Cover Image
close this bookLecciones Aprendidas en América Latina de Mitigación de Desastres en Instalaciones de la Salud (PAHO-OPS, 1997, 116 p.)
View the document(introduction...)
View the documentPrefacio
View the documentIntroducción
Open this folder and view contentsCapítulo 1: Antecedentes
Open this folder and view contentsCapítulo 2: Costo - efectividad
Open this folder and view contentsCapítulo 3: Experiencias en América Latina en materia de mitigación y estudios de vulnerabilidad. Estudios de casos
View the documentCapítulo 4: Conclusiones y recomendaciones
View the documentAnexo 1: Estrategia para implementar un programa nacional de mitigación de desastres en hospitales (Orientado a la reducción de la vulnerabilidad sísmica)
View the documentAnexo 2: Escala de Richter
View the documentAnexo 3: Escala modificada de Mercalli
View the documentAnexo 4: Listado de abreviaciones

Anexo 1: Estrategia para implementar un programa nacional de mitigación de desastres en hospitales (Orientado a la reducción de la vulnerabilidad sísmica)

Objetivo: Garantizar el funcionamiento de los hospitales después de la ocurrencia de un desastre.

· Reducir la vulnerabilidad.
· Ejecución a un costo razonable.
· Garantizar la continuidad del servicio.

I. Formulación de un grupo coordinador

Este equipo multidisciplinario de expertos idealmente debe estar integrado por ingenieros (estructural, equipamiento, sanitario, líneas vitales, instalaciones), arquitecto, sismólogo, etc...

Este grupo de expertos será el encargado que se consideren los siguientes aspectos:

· Estructura
· Elementos arquitectónicos
· Líneas vitales
· Equipamiento
· Organización
· Entorno

II. Descripción del Sistema de Salud

Se debe analizar el sistema de salud en su globalidad, tanto desde una perspectiva histórica como organizativa. El análisis debe incluir instituciones del sector público (Ministerio de Salud, Seguridad Social, Fuerzas Armadas) y del sector privado, esquematizar sus interacciones, cuantificar hospitales según su complejidad, etc...

III. Estimación de la Amenaza

En el caso del fenómeno sísmico debe establecerse la sismicidad general y local, en términos de intensidad máxima y efectos locales. Si la información científica para las zonas se encuentra sistematizada, será posible definir aceleraciones del suelo y desplazamientos esperados y espectros de diseño.

Debe tomarse en cuenta una decisión sobre la vida útil de una edificación hospitalaria (se estima que 30 años es una cifra razonable, tanto desde el punto de vista estructural como funcional).

Adicionalmente, debe definirse el nivel de riesgo aceptable (definición con base en criterios técnicos, económicos, políticos y sociales)

IV. Evaluación preliminar de vulnerabilidad.

Secuencia:

· Calificación y priorización.

· Elección de metodología apropiada.
· Capacitación multisectorial para evaluación rápida.

· Valoración de vulnerabilidad:

· Estructural
· No Estructural
· Organizativa

V. Selección de edificios a ser analizados

Un criterio de selección, por ejemplo, es escoger a los de alta vulnerabilidad en zonas de alta amenaza para otorgarles prioridad.

VI. Evaluación cuantitativa de las estructuras seleccionadas

Esta evaluación será a nivel de detalle y se plantearán soluciones según normas específicas.

· Planos arquitectónicos, estructurales, instalaciones, etc...
· Trabajo de campo para completar planos y verificar si el diseño se ejecutó en la realidad.
· Estudio de materiales: núcleos, ensayos de tracción en barras, etc...
· Modelación matemática: SAP90, SuperEtabs, etc..., dependiendo de la tipología sismorresistente.
· Anteproyecto de reforzamiento vs. costo-efectividad.

VII. Priorización para proyectos de inversión

En esta selección pueden intervenir criterios organizativos, políticos, técnicos y financieros. Si no se cuenta con recursos suficientes para intervenir todos los hospitales, podrá planificarse el desarrollo de un programa a mediano plazo.

VIII. Diseño detallado de la intervención y gestión del financiamiento

En esta fase se elabora el proyecto específico para el reforzamiento del hospital, tomando en cuenta que debe procurarse la operatividad del servicio mientras se ejecutan las obras. El financiamiento idealmente debería provenir de recursos nacionales.

IX. Ejecución