Cover Image
close this bookDIRDN - Informa - Número 03, Octubre - Diciembre de 1993 (DIRDN)
View the document(introductory text...)
View the documentEditorial
View the documentDIRDN global
View the documentContribuciones - Perspectivas internacionales sobre la planificación para desastres una voz desde El Caribe
View the documentSocios del decenio en acción
View the documentEntrevista
View the documentEncuentros
View the documentMultimedios - Un abanico sobre lo último en bases de datos, publicaciones y audiovisuales.
View the documentPublicación glosario multilingüe favorece la comunicación y evita malos entendidos.

DIRDN global

LA IMPORTANCIA DE LOS COMITÉS NACIONALES PARA EL DECENIO

Para dar cumplimiento a las metas del Decenio, cada país debe formar un Comité Nacional del DIRDN

· En los países vulnerables a los desastres podrán ser organizadas como sistemas nacionales de prevención y atención. Para operacionalizar y garantizar el buen funcionamiento de los mismos, deberán constituirse de manera, interdisciplinaria e interinstitucional, involucrarse con la identificación de prioridades nacionales, formular y poner en marcha planes de mitigación y prevención de desastres.

· Donde ya se establecieron Comités es necesaria brindarles la capacidad necesaria. para que en el desempeña de sus funciones, desarrollen autonomía nacional. para la mitigación de desastres.

· En los Comités deben participar también los ministerios de planificación así como los ministerios que se ocupan de la educación y de los medios de información, con el objeto de integrar la mitigación de desastres en el proceso de planificación nacional. lograr un enfoque interdisciplinario e informar a la población y alcanzar una amplia difusión.

PLANIFICACION Y PREVENCION DE DESASTRES

CLAUDIA CANDANEDO, Miembro del Comité Científico Técnico, DIRDN, Panamá

Un objetivo de todo proceso de planificación consiste en mejorarlas condiciones de vida de la población. Los desastres naturales, generalmente tienen un fuerte impacto negativo, en la calidad de vida de las comunidades. Las víctimas, los danos a la infraestructura, a los cultivos, a las viviendas, a las fábricas, la interrupción del normal funcionamiento de todas las actividades, evidencien los efectos de estos fenómenos. Si a esto le agregamos que los países menos desarrollados son los más vulnerables, se nos presenta como un imperativo, el hecho de integrar los conceptos de prevención de desastres en la planificación nacional y local. Para ello es fundamental demostrar a los niveles de decisión, sean estos políticos, legislativos o administrativos, públicos o privados, los beneficios económicos de invertir en todas aquellas medidas de prevención que tiendan a disminuir los riesgos de pérdidas de vidas y/o propiedades.

Países como los nuestros carecen de estadísticas completas sobre las erogaciones que ocasionan las pérdidas en casos de desastres. Esto dificulta aun mas establecer la relación costo-beneficio, en la toma de medidas para la reducción de riesgos. Sin embargo, los ejemplos y experiencias de muchos países desarrollados, ilustran ampliamente los beneficios de la prevención. Es sabido que muchos proyectos de desarrollo acentúan la vulnerabilidad ante las amenazas o apresuran un efecto natural perjudicial, pero también representan la oportunidad de disminuir riesgos. Asimismo, las acciones cotidianas del hombre pueden acarrear consecuencias adversas que a menudo se clasifican como desastres naturales.


Figura

Otro aspecto a considerar, y de mayor repercusión en los países en vías de desarrollo, es que las consecuencias negativas de los desastres naturales recaen, principalmente sobre los sectores informales de producción. Este hecho dificulta la cuantificación de los efectos económicamente negativos.

Con todo, no debemos perder de vista, que las estrategias para la rehabilitación, después de un desastre, deben incorporar medidas de prevención e integrar en el proceso de desarrollo la variable Reducción de Riesgos. De lo dicho, la importancia de integrar la prevención de desastres en los procesos nacionales y locales de planificación.