

LOS SERVICIOS VETERINARIOS EN LA PRÁCTICA PRIVADA Y EN LA INDUSTRIA

El perfil presenta datos derivados de cuestionarios rellenados por 40 médicos veterinarios privados sobre 7 diferentes tipos de práctica profesional clasificados como: Mascotas (Mas.), Equinos (Equ.), Animales de Granja (An.Gr.), Mascotas+Granja (Mas+Gra), Avicultura (Avi.), Industria farmacéutica (Ind.Far.) e Industria Pecuaria (Ind.Pec.). No se obtuvo respuesta de veterinarios dedicados exclusivamente a Porcinos.

9 Actividades

Animales de granja: La práctica profesional veterinaria que se realiza en animales de granja, bovinos (de carne o de leche), ovinos, caprinos y cerdos, incluye todo tipo de actividades como examen clínico, diagnóstico de preñez, análisis de laboratorio, tratamientos y vacunaciones, formulación de dietas alimenticias, asesoramiento de manejo sanitario y reproductivo, etc. Las tres actividades que generan el mayor ingreso bruto en orden de prioridad son: exámenes clínicos, vacunaciones y tratamientos, mientras que las que generan el mayor ingreso neto son: vacunaciones, reproducción, exámenes clínicos, tratamientos, atención programada y planes sanitarios. El 38% de estos veterinarios tiene otra actividad no veterinaria a la que dedica entre el 50 y el 80% de su tiempo.

Mascotas y Animales de Granja: Este tipo de práctica profesional veterinaria se dirige sobre todo a pequeños animales (principalmente perros y gatos, aunque incluya también aves ornamentales y otras especies utilizadas como animales de compañía), pero también atiende a grandes animales (bovinos de carne y leche, ovinos, caprinos y cerdos). Las actividades que generan el mayor ingreso bruto, en orden de prioridad, son: diagnósticos de laboratorio, exámenes clínicos y tratamientos, cirugías y reproducción, mientras que las que generan el mayor ingreso neto son: exámenes clínicos, vacunaciones y cirugía. El 63% de estos veterinarios tiene otra actividad no veterinaria a la que dedica el 60% de su tiempo.

Avicultura: Este tipo de práctica profesional veterinaria se ocupa de aves de corral de cría industrial a gran escala para la producción de carne o huevos, así como de criaderos, reservas o lugares de cautiverio de otras especies de aves domésticas o silvestres utilizadas como mascotas, elementos deportivos o para recreación u ornamentación. Incluye todo tipo de actividades: inspección clínica, diagnósticos de laboratorio, tratamientos antibióticos, vitamínicos y minerales, vacunaciones, formulación de dietas alimenticias, asesoramiento sanitario y reproductivo, etc. Las actividades que generan el mayor ingreso tanto bruto como neto en orden de prioridad son: exámenes clínicos, tratamientos, nutrición y análisis de laboratorio. El 25% de estos veterinarios tiene otra actividad no veterinaria a la que dedica el 20% de su tiempo.

Equinos: Esta práctica profesional veterinaria se realiza en caballos y en otros équidos como animales de trabajo o de tiro, deporte, de recreación o de cría. El servicio puede ser individual, circunstancial o permanente, o poblacional, en el caso de atención de haras o de tropillas. Las prácticas pueden incluir todo tipo de actividades, desde el diagnóstico de preñez hasta los tratamientos con medicamentos, la formulación de dietas alimenticias, etc. Las tres actividades que generan el mayor ingreso tanto bruto como neto en orden de prioridad son: exámenes clínicos y de laboratorios, tratamientos y venta de fármacos. El 33% de estos veterinarios tiene otra actividad no veterinaria a la que dedica el 20% de su tiempo.

La mayoría de los profesionales no tiene otra actividad excepto en el caso de la atención de pequeños y grandes animales, generalmente, en las ciudades. El ejercicio de otras actividades no relacionadas varía, y muchas veces no es por necesidad sino por diversificación de las mismas. El monto de ingresos declarados (véase Cuadros 4a y 4b abajo) comparado con el costo de vida en el país parece, sin embargo, marcar una necesidad de buscar ingresos a través de otras actividades.

No existe competición laboral entre la práctica privada y la actividad veterinaria oficial. Cabe, sin embargo, señalar la duplicación de tareas entre veterinarios privados y las Facultades de Ciencias Veterinarias. Los primeros, en algunos casos, la consideran una competencia desleal por la diferencia del costo de los honorarios al usuario.

Los veterinarios de los servicios oficiales, nacionales y provinciales, no brindan normalmente servicios de diagnóstico clínico en su jornada laboral. Su trabajo es básicamente de policía sanitaria, limitando su diagnóstico a las enfermedades bajo programa. Pueden aisladamente hacerlo sobre todo en áreas marginales como servicio comunitario, pero no forma parte de sus tareas laborales.

No se fomenta ni es común tener un segundo empleo en la práctica privada para los veterinarios del servicio de campo del servicio nacional, pues a pesar de no percibir remuneración por dedicación exclusiva, sus tareas les dejan regularmente muy poco tiempo libre. No es lo mismo en los servicios provinciales, existiendo en algunos esta modalidad de trabajo, consecuencia de una diferencia en el monto de los ingresos.

10 Indicadores Financieros Claves por Tipo de Práctica

Las cifras de los indicadores financieros claves derivados de los resultados de entrevistas con los 40 médicos veterinarios trabajando en la práctica privada y en la industria se presentan en el Cuadro 4a (mascotas, equinos, animales de granja y mascotas+granja) y en el Cuadro 4b (avicultura, industria farmacéutica e industria pecuaria). Las cifras monetarias se indican en $EE.UU. y son valores promedios para Veterinarios con tres o más años de práctica.

Cuadro 4a Ingresos y Gastos por Tipo de Práctica

 

Tipo de práctica

 

Masc.

Equinos

Animales granja(1)

Mezcla urbana

No. entrevistado

9

3

8

8

-tiempo completo

3

2

6

4

-tiempo parcial

6

1

2

4

No. de hombres(mujeres)

7( 2)

3

8

8

Horas trabajo/semana

33(44)

43

34

21

Ingreso bruto/vet

13,150

21,000

3,4000

19,000

% del ingreso bruto por:        
-servicios

52

70

85

74

-venta de farmacos

19

30

18

40

-otros

30

-

7

25

Gastos (3)

10,500

6,000

7,250

9,600

-% de ingreso bruto

79.8

28.6

21.3

50.5

Ingreso neto

5,696

15,000

31,000

15,160

Costo de iniciación

37,000

16,700

28,000

62,000

Cuadro 4b Ingresos y gastos por tipo de práctica

 

Tipo de práctica

 

Avicultura

Indust. Farmceut.

Indust. Procesadora (2)

No. entrevistado

4

5

3

-tiempo completo

3

3

3

-tiempo parcial

1

2

0

No. de hombres(mujeres)

4

5

3

Horas trabajo/semana

49

51

42

Ingreso bruto/vet:

48,500

330,000

48,000

% del ingreso bruto por:      
-servicios

73

80

100

-venta de farmacos

25

20

-

-otros

2

-

-

Gastos (3)

3,750

275,000

4,700

-% de ingreso bruto

7.7

83.3

9.8

Ingreso neto

44,750

65,000

43,000

Costo de iniciación

55,000

287,000

14,000

1 Se refiere a bovinos de carne, de leche, ovinos, caprinos y cerdos, incluyendo inseminación artificial.
2 Se refiere a la industria (procesamiento) de la carne y leche.
3 Se refiere al costo de medicamentos y armotización del local, instrumentos y equipo.

 

11 Fuentes Primarias para Financiar el Establecimiento de una Práctica Veterinaria Privada

No existe ningún tipo de subsidio (ni estímulos) gubernamental, nacional o provincial, como asistencia financiera a las distintas actividades de la profesión veterinaria. Los veterinarios de práctica privada usan los créditos personales comunes que otorgan las distintas entidades bancarias a sus clientes, con montos que fluctúan de acuerdo con las garantías que se presenten, para iniciar sus actividades.

12 Obstáculos Principales al Éxito de la Práctica Veterinaria Privada

No se han identificado obstáculos para el éxito de la práctica veterinaria privada.

13 Satisfacción de los Usuarios Finales con los Servicios

Para los servicios ofrecidos por los profesionales privados es interesante destacar que las opiniones varían de acuerdo al nivel socio-económico y cultural del productor y con su posicionamiento frente a la realidad nacional.

Los productores de menor nivel de ingreso consideran alto el costo de estos servicios mientras que el resto reconoce que el problema no reside allí, sino en los bajos precios recibidos por los productores que hacen que se desproporcione la relación entre el animal capital o producto y el valor de su atención veterinaria individual. Como ejemplo cabe mencionar la cita de un productor que reconoce que no llamaría un veterinario para la atención de un problema individual de una vaca de cría, pero que para una situación similar en uno de sus animales de granja los honorarios clínicos le parecen muy razonables.

En todos los sectores de los productores existe un claro reconocimiento de la calidad de las prestaciones que en general reciben de los profesionales médico-veterinarios, no visualizándose ninguna falla grave que necesite ser corregida. Sin embargo algunos consideran necesaria una mayor actualización y especialización de los profesionales en algunos problemas regionales fuera de las enfermedades tradicionales.

Puntos de Discusión Planteados por Los Editores

1 Incentivos Financieros para Establecer una Práctica Privada

No obstante que el gobierno no ofrezca ningún tipo de apoyo financiero directo, hay que reconocer que hay varias formas nuevas de apoyo indirecto, como consecuencia de la política de entregar a veterinarios privados tareas que antes eran bajo la exclusiva responsabilidad de los oficiales gubernamentales. Bajo el modelo nuevo, entidades no-gubernmentalse o individuales están requeridos, por ley, a contratar y pagar a los veterinarios privados acreditados por el estado para proporcionar estas tareas. Parece que estos cambios han contribuido no solamente al éxito logrado con el control de la fiebre aftosa y sin duda de otros logros importantes, pero también han formado unos incentivos fuertes para los veterinarios a diversificar y establecer sus prácticas en áreas remotas.

2 Estadísticas de la Profesión Veterinaria

El número total de Veterinarios egresados de Escuelas Veterinarias en 1995, mencionado en la Introducción, no coincide con los datos del Anuario de Salud Animal FAO/OIE/OMS. El último da un numero total de 10,000, con la siguiente distribución: Gobierno: 3,000; Laboratorios/ Universidades/ Entrenamiento: 2,000; Práctica privada: 5,000. El propósito de dirigir la atención a estas estadísticas es el de subrayar la importancia de estadísticas exactas acerca de los números de veterinarios y su distribución entre diferentes categorías (sectores públicos y privados, y diferentes tipos de práctica privada) cuando se trate de evaluar el progreso, éxito o fallo de la liberalización o privatización de los servicios veterinarios.

3 Se Puede Mantener el Ritmo de Progreso Bueno Alcanzado a la Fecha?

Tomando en cuenta los éxitos dramáticos (el control de la fiebre aftosa, rescate del 74% de los costos de los servicios gubernamentales de sanidad animal y mayor condiciones del comercio en productos animales) logrados por el gobierno Argentino a base de los cambios recientes en la política gubernamental a la respecto de la liberalización de los servicios de sanidad animal, surge la pregunta si eso es sostenible. Cuando se logra la erradicación de la fiebre aftosa, y cuando el hecho está reconocido internacionalmente, los productores y sus organizaciones van a seguir pagando con el mismo entusiasmo los costos adicionales que surgen a raíz del programa de liberalización? Se supone que vendrá un aumento en la producción y en la exportación de los productos animales como resultado de la eliminación de barreras de comercio y que esto se traduzca en un aumento de los ingresos para los productores. Pero, una vez alcanzada su meta en la erradicación de la fiebre aftosa, quedarán interesados a apoyar programas de control/erradicación de enfermedades de importancia reconocida que no tengan las mismas implicaciones de comercio que ha tenido la fiebre aftosa?