Cover Image
close this bookDIRDN - Informa - Número 06-07, Julio-Diciembre 1994 (DIRDN)
View the document(introductory text...)
View the documentEditorial
View the documentDIRDN global
View the documentContribuciones
View the documentSocios del decenio en acción
View the documentTema especial
View the documentEncuentros
View the documentMultimedios
View the documentPublicaciones La Red

Contribuciones

IMPEDIMENTOS PARA LA RECUPERACION DE NEGOCIOS DESPUES DE UN DESASTRE

JOHN A. BOYD, «Small Business Development Center» de la Universidad de las Islas Vírgenes

Nada puede cambiar más rápido el ambiente de los negocios que un desastre. En setiembre de 1989, el Huracán Hugo alcanzó la isla de Saint Croix y destruyó muchos de los pequeños negocios. Después de la tormenta los saqueos destruyeron todavía más de ellos. Los daños a los negocios de la comunidad fueron tan severos que sólo sobrevivió una de las cinco tiendas de comida. Este porcentaje de sobrevivencia fue común en todas las categorías

Aquellos que abrieron sus negocios más rápido obtuvieron ganancias inesperadas debido a la gran demanda y a la poca competencia con que se enfrentaron. La habilidad de respuesta rápida para reabrir dependió de dos factores: el grado de daños de la tormenta (que incluye los saqueos) y el acceso al dinero. La mayoría de los negocios pequeños dependen fuertemente de los bancos como su fuente de capital y con el desastre las relaciones con los bancos se convirtió en crítica.

En el avalúo de un desastre, los seguros de la propiedad y la asistencia financiera aumentan las actividades económicas, sin embargo, toma mucho tiempo antes que las víctimas del desastre reciban su pago. Cuando ocurrió la tormenta, Saint Croix estaba en medio de un auge económico. Los análisis de todos los indicadores económicos disponibles confirman que de 1986 a 1991 1a economía de las Islas Vírgenes de EE.UU. estaba superando la economía norteamericana en general y que por lo tanto era un lugar seguro para que los bancos hicieran préstamos. Además, el interés a largo plazo de los bancos podría ser mejor atendido por una economía rejuvenecida y estable. Por lo tanto, es interesante ver como los bancos respondieron a las oportunidades presentadas después de un desastre.

Antes de la tormenta, habían cinco bancos multinacionales operando en Saint Croix. Es interesante resaltar que los bancos de Estados Unidos respondieron diferente a los de Inglaterra y Canadá. Para el banco inglés fue un negocio en forma normal. El banco tenía una reputación de búsqueda de grandes préstamos y continuó con esta misma política. El banco canadiense estaba dirigido más aprestamos personales y pequeñas empresas. Después del desastre, ellos dieron a todos los clientes tres meses de tiempo para el pago de intereses y préstamos y luego continuaron sus negocios como normalmente lo hacían.

A pesar de que los bancos de Estados Unidos fueron los primeros depositarios de la asistencia y reaseguro en la zona del desastre, respondiendo a las necesidades de las empresas y las personas para reemplazar los bienes que habían sido dañados; los bancos estadounidenses disminuyeron sus actividades de préstamos en la comunidad y utilizaron los depósitos relacionados con la tormenta para hacer préstamos a otras comunidades no afectadas.

Debido a la falta de capital pequeñas empresas locales y a los atrasos en recibir asistencia después del desastre y de los trámites de los seguros, empresas foráneas inundaron la comunidad cosechando ganancias inesperadas. Cuando la fase de reconstrucción después del desastre se calmó, éstas se retiraron con SUS ganancias dejando a la comunidad y sus empresas en una recesión económica.

Para una economía post-desastre más saludable, otras comunidades deberían incluir representantes de los Bancos durante el proceso de planificación post-desastre para monitorear actividades de préstamos durante la fase de rehabilitación y reconstrucción. Las víctimas de tormentas deberían hacer depósitos en los bancos que aportan a la comunidad afectada.

Hay una ponencia completa en inglés sobre este tema disponible en la Universidad de las Islas Vírgenes, 4200 United Shopping Plaza, Suite #5, Sion Farm, St. Croix, US Virgin Islands. Fax: (1 809) 778 7629

SOLICITUD DE SUSCRIPCIÓN

Nombre y apellido ___________________________________________________
Organización o institución _____________________________________________
Dirección __________________________________________________________
Ciudad o país _______________________________________________________
Comentarios

Favor enviar por correo normal o facsímil (no certificado)

Devolver a: Oficina Regional DIRDN
Aptdo 3745 - 1000
San José, Costa Rica