Cover Image
close this bookDIRDN - Informa - Número 06-07, Julio-Diciembre 1994 (DIRDN)
View the document(introductory text...)
View the documentEditorial
View the documentDIRDN global
View the documentContribuciones
View the documentSocios del decenio en acción
View the documentTema especial
View the documentEncuentros
View the documentMultimedios
View the documentPublicaciones La Red

Tema especial

ORGANIZACION DE LA REDUCCION DE DESASTRES

Como tema especial en este número del boletín, anunciado en el Editorial, hemos optado por dar noticias sobre el desarrollo de la organización nacional de manejo de desastres en algunos países de nuestra región. La proclamación del DIRDN instaba a los países del mundo de crear Comités Nacionales de DIRDN que se encargaran principalmente de identificar vacíos en el campo amplio de manejo de desastres del país para cumplir las metas de DIRDN, impulsar y monitorear programas de mitigación de desastres y promover el tema a nivel institucional y a la población en general. Se procuraba que los Comités Nacionales tuvieran una amplia representación de los organismos de manejo de desastres, ministerios de educación, salud, planificación, ONGs, Universidades, los medios de comunicación e instituciones afines al tema.

Hay países en la región donde estos Comités Nacionales realmente han funcionado. Por lo general son coordinados por la Comisión de Emergencia o la Defensa Civil. Solo como ejemplo mencionaríamos a Perú, que tiene su Comité Nacional de DIRDN como ad hoc al Instituto Nacional de Defensa Civil, el cual ha desarrollado una serie de actividades Y campanas locales y nacionales impulsadas como iniciativas interinstitucionales en el marco de DIRDN.

Argentina ha sido el país de la Región que oficialmente no había constituido su Comité Nacional de DIRDN, Posterior a la Conferencia Mundial de Reducción de Desastres en mayo de 19.94 se han reunido en varias ocasiones los principales organismos relacionados con el tema a nivel nacional y ya se formuló un Decreto Ley para impulsar una mayor coordinación a nivel nacional en formulación de políticas, programas y campañas en Argentina.

El DIRDN finaliza en el año 2000; por eso, lo más importante será que los Comités Nacionales de DIRDN se transformen en instituciones o sistemas nacionales, interdisciplinarias e interinstitucionales para un mayor nivel de coordinación y reducción de desastres a largo plazo

Guatemala:

EL DECENIO INTERNACIONAL Y SU INFLUENCIA EN LA PARTE LEGAL DE LOS DESASTRES

La Comisión del Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales de Guatemala, en cumplimiento a las políticas y estrategias de las Naciones Unidas relacionadas con el DIRDN y las metas y estrategias surgidas y apoyadas en las conferencias sobre reducción de desastres llevadas a cabo en Cartagena de Indias, Colombia y Yokohama, Japón; ha impulsado, a partir de agosto del presente año el Proyecto de Ley para ampliar y agilizar los mecanismos institucionales que mejoren la capacidad de absorber el impacto del desastre.

Este Proyecto ha sido preparado a través de una perspectiva multidisciplinaria y de un enfoque multisectorial que permitirá agilizar la capacidad de respuesta de la población y del Estado, que coadyuven a reducir al mínimo la pérdida de vidas humanas, daños materiales y estancamiento del proceso de desarrollo.

A través de 16 sesiones de trabajo, el Comité Nacional de Emergencia de Guatemala (CONE), conjuntamente con la Comisión de Salud y Seguridad Social del Congreso de la República, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Secretaría General de Planificación Económica (SEGEPLAN), la Unidad de Desastres del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social y el personal asesor, cumplieron con la fase de discusión y revisión de los borradores correspondientes del Proyecto Ley. El 5 de agosto de 1994, el documento fue enviado a la Presidencia del Congreso de la República como «Iniciativa de ley con título: CREACION DEL SISTEMA NACIONAL PARA LA REDUCCION DE DESASTRES -SINRED-».

El proyecto de ley se contempla dentro del contexto del DIRDN. Además de dirigir los estudios de las amenazas y actividades operativas a desarrollar en las tres fases del desastre (antes, durante y después), propone soluciones técnicas que se orientan a lograr avances significativos en soluciones de carácter social, cultural y económicamente aplicables, concordantes con las resoluciones emanadas del Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres. La iniciativa de Ley se encuentra en revisión por el Parlamento.

Para mayor información contactar: Coronel Marco A. Fuentes Maldonado, Coordinador General de CONE, Av. Hincapié 21-72, Zona 13, Ciudad de Guatemala. Fax: (502 2) 326716. Fax: (502 2) 32 6003.

ONEMI EN CHILE FORTALECIDO


Figura

La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior de Chile (ONEMI) fue creada en el año 1974 (Decreto Ley No. 369) y como pioniera en su campo sirvió de ejemplo para muchas iniciativas de organización de la protección civil en toda América Latina. La autosuficiencia chilena en el manejo de los desastres ha sido puesta a prueba durante numerosos terremotos, tsunamis, inundaciones y actividades volcánicas. Sin embargo, en la década pasada empezó a declinar su protagonismo en la región y, debido a problemas internos, la institución empezó a perder credibilidad a nivel nacional.

En mayo de 1994 se designó como nuevo Director de ONEMI al Dr. Alberto Maturana Palacios, médico cirujano que ha dedicado más de 20 años a la medicina de Urgencia en la Asistencia Pública de Santiago. El Dr. Maturana, en su nueva responsabilidad, ha volcado la preocupación prioritaria al tema de las emergencias y la imagen de ONEMI. Asumió la misión de dotar al país de una nueva política de protección civil, partiendo por poner en marcha un ambicioso Plan de Desarrollo Institucional sustentado en una estrategia cuyos elementos fundamentales son los siguientes:

1. Mejorar el manejo local de las emergencias, basado en la regionalización del país, que obliga a las Intendencias, Gobernaciones y Municipalidades a administrar sus propios recurso, para que en caso de desastres y emergencias se produzca una respuesta pronta y eficaz en beneficio de sus respectivas comunidades.

2. Dar énfasis a la prevención y mitigación. Para esto, se toma en cuenta la estrecha relación que existe entre el desarrollo sustentable y el impacto de las emergencias y desastres, eventos que comprometen la prosperidad económica, el equilibrio ambiental y la estabilidad social del país, además de golpear severamente a los grupos más vulnerables.

3. Eliminar la burocracia en el manejo de las emergencias ya que éstas requieren de respuestas prontas y adecuadas a cada caso específico. Por ello, es fundamental el fortalecimiento de la organización de las comunidades para el adecuado cumplimiento del rol de Coordinador Nacional que corresponde a ONEMI frente al Sistema Nacional de Protección Civil.

4. Poner en marcha un amplio Programa de Capacitación Regional, en cada uno de estos conceptos centrales, que involucre a los Gobiernos Locales, sus encargados de emergencia y las instituciones del Sistema Local de Protección Civil.

Consecuente con estos propósitos, el Dr. Alberto Maturana Palacios personalmente encabezó un equipo de profesionales de ONEMI que durante un trimestre recorrió las 13 regiones del país. Gracias a esto, se completó un ciclo de Seminarios de Capacitación para nivelar el conocimiento de los conceptos de protección civil, flujos y administración de información de emergencia y estructuración de un plan operativo para el nivel comunal, a fin de fortalecer la capacidad de respuesta local frente a conflictos naturales y tecnológicos.

El 8 de agosto de 1994 ONEMI, preocupada por abordar la problemática de los desastres tecnológicos, convocó a los Carabineros de Chile (policía), al Ministerio de Salud y a la Academia Nacional de Bomberos para suscribir la Declaración «POR UN CHILE MAS SEGURO EN EL SIGLO XXI», base y fundamento central de un trabajo conjunto destinado a dotar al país de un Centro de Documentación y Banco de Datos sobre Sustancias Peligrosas.

El Director de la ONEMI, en el marco del Comité Nacional de Emergencia constituido en julio de 1994, instituyó octubre como el MES DE LA PROTECCION CIVIL y en este año consideró tres actividades principales:

1. MUESTRA DE RECURSOS HUMANOS Y TECNICOS DE LAS INSTITUCIONES DEL SISTEMA en la Plaza de la Constitución de la capital y en la que participaron más de 40 entidades.

2. SEMINARIO INTERNACIONAL «DESASTRES Y ACCIDENTES EN GRANDES URBES». Reunió en tres talleres paralelos a delegaciones y especialistas de Naciones Unidas, Chile, Brasil, Argentina, Paraguay, Suiza. Estas actividades fueron: a) Sustancias Peligrosas; b) Socorro Humanitario; y c) Emergencias Complejas. Estas jornadas permitieron también a ONEMI fortalecer su relación internacional y a la vez retamar una promoción de liderazgo a nivel latinoamericano.

3. SIMULACRO BIREGIONAL DE TERREMOTO. Efectuado en la Región Quinta y el Area Metropolitana (zonas más pobladas del país) el 28 de octubre con el fin de evaluar la capacidad de respuesta coordinada del Sistema Nacional de Protección Civil. El trabajo de evaluación de este ejercicio se está desarrollando a través de talleres de análisis en el marco del Comité Nacional de Emergencia que generará documentos con importantes recomendaciones para perfeccionar la respuesta.

Paralelamente a estas acciones, ONEMI ha venido impulsando un Programa de Comunicación Social que se inició con el fortalecimiento de la imagen técnica de la institución y que ha continuado con estrategias concretas de inserción de la prensa en el manejo de desastres.


Figura

Con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo se está llevando a cabo un proyecto que tiene por objetivo fortalecer el sistema nacional de preparación y prevención de desastres, perfeccionar la capacidad de respuesta frente a situaciones de desastres y emergencias en Chile y presentar una propuesta de modificaciones legislativas.

Para mayor información: Dr. Alberto Maturana, Director ONEMI, Beaucheff 1637, Clasific. 1-C, Correo 25, Santiago de Chile. Fax: (562) 6721 899/671 8333.

Islas Vírgenes Británicas

UNA FORMA CARIBEÑA DE ORGANIZAR LA REDUCCION DE DESASTRES

Las Islas Vírgenes Británicas es un territorio localizado en el Mar Caribe al este de Puerto Rico, con una población de 17.000 personas. Como la mayoría del territorio caribeño, estas islas son afectadas por huracanes, inundaciones, actividades sísmicas, deslizamientos de tierra y contaminación de agua. El desastre más reciente fue provocado en 1989 por el Huracán Hugo que dejó a 100 personas sin vivienda, daño más de 900 casas y negocios, y causó perdidas directas estimadas entre US$35 y $40 millones, lo cual es más de los gastos recurrentes del gobierno en 1989.

La Oficina de Preparativos para Desastres (ODP, siglas en inglés) de las Islas Vírgenes Británicas está organizada como una oficina gubernamental bajo el vicegobernador de las Islas. Es dirigida por un Coordinador Nacional de Desastres quien reporta a su vez al Comité Asesor de Emergencia Nacional (NEAC), presidido por el Vice-gobernador Sr. Elton Georges. NEAC es un comité interinstitucional que se reúne al menos una vez al año para revisar los reportes y apoyar programas de trabajo; también se reúne en caso de desastre. La organización de NEAC consiste en siete subcomités que han permanecido activos durante los últimos años. Estos comités son: Comité de Refugios, Comité de Evaluación de Daños, Comité de Información Pública y Educación, Comité de Telecomunicaciones, Comité de Distribución de Alimentos, Comité de Limpieza de Vías y Logística, y Comité de Administración y Finanzas.

Desde hace dos años se ha puesto en práctica un programa exhaustivo de capacitación en manejo de desastres, preparación de la comunidad, evaluación de daños y manejo de refugios. Para los próximos años se le dará prioridad a reforzar el programa de refugios.

Se está llevando a cabo un programa de evaluación de riesgos (amenazas y la vulnerabilidad) con el propósito de integrar estos aspectos dentro del proceso de planificación de desarrollo. La Agencia de Desarrollo Británico Ultramar (ODA) financiará parte de este programa que incluye la formulación de un Programa de Reducción de Pérdidas. La información y las recomendaciones sobre desastres y riesgos redactadas por ODP fueron incorporadas al Plan de Desarrollo Físico Nacional de la Islas preparado recientemente.

Por otra pártese está desarrollando y poniendo en funcionamiento un sistema de información sobre preparativos en caso de desastre a través de la Unidad de Manejo Telefónico. Esta información, puede ser accesada por toda persona que disponga de un teléfono. El sistema incluye información sobre condiciones climáticas, consejos sobre preparativos en caso de huracanes, información sobre preparativos en caso de terremotos y preparativos comunitarios, preparativos en caso de huracán para la comunidad de boteros y un calendario con las futuras actividades de ODP. A través de un Centro de Operaciones de Emergencia ODP también brinda información diaria sobre el clima durante la época de huracanes a instituciones gubernamentales y organizaciones privadas.

Un Sistema de Información Geográfica, el ArcView Software Programme, fue instalado por el Departamento de Planificación Municipal, ente encargado de la digitación de información sobre albergues, densidad de población, redes de carreteras, líneas vitales, comunicación, etc. para la ODP.

Las Islas Vírgenes Británicas han estado activamente involucradas en seguir los objetivos del DIRDN desde el inicio de la Década. Cada Día Internacional para la Reducción de los Desastres es ampliamente celebrado y utilizado como una Campaña Pública de prevención y preparativos en caso de desastre. Estas actividades normalmente incluyen charlas en escuelas, concursos en emisoras de radio. El Centro de Operaciones para Emergencias se abre para el público, se dictan conferencias, concursos de dibujo para niños y otras actividades similares.

Uno de los nuevos desafíos tomados por la ODP durante 1994 y 1995 será la coordinación de un Programa Intersectorial de Mitigación que promueva acciones gubernamentales para la reducción de los riesgos con el fin de ayudar a llevar a cabo las metas de un amplio sector de la comunidad para un desarrollo social y económico sin necesidad de incrementar el riesgo de peligros naturales y tecnológicos.

Las Islas Vírgenes Británicas es un territorio pequeño, pero como vamos, con una gran conciencia de cómo las medidas para la reducción de los desastres son necesarias para garantizar un desarrollo sostenible.

El documento «Evaluación del Huracán Hugo, un Enfoque de los Problemas del Desarrollo Sostenible en las Islas Vírgenes Británicas» (solo en inglés) fue preparado en 1993 con la ayuda y asistencia técnica de la OPS. En este documento se identifican importantes lecciones y recomendaciones sobre las medidas de mitigación más necesarias que pueden ser integradas en las futuras tendencias de desarrollo. Este documento está disponible en el Centro Regional de Documentación de Desastres, Aptdo Postal 3745-1000, San José, Costa Rica.

Para mayor información escribir a: Sr. Elton Georges, NEAC, Gobierno de las Islas Vírgenes Británicas, Road Town, Tortola British Virgin Island, West Indies. Fax (1-809) 494-2024.

Venezuela

FUNDAPRIS Y SU APORTE A LA PREVENCION DEL RIESGO SISMICO EN MERIDA

Venezuela tiene iniciativas muy interesantes en los diferentes campos de la reducción de los desastres. Estas no son conducidas o coordinadas por un sólo sistema Nacional, sino que son manejadas por sectores específicos o por Estados. Por ejemplo, existen reconocidos equipos de búsqueda y rescate, programas Universitarios en protección civil y una Defensa Civil muy bien organizada en el Estado de Táchira; planes de contingencia por sectores específicos como en los campos petroleros del Lago Maracaibo o de la Metro en Caracas, colegios de ingenieros y arquitectos que trabajan en campos de Ingeniería sísmica y microzonificación sísmica, etc.

En abril de 1994, un nuevo y dinámico director asumió la Dirección Nacional de la Defensa Civil, el Ing. Angel Ramón Freytez. El Ing. Freytez tiene una larga trayectoria en la dirección de los Cuerpos de Bomberos y la intención de retamar el liderazgo de coordinación a nivel nacional en lo que refiere al manejo de los desastres. A nivel de los Estados como Sucre, Carabobo y Mérida hay iniciativas propias de organización y prevención ante los desastres.

Un ejemplo de estas iniciativas está en el Estado de Mérida, Venezuela, que está atravesado en su totalidad por la Falla de Boconó, una de las de mayor potencial sísmico del país.

En el año 1979, el Ejecutivo del Estado de Mérida decretó la creación de la Comisión Especial de Asesoría para la Prevención del Riesgo Sísmico (CEAPRIS) con el objeto de asesorar a los organismos oficiales, públicos y privados en materia de prevención y mitigación del riesgo sísmico.

CEAPRIS, fue reestructurada en el año 1993 con el fin de integrar una Junta Directiva y cuatro subcomisiones de trabajo, se incluyó en la Red Sismológica de los Andes Venezolanos y en ese mismo año, se transformó en una fundación con las mismas características de la anterior Comisión pero con personalidad jurídica propia y mayor autonomía económica y operativa.

Cada una de las subcomisiones de trabajo está constituida por varios representantes de organismos académicos, públicos y privados con injerencia en las áreas de educación y capacitación, construcción y desarrollo urbano, manejo de emergencias sísmicas, y estudio y zonificación de riesgos naturales.

En el área de educación y capacitación se han puesto en funcionamiento programas de prevención sísmica en la educación básica que han permitido adiestrar a un gran porcentaje de los directivos, docentes y alumnos de todo el estado en aspectos relativos al origen, naturaleza, consecuencias de los sismos y la forma de evitar sus efectos. Asimismo, se han establecido programas de disminución de la vulnerabilidad de los institutos educativos y de difusión de información sísmica a la comunidad.

En materia de construcción y desarrollo urbano existen programas que han permitido la evaluación pre y post Sísmica de un número considerable de edificaciones importantes, así como, de las viviendas populares en todo el estado. Por otra parte, se han establecido programas de integración de los profesionales de la construcción a las tareas de interpretación y aplicación de las normativas sísmicas. Se han propiciado iniciativas para llevar adelante un Plan Regional de Emergencia para el Estado de Mérida. Estos trabajos, incluyen diagnósticos urbanos y rurales, evaluación de recursos de emergencia, rescate y socorro, coordinación entre organismos de prevención y atención de emergencias, etc.

Por último, se han realizado investigaciones destinadas a zonificar y caracterizar los riesgos naturales en la región. Estos programas incluyen la instrumentación de toda la zona andina con redes de instrumentos geofísicas de carácter preventivo y predictivo, así como la prevención a la comunidad y a las autoridades sobre procesos naturales que representan una amenaza para la vida y la propiedad.

Para mayor información contactar a: Geol. Efrén J. Perez, Secr. Ejecutivo FUNDAPRIS, Apartado Postal 110, Mérida, Venezuela. Fax: (58 74) 401286/401338. Ing. Angel Ramón Freytez, Director Nacional de Defensa Civil, Los Chaguaramos, Caracas. Tel. (58-2) 662 3205.

Colombia

SISTEMA NACIONAL PARA LA PREVENCION Y ATENCION DE DESASTRES

La creación del Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres de Colombia se considera como una "herencia positiva" de las lecciones que dejó la erupción del Volcán Nevado de Raíz en 1985, que cobró más de 25.000 vidas. En 1986 se creó una Oficina de Atención a Desastres en la Presidencia de la República (con apoyo de PNUD) que luego resultó en una ley 46 de 1988 y un decreto 919 en 1989. El Sistema Nacional fue instituido con entidades del estado ya existentes en todos los niveles y sus acciones se realizan en forma descentralizada. Es coordinado por una Dirección Nacional del Ministerio del Interior.

El Sistema de organización colombiana ha servido de modelo para muchos países de la región, igual que el Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC) de México. SINAPROC también fue creado después de un devastador desastre: el terremoto de grado 8,1 escala Richter en el Distrito Federal de México en 1985, que cobró más de 10.000 vidas.


Figura

El órgano máximo es el Consejo Nacional de Protección Civil, que es encabezado por el Presidente de la República.

Para mayor información, contacte:

Dr. Omar Darío Cardona, Dirección Nacional para la Prevención y Atención de Desastres en Colombia, Calle 26 No. 13-19 Piso 26, Santa Fe de Bogotá, Colombia. Tel.: (57-1)283 4966 Fax: (57-1) 286 04 85

Ing. Raúl García Leal, Dirección General del Sistema Nacional de Protección Civil. Abraham González No. 48, 2do. Piso, Col. Juárez 06699, México D.F., 06699. Tel. (52 5) 592 0946. Fax (52 5) 566 5397.

ECUADOR AVANZA HACIA EL CUMPLIMIENTO DE LOS OBJETIVOS DEL DIRDN

Durante 1994 se han dado importantes pasos hacia el cumplimiento de los objetivos del DIRDN en Ecuador. El primero de ellos consiste en la incorporación de la problemática de los desastres como un aspecto prioritario dentro de la «Agenda para el Desarrollo», documento que expresa la voluntad política para enfrentar los problemas más acuciosos y de prioritaria atención en el país, que son considerados por el gobierno como la base para la planificación.

Gracias a esto, por primera vez en muchos años, las entidades nacionales, regionales y locales que atienden las actividades de prevención, mitigación y preparativos para desastres tendrán dentro del presupuesto general del Estado, partidas específicas destinadas para el efecto por un monto de aproximadamente 2 millones de dólares para el año 1995.

Por otro lado, en el último semestre de este año, se ha iniciado un interesante proceso que tiene por objeto fortalecer y transformar el «Sistema Nacional para la Prevención y Administración de Desastres», el mismo que pone especial énfasis en la Prevención de Desastres con un enfoque sistemático, descentralizado, multidisciplinario y multisectorial y que busca fortalecer y aprovechar al máximo las capacidades existentes.

Con el apoyo del Departamento de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas y un consultor internacional, se han definido los elementos fundamentales del Sistema y se está trabajando en la definición de los roles y responsabilidades de las diferentes entidades del Estado, sector privado y comunidades que conformarám dicho Sistema y la posible estructura y normas que serán necesarias para su buen funcionamiento.

El apoyo gubernamental a esta iniciativa ha sido uno de los aspectos gravitantes y decisorios en este proceso. La Comisión Asesora Ambiental y el Consejo de Seguridad Nacional, entes que dependen directamente de la Presidencia de la República, se encuentran participando y liderando este proceso en sus diferentes fases.

Para mayor información contactar a: Ricardo Mena, Asesor Técnico Regional para América Lationa, Departamento de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas-Quito, Shyris 1240 y Portugal, Of. 504. Tel/fax: (593 2) 469-810.