Cover Image
close this bookDIRDN - Informa - Número 03, Octubre - Diciembre de 1993 (DIRDN)
View the document(introductory text...)
View the documentEditorial
View the documentDIRDN global
View the documentContribuciones - Perspectivas internacionales sobre la planificación para desastres una voz desde El Caribe
View the documentSocios del decenio en acción
View the documentEntrevista
View the documentEncuentros
View the documentMultimedios - Un abanico sobre lo último en bases de datos, publicaciones y audiovisuales.
View the documentPublicación glosario multilingüe favorece la comunicación y evita malos entendidos.

Editorial

Un estudio realizado por la Organización Panamericana de la Salud en 1991, sobre la composición de los Comités Nacionales de DIRDN, saco conclusiones poco alentadoras. El cuestionario aplicado en 19 países de América Latina arrojó como resultado, que en dos no se formaron comités y solo en 12 países participan los Ministerios de Planificación (probablemente el numero sea aún menor).

Como el enfoque principal del DIRDN esta en acciones integrales para prevenir que el desastre ocurra en zonas vulnerables, estimulando mayores inversiones para medidas de mitigación, las autoridades de planificación económica y física juegan un rol fundamental. Un conocimiento profundo en estas instancias sobre amenazas y riesgos es necesario en el momento de toma de decisiones.

En efecto, la regulación del uso de suelo, el manejo de aguas y bosques, la adecuación y respeto de los códigos de construcción, el reforzamiento de la infraestructura y servicios básicos comunitarios dan muestras de que la reducción de desastres es posible. En los asentamientos urbanos las medidas estructurales son las mas recomendables, aunque redunden en mayores costos y presenten mayor nivel de incertidumbre. Sin embargo mucho se puede lograr, con la participación activa de la población, mediante el trabajo con las organizaciones de base, con la contribución de la empresa privada y la capacitación.

La tarea es ardua. Hay que enfrentarse con escasos recursos, a la invisibilidad de resultados a corto plazo y a las resistencias de muchos políticos y profesionales, que se muestran renuentes a adoptar las medidas necesarias. Nuestro objetivo será de involucrar a las autoridades de planificación en cada Comité Nacional de Manejo de Desastres.