Cover Image
close this book14. Panorama global de las diferencias entre pobres y ricos en la utilización de la atención al parto
View the document(introduction...)
View the documentResumen
View the documentIntroducción
Open this folder and view contentsDescripción de las disparidades entre pobres y ricos
Open this folder and view contentsEn busca de explicaciones de las disparidades entre pobres y ricos
Open this folder and view contentsImplicaciones
View the documentAgradecimientos
View the documentReferences

Introducción

Más de una década después de que se emprendió la Iniciativa por una Maternidad Segura (Mahler 1987), la mortalidad materna sigue cobrando un fuerte tributo en la mayoría de los países en desarrollo (Donnay 2000). No cabe duda de que el peso de la morbilidad y la mortalidad maternas recae de manera desproporcionada en las mujeres pobres y de baja educación. Es probable que la subutilización de los servicios de salud materna constituya uno de los factores principales que contribuyen a la mortalidad materna entre las mujeres en condiciones socio-económicas en desventaja.

El propósito de este artículo es ofrecer una panorama global de las desigualdades entre pobres y ricos en lo que se refiere a la utilización de los servicio de salud materna. Dicho panorama se presenta en dos partes, la primera descriptiva, y la segunda, explicativa.

La sección descriptiva proporciona información básica sobre las disparidades entre pobres y ricos en la utilización de los servicios de salud materna y, en particular, en lo que se refiere a la atención al parto. Se abordará la cuestión de si los patrones de desigualdad son similares en los países en desarrollo. No cabe duda de que, en éstos, las mujeres con un bajo nivel de educación presentan una menor utilización, pero cabe preguntar si entre los diferentes países existen variaciones importantes en este sentido.

La sección explicativa evaluará las posibles explicaciones del vínculo que existe entre la pobreza y los servicios de salud materna. Se analizará el papel que desempeña la pobreza en comparación con otras formas de desventajas socio-económicas, en especial las que se relacionan con la ausencia de educación o con un bajo nivel de la misma. Adicionalmente se ofrecerá una perspectiva sucinta de los factores que, según se ha sugerido, pueden mediar los efectos de las desventajas socio-económicas en la utilización de la atención al parto.

Esta perspectiva se basa en parte en los resultados de estudios que se presentan en publicaciones accesibles tales como revistas internacionales. Desafortunadamente, la evidencia en ellos es fragmentaria y procede de unos pocos países e incluso, al interior de los mismos, de regiones, ciudades o poblados específicos. No es claro hasta qué punto esta evidencia puede extrapolarse hacia otras áreas o países del mundo en vías de desarrollo. Por ello, con el fin de construir un panorama global, hicimos que nuestros resultados dependieran en gran medida de datos disponibles procedentes de análisis e informes recientes que fueron elaborados con base en datos del programa internacional de la Encuesta Demográfica y de Salud (EDS). Todas las figuras y cuadros ilustrativos que se presentan en el presente artículo se basan en estos análisis EDS. Para la localización de otros materiales ilustrativos, el lector es remitido a las publicaciones que se enumeran al final del artículo (disponibles a solicitud con el Segundo autor).

El enfoque de este documento es la utilización de la atención al parto, más que la mortalidad materna misma. La principal razón para ello es que, hasta donde sabemos, hay muy poca evidencia empírica sobre las diferencias entre pobres y ricos en lo que toca a la morbilidad y mortalidad maternas. Algunos pocos estudios que producen estimaciones válidas ( e.g . Kestler 1995), pero con frecuencia las estimaciones de las diferencias entre pobres y ricos se encuentran notoriamente sesgadas ( e.g . Jagdish & Cleland 1996). Esta carencia de información subraya la naturaleza 'escondida' de los problemas de salud materna (Graham & Campbell 1992, Sadana 2000). Una razón más para enfocarse en la atención al parto es la existencia de un estrecho vínculo entre la atención al parto y la mortalidad materna. Las estimaciones de la OMS sugieren que de 88 a 98 por ciento del total de las muertes relacionadas con el embarazo podrían evitarse si todas las mujeres tuvieran acceso a servicios eficaces de atención a la salud reproductiva. En el ámbito internacional, existe una fuerte asociación inversa entre las tasas de mortalidad materna nacionales y los niveles nacionales de utilización de la atención al parto. Se encontró una correlación de menos 0.71 con los datos de utilización que se presentan en la figura 1.