AGIL - Número 1

ISSN 1020-4814

Boletín de información agraria compartido por WAICENT (Centro de Información Agraria Munidal), AGRIS y CARIS, y la Biblioteca DAVID LUBIN - GIL



Editorial .... el progreso tecnológico

La Biblioteca virtual .... centro de excelencia

AGRIN y CARIN .... y compañia

Recuperación de bibliografía inédita .... el proyecto Kellogg

El programa de campo .... noticias

Agrindex .... oferta especial

WAICENT .... (nuestra) breve valoración

La Biblioteca David Lubin .... una intensa actividad ...!

CARINPlus .... nueva versión

Rumanía .... la ampliación de horizontes

AGROVOC .... un (verdadero) tesauro multilingüe

AGRIS y CARIS .... los nuevos CD-ROM

El sector forestal .... novedades

Tribuna Libre



El progreso se manifiesta de diferentes formas; la más evidente de ellas en la actualidad es el progreso tecnológico. De acuerdo con la definición del diccionario, progreso es la "acción de ir hacia adelante" o bien "avance, adelanto, perfeccionamiento".

El progreso tecnológico es una cosa curiosa que en cierta medida ha modificado el significado de las palabras. Al leer estas dos definiciones hoy en día, constatamos que nuestra generación, nuestra era, ha dejado de considerar los dos conceptos por separado y no distingue entre las definiciones de progreso físico e intelectual, como se observa al pensar en las computadoras e Internet. En la actualidad, aceptamos esta doble descripción del progreso de nuestro siglo y tal vez somos más conscientes que las generaciones anteriores que el progreso comporta necesariamente el hecho de ir hacia un estado mejor. Cada vez podemos hacer más cosas, ¿ pero nos lleva ello a alguna parte?

Tal como se había prometido, podrá  accederse al presente boletín en la red de alcance mundial (WorldWideWeb). Ahora ya puede accederse a información detallada sobre la bibliografía que se encuentra la Biblioteca David Lubin, las hojas informativas del AGRIS y el CARIS y la lista de los centros nacionales e intergubernamentales que participan en el AGRIS y en el CARIS. Todos los que tengan acceso a Internet pueden leer, almacenar e imprimir la información que sea de su interés.

Todo ello est  muy bien, pero ¿ qué sucede con aquellos que no tienen acceso a Internet, aquellos que ni siquiera tienen computadora, o que tienen muchísimos otros problemas más acuciantes que navegar de una base de datos a otra? El AGRIS y el CARIS, y WAICENT, los servicios que ofrecen, la información que almacenan y las mejoras que persiguen constantemente, están destinados a todos los que participan en el desarrollo agrícola, desde el programador que dispone del equipo más moderno o el investigador hasta el agricultor más pobre, quien se desplaza hacia adelante en el espacio (y en el tiempo) porque tiene que hacerlo para sobrevivir.

No deseamos ni debemos olvidar cuál es la finalidad con que se crearon estos sistemas y cuál es el mandato de la FAO. Cuanto más sofisticados nos volvemos, cuanto más adelantados e innovadores somos, más nos alejamos de la idea original y del motivo fundamental que tuvimos para emprender este camino: la supervivencia, la nutrición, el desarrollo agrícola sostenible. Deberíamos anotarla como máxima para no olvidarla, en una hoja de papel, un diario, en la propia Internet... Que tus progresos contribuyan al perfeccionamiento de todos tus hermanos.

El boletín AGIL está publicada en español, inglés y francés por el Unidad de WAICENT/FAOINFO de la

DIRECCION DE LA BIBLIOTECA Y DE LOS SISTEMAS DE DOCUMENTACION (GIL), FAO

de las Naciones Unidas para distribución a todos los centros AGRIS y CARIS, los proyectos de campo GILS , las bibliotecas AGLINET, WAICENT, y los personales de la Sede de la FAO y del campo, y otras organizaciones y personas en el mundo que se interesan a la información agrícola internacional y a las actividades de documentación.

© FAO, Roma

[Regresar a Artículos]


En la actualidad toda la información, tanto si está  publicada o no, se origina en alguna computadora. En el marco general de WAICENT, la Organización puede uniformar el modo de preparar y presentar los datos. A partir de este formato uniforme, pueden obtenerse multitud de productos para su distribución; desde las publicaciones electrónicas distribuidas a través de Internet hasta un archivo distribuido en disquete, CD-ROM o impreso previa solicitud cuando sea necesario, en cualquier parte del mundo. Los documentos publicados con anterioridad pueden leerse con escáner o digitalizarse cuando sea necesario con el fin de incluirlos en el servicio electrónico. Pueden establecerse enlaces en Internet con otras instituciones para poner a disposición de los usuarios sus documentos e información en formato electrónico. No será  necesario mantener por separado los servicios de biblioteca, que en la actualidad prestan directamente las filiales de la Biblioteca David Lubin y las oficinas regionales, dado que podrá  accederse al servicio de Biblioteca Virtual a través de la red en todo el mundo. Para que este esfuerzo llegue a buen puerto será de vital importancia la labor de GIL.

Los datos deben organizarse, clasificarse por categorías e indizarse de forma que los usuarios de la Organización y de fuera puedan acceder a la información que están buscando. Se seleccionará e instalará un paquete informático de biblioteca integrado. El módulo de catalogación de este sistema estará conectado al proveedor externo de los servicios de biblioteca; el sistema integrado dispondrá de módulos de adquisición, control de la circulación de documentos y control de colecciones. Todos los registros formarán parte de una base de datos integrada que sustituirá a las múltiples bases de datos que se mantienen en la actualidad. Los usuarios podrán acceder directamente desde su computadora al catálogo de la Biblioteca y podrán solicitar por vía electrónica cualquier documento, averiguar si un documento solicitado todavía no se ha recibido, si se ha distribuido o si está  disponible electrónicamente.

Se establecerán enlaces electrónicos directos entre las referencias en las bases de datos y los propios documentos. El usuario tendrá  entonces acceso directo al texto completo de los documentos para examinarlos, transferirlos desde el sistema principal a su computadora o recibirlos fuera de línea. Asimismo podrían establecerse enlaces con la documentación electrónica de otras instituciones de todo el mundo, a través de Internet. En la Biblioteca se instalarán nuevos escáner y equipos de almacenamiento que sustituirán a los antiguos equipos de filminas y microfichas. Los documentos que no están disponibles electrónicamente se digitalizarán rápidamente cuando se soliciten y se entregarán a los usuarios.

Una vez que el proyecto se apruebe, podría realizarse en el plazo de 18 meses. En breve se cargarán varias bases de datos de GIL para probar un nuevo paquete informático de recuperación de texto, BASIS Plus con el fin de evaluarlo como parte de FAOINFO en el marco de WAICENT. El objetivo de esta propuesta es ampliar el concepto actual de WAICENT (Centro de Información Agraria Mundial) para alcanzar el ideal de Biblioteca Virtual incorporando los conocimientos especializados, la experiencia y el caudal de recursos de GIL para atender a los usuarios que buscan información en todas partes y en todos los niveles.

Lo mismo cabe decir de las cuestiones técnicas. ¿ Pero qué es exactamente una Biblioteca Virtual y por qué la FAO la necesita? El concepto de Biblioteca Virtual abarca numerosas ideas acerca de cómo será  en el futuro próximo el almacenamiento, el acceso y la difusión de la información. La idea fundamental para la FAO es que este servicio de información electrónica permitirá acceder en línea a la memoria institucional de la Organización, es decir, al sistema global utilizado para retener, correlacionar, navegar y recuperar los conocimientos técnicos de la Organización y a la información de la bibliografía técnica. Este sistema reemplazará a los servicios de biblioteca tradicionales, dado que, por una parte, el personal de la FAO, independientemente de donde se encuentre, tendrá total acceso a la Biblioteca Virtual desde la computadora de su oficina y, por otra, los usuarios de fuera de la FAO podrán acceder a nuestros servicios de información a través de WAICENT/FAOINFO.

La Biblioteca Virtual no es una biblioteca física, y permite el acceso a los recursos de información de otras instituciones, editoriales y fuentes gubernamentales. La sociedad está  experimentando en todo el mundo cambios significativos y, gracias al impulso de la tecnología, está  evolucionando de una economía basada en la industria a otra basada a la información. Pero, para hablar sin rodeos, cabe decir que únicamente aquellas organizaciones que sepan cómo utilizar y explotar sus propios recursos de información y cómo acceder a aquéllos de otras fuentes pueden esperar sobrevivir en el próximo milenio.

Para convertirse en un centro de excelencia en sus actividades normativas, operativas y de desarrollo, la FAO debe ofrece a su personal en la Sede, en las oficinas regionales y en los países acceso inmediato desde sus computadoras a los recursos de información más actualizados y completos disponibles. La propia FAO tiene un inmenso arsenal de valiosos recursos de información acumulado a lo largo de los últimos cincuenta años y la producción de información sigue siendo su principal actividad. Un elemento fundamental para convertirse en un verdadero centro de excelencia es el modo en que la Organización prepara, elabora, organiza y pone a disposición de los usuarios esta información. En el futuro, únicamente aquellas organizaciones que sepan manejar y explotar con eficacia los recursos de información, tanto internos como externos, podrán obtener buenos resultados en la llamada Era de la Información. La información es una parte fundamental del mandato de la FAO y es su recurso más valioso.

Con el nacimiento de la Biblioteca Virtual, se centralizará, se uniformará y se facilitará el acceso rápido a la información agrícola, en su concepto más amplio posible. Los centros e instituciones que sean parte de la red electrónica prestarán servicios a aquellos que no lo son de forma que ninguna institución, grupo o individuo deje de obtener información tan sólo porque no dispone de fondos para comprar una publicación o adquirir el equipo necesario.

[Regresar a Artículos]



Se han distribuido los disquetes con AGRIN, versión 2.22, AGCHK y una versión actualizada de CACHK a los centros participantes en AGRIS/CARIS. Los disquetes de AGCHK y CACHK contienen el archivo que corresponde al nuevo tesauro AGROVOC. Les rogamos que, en caso de que no hayan recibido alguno de estos productos o tengan problemas o dudas referentes a la instalación de la nueva versión o de los archivos de datos, lo comuniquen al Grupo de Coordinación AGRIS/CARIS (Despacho A-107, GIL, FAO, Viale delle Terme di Caracalla, 00100 Roma (Italia); GIL-Agris-Caris@fao.org

Esperamos que todos hayan recibido ya los formularios de acuse de recibo Número 26 y 27 del CD-ROM AGRIS. El Número 26, enviado el primero de marzo, hace referencia a los discos Actual (enero-noviembre de 1995), Retrospectivo (1993-1994) y FHN Actual (1975 a diciembre de 1995), mientras que el Número 27 enviado el 15 de abril iba acompañado del disco Actual (1995-febrero de 1996). En caso de que no dispongan de alguno de estos discos, les rogamos que nos lo comuniquen inmediatamente. No olviden que los centros tienen la responsabilidad de destruir el disco que queda obsoleto cuando se recibe la siguiente versión.

[Regresar a Artículos]



Varios países de la zona tropical de América Latina han emprendido la tarea de recuperar la llamada bibliografía inédita y difundir la información que contiene sobre la ordenación de los recursos naturales de la región. El proyecto está coordinado por el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), con sede en Cali (Colombia), a través de su Dependencia de Información y Documentación, y recibe el apoyo financiero de la Fundación Kellogg. Su finalidad es establecer una red de información regional destinada a investigadores, estudiantes, instituciones de investigación y comunidades.

La bibliografía inédita es información que nunca se ha publicado o que se ha publicado de forma no convencional o con una distribución limitada, por ejemplo, tesis doctorales, informes anuales, estudios, documentos de políticas, estadísticas y mapas. Este tipo de bibliografía puede contener información valiosísima que, no obstante, llega tan sólo a un público limitado puesto que no figura en fuentes o colecciones de amplia difusión. La red debería [ayudar a] integrar los sistemas nacionales de investigación y ofrecer ampliamente acceso a la información, mejorando con ello la calidad y eficacia de la investigación, la educación y la adopción de decisiones.

"El proyecto se basa en el principio de la participación con la premisa básica de compartir los recursos", afirma Elisabeth Goldberg, jefe de IDIJ. Los primeros participantes del proyecto son los programas nacionales y las universidades de Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Honduras y Venezuela. Estos países enviaron representantes a un curso de capacitación de dos semanas que se celebró en el CIAT del 5 al 16 de febrero de 1996. "Las técnicas que hemos aprendido nos ayudarán a compilar y procesar la información que necesitamos y a facilitar su acceso a los usuarios", afirma Orfylla Pine, representante de la Universidad Autónoma Nacional de Honduras.

El programa de tres años consta de varias fases, en las que se llevan a cabo distintas actividades. Empezará con un análisis de la información existente para determinar los vacíos de información. A continuación, los colaboradores locales empezarán la búsqueda de documentos. Toda la información se mantendrá  en las bases de datos regionales e internacionales, que se publicarán en forma de disco compacto o de boletines de aviso. Se facilitarán copias de los documentos originales a los usuarios que lo soliciten.

"Debemos unificar los sistemas de información de nuestros países y, para ello, debemos cooperar con las instituciones locales, los países vecinos y el resto del mundo", afirma Nancy Andara, bibliotecaria de la Universidad Central de Venezuela, una de las instituciones participantes. El proyecto permite aprovechar al máximo los esfuerzos y los recursos de la región y su documentación ayudará  a fomentar la investigación y los proyectos en cada una de las regiones, según afirma Martha Elena Mufloz de la Universidad Nacional de Colombia.

No solamente América Latina sacará provecho de la red. La información se difundirá también en todo el mundo a través de la base de datos AGRIS y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). El Grupo de Coordinación AGRIS/CARIS facilitó un instructor para el curso de febrero. "Será  muy interesante observar cómo nuestro trabajo adquiere importancia a medida que se gana un puesto en el mundo de las comunicaciones electrónicas", afirma Belangela Tarazona, del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas. La información que debe reunirse abarcará  la ordenación de recursos en tres importantes agroecorregiones de la zona tropical de América: sábanas, laderas y márgenes de los bosques.

La red consta de un centro de coordinación general, CIAT, un centro regional para América Central, función que desempeñará  el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) de Costa Rica y varios centros colaboradores. En la actualidad se está iniciando la importante fase de análisis del proyecto. "La tarea de compilar y procesar información será el aspecto más difícil pero estamos seguros que nuestra contribución en estas actividades será considerable", afirma Marta Abarca, delegada del CATIE. "Tenemos una enorme tarea ante nosotros, pero la desempeñaremos con entusiasmo. Nos hemos comprometido en un proyecto muy importante", afirma Ana Lucia de Faria, representante de la Empresa Brasileña de Investigaciones Agrícolas (EMBRAPA). Todos los participantes del curso de capacitación, los coordinadores y los donantes comparten este entusiasmo porque todos sueñan con legar un mundo más verde a las generaciones futuras. Curiosamente, uno de los caminos que conducen a este objetivo se estudia en publicaciones inéditas.

El CIAT, en cuyo mandato se contempla la aplicación de la ciencia a la agricultura para aumentar la producción de alimentos manteniendo al mismo tiempo los cursos naturales, es uno de los 16 centros internacionales patrocinados por el Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (GCIAI).

[Regresar a Artículos]



Con todo lo que se está  haciendo en la Sede de la FAO, el lector tal vez se pregunte si GIL ha dejado de prestar asistencia a los Estados Miembros para fortalecer sus centros y sistemas de documentación/información nacionales y regionales. ­En absoluto! A petición de los gobiernos, en la actualidad se están ejecutando proyectos de documentación en Camboya, Estonia, Nepal, Sudán, Swazilandia y Yemen. En el próximo número de Agil, se ofrecerá más información sobre las actividades que se están desarrollando en los países ....

[Regresar a Artículos]



El grupo de Distribución y Ventas de la FAO tiene una oferta especial destinada a aquellos que ya están suscritos a Agrindex.

Unicamente durante este año, se ofrece una suscripción anual a AGRIS en CD-ROM (producido porSilverPlatter), a un precio especial de 500 dólares. Se publicarán cuatro CD-ROM, con actualizaciones trimestrales. Existe una cantidad limitada de números atrasados de Agrindex en formato impreso a disposición de quienes los soliciten. Para más información sobre esta oferta, sírvanse ponerse en contacto con el Grupo de Distribución y Ventas de la FAO; fax: 39-6 52255152 - 52255155; Publications-sales@fao.org

El Catálogo de Publicaciones actual de la FAO está en Internet en http://WWW.fao.org o bien en el gopher en gopher://gopher.fao.org

[Regresar a Artículos]


La base de datos WAICENT de la Organización abarca mucho más de lo que su mera descripción haría pensar. WAICENT es un ejemplo práctico de lo que el concepto "compartir conocimientos" significa verdaderamente. Su caudal de conocimientos pertenece a todo el mundo, el especialista, el obsesionado por los datos y el mero curioso. WAICENT, descrita adecuadamente como un marco general, ha uniformado la compilación de datos y ha simplificado los procedimientos para transferirlos desde el sistema principal a los usuarios con el fin de promover el acceso más amplio posible a su riqueza de información.

A continuación se presenta una descripción de la labor, los objetivos y las virtudes de WAICENT. El texto en parte se ha tomado de la introducción a WAICENT que figura en la WWW y en parte representa nuestra propia impresión acerca de su labor y potencial.

INFORMACION

Los conocimientos constituyen un elemento fundamental del desarrollo. Los adelantos científicos y tecnológicos han ocasionado cambios sin precedentes en todos los campos de la actividad humana, incluidas la agricultura y la producción de alimentos.

Además de alentar la transferencia directa de conocimientos especializados y tecnología entre los proyectos de campo, la FAO ofrece diversos servicios de información y apoyo. Se mantienen bases de datos informáticas sobre temas que van desde la información sobre la comercialización del pescado hasta las estadísticas sobre el comercio y la producción; desde las investigaciones agrícolas que se están llevando a cabo en la actualidad hasta todos y cada uno de los aspectos de la bibliografía agrícola mundial. El Sistema de Información Geográfica de la Organización ofrece datos sobre suelos, cubierta vegetal y otros aspectos del aprovechamiento de la tierra. Las imágenes transmitidas por satélite constituyen uno de los muchos medios utilizados por el Sistema Mundial de Información y Alerta para vigilar las condiciones que afectan a la producción de alimentos y alertar a los gobiernos y donantes de cualquier posible amenaza.

La información recogida y unificada por la Organización se pone a disposición de los usuarios de distinta forma: publicaciones, vídeos, filminas y discos de computadora. Puede accederse a todas las publicaciones en la Biblioteca David Lubin y, a través de la bibliografía actualizada periódicamente, en FAODOC. Sin medios para analizar, interpretar y difundir la información relativa a la nutrición, la alimentación y la agricultura, la FAO no podría cumplir el compromiso que tiene adquirido con los países desarrollados y en desarrollo que se recoge en el Artículo I de su Constitución. El Centro de Información Agraria Mundial (WAICENT) forma parte de las actividades de la Organización para unificar la información que se recibe y se maneja internamente y difundirla de forma estructurada y organizada. Entre las actividades que la FAO desarrolla en el  ámbito de la información figuran también programas de comunicaciones a nivel popular dirigidos directamente a la población rural, que fomentan la toma de conciencia y las actividades comunitarias sobre los aspectos ambientales de la agricultura. Las campañas de información pública se ocupan de temas importantes en un plano más genérico.

Es precisamente la labor de WAICENT, la tarea de compartir información y difundirla en todo el mundo a través de plataformas constituidas por una amplísima gama de equipos, una de las que permite cumplir mejor el mandato de la FAO de prestar asistencia al mundo en desarrollo a través de la cooperación.

[Regresar a Artículos]


Y - de repente ha llegado el verano! Dada la intensa actividad de la Biblioteca David Lubin, los últimos seis meses han pasado a toda prisa. Hasta ahora ha sido un año muy interesante: hemos estado muy ocupados elaborando el emplazamiento David Lubin en Internet. Se trata de una parte integrante de la Biblioteca Virtual de la FAO, en el marco general del Centro de Información Agraria Mundial (WAICENT). Estas innovaciones son muy oportunas puesto que en la actualidad las bibliotecas de las Naciones Unidas y otros organismos se están asociando y colaborando estrechamente unas con otras.

La Biblioteca David Lubin de la FAO participa plenamente en estas actividades, y el pasado mes de abril tuvimos el gusto de hospedar la tercera reunión del Grupo de Acción de las Naciones Unidas sobre Cooperación entre Bibliotecas. La FAO ha aprovechado doblemente esta actividad dado que algunos miembros del grupo de acción se quedaron en Roma tras la reunión para participar en un foro (para proponer ideas) acerca de la Biblioteca Virtual; así pues, estamos en un momento verdaderamente interesante. Es un momento de reestructuración, de reconversión, de nuevas formas de hacer negocios. Es el momento de hallar nuevos métodos para entregar la información, establecer nuevas asociaciones y compartir los recursos como nunca se había hecho hasta ahora. No obstante, no sólo prestamos atención a las novedades. Debemos seguir ampliando las redes que establecimos hace ya bastante, especialmente AGLINET, para la entrega de documentos para apoyar los archivos de datos electrónicos. Si bien la red AGLINET tiene más de veinte años de antigüedad, seguimos recibiendo peticiones de información y de inscripción. Muchos centros AGRIS han decidido inscribirse también en AGLINET y esperamos que ello les resulte ventajoso. Recibiremos con agrado las sugerencias de los miembros actuales y futuros acerca de cómo podemos fortalecerla y perfeccionarla.

Es muy importante establecer y mantener contactos, tanto de forma individual como en grupo. Si bien la reunión de AGLINET y la Consulta Técnica AGRIS/CARIS se han trasladado a 1997, hemos podido mantenernos en contacto a través del correo electrónico y de visitas personales. Tuvimos el gusto de recibir la visita de la Sra. Janeti Bombini de Moura de la Escola Superior de Agricultura Luiz de Queiroz”, Sao Paulo, Brasil, quien aprovechó un viaje por motivos personales a Italia para reunirse con nosotros. En febrero, recibimos con agrado la visita de los señores Mahindapala y Wettasignhe, en representación de uno de nuestros miembros AGLINET de Sri Lanka, el Consejo de Sri Lanka de Políticas de Investigación Agrícola. Valoramos enormemente la oportunidad de intercambiar y compartir ideas.

El motivo original que llevó a la creación de AGLINET sigue siendo muy importante. Nos servimos de tecnologías como el correo electrónico, el fax y, especialmente por lo que respecta a la transmisión de documentos, la aplicación ARIEL que cada vez más centros AGLINET están adquiriendo.

Señalamos más abajo los nuevos números de ARIEL para los miembros de AGLINET en particular, pero invitamos a todos los lectores de este boletín a que lo utilicen como medio para intercambiar otros identificadores de ARIEL.

AGLINET ARIEL - Direcciones

Agricultura Canada 192.197.71.134

Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), Colombia 198.93.225.79

Centro Interamericano de Documentación e Información Agrícola (IIICA-CIDIA), Costa Rica 163.178.49.3

Centro internacional de mejoramiento del maïs y del trigo, México 192.100.189.63

Wageningen Agricultural University, The Netherlands 137.224.140.71

Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO), Centro internacional de coordinación AGLINET 168.202.8.2

U.S. Department of Agriculture (NAL), U.S.A. 198.202.222.162

[Regresar a Artículos]



Estamos en pleno proceso de ultimar una nueva aplicación Micro CDS/ISIS llamada CARINPlus. Esta aplicación sustituirá en el futuro al programa CARIN que muchos centros CARIS utilizan para introducir datos en su propia base de datos nacional y también en la base de datos mundial. CARINPlus dispone de diversas nuevas funciones que facilitarán enormemente la introducción de datos y serán especialmente útiles para reducir al mínimo las tareas repetitivas, y al mismo tiempo reducirán la posibilidad de cometer errores. Entre estas nuevas funciones está la posibilidad de seleccionar y añadir términos de AGROVOC y de índices locales y códigos de categoría de temas AGRIS/CARIS, para registros de proyectos, a partir de archivos de autorización enlazados. Otras funciones nuevas son la inclusión de registros de autorización por separado para nombres de instituciones e investigadores. Estos registros de autorización se crean una vez y a continuación se seleccionan y se vinculan a registros de proyectos a medida que se introducen. CARINPlus tiene también una función de bloqueo de registros que permite a los subcentros y a los centros nacionales y regionales controlar mejor cualquier posible cambio que pueda hacerse en los registros de los proyectos desde que el centro los envía al Grupo de Coordinación AGRIS/CARIS, donde se añaden a la base de datos mundial, hasta que se envían de nuevo a los centros.

Estamos buscando centros CARIS que deseen probar esta nueva aplicación y puedan hacernos observaciones y sugerencias relativas a la facilidad de uso, las funciones operativas o la documentación y los mensajes de ayuda. Esta primera versión, junto con un nuevo manual, se ha preparado y se está probando primero en inglés. Después de las pruebas iniciales, prepararemos las versiones en español y francés.

Sírvanse ponerse en contacto con el Grupo de Coordinación AGRIS/CARIS GIL-Agris-Caris@fao.org si su centro CARIS desea probar esta nueva aplicación. ­Esperamos recibir noticias muy pronto!

[Regresar a Artículos]



El Centro de Computación de la Academia de Ciencias Agrícolas y Forestales de Bucarest remite datos nacionales a AGRIS desde 1994. Hasta esta fecha, el Centro utilizaba sus propios programas informáticos para recuperar y enviar datos de AGRIS. En la actualidad emplea con excelentes resultados el programa AGRIN de la FAO para introducir datos en AGRIS, el correo electrónico para enviar los datos a la APU de Viena y las aplicaciones SPIRS y HEURISKO para recuperar datos del CD-ROM del AGRIS.

A lo largo del año pasado, el centro elaboró un sistema que permite seleccionar, extraer y manejar datos del CD-ROM del AGRIS. El programa convierte los datos seleccionados del formato en que se encuentran en el CD-ROM (SPIRS) al formato de importación CDS/ISIS, y una aplicación adicional permite que distintas personas, utilizando sus propias computadoras personales, puedan utilizar los datos seleccionados en la dependencia de investigación. A continuación la información se trasmite a las organizaciones de investigación especializadas de todo el país que la solicitan.

Joseph Judy, Jefe del Grupo de Coordinación AGRIS/CARIS, escribió al respecto: "... La idea de transferir datos seleccionados de los CD-ROM del AGRIS para distribuirlos a los centros especializados de su país es excelente, ya que permite la máxima difusión posible de los datos."

[Regresar a Artículos]



AGROVOC está  demostrando ser un (verdadero) tesauro multilingüe. El Centro AGRIS/CARIS de la República Checa, el Instituto de Información sobre Agricultura y Alimentación de Praga, ha empezado la traducción de AGROVOC al checo. El proyecto ha recibido el apoyo y la financiación del Ministerio de Agricultura de la República Checa. La traducción se empezó a mediados de 1995 y debería estar terminada para el final de 1996. La finalidad principal de la traducción es poder disponer de un instrumento de indización estándar que podrá utilizarse no sólo para procesar las entradas del AGRIS y el CARIS sino también para crear catálogos de bibliotecas y la bibliografía sobre agricultura de la base de datos nacional en el Instituto de Información sobre Agricultura y Alimentación.

La tercera edición de AGROVOC, que contiene más de 15 700 descriptores, se distribuyó a todos los centros participantes AGRIS/CARIS en febrero de 1996. Sírvanse ponerse en contacto con el Grupo de Coordinación AGRIS/CARIS si su centro no ha recibido una copia. Hemos reservado algunas copias adicionales para aquellos centros cuyo funcionamiento no está centralizado o que pueden necesitarlas para sus múltiples indizadores.

Los pedidos de compra de AGROVOC pueden dirigirse directamente al Grupo de Distribución y Ventas de la FAO, Viale delle Terme di Caracalla, 00100, Roma (Italia). (Fax: 39-6 52255152 o 52255155 - Publications-sales@fao.org). Precio: 100 dólares, con un descuento del 50 por ciento a los pedidos de los países en desarrollo. No olviden especificar el idioma en que lo desean: español, francés o inglés.

[Regresar a Artículos]



En la actualidad se están llevando a cabo los trabajos para producir un nuevo CD-ROM de CARIS en el que se presentar  información actualizada hasta el mes de junio del presente año. Este CD-ROM actualizado, que utiliza una nueva versión mejorada del programa HEURISKO, reemplazará al prototipo realizado en 1994. Contendrá  dos bases de datos de CARIS: la primera dispondrá de todos los proyectos de investigación actuales y la segunda será una base de datos histórica que dispondrá de información sobre los proyectos de investigación que se han terminado en los últimos años.

Asimismo estamos llevando a cabo trabajos con el Programa Especial para la Investigación Agrícola en Africa (SPAAR) con el fin de incluir en el mismo disco su base de datos sobre proyectos de investigación agrícola. Esperamos tener listo este nuevo CD-ROM a principios de otoño; se enviará gratuitamente a todos los centros AGRIS y CARIS así como a todas aquellas instituciones interesadas que lo soliciten.

CD-ROM DE SILVICULTURA AGRIS

Este CD-ROM, cuya publicación está prevista para el final de junio de 1996, contiene 171 116 referencias bibliográficas sobre silvicultura y productos forestales primarios, introducidas en AGRIS entre 1986 y 1995. La interfaz de búsqueda de los usuarios utiliza los sistemas de búsqueda más funcionales de la nueva versión de HEURISKO, como la interfaz de búsqueda del tesauro, una función de búsqueda en grupos de campos y nuevos par metros de clasificación/impresión predefinidos. Existen versiones en español, francés e inglés.

[Regresar a Artículos]



La tercera reunión de la Red de Información Forestal para América Latina y el Caribe (RIFALC) se celebró en Cartagena del 18 al 20 de marzo del presente año. Entre las principales recomendaciones hechas en la reunión cabe señalar la creación de nodos subregionales de la RIFALC en Chile, Colombia y Perú, y en el CATIE para América Central.

Asimismo se recomendó adoptar la metodologías AGRIS/CARIS en las actividades de información documental y de referencia que deben llevarse a cabo en el marco de la RIFALC....

[Regresar a Artículos]



Carta de Virgil Vlad, director del Centro de Computación de la ICPA, Bucarest.........

Nos ha alegrado saber que la FAO está modernizando sus sistemas de información y quisiéramos aprovechar los nuevos recursos de información a los que podrá  accederse a través de la red del AGRIS y el CARIS y de WAICENT. Dado que nuestros equipos de conexión a la red no son lo suficientemente potentes (nuestra línea de comunicaciones es únicamente de 1200/2400 bps), en la práctica no podemos acceder al servidor WorldWideWeb de Internet, por lo que quisiéramos recibir información adicional acerca de los servicios de WAICENT.

Recibimos con mucho gusto el programa informático y los datos FAOSTAT-PC. Podemos visualizar y convertir los datos, lo que resulta muy útil para los especialistas de la Academia y de otras instituciones del país.

Carta de Hayati Küçukçakar rector en funciones del Departamento de Publicaciones del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales, Ankara ..........




Estamos revitalizando nuestras actividades y servicios como centro nacional de Turquía de suministro de información para el AGRIS/CARIS; a partir de este momento Turquía reanuda su participación en el AGRIS......en la actualidad utilizamos la base de datos de AGRIS en CD-ROM para atender las necesidades de información de los usuarios. Dentro de pocos meses utilizaremos también Internet; ya le comunicaré mi dirección de correo electrónico.

Le ruego que el primer número del boletín señale brevemente que el Centro AGRIS/CARIS de Turquía funciona de nuevo y está listo para cooperar con otros centros participantes. Gracias por enviarnos la aplicación FAOSTAT-PC y los disquetes con los datos; nos están siendo muy útiles. Les escribiré, comunicándoles brevemente noticias para el boletín a medida que desarrollemos nuestras actividades.

El Sr. Hayati es la persona a quien contactar en el Centro AGRIS/CARIS de Ankara.

Hemos recibido numerosas cartas de instituciones, bibliotecas y estudiantes de todo el mundo pidiéndonos que les incluyéramos en la lista de distribución del boletín. Dichas cartas, junto con las noticias que periódicamente recibimos en nuestros centros AGRIS y CARIS, nos han convencido de la utilidad del presente boletín.

No dejen que AGIL se convierta en una mera revista de anuncios, algo que se hoja pasivamente cuando hay menos trabajo; el boletín es su canal de comunicación: ­todo lo que deseen comunicarnos, del modo en que deseen expresarlo, pueden hacerlo llegar también a todos los demás!

Dirigir los comentarios y carta sobre el contenido de Agil así como los breves artículos que Ud. quisiera insertar en este boletín - también las solicitudes de inscripción en la lista de distribución gratuita - a :

Monique Bonnichon, Editor responsable, GIL Dirección - A-105 , FAO de las Naciones Unidas, Viale delle Terme di Caracalla, 00100 Roma, Italia

Té : +39 6 522-54392 Facsímile : +39 6 522 54049


[Dirección de la Biblioteca y de las sistemas de documentaciones, GIL - julio 1996]


Servicios de documentación Monique.Bonnichon@fao.org

[Inicio página]