Cover Image
close this bookManual Práctico para Instructores - Enseñanza
View the document(introduction...)
View the document1. INTRODUCCION
View the document2. DOS EJEMPLOS DE UNA CLASE
View the document3. ¿QUE ES APRENDER?
Open this folder and view contents4. LA MEMORIA
Open this folder and view contents5. FASES DE LA ENSEÑANZA
View the document6. EXPLICACION Y DISCURSO
View the document7. MEDIOS DIDACTICOS
View the document8. EJEMPLOS DE ESTRUCTURACION
View the document9. EJERCICIOS DE APLICACION (TAREAS)
View the document10. ALUMNOS
View the document11. ERRORES
View the document12. ORIENTACION PARA EL COMPORTAMIENTO DE LOS INSTRUCTORES
View the document13. POLITICA Y ENSEÑANZA
View the document14. SUPERVISION DEL COMPORTAMIENTO
View the document15. DOS EJEMPLOS DE ENSEÑANZA
View the document16. RESUMEN
View the document17. NOTA

14. SUPERVISION DEL COMPORTAMIENTO

En este capítulo hacemos una propuesta de observación mutua donde ustedes puedan conocer sus comportamientos en la clase y puedan cambiar según sus ideas. No hablamos de la supervisión que se hace para tener una vista general y que a menudo se usa para el control (logro de objetivos) y desarrollo de un programa o curso.

Esta manera de supervisión no ayuda al instructor a mejorar su comportamiento en la clase porque es demasiado global y solamente da una visión amplia sobre el desarrollo de la clase. Consecuentemente de una supervisión global tendremos críticas y orientaciones globales sobre el desarrollo de una clase.

La enseñanza es un proceso muy complejo, por eso es difícil observar y describir exactamente todo lo que se hizo en la clase.

El primer problema es no podemos observar por sí mismo nuestro comportamiento, necesitamos ayuda.

El segundo problema es: un observador no puede captar todo de una clase, simplemente porque es demasiado.

Lamentablemente muchos supervisores opinan que pueden observar todos los aspectos de la clase, Además que muchas veces no se refieren al comportamíento observado en la clase, sino que se dedican a dar su opinión de cómo debe ser la clase. Sin embargo de estas dificultades es muy importante dejar que observen nuestras clases, de lo contrario no recibiremos una retroalimentación y no sabremos sobre nuestra enseñanza.

El requisito indispensable de la supervisión es que esta sea voluntaría. Debemos ponemos de acuerdo con uno o más compañeros instructores para supervisamos mutuamente. Debemos determinar antes de la enseñanza los comportamientos que queremos observar y limitamos únicamente a estos aspectos de la clase.

Es importante anotar lo que más se pueda del comportamiento observado y si es posible frases completas dichas durante la clase.

Naturalmente, esto no es fácil, por eso hay que empezar con cinco a diez minutos de supervisión, este tiempo es suficiente para observar algunos aspectos de un comportamiento.

Cuando supervise una clase nunca anote su juicio u opinión personal sino el comportamiento concreto de la persona observada. Por ejemplo: Un supervisor anota lo siguiente: “El alumno estaba alegre “, pero esto no dice nada sobre lo que ha hecho el alumno. Si se estaba riendo, si aplaudía, si abrazaba a su compañero o si dijo algo risible (estos son comportamientos concretos).

Las observaciones que se pueden hacer en la enseñanza son muchas por lo que ésta es compleja. Algunos ejemplos de observaciones son:

- Cómo reacciona el instructor a las preguntas de los alumnos.
- Como reaccionan los alumnos a las preguntas del instructor.
- Como habla el instructor a los alumnos.
- Si se dirige solamente a algunos alumnos.
- Qué tipo de preguntas hace el instructor.
- Cómo usa la pizarra u otros medios didácticos.
- Como se comporta el alumno durante la solución de las tareas.
- De qué manera el instructor estimula la participación de los alumnos.
- Cómo el instructor elogia al alumno en sus éxitos.
- El comportamiento del instructor cuando el alumno comete un error, etc.

Después de la observación comuniquemos a los supervisados solamente las observaciones concretas, él puede decidir si su comportamiento coincide con su intención.

Por ejemplo: un compañero de trabajo me pide que le observe en su clase si él puede por medio de sus preguntas animar a los alumnos a participar. Entonces yo anotaría solamente las preguntas y las reacciones de los alumnos.

Sólo entonces hablaremos de nuestras impresiones como supervisores y formar un diálogo constructivo. El compañero observado nunca debe sentirse víctima. Solamente en un ambiente de confianza y sin miedo se realizan bien las supervisiones. No hay que dejarse desmoralizar, la supervisión es difícil. Hay que ejercerla y de esta manera será cada vez más fácil e interesante, y ustedes aprenderán mucho.